Vitaminas: ¿Qué son las Vitaminas, Vitaminas Hidrosolubles y Liposolubles. Tipos, Descripción y Efectos

Las vitaminas (del latín "vita" = vida e "ina" = sustancia) término acuñado en 1912, por Benjamín Funk, un bioquímico de nacionalidad polaca, son compuestos orgánicos, que el organismo animal no puede sintetizar, y que por lo tanto debe incorporar externamente por medio de su dieta, ya que son imprescindibles para que el organismo de los animales crezca y se desarrolle. La única vitamina que el cuerpo sintetiza es la D. Si el organismo carece de alguna vitamina se denomina avitaminosis, y si la tiene en cantidad insuficiente, hipovitaminosis. Cuando existe exceso de vitaminas, que en general, no se produce por la ingestión natural de alimentos, sino por productos farmacéuticos, se llama hipervitaminosis.

Las vitaminas no producen energía pero provocan su liberación. El cigarrillo, el café, el té, y el alcohol, son enemigos de las vitaminas. No se recomienda tomar té o café en seguida después de comer.

Existen vitaminas hidrosolubles (que se disuelven en agua) como las del complejo vitamínico B, y la vitamina C, y otras liposolubles (que se disuelven en lípidos) como la vitamina A, la D, la E y la K.

La vitamina A (retinol o antixeroftálmica) esencial para la piel los dientes y la visión, la encontramos en la manteca, la leche, las zanahorias, el tomate, la yema de huevo, y las espinacas.

La vitamina B, está formada por 12 sustancias y es imprescindible para el sistema nervioso. La hallamos en el hígado, las espinacas, las coles y la yema de huevo.

La vitamina C (antiescorbútica) se encuentra en frutas, sobre todo en cítricos, y verduras. La carencia de esta vitamina origina una enfermedad llamada escorbuto, que produce hemorragias, hinchazón de encías, y en casos extremos paro cardíaco.

La vitamina D (calciferol o antirraquítica) es fundamental para la regulación del fósforo y el calcio en la sangre. La falta de calcio ocasiona el raquitismo. La encontramos en los huevos, la leche, los aceites de hígado, y en las grasas animales.

La vitamina E (tocoferol) abunda en todos los aceites,. Es importante para evitar la esterilidad. También interviene en la formación de músculos y glóbulos rojos.

La vitamina K (antihemorrágica), tiene importancia en la coagulación sanguínea, y la encontramos en verduras de hojas verdes, cereales kiwi, bananas, carne, leche, huevos, soya, aceite de oliva y perejil.

¿Qué son las Vitaminas? Funciones, Tipos, Descripción y Efectos

VitaminasLas vitaminas son aquellas sustancias indispensable para la vida que el organismo es incapaz de producir directamente, por lo cual deben ingerirse con los alimentos; su ausencia ocasiona serias enfermedades. Los alimentos que tienen gran cantidad de vitaminas se conocen como alimentos reguladores.

Casi todas las vitaminas esenciales no pueden ser de ninguna manera sintetizadas por el propio organismo, es decir, elaboradas por este, por lo cual la única manera de poder obtenerlas y que ingresen a nuestro cuerpo es a través de los alimentos naturales.

Básicamente las vitaminas son nutrientes, las cuales en conjunto con otros elementos nutricionales hacen las veces de catalizadores de todos aquellos procesos fisiológicos directos e indirectos.

No resulta ser muy alto el grado de requerimiento de vitaminas que necesita el cuerpo diariamente, sino tan solo dosis de microgramos o miligramos contenidas en grandes cantidades de alimentos naturales. Lo ideal es un equilibrio, porque tanto el consumo en exceso como su falta puede desencadenar enfermedades que van desde trastornos leves a graves y muy graves, como la demencia y en los casos más extremos hasta puede peligrar la vida.

Entre sus principales beneficios se destaca su función antioxidante que ayudará a prevenir las distintas formas del cáncer, por ejemplo, consumir alimentos ricos en la vitamina E será una buena manera de prevenir el cáncer de próstata.

En tanto existe un nombre para designar ese exceso o escasez en cuanto a vitaminas, avitaminosis, cuando se registra deficiencia e hipervitaminosis, cuando nos encontramos con un caso de exceso en el consumo de las mismas.

Las vitaminas se clasifican según su solubilidad: si es en agua, hidrosolubles o en lípidos, liposolubles.

En los seres humanos hay 13 vitaminas, 9 de ellas hidrosolubles, 8 correspondientes al complejo B y la vitamina C y 4 liposolubles, A, D, E, K.

Las vitaminas pertenecientes al grupo B resultan fundamentales para el correcto funcionamiento del cerebro y el metabolismo y corresponden al grupo de las hidrosolubles, lo cual implica que fundamentalmente serán eliminadas a través de la orina, hecho que obliga a tener que consumirlas casi diariamente.

Ahora bien, dónde encontrarlas es la cuestión…principalmente en los vegetales crudos, por ello lo recomendable es igualar o superar el consumo de 5 raciones de vegetales o frutas secas al día y evitar aquellos procesos que provoquen la pérdida de estas en exceso, como ser: evitar cocciones muy largas de los alimentos que las contienen, evitar aquellos alimentos preparados, comer las pieles de las frutas y las cáscaras de los cereales porque allí es donde más se concentran, entre otros.

Clasificación de las vitaminas

Las vitaminas son compuestos orgánicos que se producen en cantidades muy pequeñas en los alimentos, pero son muy importantes en determinadas funciones de regulación y para el mantenimiento de la vida y el crecimiento normal. Todas las vitaminas contienen carbono, hidrógeno y oxígeno, pero algunas contienen nitrógeno y un poco de azufre y cobalto. Las vitaminas se miden también en términos de microgramos equivalentes a una millonésima parte (1/1.000.000) de un gramo o en miligramos equivalentes a una milésima (1/1.000) de un gramo.

Algunas vitaminas en plantas y animales son preformadas, lo que significa que ya están en forma activa y lista para su función biológica en el cuerpo. Algunas de las vitaminas están presentes en las plantas como precursoras, lo que significa que tienen que ser cambiadas a la forma activa para estar listas para la función biológica. Un ejemplo de esto es el caroteno. El caroteno o pro-vitamina A es un precursor de la vitamina A.

También hay vitaminas artificiales que se sintetizan en el laboratorio. Este tipo de vitaminas son las vitaminas sintéticas. Las vitaminas sintéticas se utilizan principalmente para fines terapéuticos. Una persona que sigue una dieta equilibrada no necesita las vitaminas sintéticas. La condición que resulta de un consumo insuficiente de vitaminas se conoce como avitaminosis. Por otro lado, los resultados de la ingesta excesiva y la acumulación excesiva en el cuerpo como consecuencia, se llama hipervitaminosis. Esto es especialmente cierto con las vitaminas liposolubles.

Funciones de las Vitaminas

  • La vitamina C produce colágeno, proteínas necesarias para la cicatrización y formación de los tejidos.

  • La vitamina B1 regula el sistema nervioso y las funciones cardíacas. También contribuye al crecimiento.

  • La vitamina B2 contribuye al mantenimiento de las membranas mucosas, la piel y el transporte de oxígeno.

  • La vitamina B3 mejora la circulación de la sangre y la producción de neurotransmisores.

  • La vitamina B5 contribuye a la desintoxicación del cuerpo.

  • La vitamina B6 forma los glóbulos rojos indispensables para el transporte de oxígeno por el cuerpo.

  • La vitamina B8 interviene en la formación de glándulas sexuales y en la formación de la dermis.

  • La vitamina B9 permite la multiplicación celular, por lo que interviene en el desarrollo del sistema nervioso.

  • La vitamina B12 interviene en la síntesis de ADN y ARN, por lo que se relaciona con el sistema nervioso y la genética.

  • La vitamina A es antioxidante y participa en la formación de hormonas sexuales y suprarrenales.

  • La vitamina D permite la absorción intestinal de proteínas y calcio.

  • La vitamina E interviene en la formación de tejidos y en la fertilidad.

  • La vitamina K se relaciona, principalmente, con la regulación de la coagulación sanguínea.

Vitaminas Liposolubles o Hidrosolubles: Funciones, Tipos, Efectos

Las vitaminas se clasifican en hidrosolubles y liposolubles. Las vitaminas liposolubles son la vitamina A, la vitamina D, la vitamina E y la vitamina K.

Las vitaminas hidrosolubles son la vitamina C y las vitaminas del complejo B. La diferencia entre vitaminas liposolubles e hidrosolubles es muy importante ya que determina la forma de actuar de cada tipo de vitaminas en nuestro organismo.

Vitaminas liposolubles

Las vitaminas liposolubles se disuelven en grasa (lípidos). Estas vitaminas, normalmente son absorbidas por las lipoproteínas conocidas como quilomicrones que viajan a través del sistema linfático del intestino delgado y en la circulación de la sangre de nuestro organismo. Estas vitaminas liposolubles, especialmente las vitaminas A y E se almacenan en los tejidos de nuestro organismo.

Una vez que se han almacenado en los tejidos de nuestro cuerpo, las vitaminas liposolubles tienden a permanecer en ellos. Esto quiere decir que si una persona toma demasiada cantidad de una vitamina liposoluble, esta se mantendrá presente en su cuerpo a lo largo del tiempo pudiendo producirse una condición potencialmente peligrosa conocida como hipervitaminosis, que literalmente significa un exceso de vitaminas en el organismo.

La gente también puede presentar deficiencias en vitaminas liposolubles si toma muy poca cantidad o si su asimilación se reduce, por ejemplo, por tomar ciertos medicamentos que pueden interferir en la absorción de vitaminas por el intestino. También algunas enfermedades como la fibrosis quística pueden producir deficiencia de enzimas del páncreas que de forma similar interfieren en la absorción de estas vitaminas en el intestino.

Existe una diferencia entre las vitaminas que son solubles en agua de forma natural, tales como las vitaminas B y C y la forma disuelta en agua de vitaminas como la vitamina E, que de forma natural es una vitamina liposoluble. Esta forma de vitamina E es soluble en agua mediante la adición de ciertos compuestos durante el proceso de elaboración. Esto, hace que esta forma soluble en agua de la vitamina E se pueda absorber de forma más eficiente por las paredes intestinales.

Vitaminas hidrosolubles

A diferencia de las vitaminas liposolubles, las vitaminas hidrosolubles se disuelven en agua y no en lípidos o grasas. Debido a esto, las vitaminas hidrosolubles, se eliminan a través de la orina. Dado que su eliminación es muy frecuente, necesitamos tomar vitaminas hidrosolubles de forma habitual en nuestra dieta.

Los grupos de vitaminas que son hidrosolubles son las del complejo B y la vitamina C.

Las vitaminas hidrosolubles, se destruyen fácilmente o se eliminan durante la preparación de los alimentos y también en su almacenamiento. El almacenamiento adecuado de los alimentos y su correcta preparación, pueden minimizar la pérdida de este tipo de vitaminas. Para reducir la pérdida de vitaminas hidrosolubles que se produce al almacenar alimentos, refrigéralos si no los vas a consumir frescos y mantenlos alejados de la luz solar.

Al cocinar vegetales, puedes utilizar el agua de la cocción para preparar sopas ya que la mayor parte de las vitaminas hidrosolubles se quedan en el agua que queda tras hervir los vegetales.

Función de las vitaminas liposolubles

Cada una de las vitaminas liposolubles cumple funciones complementarias que permiten un funcionamiento correcto tanto físico como psíquico.

La vitamina A, también denominada retinol, se encarga de la protección de la piel y de la visión. Además contribuye a la formación de enzimas del hígado y de la producción de hormonas sexuales. La vitamina A se suele dar en suplementos dietarios a personas que sufren infecciones respiratorias, problemas en la vista o en la piel gracias a sus propiedades reconstructivas.

La vitamina A se encuentra en alimentos de origen animal, verduras como las zanahorias y la espinaca, manteca, etc.

La vitamina D también se denomina calciferol, y recibe este nombre porque contribuye a la absorción del calcio y el fósforo. Estas propiedades absorbentes hacen que esta vitamina sea muy necesaria para los niños en edad de crecimiento, por lo que se venden leches y productos alimenticios reforzados. No obstante, la vitamina D se forma automáticamente en la piel por la exposición solar.

Algunos alimentos ricos en Vitamina D son las sardinas, el atún, margarina, huevos y quesos altos en grasa.

La vitamina E, o tocoferol, cumple funciones relacionadas con la producción de glóbulos rojos y formación de tejidos musculares. Asimismo, se considera que una de sus funciones principales es la producción de hormonas masculinas y permitir la maduración de espermatozoides y óvulos, por lo que esta vitamina se relaciona con el favorecimiento de la fertilidad. También tiene acción antioxidante, lo que ayuda a la regeneración de los tejidos y evita el envejecimiento celular, por lo que también suele utilizarse para tratamientos estéticos.

Algunos alimentos ricos en vitamina E son el aceite de girasol, de maíz y soja, los frutos secos, el coco, la manteca y otros alimentos grasos.

La vitamina K o antihemorrágica recibe esta denominación porque su función es contribuir a la coagulación sanguínea. La vitamina K suele estar siempre presente en el organismo. Sus deficiencias suelen asociarse con problemas para la absorción de grasas.

Algunos alimentos ricos en vitamina K son los vegetales de hoja verde, el hígado, aceite y yema de huevos.

La vitamina F no es una verdadera vitamina liposoluble, sino que se denomina de esta forma al conjunto de ácidos grasos esenciales que deben provenir de alimentos externos ya que no los produce el cuerpo automáticamente. Cumplen funciones estructurales de las membranas, se encargan del trasporte de oxígeno, de la coagulación y nutren las células dérmicas. Estos ácidos son los famosos Omega 3 y Omega 6, que también cumplen la función de dispersar el colesterol para que no se tapen venas y arterias.

Exceso de vitaminas liposolubles

El exceso de vitaminas liposolubles es perjudicial para la salud, por lo que es necesario consultar la dosis apropiada según el historial médico propio y, más importante aún, no consumir suplementos dietarios sin consultar a un profesional de la salud con anterioridad.

Las vitaminas liposolubles se acumulan en tejidos grasos y en el hígado, por lo que una cantidad excesiva se convierte en una toxina para el organismo. Por ejemplo, el exceso de vitamina A puede producir alteraciones óseas o hemorragias en tejidos y el exceso de vitamina E produce trastornos metabólicos. Asimismo, se sabe que la hipervitaminosis D, enfermedad que conlleva pérdida de apetito, trastornos digestivos, vómitos y estreñimiento, se da a causa de exceso vitamínico.

Función de las vitaminas hidrosolubles

La mayor parte de las vitaminas que necesita nuestro cuerpo son hidrosolubles. Estas vitaminas cumplen diferentes funciones para la salud que listaremos brevemente a continuación.

  • Vitamina C: necesaria para la producción de colágeno. Participa en la cicatrización de heridas y metaboliza grasas. Reduce las alergias y previene los resfríos. La carencia de vitamina C produce Escorbuto, enfermedad que se manifiesta con hinchazón de encías, hemorragias y pérdida de las piezas dentales.

  • Vitaminas hidrosolubles complejo B: metabolizan hidratos de carbono. Cada una de las vitaminas que compone este complejo, cumple funciones específicas indispensables para la salud.

  • Vitamina B1: funciona produciendo energía para la regulación del sistema nervioso, lo que interviene en el estado de ánimo y en funciones muy importantes como la regulación cardíaca. Su deficiencia produce Beriberi, enfermedad que trae debilidad muscular y puede ocasionar infartos.

  • Vitamina B2: colabora en el metabolismo y la formación de tejidos. Su deficiencia puede traer lesiones en la piel y sensibilidad a la luz.

  • Vitamina B3: funciona en la vasodilatación que permite mejor circulación de la sangre y mayor producción de hormonas y neurotransmisores indispensables para el cerebro y el sistema nervioso.

  • Vitamina B5: colabora en la formación de hormonas antiestrés, en la desintoxicación del organismo y en la metabolización de ácidos grasos.

  • Vitamina B6: colabora en la formación de glóbulos rojos y su carencia se identifica con estados de ánimo depresivos y alteraciones en todos los órganos del cuerpo.

  • Vitamina B8: indispensable en la formación y mantenimiento de la piel y sus componentes, como las glándulas sebáceas. También interviene en el desarrollo de las glándulas sexuales.

  • Vitamina B9: indispensable para la división y multiplicación celular. Su carencia se identifica con menor resistencia a enfermedades, anemia, insomnio y pérdida de la memoria.

  • Vitamina B12: interviene en la síntesis de ADN y ARN. Su carencia se traduce en desórdenes del sistema nervioso y sus componentes, produciendo deficiencias a nivel hormonal, psíquico y físico.

Tipos de Vitaminas: Información, Descripción y Efectos

La palabra vita, quiere decir vida. En 1911, Funk dio este nombre a un grupo de sustancias complejas necesarias para la Nutrición y el crecimiento. Existen vitaminas solubles en agua (hidrosolubles) y en aceites (liposolubles). Han sido clasificadas utilizando las letras del abecedario, por eso hay vitaminas A y K.

Dentro de las liposolubles o lo que es lo mismo, las que se disuelven en la grasa del organismo, se encuentran la A, la D, la E, y la K, y entre las que se disuelven en agua la C, la B1 y la B6, el ácido fólico, el ácido nicotínico, entre otras.

Complejo B

El complejo B, incluye las B1 o Tiamina, B2 o Riboflavina, B3 o Niacina, B6 o Piridoxina y la B8 o Biotina, son vitaminas que se encuentran distribuidas dentro de casi todos los alimentos por lo que representan dentro de la alimentación un elemento digno de destacar, en el caso de la primera ha desempeñado un papel importante en la historia de las vitaminas, pues fue la primera en ser descubierta. Algunas algas marinas son ricas en vitamina B, como por ejemplo los géneros de Ulva y Enteromorpha.


Vitamina

Información

Vitamina B1 (Tiamina)

La vitamina B1 (tiamina) ayuda a que el corazón y los sistemas nervioso y muscular funcionen bien. Podemos encontrarla en la carne de cerdo, cáscara de guisantes, cereales enteros, huevos, pescado, leche, vegetales, entre otros alimentos.

La tiamina es una vitamina hidrosoluble. La vitamina B1 o tiamina constituye el grupo prostético de la enzima carboxilasa, fermento que estimula la descarboxilación de las alfa-cetoácidos, como el ácido pirúvico, llevando por tanto una importante misión en el Metabolismo intermedio de los Carbohidratos.

La carencia de tiamina en el organismo se manifiesta con una enfermedad presente en los infantes, llamada Beri-Beri, la cual es muerte común en países subdesarrollados y con inmensa pobreza, manifestándose con una afonía particular llamada llanto mudo, además de vómitos. Es de señalar la importancia que tiene el consumo de esta vitamina, cuya deficiencia puede dañar el cerebro, pues es un órgano particularmente afectado por la deficiencia de tiamina en mayor medida que en los músculos. Su función en el organismo está dirigida a contribuir al metabolismo de la glucosa, entre otros.

Vitamina B2 (Riboflavina)

La Riboflavina contribuye al buen estado de la piel, las uñas y el pelo. Se encuentra en el hígado, el queso, la leche, el pescado, las verduras y los riñones.

Vitamina B3 (Niacina)

La Niacina ayuda a mantener la piel y el sistema nervioso sanos. Podemos encontrarla en el hígado, la mantequilla, las legumbres, el maní y el pollo.

Vitamina B6 (Piridoxina)

La Piridoxina mantiene sana la piel y el equilibrio hormonal. Aparece en el plátano, el maní, el huevo y el hígado.

Vitamina B12

La Vitamina B12 contribuye a la formación de glóbulos rojos de la sangre. Sólo esta presente en las carnes, sobre todo en el hígado, los riñones y los huevos.

Vitamina K

La vitamina K es un cofactor lipídico necesario para la coagulación sanguínea. Si no fuera por este proceso de coagulación, cuando te hieres, la sangre seguiría fluyendo, pero por este mecanismo natural se forma un coágulo que tapone a la herida e impide que esto suceda.

Han sido identificadas diversas formas de vitamina K: VITAMINA K 1 (Fitomenadiona) derivada de plantas, VITAMINA K 2 (Menaquinona) de bacterias, y pro-vitaminas naftoquinonas sintéticas, VITAMINA K 3 (Menadiona). Vitaminas de tipo provitaminas K 3, después de la alquilación in vivo, exhiben una actividad antifibrinolítica de vitamina K.

Vegetales de hojas verdes (Espinaca, Repollo, Perejil, Brócoli), hígado, queso, mantequilla y las yemas de los huevos son buenas fuentes de vitamina K.

Vitamina F

Otro tipo de vitamina de gran importancia en la alimentación es la Vitamina F o Ácido fólico, la cual se encuentra en el hígado, las carnes y el huevo entero, leguminosas, cereales integrales, viandas como la papa, la calabaza y el boniato, vegetales como el quimbombó, berro, nabo, pimientos y tomate, diversas frutas como el plátano, los cítricos y el melón. Esta vitamina es fundamental para el feto, por eso las embarazadas deben tomarla.

Vitamina D

La Vitamina D3 contribuye al buen estado de los Huesos y los Dientes. La mayor parte de la vitamina D es creada por el cuerpo de manera natural a partir de la exposición a la luz del sol. También puede hallarse en el aceite de hígado de pescado, en los Huevos y en los pescados grasos como el Salmón, la Mantequilla o tomarse a través de suplementos. Algunos expertos indican que hasta la mitad de la población mundial tiene niveles de vitamina D menores a los óptimos.

La función que caracteriza a esta vitamina está dirigida al control de la homeostasis del calcio. Su deficiencia en la edad infantil ocasionada por una dieta carente o anémica en esta vitamina, produce raquitismo, enfermedad manifestada en afectaciones óseas como cierre tardío de la fontanela, erupción tardía de los dientes, deformaciones de los huesos y cavidad torácica.

Un grupo de científicos halló que la vitamina D influye sobre más de 200 genes, algunos relacionados con el Cáncer y enfermedades autoinmunes como la esclerosis múltiple, un descubrimiento que muestra cuán grave puede ser la deficiencia de esa sustancia en el cuerpo. En todo el mundo, alrededor de 1000 millones de personas padecen deficiencia de vitamina D y los expertos británicos y canadienses indicaron que las autoridades de salud deberían considerar la recomendación de suplementos para aquellos en mayor riesgo.

Un equipo de científicos dirigidos por Andreas Heger, de la Oxford University, demostró mediante un estudio la influencia de amplio rango que la vitamina D ejerce sobre salud de los humanos. La vitamina D afecta el ADN humano a través del receptor de vitamina D (VDR por su sigla en inglés), que se une a zonas específicas del genoma humano. El equipo de Heger identificó esos lugares y halló más de 200 genes que se ven directamente influenciados.

La deficiencia de vitamina D es un factor de riesgo conocido de Raquitismo y algunas evidencias sugieren que aumentaría la susceptibilidad a enfermedades autoinmunes como la esclerosis múltiple, la artritis reumatoidea y la diabetes mellitus tipo 1, además de a ciertos cánceres e incluso la Demencia.

Con esto en mente, el equipo observó las regiones asociadas con las enfermedades en el mapa genético, para ver si tenían mayores niveles de VDR y hallaron que así sucedía en las zonas ligadas a enfermedades autoinmunes comunes, como la Esclerosis múltiple, la diabetes mellitus tipo 1 y la Enfermedad de Crohn.

Lo mismo se verificaba en regiones vinculadas con cánceres como la leucemia y los tumores colorrectales.

Sreeram Ramagopalan, del Centro de Genética Humana: Wellcome Trust de la Oxford University, señaló que:

... los resultados, publicados en la Revista Genome Research, muestran cuán importante es la vitamina D para los humanos y la amplia variedad de senderos biológicos en los que actúa.

Ramagopalan manifestó que:

"... el estudio sugirió que la vitamina D juega un rol en la susceptibilidad a una serie de enfermedades" y que "las autoridades sanitarias deberían considerar administrar suplementos a las mujeres embarazadas y los niños pequeños como medida preventiva". Los suplementos de vitamina D durante el embarazo y los primeros años podrían tener un efecto beneficioso sobre la salud de los niños más adelante en la vida.

escribió el experto.

Vitamina A

La Vitamina A se encuentra en mamíferos, aves y peces; en vegetales amarillos, por ejemplo la zanahoria, en la naranja y en vegetales verdes, dentro de los cuales se encuentran los mayores exponentes como la espinaca, el berro, la lechuga, la fruta bomba (papaya o lechosa), el mango, la calabaza, la malanga amarilla, la yuca amarilla, el boniato amarillo, la acelga, entre otros. Producto que esta vitamina se almacena en el hígado, este último y los aceites de hígado de pescado son excelentes fuentes.

Su función principal está dirigida a la visión, crecimiento, reproducción y la protección ante procesos infecciosos, entre otros. Su deficiencia en el organismo afecta la salud, de forma notable en países subdesarrollados y causa una ceguera que puede ser evitable y es encontrada en naciones de Asia, África, América Central y América del Sur.

El esfuerzo y dedicación del sistema de salud cubano, a pesar de ser un país subdesarrollado y bloqueado, hace que la Isla no se encuentre entre los países antes mencionados. No obstante existen afecciones en la edad infantil manifestadas en la conjuntiva, córnea y retina, producidas por la ingestión inadecuada de vitamina A.

Vitamina C

Al hablar de la Vitamina C se está en presencia de un compuesto orgánico presente en los vegetales y los cítricos como una rica fuente. Su función esta relacionada con aumentar la contracción muscular, el incremento de la resistencia a las bajas temperaturas y al ejercicio de la protección a la salud mental.

Su deficiencia produce grietas y sangramiento en las encías, trastornos en la formación de los huesos y lenta cicatrización de las heridas, el catarro común y ciertos tipos de cáncer entre otras. Abunda en Cítricos, en la Guayaba, el tomate, perejil, Pepino, repollo y espinaca.

Vitamina E

La Vitamina E aparece en casi todos los alimentos. Su función principal resulta la protección de la rancidez de las grasas dietéticas cuando estas han pasado a formar parte del organismo. Se conoce igualmente que la presencia de ella aumenta la utilización de vitamina A en el cuerpo y que esta ejerce gran protección contra tóxicos químicos. Su deficiencia se manifiesta con debilidad muscular y fragilidad eritrocitaria.

Presente en plantas verdes como el berro, acelga, col, espinaca, entre otros la vitamina K constituye un factor nutricional necesario para la prevención de una condición hemorrágica.

Vídeos Gratis
www.Santos-Catolicos.com
¡DVDs, Artículos y Libros Gratis!
FREE DVDS & VIDEOS
WATCH & DOWNLOAD ALL THE DVDS & VIDEOS FOR FREE!