Velas: Significado de las Velas, Cómo Hacer Velas Aromáticas y Decorativas

La palabra vela o cirio, procede del latín (candere) y su significado es brillar. Desde el tiempo de nuestros antepasados los romanos y los griegos se han utilizado medios de iluminación para el interior de la casas y posteriormente se están consumiendo incluso dentro de los santuarios y templos y en casi todas las ceremonias de cultos y rituales de prácticamente todas las religiones tanto orientales como occidentales.

Significado de las Velas

La palabra vela (candela, de candeo, arder) fue introducida a la lengua inglesa como término eclesiástico, probablemente tan temprano como en el siglo VIII. Era conocida en tiempos clásicos y denotaba cualquier tipo de cono en el que una mecha, usualmente hecha de una tira de papiro, era recubierta de cera o grasa animal. No necesitamos rehuir el admitir que las velas, al igual que el incienso y el agua lustral, se usaban comúnmente en cultos paganos y en los ritos ofrecidos a los difuntos. Pero la Iglesia los tomó a su servicio desde un período muy temprano, al igual que adoptó otras muchas cosas indiferentes en sí mismas, y que parecían apropiadas para engrandecer el esplendor del ceremonial religioso.

No debemos olvidar que la mayoría de estos accesorios del culto, como música, luces, los perfumes, las abluciones, las decoraciones florales, baldaquinos, doseles, cortinas, campanas, vestimentas, etc., no se identificaban con ningún culto idolátrico en particular, sino que eran comunes a casi todos los cultos. En efecto, son parte del lenguaje natural de expresión mística, y tales cosas pertenecen tanto a ceremonias seculares como a la religión.

El llevar cerillos figura entre las señales de respeto a mostrar a los más altos dignatarios del Imperio Romano en la “Notitia Dignitatum”. Es altamente probable que las velas que se llevaban, desde un período muy temprano, delante del Papa o del obispo cuando iban en procesión al santuario, o las que acompañaban el transporte del libro de los Evangelios al ambón o púlpito desde el que el diácono leía, eran nada más que una adaptación de esta práctica secular.

Esta observación y la estrecha asociación de las velas encendidas con la ceremonia del bautismo, que tenía lugar en la Vigilia Pascual y que sin duda originó la calificación de aquel sacramento como photismos (iluminación), muestra que el simbolismo cristiano de las velas bendecidas ya se estaba haciendo sentir en aquella fecha tan temprana. Esta conclusión está además confirmada por el lenguaje del Pregón Pascual (Exultet), para la bendición del cirio pascual.

Es altamente probable que San Jerónimo mismo compusiera tal praeconium paschale (ver Morin en Revista Benedictina, enero 1891), y aquí se insiste en la idea de la supuesta virginidad de las abejas, y por consiguiente, se considera que la cera tipifica de la manera más apropiada la carne de Jesucristo nacido de una Madre Virgen. De aquí ha surgido la noción posterior de que el pábilo simboliza más particularmente el alma de Jesucristo y la llama la Divinidad que absorbe y domina a ambas. Así el gran cirio pascual representa a Cristo, “la luz verdadera”, y las velas más pequeñas son típicas de cada cristiano individual que se esfuerza por reproducir a Cristo en su vida. Podemos decir que este simbolismo todavía se acepta en la Iglesia en general.

Cómo Hacer Velas

Las velas han pasado de ser un elemento esencial en la iluminación de las casas a convertirse en un objeto fundamentalmente decorativo. Existen tantas formas y colores como imagines. Nosotros te enseñamos cómo se hacen. De esta forma, podrás decorar las habitaciones a tu gusto.

Si quieres dar a tu vivienda un toque especial y hogareño, nada como decorarla con velas. La necesidad de iluminación en la oscuridad y en el interior de las casas hizo de ellas un elemento imprescindible durante siglos. Hoy son muy decorativas y, además, tienen una evidente connotación familiar y romántica. Las velas están fabricadas con cera (procedente de diversos materiales), con forma de cilindro (o cualquier otro tipo de estructura) y una mecha de fibra.

Actualmente se fabrican en multitud de colores y formas, así como con propiedades aromáticas y con elementos decorativos en su interior como conchas o flores secas. Podemos encontrar velas en cualquier establecimiento de decoración, pero puede ser muy divertido hacerlas nosotros mismos. El proceso es muy sencillo.

Pasos para su elaboración

Lo primero es verter cera parafina refinada en una bolsa de fundición. Muy bien cerrada con el alambre (para evitar que entre agua), introduciremos la bolsa en una olla con agua, para fundir la cera al baño maría. Con una servilleta daremos una ligera capa de aceite vegetal al molde. Ataremos un extremo del pabilo de algodón (la mecha) a la varilla sujetadora, justo donde está el orificio en la varilla, y pasaremos el otro extremo por el agujero del molde. Fijaremos la mecha con un sellador al molde y cortaremos la mecha que sobre.

velas

Cuando esté a una temperatura de 80º C, retiraremos la cera. Podemos añadir unas gotas de esencia para que la vela sea aromática. Iremos echando la cera al molde, poco a poco, dejándola caer por el centro, justo donde se encuentra la mecha. Para rellenar la base de la vela debemos conservar parte de cera al baño maría, así que reservaremos un poco. Durante un rato daremos pequeños golpes en las paredes del molde, con un lápiz o un bolígrafo, para quitar el aire.

La cera se contrae una vez que se enfría, así que suele hacerse un agujero en la base de la vela cuando ha pasado algo menos de una hora. Con un pequeño palito perforaremos en el centro de la vela y rellenaremos el hueco con la cera reservada. Con unas cinco horas, la vela estará lo suficientemente fría y podremos retirar el sellador del molde. Por fin, la vela saldrá fácilmente dándole la vuelta al molde (aunque si es necesario podremos ayudarnos de la varilla).

velasvelas

Al salir del molde, la vela puede tener rayas o pequeños desperfectos que podemos disimular frotando con una media de nylon mojada en alcohol. También podemos dar color a la vela, agregando a la vez que la esencia algún pigmento. Si lo agitamos con un palo de madera, el color se diluirá con la cera hasta obtener un tono homogéneo.

Cómo Hacer Velas Aromáticas y Decorativas

Aquí tienes como hacer velas aromáticas caseras y artesanales en casa paso a paso, muy decorativas, en gel, cera o parafina. Sigue estos consejos y procedimientos y consigue tanto objetos de decoración bonitos como un estupendo regalo para cualquier persona.

Como medidas preventivas deberás poner periódicos sobre la mesa de trabajo y usar ropa vieja o de trabajo. Prepara estos materiales;

- Tener cera, gel o parafina. Esto último es lo más barato

- Mechas para ceras o pábilos de algodón

- Colorantes (si es en trozos se lo debes añadir al calentar la mezcla)

- Esencias aromáticas (lavanda, limón, naranja, frutos del bosque, etc. Hay muchos, es cuestión   de gustos)

- Moldes para velas (si no lo queréis echar en un vaso de casa)

- Aceite o vaselina para engrasar el vaso o el molde.

- Una cuchara

- Un par de cazos para calentar la mezcla

Ahora sigue estos pasos:

1. Pon un cazo a fuego lento con agua y la cera o parafina para hacerlo al baño maría. También se le añadirá el corolante y el aroma elegido. Después remuévelo bien todo con la cuchara durante un minuto o dos.

2. Mientras que se caliente y mezcla la composición del cazo, engrasa el vaso o el molde escogido con la vaselina o el aceite. Después vierte sobre esto el líquido del cazo calentado.

3. Por último, mete la mecha en el centro y déjalo reposar durante 4 o 5 horas para que se enfríe y quede duro. Puedes hacer que se quede la mecha en el centro, atándola a un lapiz sobre el baso o el molde.

También puedes meter el molde o el vaso de la vela al frigorífico para que endurezca antes. También puedes perfilar la cera con un cuchillo para hacerle formas o dibujos.

Vela Decorativa

Material: 1 envase rectangular de cartón como molde½ kilo de parafina1 vela delgada Unos cubos de hielo.

Procedimiento:

  • Se derrite la parafina a fuego bajo.

  • Se vierte en el molde aproximadamente dos centímetros de parafina derretida para que se forme una base y centre la vela delgada esperando hasta que se fije.

  • Posteriormente, se acomodan los cuadritos de hielo dentro del molde.

  • Se vierte la parafina derretida como relleno.

  • Se deja enfriar hasta que se solidifique totalmente.

  • Se quita el molde y se seca la vela.

Recomendaciones:

  • Al quitar el molde, tenga presente que escurrirá agua, producto del hielo derretido.

  • Puede utilizar como molde los botes de leche.

Vela Decorativa (2)

Material:

  • 1 cascarón de huevo entero

  • 5 centímetros de hilaza

  • 100 g de parafina

  • 1 corcholata

  • 1 crayón

  • 1 vaso

  • 3 gotitas de esencia aromática (opcional)

Procedimiento:

  • El interior del cascarón se lava con agua y se deja secar totalmente.

  • Mientras se funde la parafina y el crayón del color que prefiera a fuego bajo, se agrega la esencia.

  • Se coloca el cascarón seco en la boca de un vaso, de manera que quede en posición vertical y se llena hasta el borde con la parafina fundida; enseguida se coloca la hilaza a manera de pabilo, cuidando que quede centrada.

  • Una vez que endurezca la parafina, retire el cascarón procurando no dejar marcas en la vela.

  • Por último, inserte la corcholata como base para la vela

Vídeos Gratis
www.Santos-Catolicos.com
¡DVDs, Artículos y Libros Gratis!
FREE DVDS & VIDEOS
WATCH & DOWNLOAD ALL THE DVDS & VIDEOS FOR FREE!