Sistema Respiratorio (Aparato Respiratorio Humano) - ¿Qué es la Respiración?


El concepto de sistema respiratorio es aquel que se usa normalmente para hacer referencia al sistema orgánico mediante el cual los diferentes animales y humanos respiran, intercambiando oxígeno y dióxido de carbono con el medio ambiente y pudiendo entonces sobrevivir en el espacio dado. En el caso del ser humano, los órganos principales y más importantes del sistema respiratorio son los pulmones que se encuentran en el interior de la caja torácica y que son los responsables de realizar el intercambio de gases, purificando unos y desechando los que no son apropiados para la subsistencia. Además, el sistema respiratorio cuenta con un complejo sistema de tubos y bronquios que se encuentran por todo el organismo.


Las dos vías por las cuales el ser humano puede respirar son, primero, el sistema respiratorio, y segundo, los poros de la piel. Si una persona encuentra una gran parte de su piel infectada, sufrirá más probabilidades de que su respiración se complique. Sin embargo, el mayor porcentaje de intercambio gaseoso que realizamos de manera natural se da a través de las conexiones que existen en el sistema respiratorio. Estas conexiones comienzan en las vías nasales ubicadas en la nariz que permiten la entrada y salida de aire. Luego sigue la faringe, la epiglotis y la laringe: mientras que la faringe y la laringe son dos conductos musculares que guían el aire hacia adentro, la epiglotis es lo que impide que ese aire se desvíe en el organismo. La tráquea, por su parte, es una sección más interna del sistema que se encuentra en la base del cuello y después de las cuerdas vocales.


Casi inmediatamente después de la tráquea están los bronquios y luego los pulmones que ocupan casi todo el pecho y que son el espacio en donde se purifica el aire recibido de afuera para poder ser utilizado apropiadamente por el organismo. En la base de los pulmones encontramos al diafragma, un músculo que se estira y contrae favoreciendo la respiración y separando al sistema respiratorio del digestivo.


Definición de Sistema Respiratorio



Sistema, del latín systema, es un módulo ordenado de elementos que se interrelacionan y que interactúan entre sí. La noción puede referirse tanto a los objetos reales (materiales) como a los conceptos abstractos (simbólicos) que están dotados de organización.


Respiratorio, por su parte, es aquello que sirve para la respiración o que facilita este proceso fisiológico. Cabe recordar que la respiración consiste en absorber el aire, tomar algunas de sus sustancias y expulsarlo modificado. En los seres vivos aeróbicos, la respiración es indispensable para la vida. Los seres humanos, por ejemplo, captan oxígeno al inspirar y luego exhalan dióxido de carbono.


Se conoce como sistema respiratorio o aparato respiratorio al conjunto de los órganos y músculos que se encarga de captar el oxígeno a través de la inspiración y de eliminar el dióxido de carbono mediante la exhalación tras el proceso de metabolismo celular.


En el caso de los seres humanos, el sistema respiratorio incluye componentes como las vías nasales (que permiten la entrada del aire), la faringe (ayuda a que el aire llegue a las vías aéreas inferiores), la laringe (filtra el aire inspirado), la tráquea (aporta una vía abierta al aire inhalado y exhalado), los bronquios (conducen el aire desde la tráquea hasta los bronquiolos), los bronquiolos (llevan el aire hacia los alvéolos), los alvéolos (que permiten el intercambio gaseoso), los pulmones (realizan dicho intercambio gaseoso con la sangre) y el diafragma (un músculo que interviene en la respiración).


En el sistema respiratorio del ser humano puede distinguirse entre el sistema de conducción y el sistema de intercambio. Éste último es conocido como la zona no respiratoria, ya que allí no hay intercambio gaseoso.


¿Qué es la Respiración?


La respiración es el proceso que consiste en el ingreso del oxígeno al cuerpo y la expulsión de dióxido de carbono. Es un proceso fisiológico esencial para la existencia de los organismos aeróbicos, que requieren el oxígeno para liberar energía a través de la respiración, por el metabolismo de moléculas especiales como la glucosa. La respiración es parte de muchos tipos de organismos, que pueden ser unicelulares o más complejos, como los seres humanos.


En la respiración, el elemento principal es el aire, que está conformado por elementos como el oxígeno, el nitrógeno y el dióxido de carbono, entre otros. Nuestro cuerpo necesita el oxígeno, por lo que en el intercambio de gases, nuestros pulmones lo toman y se encargan de desechar el resto. Los pulmones son los principales órganos en el sistema respiratorio. Es ahí donde el oxígeno llega para luego ir a las células de todo el cuerpo. En ellas se produce el dióxido de carbono, que regresa a los pulmones para luego ser desechado del cuerpo. La forma en que viajan estos gases es a través de la sangre.


La respiración se realiza por medio del sistema respiratorio, donde todas sus partes cumplen un papel fundamental en el proceso que nos da la vida. La nariz es la encargada de recibir el aire, filtrarlo y humedecerlo con sus mocos nasales. También presenta pequeños pelos que se encargan de retener las impurezas que puede traer el aire inalado. Aunque también se puede respirar por la boca, ella no es capaz de limpiar el aire que entra. La faringe ayuda a que el aire se dirija a las vías respiratorias inferiores. La laringe es el conducto en donde el aire se filtra y permite el paso del aire hacia la tráquea y los pulmones. Como la faringe y la laringe están conectadas, la laringe se cierra cuando el alimento pasa por la faringe hacia el esófago. Además, la laringe contiene las cuerdas vocales que nos permiten emitir sonidos y hablar.


Los anteriores son los órganos superiores del sistema respiratorio. Entre los inferiores se encuentran: la tráquea, que es un conducto elástico ubicada delante del esófago y es la encargada de transportar los gases hacia y desde los pulmones. La tráquea se bifurca en dos conductos llamadas bronquios, que se encargan de la entrada del aire a los pulmones. Los bronquios están conectados con los bronquiolos, que atrapan todas las impurezas que logran entrar por los conductos anteriores. Finalmente, los pulmones realizan el intercambio gaseoso con la sangre, para que ésta lleve el oxígeno a todo el resto del cuerpo.


La forma de respirar varía en los individuos, y se pueden nombrar cuatro formas de respiración: la clavicular, que se realiza en la parte superior de los pulmones proveyendo menos oxígeno al organismo; la costal, que se produce en la parte central de los pulmones; la abdominal, producida en la parte baja de los pulmones, permite un gran paso de oxígeno al resto del organismo; y la respiración completa, que se realiza utilizando la totalidad de los pulmones.


La respiración es una acción involuntaria. Es cierto que podemos contener la respiración, voluntariamente, para sumergirnos en el agua por ejemplo. Pero esa acción no puede durar por mucho tiempo. Es imposible para una persona contener la respiración por más tiempo del que el cuerpo puede resistir, ya que los reflejos que se producen involuntariamente para respirar son tan intensos, que el cuerpo se ve obligado a hacerlo. En caso de la falta de aire por otros motivos, el resultado es la muerte, ya que la respiración es necesaria para la vida.


APARATO RESPIRATORIO HUMANO


El aparato respiratorio generalmente incluye tubos, como los bronquios, usados para cargar aire en los pulmones, donde ocurre el intercambio gaseoso. El diafragma, como todo músculo puede contraerse y relajarse. Al relajarse los pulmones al contar con espacio se expanden para llenarse de aire y al contraerse el mismo es expulsado. Estos sistemas respiratorios varían de acuerdo al organismo.


En humanos y otros mamíferos, el sistema respiratorio consiste en vías aéreas, pulmones y músculos respiratorios que medían en el movimiento del aire tanto adentro como afuera del cuerpo. Intercambio de gases: es el intercambio de oxígeno y dióxido de carbono, del animal con su medio. Dentro del sistema alveolar de los pulmones, las moléculas de oxígeno y dióxido de carbono se intercambian pasivamente, por difusión, entre el entorno gaseoso y la sangre. Así, el sistema respiratorio facilita la oxigenación con la remoción concomitante del dióxido de carbono y otros gases que son desechos del metabolismo y de la circulación.


El sistema también ayuda a mantener el balance entre ácidos y bases en el cuerpo a través de la eficiente remoción de dióxido de carbono de la sangre.


DEFNICION DE LOS ORGANOS DE APARATO RESPIRATORIO


  • Vía Nasal: Consiste en dos amplias cavidades cuya función es permitir la entrada del aire, el cual se humedece, filtra y calienta a una determinada temperatura a través de unas estructuras llamadas pituitarias.

  • Faringe: es un conducto muscular, membranoso que ayuda a que el aire se vierta hacia las vías aéreas inferiores.

  • Epiglotis: es una tapa que impide que los alimentos entren en la laringe y en la tráquea al tragar. También marca el límite entre la orofaringe y la laringofaringe.

  • Laringe: es un conducto cuya función principal es la filtración del aire inspirado. Además, permite el paso de aire hacia la tráquea y los pulmones y se cierra para no permitir el paso de comida durante la deglución si la propia no la ha deseado y tiene la función de órgano fonador, es decir, produce el sonido.

  • Tráquea: Brinda una vía abierta al aire inhalado y exhalado desde los pulmones.

  • Bronquio: Conducir el aire que va desde la tráquea hasta los bronquiolos.

  • Alvéolo: Hematosis (Permite el intercambio gaseoso, es decir, en su interior la sangre elimina el dióxido de carbono y recoge oxígeno).

  • Pulmones: La función de los pulmones es realizar el intercambio gaseoso con la sangre, por ello los alvéolos están en estrecho contacto con capilares.

  • Músculos intercostales: La función principal de los músculos respiratorios es la de movilizar un volumen de aire que sirva para, tras un intercambio gaseoso apropiado, aportar oxígeno a los diferentes tejidos.

  • Diafragma: Músculo estriado que separa la cavidad toráxica (pulmones, mediastino, etc.) de la cavidad abdominal (intestinos, estómago, hígado, etc.). Interviene en la respiración, descendiendo la presión dentro de la cavidad toráxica y aumentando el volumen durante la inhalación y aumentando la presión y disminuyendo el volumen durante la exhalación. Este proceso se lleva a cabo, principalmente, mediante la contracción y relajación del diafragma.


Las vías nasales se conforman de:


  • Células sensitivas.

  • Nervio olfativo.

  • Pituitaria.

  • Cornetes.

  • Fosas nasales.

Vídeos Gratis
www.Santos-Catolicos.com
¡DVDs, Artículos y Libros Gratis!
FREE DVDS & VIDEOS
WATCH & DOWNLOAD ALL THE DVDS & VIDEOS FOR FREE!