Sistema Nervioso: ¿Qué es el Sistema Nervioso? Enfermedades, Funciónes, Autónomo, Simpático, Central y Periférico

El sistema nervioso es una compleja red de filamentos o cordones neuronales que a la manera de dispositivos, integran y coordinan las actividades del organismo, conduciendo los impulsos nerviosos desde los receptores hasta los lugares donde existan los efectores que correspondan.

El impulso nervioso se transmite por un fenómeno electroquímico, que provoca que cuando un impulso nervioso recorre una fibra nerviosa, las cargas contenidas en ella, positivas en su lado externo y negativas en el interno, se inviertan despolarizándose.

No todos los organismos vivos del reino animal, cuentan con sistema nervioso. Los unicelulares tienen una única célula que recibe los estímulos y los responde. En los pluricelulares, salvo en las esponjas, el sistema nervioso se vuelve cada más complejo a medida que se avanza en la jerarquía animal, hacia los animales más evolucionados.

Los celentéreos, como las medusas y los pólipos, cuentan con un sistema nervioso de red difusa, donde las células nerviosas se ubican en la pared corporal, en forma de malla al unirse entre ellas, propagándose el impulso nervioso en múltiples direcciones.

Los que poseen un sistema nervioso cordal, como los platelmintos, presentan un cordón que les surca el cuerpo, ramificándose, integrado por células nerviosas que recorren todo el organismo.

Los invertebrados generalmente tienen un sistema nervioso llamado ganglionar, donde las células nerviosas se agrupan formando ganglios, en especial los anélidos, moluscos y artrópodos.

La estrella o el erizo de mar presentan un sistema nervioso anular, con un cordón nervioso de forma anular que rodea el esófago. De allí parten cinco nervios que se ramifican.

Los vertebrados tienen un sistema nervioso tubular, integrado por la médula espinal, que presenta la forma de un tubo con paredes gruesas, con un extremo adelante que se presenta ensanchado, y es el encéfalo. Esto constituye el sistema nervioso central. De él salen nervios ramificados que recorren el cuerpo, formando el llamado sistema nervioso periférico. Presentan un sistema nervioso que regula la vida de relación, llamado voluntario o cerebrospinal y uno autónomo o vegetativo, que funciona en forma involuntaria o refleja.

Los nervios sensitivos envían al cerebro los estímulos que percibieron los sentidos, el cerebro decide qué hacer y a través de los nervios motores pone en movimiento los músculos. Algunos son mixtos.

¿QUÉ ES EL SISTEMA NERVIOSO? FUNCIÓNES, PARTES, ENFERMEDADES

El sistema nervioso es el encargado de dirigir la función de relación.

El órgano más importante es el cerebro, pero este sistema tiene otras partes.

SISTEMA NERVIOSO AUTÓNOMO

Sistema nervioso autónomo o sistema nervioso voluntario desempeña un importante función de controlar todos los actos que el organismo lleva a cabo por propia voluntad, como los del corazón, los del intestino y los de otros órganos internos. Cuenta con dos elementos diferentes: el sistema nervioso central y el sistema nervioso periférico.

Está relacionado con la regulación de las funciones internas, y con respecto a su ontogenia, se clasificó como visceral por la inervación de estructuras y órganos que derivan del endodermo y mesodermo, como las vísceras, las glándulas y el sistema cardiovascular, que están controlados o regulados por el SNA. Está íntimamente asociado al sistema nervioso de la vida de relación, que inerva estructuras y órganos derivadas del ectodermo y el mesodermo, como la piel y el aparato locomotor, por lo que recibe el nombre de somático. El Sistema Nervioso Autónomo también está representado por nervios, ganglios y plexos que inervan el corazón, los vasos sanguíneos, glándulas, otros órganos viscerales y músculos lisos. Tiene amplia distribución en todo el cuerpo y controla las funciones denominadas automáticas o vegetativas, que no son fácilmente modificables a voluntad, lo que no significa que no exista supeditación a estructuras superiores.

COMO ES EL SISTEMA NERVIOSO

El sistema nervioso está formado por un solo tipo de tejido: el tejido nervioso, que se encuentra repartido por todo el cuerpo. Este tejido está compuesto por unas células, las neuronas, que tienen una característica muy especial: tienen prolongaciones con las que son capaces de recibir y enviar mensajes.

En el sistema nervioso podemos distinguir dos partes: el sistema nervioso central y el sistema nevioso periférico.

SISTEMA NERVIOSO PERIFÉRICO

Sistema Nervioso Periférico (SNP), tambien conocido como sistema nervioso de la vida de relación, está formado por nervios y neuronas. La diferencia entre éste y el sistema nervioso central (SNC), está en que el sistema nervioso periférico no está protegido por huesos o por la barrera hematoencefálica, lo que permite la exposición a toxinas y daños mecánicos. El sistema nervioso periférico es el que coordina, regula e integra los órganos internos, por medio de respuestas inconcientes.

El sistema nervioso periférico está formado por los nervios. Estos nervios se encuentran en todo el cuerpo y llevan información de los órganos de los sentidos al sistema nervioso central y de este a otros órganos.

Nervioso sensitivo: Llevan información desde los órganos de los sentidos al sistema nervioso central.

Nervioso motores: Llevan las ordenes desde el sistema nervioso central hasta los músculos y otros órganos.

SISTEMA NERVIOSO CENTRAL

El sistema central se compone de dos partes: el encéfalo y la médula espinal.

EL ENCÉFALO: es el principal centro de control de nuestro cuerpo. También es el órgano del pensamiento y la memoria. Se encuentra en la cabeza, protegido por el cráneo. Consta de tres partes:

  • El cerebro: controla los movimientos voluntarios y almacena la memoria.

  • El cerebelo: coordina los movimientos y mantiene el equilibrio.

  • El bulbo raquídeo: regula la actividad de muchos de nuestros órganos.

LA MÉDULA ESPINAL: va desde el encéfalo hasta el final de la espalda. Esta protegida en el interior de la colúmna vertebral.

LAS NEURONAS

Las neuronas tienen una forma muy complicada, con numerosas prolongaciones. En estas células se distinguen tres partes:

  • El cuerpo: donde se encuentran el núcleo y los orgánulos.

  • Las dendritas: que son prolongaciones gruesas y ramificadas. A través de ellas, las neuronas reciben información de los órganos de los sentidos o de otras neuronas.

  • El axón: es una sola prolongación, más fina que las dendritas. Su función es transmitir información a otras neuronas o enviar órdenes a algún órgano del cuerpo. Los axones se unen con otros axones para formar los nervios.

Concepto de Sistema Nervioso

NeuronaEl sistema nervioso es el conjunto de tejido nervioso, formado a su vez por neuronas, distribuido por todo el cuerpo de un organismo pluricelular animal o humano. Los organismos unicelulares en cambio, no poseen sistema nervioso, por lo cual quien recibe estímulos y reacciona es la única célula que existe, debido a la irritabilidad del protoplasma.

El sistema nervioso nos permite conectarnos con el medio, captando estímulos y respondiendo a ellos, a veces de manera voluntaria, y otras involuntariamente. Para ello, la información recibida de los estímulos llega a las células nerviosas o neuronas, quienes la transmiten a otras células (que provocan acciones secretoras o musculares), o a un órgano efector. Por ende, permite la comunicación entre los receptores (neuronas) y los efectores (otras células, u órganos). Por medio del sistema nervioso podemos, por ejemplo, percibir el dolor, y reaccionar ante el con llanto, irritabilidad, gesticulación, etc.

Se denomina sinapsis a la comunicación o relación entre dos células nerviosas (neuronas).

No todos los seres vivos presentan el mismo sistema nervioso. Los distintos tipos existentes son: sistema nervioso de red difusa, sistema nervioso cordal, sistema nervioso ganglionar, sistema nervioso anular, y sistema nervioso tubular.

El sistema nervioso de red difusa está formado por una red de neuronas, halladas en las paredes del cuerpo. Es característico de los pólipos y las medusas (organismos celentéreos).

El sistema nervioso cordal es propio de los nematodos, platelmintos, y otros animales de naturaleza similar. El sistema nervioso ganglionar (llamado así ya que las neuronas se agrupan conformando ganglios) es el más común entre los organismos invertebrados, no obstante, se encuentra especialmente en los moluscos, anélidos y artrópodos. El sistema nervioso anular es típico de los equinodermos.

El sistema nervioso tubular se presenta únicamente en los vertebrados (como el ser humano), y puede ser más simple o más complejo dependiendo de la especie. Está constituido por el sistema nervioso central (formado a su vez por la médula espinal y el encéfalo), y el sistema nervioso periférico (formado por las vías nerviosas). El encéfalo se compone del tronco encefálico, el cerebro y el cerebelo.

Dentro de la Medicina, la Neurología se ocupa del estudio del sistema nervioso central del ser humano, y sus afecciones.

El impulso nervioso es un fenómeno electroquímico, moderado por la distribución (en el interior o el exterior de la membrana de la fibra nerviosa) de iones de carga positiva (cationes) y de carga negativa (aniones).

Las células nerviosas o neuronas poseen tres partes: soma (cuerpo), axón (prolongación nerviosa), y telendrón (porción final de la célula). El soma capta la información, el axón la conduce, y el telendrón la transmite.

Sistema Nervioso Humano

El nombre de sistema nervioso es aquel que se le da al sistema que los animales y humanos tienen para organizar y dirigir las funciones del resto de los órganos que componen el organismo. Es por esto que el sistema nervioso es uno de los más importantes ya que si el mismo entra en complicaciones, el organismo pierde fácilmente la habilidad no sólo para realizar acciones de movimiento si no también para realizar todo tipo de acciones naturales comandadas por el cerebro. La unidad básica de todo sistema nervioso son las neuronas, células que operan conjuntamente y que cuentan con una carga eléctrica, pudiendo a través de ella enviar señales y estímulos nerviosos al resto del organismo. Cuando se habla de sistema nervioso central se está haciendo referencia al sistema nervioso del ser humano, diferente al del resto de los animales.

El sistema nervioso del ser humano tiene como base de partida u órgano de mayor importancia al cerebro. Este órgano se encuentra en el interior del cráneo y tiene como función principal la de organizar los estímulos de todo el organismo y dirigir las acciones al resto de los órganos o partes que componen el cuerpo del ser humano. Además, en el interior del cráneo también se ubican, conectados al cerebro, los órganos conocidos como telencéfalo, diencéfalo, mésencéfalo, la protuberancia y el bulbo raquídeo. Los dos primeros y el cerebro son los que componen al grupo conocido como encéfalo. Inmediatamente después del bulbo raquídeo comienza la médula espinal que recorre toda la espalda y que se ubica entre las vértebras. Esta médula espinal se divide en cervical (a la altura del cuello), toráxica (a la altura del tórax), lumbar y sacra (ambas en la parte inferior de la espalda). Finalmente, otro órgano importante que forma parte del sistema nervioso es el cerebelo, que se encuentra por debajo del cerebro, en la parte posterior, sin formar parte del encéfalo.

La importancia del sistema nervioso es en todos los animales mayor ya que este sistema es el encargado de dirigir y organizar todas las acciones que van desde los simples movimientos hasta el desarrollo del lenguaje, de la memoria, de pensamientos racionales y del conocimiento (en el caso del ser humano). Posibles enfermedades y lesiones al sistema nervioso pueden significar alteraciones severas en la calidad de vida de la persona ya que por lo general se pueden tratar de pérdida del movimiento parcial o total si se daña la médula o enfermedades degenerativas que pueden afectar al conocimiento y a la expresión.

ENFERMEDADES DEL SISTEMA NERVIOSO

El sistema nervioso es un sistema complejo y sofisticado que regula y coordina las funciones y actividades básicas del cuerpo. Está formado por el sistema nervioso central (compuesto del encéfalo y la médula espinal) y el sistema nervioso periférico (compuesto del resto de los elementos neurales). El sistema nervioso controla el pensamiento, el comportamiento, y el movimiento. El sistema nervioso periférico retransmite información al sistema nervioso central para que transmite los mensajes a los músculos y a las glándulas.

Además del encéfalo y la médula espinal, los órganos principales del sistema nervioso son:

  • Los ojos

  • Los oidos

  • Los órganos sensoriales del gusto

  • Los órganos sensoriales del olfato

  • Los receptores sensoriales de la piel, los músculos, las articulaciones y otras partes del cuerpo

El sistema nervioso puede verse afectado por diversos trastornos. Debido a su complejidad y a la tecnología avanzada que se utiliza para evaluarlos y tratarlos, las ramas de la medicina, los especialistas médicos y los servicios clínicos que intervienen en su manejo son tan numerosos y variados como las condiciones y los trastornos.

¿Cuáles son los Trastornos del Sistema Nervioso?

El sistema nervioso es vulnerable a diversos trastornos. Los trastornos del sistema nervioso pueden ser:

  • Trastornos vasculares: como el accidente cerebrovascular, el accidente isquémico transitorio (su sigla en inglés es TIA), la hemorragia subaracnoidea, la hemorragia y el hematoma subdural y la hemorragia extradural.

  • Infecciones: como por ejemplo la meningitis, la encefalitis, la poliomielitis y el absceso epidural.

  • Trastornos estructurales: como por ejemplo las lesiones encefálicas o de la médula espinal, la parálisis de Bell, la espondilosis cervical, el síndrome del túnel carpiano, los tumores

    encefálicos o de la médula espinal, la neuropatía periférica y el síndrome de Guillain-Barré.

  • Trastornos funcionales: como por ejemplo los dolores de cabeza, la epilepsia, los mareos y la neuralgia.

  • Trastornos degenerativos: como por ejemplo la enfermedad de Parkinson, la esclerosis múltiple, la esclerosis lateral amiotrófica (ELA), la corea de Huntington y la enfermedad de Alzheimer.

Otros tipos de enfermedades comunes:

  • Encefalitis

  • Meningitis

  • Paraparesia espástica tropical

  • Quistes aracnoideo

  • Huntington

  • Alzheimer

  • Síndrome de enclaustramiento

  • Tourette

  • Esclerosis múltiple

¿Cuáles son Algunos de los Trastornos Neurológicos que Pueden Observarse en las Embarazadas?

Debido a que muchos trastornos y enfermedades neurológicas causan una enfermedad severa, sólo algunos trastornos se observan en el embarazo. Los trastornos más frecuentes en el embarazo incluyen los siguientes:

  • Migrañas

  • Epilepsia

  • Esclerosis múltiple

Algunas enfermedades neurológicas no afectan al embarazo o lo hacen en forma mínima, mientras que otros pueden aumentar en gran medida los riegos de complicaciones en el embarazo y la enfermedad de la madre y del feto. Asimismo, el embarazo puede afectar ciertos trastornos neurológicos, pero no otros.

El cuidado de la mujer embarazada con trastornos neurológicos suele involucrar a un equipo de profesionales de la salud. Las mujeres pueden aumentar sus probabilidades de llevar un embarazo saludable si reciben cuidados prenatales desde el principio y si trabajan junto con los profesionales de la salud en el control de la enfermedad.

ORGANIZACIÓN FUNCIONAL DEL SISTEMA NERVIOSO

Estructura y función del sistema nervioso central

El sistema nervioso, junto con el sistema endocrino integra y controla las numerosas funciones que permiten que el animal regule su ambiente interno y reaccione a su ambiente externo o lo encare. La unidad funcional del sistema nervioso es la "neurona", que consiste en un cuerpo celular que contiene el núcleo, la maquinaria metabólica, en dendritas para recibir estímulos, y en un axón que retransmite estímulos a otras células. El sistema nervioso se divide en dos partes: el sistema nervioso central y el sistema nervioso periférico.

En lo funcional, el sistema nervioso difiere del endocrino en su capacidad para responder rápidamente, pues el impulso nervioso puede recorrer todo el organismo en cuestión de milisegundos. Las hormonas, en cambio, se mueven a una velocidad menor (por medio del torrente sanguíneo) y es característico que susciten respuestas más lentas pero duraderas.

Las plantas, que no suelen destacarse por su dinamismo, dependen en particular de una intrincada interacción de hormonas para coordinar sus actividades. Para los animales, que también funcionan con hormonas, suelen caracterizarse por sistemas nerviosos, es decir, redes de células nerviosas especializadas.

Clasificación del sistema nervioso

El Sistema nervioso central está constituido por la médula espinal y el encéfalo.

La médula espinal

Es un cordón blanco brillante que se desprende de la base del encéfalo y recorre la columna vertebral, en la prolongación inferior del bulbo raquídeo, mide unos 45 a 50 cms de longitud y pesa entre 26 y 30 gr., está alojada en el interior del conducto vertebral que forman las vértebras y ciertos ligamentos. En un corte transversal se pueden observar dos sustancias: Un área central de sustancia gris y un área externa de sustancia blanca.

La sustancia gris es en su mayor parte interneuronas, que son aquellas que transmiten señales dentro del sistema nervioso central, cuerpos celulares de neuronas motoras y células gliales; está llena de fluido cefaloráquideo.

La sustancia blanca consta principalmente de fibras nerviosas largas provistas de envoltura de mielina que recorren hacia arriba y hacia abajo la médula espinal a intervalos regularmente distribuidos, y a cada lado de la médula espinal, se hallan 31 pares de proyecciones que representan las raíces nerviosas. Estas se unen directamente para formar los nervios mixtos del sistema nervioso periférico.


La neurona

Todas las neuronas "sensoriales" que llegan a la médula espinal de un nervio mixto pasan en primer lugar a una raíz dorsal y luego a la materia gris de la médula. Todas las neuronas "motoras" que se originan en la médula espinal pasan a través de raíces ventrales antes de unirse con los axones sensoriales para formar los nervios mixtos.

La separación de axones sensoriales y motores en las raíces es fácilmente demostrable cuando accidentalmente se cortan o deterioran por cualquier otra causa. La destrucción de las raíces dorsales causan la pérdida de la sensibilidad en aquella parte del cuerpo donde se originan los impulsos sensoriales y la destrucción de las raíces ventrales, causa parálisis muscular en aquellas regiones donde se dirigen las neuronas motoras.

La médula espinal efectúa dos funciones principales de la coordinación nerviosa; en primer lugar función refleja. La médula interviene en los actos involuntarios o inconscientes como por ejemplo, el salto repentino que provoca un susto inesperado o el golpe en la rodilla que hace extender la pierna; para que la acción se efectué eficazmente no se requiere que el encéfalo reciba o envíe impulsos nerviosos. El reflejo requiere la estimulación de muchas neuronas motoras en el momento preciso y al mismo tiempo la inhibición de otras. En estos actos no participa la voluntad.

La neurona y la transmisión nerviosa

Las neuronas se encargan de transmitir impulsos nerviosos a través de señales eléctricas.

Las neuronas se encargan de transmitir impulsos nerviosos a través de señales eléctricas.

El sistema nervioso se compone de una unidad primordial llamada neurona, un tipo de célula altamente especializada cuya principal característica es su incapacidad para reproducirse. Esto significa que el ser humano nace con una cantidad determinada de neuronas, las que, si bien no pueden duplicarse, han demostrado ser unidades muy plásticas y capaces de generar reacciones en situaciones bastante desfavorables.

Las neuronas miden menos de 0.1 milímetro; no obstante, como en el sistema nervioso periférico cada fibra nerviosa en toda su longitud es una prolongación de una sola célula nerviosa, ellas pueden llegar a medir más de un metro.

Las neuronas son las células más características y estudiadas del sistema nervioso. Se componen de tres partes: las dendritas, situadas en torno al citoplasma; el cuerpo celular o soma, y el axón. El axón tiene una doble misión: por una parte, une a las neuronas entre sí (proceso denominado sinapsis) y, por otra, al reunirse con cientos o miles de otros axones, da origen a los nervios que conectan al sistema nervioso con el resto del cuerpo.

Las neuronas poseen una estructura llamada vaina de mielina, formada por células de apoyo -células de Schwann- ubicadas en el axón. Contiene una sustancia blanca y grasa que ayuda a aislar y proteger a los axones y que aumenta la transmisión de los impulsos nerviosos.

El sistema nervioso posee otro tipo de células nerviosas de apoyo, llamadas células gliales, que desempeñan funciones como el mantenimiento del ambiente neuronal, eliminando el exceso de neurotransmisores; la destrucción de microorganismos; el aislamiento de los axones neuronales, y la circulación del líquido cefalorraquídeo que recubre los principales órganos de este sistema.

La transmisión nerviosa

La sinapsis es el proceso que permite la comunicación entre los aproximadamente 28 mil millones de neuronas de nuestro sistema nervioso. Se produce mediante señales químicas y eléctricas y se lleva a cabo en los botones sinápticos, situados en cada extremo de las ramificaciones del axón.

En el interior de cada botón sináptico existen pequeños depósitos llenos de una sustancia química llamada neurotransmisores, que ayudan a traspasar la información de una célula a otra.

Para que el impulso eléctrico se transmita, los iones positivos de sodio que están presentes fuera de la neurona en estado de descanso, traspasan la membrana celular. Al interior de la neurona, la carga eléctrica es negativa. Cuando los iones positivos de sodio ingresan a la neurona, cambian la carga interna de negativa a positiva. En la medida que el impulso avanza por la membrana, su interior recobra la carga negativa. De esta forma, el impulso va pasando desde una neurona a otra.

Función conductora

La información nerviosa que llega a la médula espinal, a través de las neuronas sensoriales, puede ser transmitida a lo largo de la médula mediante las neuronas asociadas. Los impulsos procedentes del encéfalo viajan a través de la médula espinal, atraviesan otras neuronas asociadas, abandonan la médula y continúan por las neuronas motoras como un reflejo simple, pueden girar y ascender hacia el encéfalo o pueden hacer ambas cosas.

El encéfalo

Es la porción dilatada que se halla por encima de la médula espinal, está contenida en la cavidad craneal y se une a la médula espinal a nivel de la primera vértebra cervical, pesa unos 1400 gramos, y tiene la consistencia de un queso semiblando. El encéfalo recibe impulsos nerviosos procedentes de la médula espinal y de los nervios craneales que se dirigen directamente hacia él desde los ojos, el oído interno, u otros sitios del cuerpo.

Aunque los conocimientos de la estructura y función del encéfalo aumentan rápidamente, muchos piensan que jamás se llegara a entenderlo todo. Sin embargo, sus funciones son esenciales, no sólo para la integración y control de una multitud de actividades fisiológicas que ocurren en todo el cuerpo. También para los procesos que identificamos como mente, conciencia, percepción e interpretación de la información proveniente del ambiente externo, pensamiento, memoria y la variedad de evasiones que caracterizan la experiencia humana. La asociación de un estímulo con otro con la memoria y la acción coordinada del cuerpo necesarias para una irritabilidad adecuada, dependen de los circuitos que sigan los impulsos nerviosos en el cerebro.

La duramadre es la más externa y está en contacto con la pared ósea del cráneo; entre el cerebelo y el cerebro forma un pliegue llamado la hoz del cerebro que separa ambos órganos.


La aracnoides está situada entre las otras dos meninges, por debajo de la duramadre. Comprende dos hojas: la hoja parietal y la hoja visceral, que emite prolongaciones en forma de telaraña y que la une con la piamadre. El liquido cefaloraquídeo es segregado por la aracnoides y su función consiste en servir de amortiguador para que la elevación de la presión sanguínea no afecte directamente la sustancia nerviosa, igualmente evita que los centros nerviosos se golpeen contra los huesos a cada movimiento.

La piamadre está en contacto directo con la masa nerviosa y es, por lo tanto, la más interna, está irrigada por vasos sanguíneos.

El sistema Neuro-vegetativo

Este sistema, llamado también Nervioso Periférico o Autónomo, está constituido por los nervios vegetativos, que son los que nos permiten realizar funciones automáticas; es decir, aquellas que no están sujetas a nuestra voluntad y que controlan nuestros órganos y sistemas vitales.

El sistema nervioso vegetativo actúa por dos grandes vías: la simpática y la parasimpática, que tienen acciones antagónicas u opuestas:

- Sistema Nervioso Simpático, Ortosimpático o del Gran Simpático

Está constituido por una doble cadena de ganglios nerviosos que se encuentran a ambos lados de la columna vertebral y que son cúmulos neuronales distribuidos de la siguiente forma: tres cervicales, diez o doce dorsales, cuatro lumbares y cuatro sacros. De estos ganglios simpáticos parten fibras que llegan a los distintos órganos, sobre los que ejercen su función, que consiste en estimular.

Este sistema no es independiente, ya que desde el bulbo y la médula espinal parten las fibras que lo controlan.

- Sistema Nervioso Parasimpático

Sus centros están ubicados a nivel encefálico y en el plexo sacro en la médula espinal; sus fibras se reparten aprovechando el trayecto de algunos nervios craneales (los de origen encefálico) y el del nervio pélvico (las de origen sacro). De esta manera, las fibras que inervan las glándulas salivales (regulando su secreción) circulan con el nervio facial; numerosas fibras parasimpáticas se unen al neumogástrico, separándose del mismo en la medida que van llegando a los órganos que inervan: corazón, bronquios, estómago, hígado, etcétera.

Los sistemas nerviosos del gran simpático y del parasimpático son antagónicos. La distinción entre ambos no es solamente anatómica, sino también funcional, puesto que los dos están presentes en cada uno de los órganos, ejerciendo una función estimuladora (vía simpática) o inhibidora (vía parasimpática).

Este procedimiento de trabajo a dúo es químico, y se realiza por medio de neurotransmisores, que son los que llevan los estímulos desde y hacia los músculos.

La acción parasimpática depende de la acetilcolina y las fibras nerviosas involucradas reciben el nombre de colinérgicas. En el sistema simpático interviene la adrenalina y las fibras son las adrenérgicas.

Para que quede más claro este trabajo en equipo, un ejemplo: en el corazón, la vía simpática estimula el impulso cardíaco y la parasimpática lo frena, controlando el ritmo de los latidos. En una persona de salud normal existe un perfecto equilibrio entre ambos sistemas.
Funciones
Los
nervios mayores o principales, que son 43, se originan en el sistema nervioso central; estas son sus funciones:

- 12 pares emergen desde la
parte inferior del cerebro (nervios craneales) e inervan la cabeza y el cuello.

- 31 pares nacen de la médula espinal (nervios espinales), y se conectan con el resto del cuerpo.

Las meninges

Son tres membranas, conocidas como piamadre, aracnoides y duramadre, que protegen al encéfalo y a la médula espinal. En la parte interna se encuentra la piamadre, que está pegada al encéfalo y a la médula espinal. Luego tenemos la aracnoides, que encierra el espacio subaracnoídeo, que sirve para contener el líquido cefalorraquídeo. La duramadre es la capa más externa y resistente y recubre la cara interna de la columna vertebral y del cráneo, hallándose en contacto directo con la aracnoides.

Los nervios

Considerados como las autopistas de información del sistema nervioso periférico, contienen millones de axones que se extienden desde el tallo cerebral y la médula espinal a todo el cuerpo. Las distintas fibras que componen un nervio se mantienen unidas por tejido conjuntivo. Los nervios pueden clasificarse de diversas maneras:

- Por su origen: en espinales o raquídeos y craneales.

- Por su función: en sensitivos o aferentes, motores o eferentes y mixtos.

- Por la ubicación de los receptores: exteroceptivos, propioceptivos e interoceptivos.

Estructura del encéfalo

El encéfalo humano consiste de dos grandes hemisferios, debido al entrecruzamiento de los tractos espinales, el hemisferio izquierdo controla el lado derecho del cuerpo y viceversa. Tanto el encéfalo como la médula espinal están cubiertos por tres membranas protectoras que reciben el nombre de meninges. Anatómicamente el encéfalo está dividido en tres regiones: el encéfalo posterior, el medio y el anterior, estas divisiones no son inmediatamente reconocibles en el adulto porque cada región está configurada por varias partes o lóbulos, sin embargo, es claramente visible durante el desarrollo del encéfalo en el embrión.


El sistema nervioso

Encéfalo posterior

Las partes principales son la "medula oblongada" y "el cerebelo". La médula oblongada llamada también bulbo raquídeo, tiene la apariencia de ser simplemente la punta dilatada de la médula espinal, su tamaño es pequeño y es esencial para la vida.

Los impulsos nerviosos que estimulan los músculos intercostales y el diafragma que hacen posible la ventilación pulmonar, los nervios que regulan los latidos del corazón, el diámetro de las arterias y otras funciones importantes se originan en la médula oblongada; sus funciones son reguladas por la producción de presente en la sangre. La destrucción de la médula oblongada ocasiona la muerte de inmediato.

El cerebelo

Es el órgano del encéfalo que ocupa la parte posterior e inferior de la cavidad craneal, por encima y por detrás del bulbo raquídeo y la protuberancia anular. Se extiende hacia los lados de estos órganos y por debajo de la porción posterior del cerebro. Tiene forma de mariposa con las alas extendidas y está formado por dos masas laterales llamadas hemisferios cerebelosos separados por una estructura alargada llamada vermis.

Al realizar un corte vertical que pasa a lo largo del "vermis" se puede observar que la sustancia blanca se ubica en la parte media y presenta ramificaciones que en su entorno se denominan "árbol de la vida" . La sustancia gris se encuentra alrededor de la sustancia blanca formando la corteza cerebelosa.

La función mas importante parece ser la de "coordinar la actividad muscular del cuerpo", esta actividad se inicia mediante impulsos que se originan en el área motora del encéfalo anterior. A medida que el cuerpo realiza acciones, son enviados al cerebelo impulsos sensoriales, desde los propioceptores, los ojos, canales semicirculares, entre otros. El cerebelo recibe la información sobre lo que está efectuando el cuerpo y lo compara con lo ordenado por el encéfalo anterior, si existe alguna diferencia, el cerebelo envía señales modificadoras al encéfalo anterior, el cual trasmite las señales correctas.

Otra de las funciones importantes del cerebelo es la de "mantener el equilibrio", si a un animal se le extirpa el cerebelo, se le doblan las patas y no puede andar. El cerebelo es muy sensible al alcohol, es por esa razón que los borrachos titubean al caminar.

El cerebelo se une al cerebro por los llamados "pedúnculos cerebelosos superiores", se une a la protuberancia anular por los "pedúnculos cerebelosos medios" y al bulbo y la médula espinal por los "pedúnculos cerebelosos inferiores". Estos pedúnculos no son más que haces de fibras nerviosas que llevan información hacia y desde el cerebelo.


Encéfalo medio

Es bastante pequeño, transmite los impulsos nerviosos entre el encéfalo anterior y el encéfalo posterior, y el encéfalo anterior y los ojos. Participa también en el mantenimiento del equilibrio.


Encéfalo anterior

La parte más importante del encéfalo la constituye el cerebro y por lo tanto está protegido por el cráneo. El volumen promedio del cerebro en el ser humano actual es de 1500 ml, el peso es de 1200 gr. en el hombre y en la mujer de 1.110gr aproximadamente.


El volumen se compone de dos hemisferios grandes, cada uno de estos se subdivide en cuatro lóbulos: frontal, parietal, occipital y temporal. Estos hemisferios están conectados por una masa de fibra nerviosa densamente aglomerada que se llama "cuerpo calloso" .

La corteza cerebral es una fina capa de sustancia gris que forma la superficie externa del cerebro. Por debajo de la corteza, el cerebro está constituido por sustancia blanca que conecta la corteza cerebral con todas las áreas del cuerpo. El encéfalo anterior también comprende el tálamo, el hipotálamo, parte de la glándula pituitaria y la glándula pineal.


El tálamo está formado por dos masa ovoides de sustancia gris, una a cada lado, es el principal centro retransmisor entre el tallo encefálico y los centros encefálicos superiores; sus núcleos procesan y discriminan la información sensorial, se dice que es el portero de la corteza cerebral.


El hipotálamo está justo debajo del tálamo, contiene núcleos responsables de las actividades asociadas con el sexo, hambre, sed, placer, dolor e ira; además produce una cantidad de hormonas que controlan la secreción de hormonas por la glándula hipófisis, de modo que desempeña un papel importante en la coordinación de las actividades de los sistemas nervioso y endocrino.


El hipotalamo

Localizaciones funcionales en el cerebro: muchas funciones cerebrales, tanto receptoras como efectoras, se encuentran localizadas en regiones especificas de la corteza cerebral. El área que está justo delante de la cisura de Rolando, en el lóbulo frontal, es la corteza motora que interviene en las actividades musculares, o sea, las funciones motoras, si alguna parte de esta región del cerebro se lesiona, la persona se puede ver incapacitada para efectuar correctamente algunos movimientos como: caminar, correr, levantar peso, etc. El área que está justo detrás de la cisura de Rolando, en el lóbulo parietal, es la corteza sensitiva, que interviene en la recepción de los estímulos táctiles, los relacionados con la gustación, la temperatura y el dolor.

Las funciones llamadas sensoriales; visión, audición y gusto, también se encuentran localizadas en la corteza. Así, la visión se localiza en el polo occipital (parte posterior del lóbulo occipital); la audición se localiza en el lóbulo temporal, por debajo y hacia el centro de la cisura de Silvio, finalmente el gusto se localiza en la parte central profunda de la cisura de Silvio. La lesión de cualquiera de estas áreas puede llegar a causar ceguera, sordera o incapacidad para saborear alimentos.

Vídeos Gratis
www.Santos-Catolicos.com
¡DVDs, Artículos y Libros Gratis!
FREE DVDS & VIDEOS
WATCH & DOWNLOAD ALL THE DVDS & VIDEOS FOR FREE!