Síntomas de la Diabetes

Los cuatro síntomas que son más comunes en la diabetes son:

  • Aumento de la sed

  • Orinar frecuentemente

  • Tener mucha hambre

  • Pérdida de peso sin motivo aparente.

A continuación se explica el porqué de estos síntomas:

Cada una de las células del cuerpo necesita energía para poder sobrevivir. Las personas obtienen la energía convirtiendo los alimentos que come en grasas y azúcares (glucosa). Esta glucosa viaja por el torrente sanguíneo como un componente normal de la sangre. Las células de la sangre toman entonces una pequeña cantidad de glucosa de la sangre para utilizarla como energía. La sustancia que permite que la célula tome la glucosa de la sangre es una proteína llamada insulina.

La insulina es producida por las células beta que se encuentran en el páncreas. El páncreas es un órgano que se localiza cerca del estómago.

Cuando la glucosa en sangre incrementa, las células beta secretan insulina al torrente sanguíneo y la distribuyen a todas las células del cuerpo.

La insulina se adhiera a las proteínas de la superficie de la célula y permite el azúcar que pase de la sangre a la célula, en donde es convertida en energía.

Una persona con diabetes tipo 2 o diabetes gestacional no puede producir una cantidad suficiente de insulina o la que produce no es “sensible”, lo que significa que el cuerpo no puede utilizarla de manera adecuada. Una persona con diabetes tipo 2, produce nada o muy poca insulina.

Sin la insulina necesaria, las células del cuerpo no pueden utilizar la glucosa que está en la sangre y empiezan a tener hambre mientras que la glucosa se va acumulando en el torrente sanguíneo.

En respuesta de esta falta de energía en las células, el cerebro manda señales que le dicen al cuerpo que coma más. Mientras tanto, otras células del cuerpo intentan obtener energía rompiendo las células grasas y el músculo. El hígado puede convertir las proteínas del músculo en glucosa. Entonces un ciclo vicioso inicia: Se crea más glucosa pero no se puede transformar en energía debido a que no hay suficiente cantidad de insulina para llevar la glucosa del torrente sanguíneo a las células del cuerpo.

Cuando hay mucha glucosa en la sangre, el cuerpo se trata de deshacer de ella por medio de la orina. La orina de las personas sanas, no contiene azúcar. En las personas con diabetes el exceso de glucosa absorbe el agua así como lo haría una esponja. La personas producen cantidades excesivas de orina debido a toda esta agua. Toda esta orina hace que la persona sienta sed, por lo que toma agua de forma excesiva.

Todo lo anterior se debe a una falta de insulina que provoca que las personas con diabetes desarrollan los síntomas clásicos de la diabetes: Pierden peso pero tienen mucho apetito, toman agua en exceso y van al baño a orinar constantemente.

¿Cuáles son los Sintomas de la Diabetes?

Las primeras etapas de la diabetes se caracterizan por tener muy pocos síntomas, por lo tanto puede que no sepa que tiene la enfermedad. Pero posiblemente ésta ya le haya dañado la vista, los riñones y el sistema cardiovascular aun antes de que note los síntomas. Tiene riesgo de sufrir diabetes si:

  • Tiene más de 45 años de edad.

  • Está pasado de peso.

  • No hace ejercicio regularmente.

  • Su padre, madre, hermano o hermana tiene diabetes.

  • Tuvo un bebé que pesó más de 9 libras (4 kg) o tuvo diabetes gestacional cuando estaba embarazada.

  • Es de origen afroamericano, hispánico americano/latino, americano nativo, asiático americano o isleño del Pacífico.

  • Si tiene uno o más de estos factores de riesgo, quizás su médico quiera que se haga pruebas para la diabetes. Podría hacerse pruebas a una edad más joven y con más frecuencia si tiene factores de riesgo. Consulte a su médico acerca del riesgo de desarrollar diabetes y sobre un plan para pruebas regulares.

Síntomas de la diabetes tipo 1

  • Necesidad de orinar con frecuencia

  • Mucha sed

  • Mucha hambre

  • Pérdida de peso sin tratar de hacerlo

  • Cansancio o debilidad

Un azúcar en la sangre muy alto produce todos estos síntomas. Los síntomas usualmente aparecen rápidamente y son muy obvios. En la mayoría de los casos, la tipo 1 es diagnosticada cuando la persona no se siente bien y va al médico.

Síntomas de la diabetes tipo 2

Por cada tres personas que tienen diabetes tipo 2, una de ellas no lo sabe. Esto es porque a menudo la tipo 2 es asintomática. En las personas que sí tienen síntomas, éstos puede que no sean severos. Son signos que la gente tiende a soportar o a ignorar. No obstante, estos también son signos de azúcar alto en la sangre. Si tiene diabetes tipo 2, ha tenido cualquiera de los siguientes síntomas:

  • Necesidad de orinar con frecuencia

  • Mucha sed o hambre

  • Cansancio

  • Visión borrosa

  • Piel seca, picazón en la piel

  • Infecciones frecuentes

  • Curación lenta de las cortaduras o llagas

Algunas personas tienen diabetes tipo 2 durante muchos años antes de que les sea diagnosticada. Durante ese tiempo puede presentar otros problemas de salud. Los siguientes síntomas usualmente significan que la diabetes ha pasado desapercibida durante muchos años:

  • Entumecimiento u hormigueo de las manos o los pies

  • Problemas con la función sexual

Introducción a la Diabetes

La diabetes es una enfermedad que cambia la forma en que el organismo utiliza la glucosa (azúcar) para formar energía.

Las personas que no tienen diabetes tienen los niveles de glucosa en sangre normales.

Si no tiene diabetes, el alimento que come se digiere en el estómago y se transforma en glucosa (un tipo de azúcar). La glucosa viaja a través de la sangre a las células del cuerpo. La insulina producida por su propio páncreas permite que la glucosa pueda entrar en las células del cuerpo y de esta manera proveerlas de la energía que necesitan para realizar sus funciones.

Las personas con diabetes tienen los niveles de glucosa en sangre muy altos.

La razón de esto es que su páncreas no está produciendo la insulina suficiente o la que produce no trabaja de forma adecuada. De cualquier forma, sin la insulina las células no pueden obtener la glucosa que necesitan. Por el contrario, la glucosa se va acumulando en su sangre elevando su nivel en la sangre mientras que las células se “mueren de hambre”.

Cuando su nivel de glucosa en sangre es muy alto, su cuerpo desecha la glucosa y las calorías por medio de la orina. Como resultado, usted puede tener uno o más de los siguientes síntomas:

  • Sed

  • Orinar con mucha frecuencia, más allá de lo normal

  • Hambre

  • Pérdida de peso sin razón aparente

  • Cansancio, más de lo normal

  • Heridas que no sanan o que sanan muy lentamente

  • Piel seca y escamosa

  • Pérdida de sensación en los pies, hormigueo en manos y pies

  • Disfunciones sexuales

  • Visión borrosa

La diabetes es una enfermedad crónica

La diabetes al ser una enfermedad crónica no se cura, ni desaparecerá en cualquier momento aun con los tratamientos. Es una enfermedad progresiva, lo que significa que si se deja sin tratamiento, puede provocar serias complicaciones. La buena noticia es que la diabetes puede controlarse. Aun así, se debe monitorear constantemente para lograr un control.

Un tratamiento que funciona en un primer momento, puede necesitar ajustes con forme pasa el tiempo para poder mantener los niveles de glucosa bajo control, que es en donde debe de estar la mayor parte del tiempo. Su equipo multidisciplinario de salud trabajará con usted para decidir cuál es el nivel adecuado de glucosa en sangre para usted.

Aprenda más acerca de los diferentes tipos de diabetes:

Diabetes Mellitus Tipo 1 y 2: ¿Qué es la Diabetes? Sintomas, Tipos, Gestacional, Dietas

Vídeos Gratis
www.Santos-Catolicos.com
¡DVDs, Artículos y Libros Gratis!
FREE DVDS & VIDEOS
WATCH & DOWNLOAD ALL THE DVDS & VIDEOS FOR FREE!