Seguridad Social o Seguro Social - ¿Qué es Seguridad Social? Seguridad Social Definición y Concepto

Introducción

La Organización Internacional del Trabajo (OIT), definió la Seguridad Social en un documento publicado en 1991 denominado "Administración de la seguridad social":

Es la protección que la sociedad proporciona a sus miembros, mediante una serie de medidas públicas, contra las privaciones económicas y sociales que , de no ser así, ocasionarían la desaparición o una fuerte reducción de los ingresos por causa de enfermedad, maternidad , accidente de trabajo, o enfermedad laboral, desempleo, invalidez, vejez y muerte; y también la protección en forma de asistencia médica y de ayuda a las familias con hijos.

De acuerdo con esta definición, el documento indica que el objetivo de la Seguridad Social es:

Velar porque las personas que están en la imposibilidad - sea temporal o permanente - de obtener un ingreso, o que deben asumir responsabilidades financieras excepcionales, puedan seguir satisfaciendo sus necesidades, proporcionándoles, a tal efecto, recursos financieros o determinados bienes o servicios.

La Seguridad Social nace en Alemania, en la epoca del Canciller Otto von Bismarck, con la Ley del Seguro de Enfermedad, en 1883.

Posteriormente, el concepto es ampliado por Sir W. Beveridge en 1942 con las prestaciones sanitarias y la constitución del Servicio Nacional de Salud británico.

¿Qué es la Seguridad Social?

La seguridad social es un conjunto de medidas que la sociedad proporciona a sus integrantes con la finalidad de evitar desequilibrios económicos y sociales que, de no resolverse, significarían la reducción o la pérdida de los ingresos a causa de contingencias como la enfermedad, los accidentes, la maternidad o el desempleo, entre otras.

La forma más común de identificar la seguridad social es mediante las prestaciones y la asistencia médica, sin embargo, esas son solo algunas de las formas en las que se presenta en la vida cotidiana. En los hechos, la seguridad social también se encuentra en los actos solidarios e inclusivos de las personas hacia los demás, pues esos actos llevan en sí mismos la búsqueda del bienestar social.

En la actualidad, existe un consenso internacional respecto a la consideración de la seguridad social como un derecho humano inalienable, producto de casi un siglo del trabajo mancomunado de organismos internacionales relevantes, como la Organización Internacional del Trabajo (OIT), la Organización de las Naciones Unidas (ONU), e instituciones supranacionales, como la Asociación Internacional de Seguridad Social (AISS), la Organización Iberoamericana de Seguridad Social (OISS) y la Conferencia Interamericana de Seguridad Social (CISS).

Por último, cabe señalar que la seguridad social es mencionada como un derecho en la Carta Internacional de Derechos Humanos, donde claramente se expresa:

Artículo 22

Toda persona, como miembro de la sociedad, tiene derecho a la seguridad social, y a obtener, mediante el esfuerzo nacional y la cooperación internacional, habida cuenta de la organización y los recursos de cada Estado, la satisfacción de los derechos económicos, sociales y culturales, indispensables a su dignidad y al libre desarrollo de su personalidad.

Definición de Seguridad Social

El concepto de seguridad social es un concepto que surge principalmente en el siglo XX como resultado de diferentes situaciones de crisis generalizadas, económicas, sociales y políticas que buscan entonces ser aplacadas por la acción del Estado. La seguridad social es la acción que los diferentes Estados pueden llevar adelante para eliminar problemas tales como la pobreza, la miseria, el desempleo, etc. y asegurar los miembros de la sociedad el acceso permanente a los derechos más importantes.

La seguridad social es un complejo fenómeno que se relaciona con el surgimiento del Estado benefactor, aquel Estado que se encarga de otorgar a los sectores más humildes de la sociedad el acceso a derechos tales como empleo, vivienda, seguridad, alimentación, educación. Esto nos permite establecer a la seguridad social como un fenómeno característico de diferentes momentos del siglo XX ya que previamente los Estados no tomaban conciencia de la importancia de cumplir con estos elementos.

Las formas mediante las cuales la seguridad social se puede llevar a cabo varían de país a país y de época a época. Sin embargo, se basan principalmente en asegurar el empleo o el mantenimiento temporal de aquellos sectores más empobrecidos, por lo general a través del otorgamiento de subsidios y de diferentes planes de asistencialismo. En algunos casos, la seguridad social también tiene que ver con la creación y desarrollo de planes de pleno empleo que buscan generar y reactivar la economía a través del aumento del empleo en diferentes sectores.

En algunos casos es difícil distinguir entre seguridad social y asistencialismo crónico que no implica una verdadera reactivación económica e incentivo para los sectores trabajadores si no que se termina volviendo en un medio de mantenimiento de la pobreza y de la creación de sectores de apoyo hacia los gobiernos a nivel político.

Definición de Seguro Social

El seguro social es un programa que financia o administra el gobierno para satisfacer las necesidades básicas de las personas sin recursos. Por lo general suelen estar dirigidos a quienes viven en condiciones de pobreza, a los discapacitados, a las familias numerosas y a los ancianos.

La noción de seguridad social nace en Alemania, cuando el canciller Otto von Bismarck impulsó la Ley del Seguro de Enfermedad en 1883. En Estados Unidos, el concepto comenzó a popularizarse con la Social Security Act de 1935.

De acuerdo a la definición aportada por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), la seguridad social es la protección que la sociedad brinda a todos sus integrantes, a través de distintas medidas públicas.

Los beneficios de la seguridad social tienen carácter de integrales e irrenunciables. El Estado está obligado a conceder estos beneficios y no puede dejar librada la atención a los emprendimientos privados.

En otras palabras, el Estado debe promover el sistema de ayuda mutua obligatoria que ofrezca cobertura a los ciudadanos ante distintas situaciones, como la pérdida de la capacidad laboral o la imposibilidad de generar ingresos que permitan satisfacer sus necesidades básicas.

La función del seguro social es resguardar a las personas de los imprevistos del trabajo y de los eventos naturales como nacimientos, enfermedades, muerte u otros. Los beneficios pueden ser prestados directamente por el Estado o comprometiendo para esto a la sociedad en general.

Cabe destacar que se conoce como cargas sociales a los sucesos que generan necesidades económicas que requieren atención por la pérdida del trabajo o por el surgimiento de gastos adicionales.

¿Qué es Seguridad Social Para Todos?

Seguridad social para todos es el programa social y educativo más importante de la región y está dedicado a construir los cimientos de una cultura en seguridad social que poco a poco sensibilice a la población en general acerca de los valores y principios que la sustentan, poniendo a disposición de todas las personas, sin importar edad o situación económica, y del conjunto de las jurisdicciones educativas, herramientas informativas amenas sobre temáticas relacionadas con la materia.

La iniciativa parte de la premisa de que la seguridad social está presente en todas las etapas de la vida de las personas, pero en general se ignora su presencia y se desconocen sus aportes en favor de una vida más digna. Aún en la actualidad, una proporción importante de las poblaciones de los países de América Latina carecen de protección social y peor aún, no la entienden como un derecho exigible en toda sociedad. El origen de esta realidad responde a numerosos factores, entre los que se destacan la falta de información y de educación, así como una condición social de exclusión en la cual no se pudo disfrutar ni valorar un esquema de protección social. Esta situación de desinformación genera numerosos prejuicios relacionados con la seguridad social, entre los que pueden mencionarse ideas como soy joven, no necesito a la seguridad social; para qué aportar, si falta mucho tiempo para mi pensión; la seguridad social es costosa, o para qué sirve aportar si en este país las situaciones cambian tan rápido que cuando necesite una prestación seguro que no va a existir. El programa Seguridad social para todos pretende evitar nuevos prejuicios así como reducir los efectos negativos de los ya existentes.

Seguridad Social: Conceptos Basicos

La seguridad social es un sistema público para la asistencia y protección de las personas incluidas en su campo de aplicación y de los familiares a cargo, frente a determinadas contingencias o situaciones. La seguridad Social cuenta con dos grandes sistemas de protección.

Modalidad contributiva: incluye a los trabajadores y sus respectivos familiares, trabajadores por cuenta ajena y propia, funcionarios, estudiantes… para poder acceder a esta modalidad hay que tener cubiertos determinados periodos de cotización.

Modalidad no contributiva: incluye a, por ejemplo, los españoles residentes en España, que no estén incluidos en la modalidad anterior, ya sea por no haber cotizado nunca, o no haberlo hecho suficientemente y que carecen de recursos económicos, incluye prestaciones de asistencia sanitaria, incapacidad permanente y jubilación.

De entre las prestaciones de la seguridad social destacan:

  • Asistencia sanitaria.

  • Riesgo durante el embarazo.

  • Incapacidad permanente.

  • Muerte y supervivencia.

  • Incapacidad temporal.

  • Maternidad.

  • Jubilación.

  • Protección por desempleo.

Regímenes

En nuestro país la Seguridad Social cuenta con dos grandes regímenes.

Régimen general:

Incluye a todos los trabajadores españoles o extranjeros que trabajen habitualmente en territorio nacional, por cuenta ajena, y que no estén incluidos en algún régimen especial.

Regimenes especiales:

Son los establecidos para determinados actividades en razón de las particularidades de las mismas. Los trabajadores incluidos son los siguientes:

  • Trabajadores agrarios.

  • Trabajadores de la minería y el carbón.

  • Trabajadores autónomos.

  • Funcionarios públicos, civiles y militares.

  • Empleados del hogar.

  • Estudiantes.

  • Otros grupos.

En esta ocasión vamos a centrarnos en el régimen general de la seguridad social, en el cual, existen una serie de requisitos y obligaciones por parte del empresario y los trabajadores.

Inscripción en la Empresa:

El empresario debe de inscribirse en ala administración de la tesorería general de la seguridad social. De su provincia.

Afiliación, altas y bajas de los trabajadores

La afiliación es un acto obligatorio para todos los trabajadores, se realiza una sola vez en el momento de firmar el primer contrato y antes de comenzar a trabajar. Es responsabilidad del empresario, no obstante si este no la realizase la podrá realizar el propio trabajador. Los empresarios deben también comunicar las altas y bajas y variaciones en los datos de sus trabajadores.

El alta se formalizara con anterioridad al inicio de a prestación de servicios y se realizara cada vez que se firme un contrato nuevo. La baja se produce cuando finaliza la relación laboral. El empresario deberá dar de baja al trabajador en los seis días siguientes al cese de la actividad.

Cotización

El empresario y el trabajador tienen la obligación de cotizar mensualmente a la Seguridad Social desde el momento en que se inicia la actividad laboral. Dicha obligación finaliza en el momento en el que se produce la extinción de la relación laboral.

La cantidad mensual, más conocida como la cuota se obtiene aplicando unos porcentajes a las bases de cotización. Existen dos bases de cotización.

Base de cotización para contingencias comunes

Se obtiene sumando el salario del mes, la parte proporcional de pagas extras.Se utiliza para el cálculo de prestaciones económicas por incapacidad temporal, incapacidad permanente, viudedad y orfandad derivadas de enfermedad común y accidente no laboral, y papa el cálculo de la prestación por maternidad y de la pensión de jubilación.

Las cuotas se pagan entre empresario y trabajador, aunque este último en menor porcentaje.

Base de cotización para contingencias profesionales

Se obtiene sumando el salario del mes, la parte proporcional de pagas extras y el importe de las horas extraordinarias.

Se utiliza para el cálculo de las prestaciones económicas por incapacidad temporal, incapacidad permanente, viudedad y orfandad derivadas de un accidente de trabajo y enfermedad profesional, y para el cálculo de la prestación por desempleo.

La base reguladora

Las prestaciones económicas de la seguridad social se obtienen tomando como referencia la base reguladora la cual se obtiene aplicando unos porcentajes a la base de cotización correspondiente. Dichos porcentajes son distintos dependiendo la prestación que queramos calcular.

Prestaciones de la seguridad Social

A continuación te describimos brevemente las principales prestaciones de la Seguridad Social.

Prestación por incapacidad temporal

La prestación económica por incapacidad temporal trata de cubrir la falta de ingresos que se produce cuando el trabajador, debido a una enfermedad o accidente, está imposibilitado temporalmente para trabajar y precisa asistencia sanitaria de la Seguridad Social.

Prestación por maternidad

Las prestaciones económicas por maternidad tratan de cubrir la pérdida de rentas del trabajo o de ingresos que sufren los trabajadores, por cuenta ajena o por cuenta propia, cuando se suspende su contrato o se interrumpe su actividad para disfrutar de los períodos de descanso por maternidad, adopción y acogimiento, legalmente establecidos.

Riesgo durante el embarazo

Trata de cubrir la pérdida de ingresos que se produce, cuando la trabajadora es declarada en situación de suspensión del contrato de trabajo por riesgo durante el embarazo, en los supuestos en que, debiendo cambiar de puesto de trabajo o de actividad por otro compatible con su estado, dicho cambio no resulte técnica u objetivamente posible o no pueda razonablemente exigirse por motivos justificados.

Incapacidad permanente

Prestación económica que, en su modalidad contributiva, trata de cubrir la pérdida de rentas salariales o profesionales que sufre una persona, cuando estando afectada por un proceso patológico o traumático derivado de una enfermedad o accidente, ve reducida o anulada su capacidad laboral de forma presumiblemente definitiva.

La incapacidad permanente presenta diversos grados, exigiendo cada uno de ellos requisitos determinados según la siguiente tabla.

  • Incapacidad permanente parcial para la profesión habitual.

    • Ocasiona al trabajador una disminución no inferior al 33% en su rendimiento normal para dicha profesión, sin impedirle la realización de tareas fundamentales de la misma.

    • La prestación consiste en una indemnización a tanto alzado, igual a BR. Se abona en un pago único.

  • Incapacidad permanente total para la profesión habitual.

    • Inhabilita al trabajador para la realización de tareas básicas de su profesión, siempre que pueda dedicarse a otra distinta.

    • Pensión mensual vitalicia equivalente al 55% de la base reguladora. Si el trabajador es mayor de 55 años el porcentaje será del 75%

  • Incapacidad permanente absoluta

    • Inhabilita completamente al trabajador para toda profesión u oficio.

    • Pensión del 100% de la base reguladora.

  • Gran invalidez

    • Es la situación del trabajador con incapacidad permanente y que necesite la asistencia de otra persona para los actos más esenciales de la vida, tales como vestirse, desplazarse, comer o análogos.

    • Pensión del 100% de la base reguladora, incrementada en un 50% destinada a remunerar a la persona que atienda al invalido.

Jubilación

La prestación por jubilación, en su modalidad contributiva, cubre la pérdida de ingresos que sufre una persona cuando, alcanzada la edad establecida, cesa en el trabajo por cuenta ajena o propia, poniendo fin a su vida laboral, o reduce su jornada de trabajo y su salario en los términos legalmente establecidos.

Muerte y supervivencia

Las prestaciones por muerte y supervivencia están destinadas a compensar la situación de necesidad económica que produce, para determinadas personas, el fallecimiento de otras.

Tipos de prestaciones:

Existen varios tipos de prestaciones encuadradas dentro de este punto, a continuación te señalamos las dos más representativas.

  • Auxilio por defunción:

    • Consiste en una ayuda para costear los gastos del sepelio cuya cuantía está actualmente en los 39.08 euros

  • Pensión de viudedad:

    • Se trata de una pensión vitalicia en favor del cónyuge superviviente.

Vídeos Gratis
www.Santos-Catolicos.com
¡DVDs, Artículos y Libros Gratis!
FREE DVDS & VIDEOS
WATCH & DOWNLOAD ALL THE DVDS & VIDEOS FOR FREE!