Virus del Papiloma Humano (VPH): ¿Qué es el Papiloma Human? Sintomas, Causas y Tratamiento en Hombres y Mujeres

Virus del Papiloma Humano

Virus del papiloma humano: Grupo de más de 150 virus diferentes causantes de las verrugas comunes en el ser humano. En algunos casos estos virus pueden acabar causando un cáncer en el cuello uterino o en la boca.

Un Papiloma es un tumor pediculado benigno que se forma en las papilas de la piel o de las mucosas. El mismo es de común aparición y desarrollo en las células epiteliales, creciendo con proyección externa, semejante a los helechos muy pequeños. Generalmente, nacen y crecen desde la piel.

Existen diferentes tipos de papiloma, entre los más comunes se cuentan: papiloma fibroepitelial (de tejido fibroso), papiloma intercanalicular (un tumor propio de la glándula mamaria o de aquellos conductos próximos al pezón. Su singularidad en la manifestación es la secreción serosa o sangrienta del pezón, aunque, lo común es que no provoque retracción del pezón), papiloma invertido (es típico en aquellas células que crecen hacia el estroma subyacente), papiloma cutáneo (el más común es de color marrón o carne, es pequeño y se observa mayormente en el cuello de los ancianos) y papiloma escamoso (se manifiesta en la mucosa oral, es benigno y está vinculado al Virus del papiloma Humano (VPH).

El Virus del papiloma Humano es un grupo diverso de virus ADN, que pertenecen a la familia de los Papillomaviridae; casi todos los virus que pertenecen a esta familia, despiertan infecciones productivas en el epitelio estratificado de la piel y mucosas de los humanos y algunos animales.

Hay identificados aproximadamente 150 diferentes tipos de VPH y la mayoría no suele despertar ningún síntoma en quien lo padece, aunque, en aquellos casos que sí lo hacen pueden causar desde verrugas y condilomas hasta infecciones sub clínicas, peligrosas, ya que pueden desembocar en cáncer cervical, de vulva, de ano o de vagina. En tanto, la transmisión del mismo puede ser por contacto piel a piel o bien por vía sexual.

¿Qué es el VPH , Virus del Papiloma Humano?

El VPH, cuyas iniciales quieren decir "Virus del Papiloma Humano", es en realidad el nombre que se le da a un gran grupo de virus similares (diferentes cepas), más de 150. Lo que tienen en común, es que la mayoría de estos virus se transmiten por relaciones sexuales, e infectan las zonas genitales.

Entre las consecuencias del contagio de este virus, está el cáncer de cuello uterino como lo más peligroso, y entre lo menos peligroso está el surgimiento de verrugas en el área. Incluso muchas personas no presentan síntomas observables.

¿Qué es el Papiloma Humano? Datos y Estadísticas

Los virus del papiloma humano comprenden un grupo de virus que se transmiten, casi exclusivamente por contacto sexual, y cuya infección es la causa de la producción del cáncer de cuello de útero, además de otros cánceres de vulva, vagina, ano y pene.

Existen más de 150 tipos distintos de estos virus que pueden infectar al ser humano, aunque sólo 15 de ellos se consideran de alto riesgo para el desarrollo de cáncer de cuello de útero, siendo los llamados tipo 16 y 18 los causantes de más del 70% de los cánceres. Otros tipos (tipos 6 y 11) son los causantes de los denominados condilomas acuminados (verrugas genitales), y de la aparición de verrugas en la parte alta de las vías respiratorias (papilomatosis respiratoria recurrente), debido a la infección de las vías respiratorias en el recién nacido de una madre infectada, durante el parto.

En el mundo, entre el 10 y 15% de las mujeres de 30 a 35 años están infectadas, si bien existen grandes diferencias entre países, asociadas a las distintas pautas de relaciones sexuales (más riesgo cuando es más alta la promiscuidad sexual y la edad de inicio de las relaciones sexuales). En España alrededor del 3% de las mujeres de 30-35 años está infectada.

En la época actual, la actividad sexual ilícita se ha convertido en una práctica más extendida entre la juventud que en generaciones anteriores. Desafortunadamente, muchos de los jóvenes de hoy no se dan cuenta que el sexo es algo más que una experiencia placentera, ya que toda forma de actividad sexual conlleva riesgos tales como las infecciones de transmisión sexual y el Infierno. Aunque la mayoría de la gente de nuestra sociedad está consciente de la existencia de infecciones como el Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH), el cual ha recibido la atención de los medios de comunicación masiva por ser el causante principal del Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA), muchas personas no saben de los peligros que representan las infecciones de transmisión sexual menos conocidas como el Virus del Papiloma Humano (VPH), que es el principal causante del Cáncer Cervical.

Los datos estadísticos ilustran el grado en que el VPH afecta a nuestro país y específicamente al Estado de Yucatán. Hoy en día, 1 de cada 10 mujeres mexicanas sufren de este mal. Las mujeres entre los 15 y 25 años de edad son la más susceptibles de ser infectadas con el VPH y las mujeres que viven en las áreas rurales son tres veces más vulnerables de ser infectadas que las que viven en las zonas urbanas. La manifestación clínica más importante y peligrosa del VPH es el Cáncer Cervical, que afecta aproximadamente a 10,000 mujeres mexicanas cada año y genera, anualmente, la muerte de la mitad de ellas. Estas cifras representan en nuestro país aproximadamente 10 muertes al año por cada 100,000 habitantes, lo que significa que una mujer mexicana muere de Cáncer Cervical cada 2 horas. En México el Cáncer Cervical es la principal causa de muertes por cáncer en las mujeres de más de 25 años. El VPH es una preocupación particular en el Estado de Yucatán, el cual presenta una mortalidad por Cáncer Cervical por encima del promedio nacional, ya que 13 de cada 100,000 yucatecas mueren anualmente debido a esta enfermedad.

Dado el grave riesgo que representa el VPH es importante comprender la naturaleza de la infección y sus consecuencias. La mayoría de la gente ignora que aproximadamente el 50% de los hombres y mujeres sexualmente activos mundialmente presentan infección del VPH, en al menos una etapa de sus vidas. En el 70% de los casos el sistema inmunológico de nuestros cuerpos es capaz de eliminar la infección, mientras el 30% restante desarrolla infecciones crónicas dañinas. Existen más de 30 tipos de VPH infecciosos, cada uno de los cuales es clasificado como de bajo o alto riesgo, siendo estos últimos los asociados con el Cáncer Cervical. Entre los tipos clasificados de alto riesgo, el 16 y el 18 son los causantes del 75% de los casos reportados de Cáncer Cervical. El cáncer Cervical puede ser detectado a tiempo cuando apenas se inicia, por medio de revisiones periódicas, utilizando la prueba de Papanicolau. Si no se tratan oportunamente las lesiones precancerosas, éstas pueden desarrollar células cancerosas invasivas que a menudo desembocan en la muerte de la persona. Además del Cáncer Cervical, los estudios han mostrado que el VPH de alto riesgo también está asociado al 40% de los casos de cáncer de vulva, 70% al cáncer vaginal, 40% al cáncer de pene, 85% de los casos de cáncer anal y, potencialmente, al 50% de los casos de cáncer oral. Por otro lado, los tipos de VPH de bajo riesgo pueden provocar verrugas genitales, siendo los más comunes los tipos 6 y 11 que son los que generan, aproximadamente, el 90% de los casos de verrugas genitales. Estas verrugas pueden ser removidas con diversos procedimientos que incluyen cirugía, aplicación de ácido o congelación, sin embargo, la efectividad de estos tratamientos es impredecible ya que las verrugas pueden volver a surgir a lo largo de la vida de la persona.

Es conveniente tomar ciertas precauciones para disminuir el riesgo de infección por VPH. El método preventivo más reciente es la vacunación, la cual, administrada correctamente, previene infecciones de los tipos 6, 11, 16 y 18 en individuos que no han sido expuestos al virus. En Yucatán estas vacunas pueden ser administradas por los hospitales del IMSS y del ISSSTE de manera gratuita. Las niñas de 9 a 12 años de edad son las principales beneficiarias con la administración de la vacuna; ellas pueden recibirla gratuitamente y evitar los altos precios que tiene la vacuna en las clínicas privadas. Las personas que no tienen acceso a esta vacuna pueden reducir el riesgo de desarrollar el cáncer cervical, sometiéndose a pruebas periódicas para detectar lesiones pre-cancerígenas, lo que les permitiría recibir el tratamiento adecuado. Y, por supuesto, no fornican.

México tiene un programa denominado "Programa de Prevención y Control del Cáncer Cervicouterino" en todos sus Centros de Salud. Este programa ofrece gratuitamente la prueba de Papanicolau, a todas las mujeres que lo solicitan en las unidades médicas del sector público. Cuando a una mujer se le detectan por medio de estas pruebas lesiones pre-cancerígenas son enviadas a hospitales especializados donde pueden recibir los tratamientos apropiados por médicos especializados. Este tratamiento, sin embargo, no es gratuito para toda la población, solamente lo reciben de manera gratuita las mujeres de bajos recursos económicos.

Causas del Virus del Papiloma Humano

La trasmisión del virus del papiloma humano por contagio directo es una de las causas más frecuentes. El VHP provoca (no siempre) que las células se vuelvan anormales. Nuestro organismo entra en acción y logra que estas células vuelvan a la normalidad. Pero no siempre sucede así. Es entonces cuando pueden aparecer los síntomas en forma de verrugas genitales u orofaríngeas o, en el peor de los casos, cáncer. Estos síntomas pueden tardar meses en aparecer y, en el caso del cáncer, incluso años.

Además de la conducta sexual, otras causas o factores de riesgo asociados al virus del papiloma humano son el consumo de tabaco, la utilización prolongada de anticonceptivos (no usar anticonceptivos, es un pecado), la malnutrición, tener el sistema inmunológico deprimido o, en el caso de las mujeres, haber tenido múltiples embarazos.

Síntomas y Signos del Virus del Papiloma Humano

Si bien es cierto que el virus del papiloma humano en muchos casos es una patología asintomática, en otros sí presenta unos síntomas característicos, como las verrugas mencionadas anteriormente. Otra posibilidad menos frecuente pero más grave es el cáncer de cuello uterino que, por desgracia, no presenta síntomas hasta que la enfermedad está muy avanzada. De ahí la necesidad de realizar las oportunas pruebas de detección para este tipo de cáncer. Lo mismo sucede con los otros tipos de cánceres asociados al VPH. Otro de los síntomas del virus del papiloma humano es la papilomatosis respiratoria recurrente. En este caso las verrugas aparecen en la garganta, pudiendo bloquear en ocasiones las vías respiratorias y causar ronquera o dificultades para respirar.

Virus del Papiloma Humano (VPH): Causas, Síntomas y Tratamientos

El cáncer del cuello uterino es el segundo cáncer de la mujer en frecuencia en todo el mundo después del cáncer de mama y es el principal cáncer de la mujer en la mayoría de los países en vías de desarrollo, donde ocurre el 80% de los casos de cáncer de cuello uterino. Se estima que causa alrededor de 500.000 muertes al año en todo el mundo. Su frecuencia es mayor en países en desarrollo.

El virus del papiloma humano es un grupo grande de virus de los cuales se han identificado más de 150 tipos, de éstos cerca de 40 son transmitidos sexualmente e infectan el aparato genital masculino y femenino. De estos el grupo de tipos considerados de alto riesgo (de producir cáncer) está constituido por al menos 15 tipos.

El virus del papiloma humano produce infecciones de piel y también afecta las mucosas del tracto anogenital, el oral (boca, garganta) y respiratorio.

En la piel las lesiones más frecuentes son las verrugas cutáneas, también llamadas verrugas vulgares y las verrugas plantares, que son lesiones en las plantas de los pies, a menudo dolorosas. Las lesiones anogenitales incluyen las verrugas genitales (condiloma acuminado, cresta de gallo) que son formaciones carnosas con aspecto de coliflor que aparecen en las zonas húmedas de los genitales. Las verrugas genitales, por lo común, son causadas por los tipos VPH-11 y VPH-16. Estos tipos de VPH también pueden producir verrugas en el cuello del útero, en la vagina, la uretra y el ano.

En el boca y garganta el virus del papiloma humano produce el papiloma oral y el papiloma laríngeo. También producen el papiloma de la conjuntiva del ojo y el papiloma nasal.

Este virus esta relacionado con alteraciones del epitelio del cuello uterino denominadas neoplasia intraepitelial cervical (NIC), las cuales se han clasificado en tres grados 1, 2 y 3. La NIC 3 en particular se considera una lesión precancerosa precursora del cáncer cervicouterino. Los virus del papiloma humano también están relacionados con varios tipos de cáncer, entre los cuales se incluyen: cáncer del cuello del útero (cervicouterino) y cáncer de varios órganos, tales como: amígdala, faringe, esófago, mama, próstata, ovario, uretra y de piel.

Modo de Transmisión

Las infecciones en el cuello uterino y en la vagina por lo general se transmiten por contacto sexual; no obstante, hay evidencia de otras formas de contagio como son instrumentos médicos inadecuadamente esterilizados etc.

Otra forma de contagio, aunque poco frecuente, es de la madre al niño durante el parto en los casos que existen verrugas genitales en el canal vaginal. En estos casos puede producirse en el niño un cuadro denominado papilomatosis laríngea. Este tipo de transmisión del virus es poco común y se previene practicando una cesárea en el momento del parto.

Las verrugas vulgares pueden autoinocularse. Las verrugas genitales pueden transmitirse por contacto directo de la piel con las verrugas.

Estos son solo algunos de los factores de riesgo asociados al VPH que son determinantes para que esta evolución hacia el cáncer se dé, los más importantes son:

1. Conducta sexual

2. Consumo de tabaco.

3. Mujeres con alto número de embarazos

4. Sistema inmunológico deprimido.

5. Uso prolongado de anticonceptivos

6. Malnutrición.

Recomendaciones Generales para Prevención del Cáncer Cervicouterino

1. Un control riguroso, periódico, mediante el examen de Papanicolaou (al menos una vez al año o más frecuente si así lo indica su médico).

2. Las mujeres mayores de 30 años también es recomendable que se sometan a una prueba de ADN de VPH, además de la citología.

3. No fumar. El fumado aumenta el riesgo de que las lesiones provocadas por este virus evolucionen hacia cáncer.

4. No usar anticonceptivos. Investigaciones médicas han demostrado que el uso de anticonceptivos orales incrementar el riesgo de carcinoma cervical hasta 4 veces en mujeres infectadas por VPH (anticonceptivos también es un pecado mortal).

5. Estimular el sistema inmunológico.

Para ello es conveniente tener una alimentación muy sana y variada.

La Vacuna Contra el Virus del Papiloma Humano

En este momento varias vacunas contra el virus del papiloma humano se encuentran en investigación. No obstante, solo una ha sido aprobada para su uso en seres humanos por la Food en Drug Administration de los Estados Unidos (FDA). La vacuna combate la enfermedad y crea resistencia. No es un virus vivo ni muerto. La vacuna previene las infecciones de los VPH tipo 6, 11, 16 y 18. Es una vacuna que no contiene el virus de papiloma humano y por ello no hay peligro de contagiarse para aquellas personas que se apliquen las tres dosis recomendadas. El FDA aprobó la vacuna en niñas y mujeres con edades entre los 9 y 26 años.

Son 3 inyecciones. Una vez aplicada la primera, necesitará vacunarse por segunda vez 2 meses después. La tercera vacuna debe ser inyectada 6 meses después de la primera.

En mujeres jóvenes sexualmente inmorales y pecaminosas la frecuencia de la infección por el VPH es tan alta que una persona puede infectarse, curarse de la infección y volverse a infectar por un nuevo tipo de VPH, que a su vez cura espontáneamente después de algún tiempo.

Vídeos Gratis
www.Santos-Catolicos.com
¡DVDs, Artículos y Libros Gratis!
FREE DVDS & VIDEOS
WATCH & DOWNLOAD ALL THE DVDS & VIDEOS FOR FREE!