¿Qué es el SIDA? | ¿Qué es el VIH? | ¿Qué Causa el SIDA?

A continuación presentamos algunos conceptos que te pueden resultar útiles a la hora de entender de la enfermedad.

VIH

El VIH o Virus de la Inmunodeficiencia Humana es un microorganismo que ataca al Sistema Inmune de las personas, debilitándolo y haciéndoles vulnerables ante una serie de infecciones, algunas de las cuáles pueden poner en peligro la vida.

SIDA

El Síndrome de la Inmunodeficiencia Adquirida o SIDA es el estado de la infección por el VIH caracterizado por bajos niveles de defensas y la aparición de infecciones oportunistas.

Según cálculos de la OMS y ONUSIDA, a finales de 2011 había en el mundo unos 34,2 millones de personas infectadas por el VIH. Ese mismo año, contrajeron la infección unos 2,5 millones de personas, y unos 1,7 millones murieron por causas relacionadas con el SIDA, entre ellos 230.000 niños.

Más de las dos terceras partes de las infecciones nuevas se producen en el África subsahariana.

¿Cuál es la Diferencia entre el VIH y el SIDA?

Con frecuencia oímos hablar de la infección por VIH y del SIDA como si fueran sinónimos, pero, Tener VIH No quiere decir que se tiene SIDA. El estar infectado con el VIH significa que uno ha estado expuesto al virus y que No es definitivo que vaya a desarrollar la enfermedad. Se puede permanecer sin síntomas (Portador Asintomático), por mucho tiempo. Es de fundamental importancia resaltar que con el avance de los nuevos tratamientos se puede vivir saludablemente con el VIH toda la vida.

El SIDA es la etapa avanzada de la infección por VIH con presencia de síntomas que se producen cuando el Sistema Inmunológico se deteriora y deja de funcionar en forma eficaz, desarrollándose enfermedades oportunistas y/o marcadoras debido a que se ha perdido la capacidad de defensa del organismo de luchar contra los distintos agentes que causan enfermedades.

Sistema Inmunitario

El Sistema Inmunitario (S.I.) es el conjunto de tejidos, células y moléculas responsables de la inmunidad (la protección del cuerpo frente a agentes extraños y perjudiciales), y su respuesta colectiva y coordinada frente a la entrada en el organismo de ciertas sustancias extrañas se denomina respuesta inmunitaria.

Para poder llevar a cabo esta respuesta inmunitaria nuestro cuerpo cuenta con las células del sistema inmunitario, entre las que destacan los linfocitos o glóbulos blancos.

Seropositivo/a

Dentro del cuadro clínico del VIH se considera que una persona es seropositiva cuando está infectada por el VIH. La seropositividad se determina mediante la realización de un análisis de sangre que demuestra la presencia de anticuerpos específicos contra el VIH en un organismo infectado.

Infecciones Oportunistas

Las infecciones oportunistas son infecciones producidas por otros agentes que aparecen cuando las defensas inmunitarias de una persona infectada por el VIH son insuficientes. Se trata de infecciones que un sistema inmunitario sano podría combatir pero contra las cuales un organismo infectado es incapaz de protegerse.

Linfocitos CD4

Los linfocitos CD4 son un tipo de células que forman parte del SI y que se encargan de la fabricación de anticuerpos para combatir las infecciones. Son la diana preferente del VIH. Al destruirlos el VIH acaba con la capacidad defensiva del cuerpo.

Virus de Inmunodeficiencia Humana

¿Qué es el VIH?

El VIH es un virus con capacidad para infectar al ser humano y provocar un cuadro de inmunodeficiencia, es decir, disminuye una parte del sistema inmune del ser humano.

Existen dos tipos: el VIH-1 y el VIH-2. El que predomina es el tipo 1, que es el más agresivo de los dos. El tipo 2 predomina en algunas regiones de África. Este virus es capaz de penetrar en los linfocitos CD4 y cumplir su ciclo vital dentro de ellos.

Luego los destruye, por lo que las defensas van disminuyendo. De esta forma, el organismo es más vulnerable ante enfermedades e infecciones denominadas oportunistas.

¿Qué es el SIDA?

El SIDA es una de las pandemias más potentes, que han ataco a la raza humana en los últimos tiempos. La fuerza con que se ha propagado por todo el globo, sólo se compara con algunas enfermedades en la antigüedad.

El SIDA es provocado por un virus llamado Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH), el cual es un retrovirus, los cuales se caracterizan específicamente, por su tamaño pequeño y el tener, solamente ARN dentro de su material genético. Todas estas características, hacen que el SIDA, sea un virus tan difícil de combatir por nuestro organismo. Principalmente, por su alta mutabilidad.

Es conocido el hecho, que los primeros casos, se dieron en la población homosexual, de los Estados Unidos. Ellos presentaban cuadros respiratorios muy agresivos. Los cuales eran potenciados por un sistema inmunológico, muy decaído. Por ello se señala que el SIDA, es una enfermedad inmunodepresora. O sea, ataca el sistema de las defensas naturales del organismo humano. Por lo mismo, las personas no se mueren por el SIDA. Sino que por otras patologías que ingresan al cuerpo, el cual al tener las defensas bajas, no se puede defender. Generalmente, los pacientes, se mueren por casos agudos de neumonías u otros cuadros pulmonares y respiratorios.

Todos los contagios se deben a una transmisión directa de los fluidos y sangre de una persona, al torrente sanguíneo de otra. Por lo mismo, se señala, que la forma más usual de contagiarse, es por medio de las relaciones sexuales. Ya sean vaginales, anales e incluso las orales. Entre homosexuales o heterosexuales. Otras maneras de contagiarse, son el compartir agujas (sobretodo en drogadictos), transfusiones de sangre y de una madre infecta a su hijo, por medio del cordón umbilical, en su período de gestación.

Lo complicado del SIDA, es que cuando nos infectamos, nos tardamos mucho tiempo en darnos cuenta. Esto se debe por el período de latencia del SIDA. El cual puede estar circulando por años en nuestro torrente sanguíneo y no vamos a sentir nada. Por ello, si creemos que pudimos haber tenido una conducta de riesgo, lo más prudente es realizarse los exámenes pertinentes, para averiguar si estamos infectados. Estos son de tipo sanguíneo, los cuales no tardan mucho tiempo, en darnos un panorama claro, sobre nuestro estado. Siempre es recomendable realizárselos con una contra muestra. Ya que en una primera instancia, se nos puede dar un resultado que no es el correcto.

Aprendiendo Sobre SIDA / Aprendiendo Sobre VIH

¿Qué es el VIH?

El VIH (siglas en inglés) es el Virus de la Inmunodeficiencia Humana. Es un virus que ataca al Sistema Inmunológico, debilitándolo y, por lo tanto, disminuyendo la capacidad del organismo para defenderse frente a enfermedades o infecciones llamadas "oportunistas".

¿Qué es el SIDA?

El SIDA, Síndrome de Inmuno Deficiencia Adquirida, es la etapa de la Infección por VIH que se caracteriza por la aparición de síntomas de enfermedades llamadas marcadoras, es decir, aquellas que típicamente están relacionadas con el avance de la infección ante el deterioro del sistema inmunológico.

¿Cómo actúa el Virus?

El VIH ingresa al organismo a través del torrente sanguíneo y como cualquier otro virus, no puede sobrevivir en forma independiente, sino que debe hacerlo en el interior de una célula. El VIH tiene la particularidad de invadir y destruir a los linfocitos CD4, subgrupo de los glóbulos blancos, encargados de dirigir el funcionamiento de todo el sistema inmunológico. Dentro del linfocito CD4 el virus comenzará a reproducirse hasta destruirlo, transmitiendo su información genética de forma tal que se crearan nuevas células que en lugar de defender al individuo destruirán las células que debían defenderlo. De este modo, a medida que el virus se reproduce, el organismo se hace cada vez más vulnerable quedando disminuida su capacidad de defensa ante la presencia de otras enfermedades.

¿Cómo se Puede Saber si una Persona está Infectada con el VIH?

La única manera de saber con seguridad si alguien está infectado con VIH es a través de un análisis de sangre en el laboratorio.

Una persona está infectada desde el momento en que el VIH (denominado antígeno por ser un elemento ajeno a nuestro organismo) ingresa en la sangre, provocando la respuesta del Sistema Inmunológico para defender al organismo (producción de anticuerpos) ante la agresión del agente infeccioso.

En el caso de los anticuerpos contra el VIH, el proceso es complejo, ya que los anticuerpos, a diferencia de lo que sucede con otros antígenos, no protegen al individuo, es decir: la persona puede volver a infectarse (reinfección) en cada nuevo contacto con el virus.

Cuando el VIH ingresa al organismo se producen anticuerpos como respuesta. El proceso de generar los anticuerpos frente al VIH es variable y puede oscilar dentro de un periodo que abarca entre 2 y 6 semanas y hasta 3 meses (Período de Ventana o de Seroconversión) La técnica utilizada más frecuentemente es la denominada Test de Elisa que permite detectar la presencia de dichos anticuerpos.

Es de fundamental importancia resaltar que un resultado positivo (reactivo) solamente indica que el organismo ha producido anticuerpos en respuesta a la infección por el VIH. En ningún momento se puede afirmar que esa persona "tiene SIDA" pues el diagnostico de SIDA es exclusivamente clínico, es decir, debe ser realizado por el médico.

¿A que se Denomina Periodo de Ventana?

El Período de Ventana o de seroconversión, se corresponde con el primer estadío de la infección, es decir que, a pesar de un resultado negativo (no reactivo), la persona puede estar infectada y, por lo tanto, transmitir el virus, debido a que el organismo no ha tenido aún tiempo de desarrollar la suficiente cantidad de anticuerpos en la sangre para ser detectados a través del Test de Elisa. El período ventana, entonces, se extiende desde el ingreso del virus al organismo hasta el momento en que éste genera el número de anticuerpos necesario para ser captados por las pruebas. Es por este motivo que se debe repetir la prueba en un período de 3 meses para asegurar el resultado.

Las técnicas realizadas más frecuentemente son:

ELISA (técnica sensible pero No específica)

WESTERN BLOT (test confirmatorio por ser específico)

Los test pueden dar resultados falsos positivos o falsos negativos, por lo tanto las veces que da positivo debe ser verificado por pruebas confirmatorias.

* Significado de un resultado negativo

Negativo o No Reactivo: no se detectan anticuerpos anti-VIH

Hay tres significados posibles:

- Que no tiene el VIH

- Que se está en el Período de Ventana o seroconversión.

- Muy rara vez, una persona puede tener el VIH pero no haber producido anticuerpos. En estos casos debemos tener en cuenta, como lo mencionamos anteriormente que será el médico el encargado de determinar el diagnóstico definitivo.

Significado de un Resultado Positivo

Positivo o Reactivo: Presencia de anticuerpos anti-VIH Indica que la persona se ha infectado con el VIH y que puede transmitirlo. Significa que es seropositiva y no que esté enferma de sida. El análisis no puede detectar el tiempo que el virus ha estado en el cuerpo, es decir que, el test determina que si hubo contacto con el virus, pero no cuándo lo hubo.

¿Qué es el Análisis de Carga Viral (C.V.)?

El análisis de Carga Viral (C.V.) mide la cantidad de virus en sangre y resulta imprescindible, conjuntamente con el recuento de CD4 (marcador del nivel de las defensas del Sistema Inmunológico), como indicador pronóstico de la evolución de los pacientes tratados con medicación antirretroviral, posibilitando saber con mayor precisión acerca de cuál debe ser el tratamiento específico, cuándo comenzarlo, como así también, cuándo se hace necesario realizar un cambio en la medicación.

Con las nuevas terapias, conocidas comúnmente como "cócteles", la mayoría de las veces la C.V baja a menos de 50/20 copias, que es hasta el momento el umbral por debajo del cual no es posible detectar el virus. Cuando el resultado indica niveles no detectables no significa que la persona no está infectada, significa que no hubo, para este tipo de prueba, detección del virus en sangre, el cual puede estar en mucha mayor cantidad alojado en órganos y ganglios (en la sangre se encuentra el 2 por ciento, aproximadamente, del total de la cantidad de virus presente en el organismo).

Para un tratamiento, lo ideal es hacer una medición cada tres meses, ya que este análisis permite monitorear los tratamientos.

Es de fundamental importancia la adherencia al tratamiento, lo que significa que los pacientes no discontinúen la medicación, ya que, toda interrupción genera cepas resistentes, teniendo en cuenta que el VIH se reproduce a razón de 10.000 millones de copias diarias.

¿En qué Lugares de Nuestro Organismo se Encuentra el VIH?

El VIH se encuentra en todos los líquidos y fluidos de nuestro cuerpo, pero sólo en la sangre, el semen (incluido el líquido pre-seminal), los fluidos vaginales y la leche materna el VIH tiene la concentración suficiente como para transmitir la infección.

Si bien el virus está presente en la saliva, las lágrimas y el sudor, no existe, hasta el presente, evidencia de que el virus se transmita por medio de ellos, ya que su concentración está por debajo del umbral necesario para transmitir la infección, motivo por el cual no se los considera una vía de transmisión del VIH.

¿Cómo se Transmite el VIH?

La infección por VIH se produce a través de tres únicas vías de transmisión:

  1. Transmisión Sexual

  2. Transmisión Sanguínea

  3. Transmisión Vertical (madre a hijo)

Transmisión Sexual

El VIH puede transmitirse a través de las relaciones sexuales con penetración (vaginal, anal u oral). La transmisión se produce a través de las lesiones microscópicas (no visibles al ojo humano) que tienen lugar durante el acto sexual y que se producen a nivel de las mucosas (boca, pene, vagina, ano).

Las relaciones sexuales con una persona infectada, sea del otro sexo o del mismo sexo, pueden transmitir el VIH debido a que éste se encuentra presente en el Semen (incluyendo el líquido Pre-seminal, secreción que se produce durante la erección y antes de la eyaculación), en la Sangre (incluyendo la sangre de la menstruación) y en las Secreciones Vaginales.

Transmisión Sanguínea

En Usuarios a Drogas Intravenosas el riesgo de transmisión aumenta al intercambiar y compartir jeringas, agujas u otros instrumentos que puedan estar contaminados. Entre los casos nuevos de infección, los usuarios de drogas intravenosas, constituyen el grupo poblacional de crecimiento más rápido en la infección por VIH, ya que tienen la posibilidad de transmitir el virus por doble vía: parenteral (sanguínea) y sexual.

Se debe tener en cuenta que el uso (y abuso) de cualquier tipo de drogas, alcohol, psicofármacos y estimulantes en general, aumenta el riesgo de transmisión del VIH, ya que los efectos que esas sustancias provocan en las personas.

El riesgo de infección a través de Transfusiones de sangre debe ser evitado a través del adecuado control de la sangre donada (Ley 22.990) y de todos los productos derivados de ella.

La Ley 23.798 (Ley Nacional de SIDA) establece la obligatoriedad de dicho control a través de las autoridades sanitarias. Por lo tanto debemos exigir que la sangre a transfundir haya sido testeada. Actualmente debe procederse del mismo modo en los casos de Donación de Órganos.

Donar sangre es absolutamente seguro (para el donante), siendo de fundamental importancia exigir que las agujas y jeringas a utilizar sean descartables.

Otras formas de transmisión sanguínea del VIH podrían ocurrir por el uso compartido de elementos corto punzantes, hojas de afeitar, cepillos de dientes. Las tijeras, agujas de acupuntura, agujas para tatuajes o para perforar orejas, implican riesgo en la medida en que no estén debidamente esterilizadas en caso de ser reutilizadas.

Transmisión Vertical

En el caso de la mujer infectada por VIH puede transmitir el virus al hijo ya sea, durante el embarazo (a través de la placenta), durante el parto o también durante el período de amamantamiento (lactancia).

Actualmente, las mujeres embarazadas deben pedir que se les realicen los análisis para detectar el VIH porque, en caso de estar infectadas, tienen derecho a recibir tratamiento médico para ellas y para su bebé durante el embarazo, el parto y posteriormente al nacimiento, ya que los avances científicos reducen muy significativamente el riesgo de transmisión del virus al bebe.

La lactancia materna, por su alta concentración de virus, se encuentra totalmente desaconsejada si la mamá está infectada.

¿Cuáles son las Medidas de Prevención?

Es de fundamental importancia resaltar que poder implementar Medidas de Prevención está en relación directa a poder acceder a la Educación y al Conocimiento, como herramientas privilegiadas para enfrentar los desafíos que representa la complejidad de la Problemática VIH/Sida, dado que es lo único que posibilitará a la sociedad en su conjunto actuar mancomunadamente en la Lucha Contra el Sida, mejorando nuestra calidad de vida, ya que no debemos olvidar que la información clara y correcta, brindada continua y sistemáticamente, permitirá que cada uno actúe responsablemente en el momento de decidir entre actitudes de riesgo o de prevención.

La Prevención es, en la actualidad, la herramienta más eficaz ante la infección por VIH. Para lograr los necesarios cambios en el comportamiento es fundamental tener en claro el tema, a fin de contrarrestar los falsos mitos, tabúes, prejuicios y creencias que conducen a que la información llegue por vía negativa, aumentando el miedo, el rechazo y la discriminación hacia las personas que viven con VIH/Sida.

El SIDA, comprendido como una Problemática del ser humano, implica necesariamente cambios en los conceptos de Salud y Enfermedad, por lo tanto, nos estamos refiriendo a intervenir en:

PREVENCIÓN PRIMARIA: Para evitar contraer la infección por VIH.

PREVENCIÓN SECUNDARIA: Para vivir saludablemente con el VIH y evitar el pasaje a la enfermedad. Estamos hablando de considerar al ser humano como protagonista de actitudes responsables de la vida, lo que implica quererse, cuidarse y respetarse para así poder relacionarnos desde este lugar en el vínculo con el otro.

Intervenir tanto desde la Prevención Primaria como Secundaria, será lo que nos permitirá trabajar solidaria y eficazmente en el momento de traducir nuestros conocimientos, sentimientos y emociones en acciones que posibiliten contrarrestar el alarmante crecimiento de la epidemia.

Medidas de Prevención

Transmisión Sexual

No fornicar: es el único método lícito de prevención de la infección por VIH.

Transmisión Sanguínea

• No abuse de las drogas. Cuando se consumen drogas por vía endovenosa (legal o ilegal), nunca se deben compartir los instrumentos utilizados para inyectarse, dado que, se debe tener en cuenta que la cantidad de sangre que puede quedar en ellos puede ser suficiente para transmitir el VIH. Es de fundamental importancia poder utilizar agujas y jeringas sin uso.

• Respecto a las intervenciones quirúrgicas, las transfusiones o los trasplantes de órgano, tanto la sangre como sus derivados y los órganos deben estar efectivamente controlados. El instrumental a utilizar debe estar debidamente esterilizado, privilegiando aquel que pueda ser descartable. Estas recomendaciones son igualmente válidas para las prácticas odontológicas.

• Para evitar los accidentes laborales a nivel de los trabajadores del área de la salud y del personal de mantenimiento que trabajan dentro de ese área, se deben respetar las Normas Universales de Bioseguridad.

• Para los trabajadores de la salud, el desconocimiento acerca de la condición de infectado o no de las personas, pone de manifiesto la necesidad de respetar las Medidas de Bioseguridad universales, lo que significa tratar a todos los pacientes con dichas normas de bioseguridad (uso de guantes, uso de jeringas y agujas descartables, descontaminación y esterilización del instrumental), sin necesidad previa de un análisis de detección de VIH.

Transmision Vertical (madre a hijo)

Como ya se señaló anteriormente, es de fundamental importancia que toda mujer embarazada solicite que se le realicen los análisis para detectar el VIH dado que, en caso de estar infectadas, deben comenzar con el tratamiento médico desde el embarazo, por estar fehacientemente comprobado que dicho tratamiento reduce significativamente el riesgo de transmisión del virus al bebe.

La normativa vigente en la Argentina, similar a la de otros lugares del mundo, establece que las mamás VIH positivas deben recibir AZT a partir de la semana 14 del embarazo hasta el momento del parto (momento en que se les suministra por vía endovenosa).

Con respecto al bebé, debe recibir AZT en jarabe durante las seis semanas consecutivas al nacimiento. Con estas precauciones, el riego de transmisión del VIH de la madre al hijo se reducen del 30% al 8%.

La lactancia materna, por su alta concentración de virus, se encuentra totalmente desaconsejada si la mamá está infectada.

Vídeos Gratis
www.Santos-Catolicos.com
¡DVDs, Artículos y Libros Gratis!
FREE DVDS & VIDEOS
WATCH & DOWNLOAD ALL THE DVDS & VIDEOS FOR FREE!