Postres y Recetas de Postres Fáciles y Rápidos, Caseros, Sencillos, Consejos y Ideas

Definición de Postre (introducción)

postreEl término postre se utiliza para designar a un tipo de plato que se caracteriza por ser dulce y por servirse por lo general al final de una cena o como elemento principal en la merienda o desayuno. Los postres pueden ser básicamente elementos que no requieren elaboración como las frutas aunque en la mayoría de los casos se utiliza el nombre de postre para platos más elaborados como flanes, tortas o masas. Los postres son extremadamente variados en lo que hace a colores, formas, sabores y texturas, pudiéndose encontrar una infinita cantidad de opciones para disfrutar.

Los postres son para muchas personas la parte más atractiva de toda la cena ya que por lo general los mismos suelen ser más coloridos que el resto de los platos. Al mismo tiempo, al ser en su gran mayoría preparaciones dulces, el paladar los recibe mucho más fácil que a otros sabores y gustos que a veces pueden resultar agresivos o hasta desagradables.

Cada región, país o ciudad cuenta con sus propias tradiciones en lo que hace a su gastronomía dulce. Esto tiene que ver por un lado con la disponibilidad de productos y materias primas que hay en la zona pero también con las tradiciones y las costumbres de cada cultura específica. En este sentido, mientras en Europa central los postres suelen ser abundantes, calóricos y más bien pesados por las bajas temperaturas, en Europa mediterránea los mismos son más livianos como también lo son los de las zonas tropicales.

Entre los postres más populares encontramos diferentes tipos de tortas, tartas, postres hechos en base a frutas, postres cremosos y para consumir con cuchara, postres fríos y helados, postres secos y postres calientes.

Normalmente, los postres se pueden conseguir tanto en locales especializados como lo son las panaderías, las confiterías o las pastelerías o si no en supermercados o en dietéticas.

Recetas de Postres Fáciles y Rápidos

Como hacer torrijas de pan paso 5

Como hacer Torrijas de Pan

Torrijas de Pan paso a paso, eso es lo que veremos hoy y es que llegando la Semana Santa las torrijas toman protagonismo como dulce típico de estas fiestas. Por eso no es de extrañar que en un montón de blogs amigos se estén publicando distintas recetas de este rico dulce.

Puedes encontrar montones de recetas de torrijas distintas ya que aun siendo una receta muy sencilla permite infinidad de posibilidades. Esto se debe a tres factores fundamentales: por un lado está el pan que empleemos en la torrija que puede ser de barra, de molde, especial para torrijas, etc. Después el líquido donde bañemos este pan puede ser leche, vino, una combinación de ambos o lo que más te guste. Y por último el acabado final de la torrija con un baño de almíbar ligero o miel rebajada con agua y la posibilidad de añadir canela, azúcar en polvo, etc.

Como ves tienes tantas torrijas como ganas tengas de probar recetas diferentes así que hoy explicaré la receta que suelo preparar y tu decide si quieres modificar cualquieras de los ingredientes que lleva. Dentro de unos días veremos otra receta de torrijas un tanto especial que seguro que os gustará, ahora a la cocina!!!

Ingredientes para hacer Torrijas de Pan (para 10/12 Torrijas):

  • 1 barra de pan del día anterior

  • 400 ml de leche

  • 125 ml de vino dulce tipo moscatel (yo usé Moscatel Gloria un vino de Chiclana de la Frontera)

  • 3 cucharadas de azúcar

  • 2 huevos enteros

  • 125 ml de miel (aproximadamente medio vaso de tubo)

  • 125 ml de agua (aproximadamente medio vaso de tubo)

  • Aceite de girasol para freír

  • Azúcar glas y canela en polvo

Receta para hacer Torrijas de Pan (para 10/12 Torrijas):

1º) Corta la barra de pan en rebanadas de más o menos un dedo de grosor. El pan para torrijas debe ser del día antes o estará demasiado blando y se deshará en los baños de leche o huevos. Si usas pan especial para torrijas no es necesario que esté duro pues su grosor especial ayuda a que no se desborone la torrija. Si solo tienes una barra de pan fresco corta las rodajas un poco más gruesas para que no se deshagan.

2º) Coge el vino y caliéntalo un poco en un cazo (no uses el microondas). Hacemos esto para poder disolver las tres cucharadas de azúcar pues en frío no se disuelven bien. Así que una vez caliente añade el azúcar y mezcla hasta que esté bien disuelto. Después mezcla con la leche (que puede estar fría o tibia) en una fuente y ve bañando las rebanadas de pan por ambas caras. Después de pasarlas por la leche déjalas sobre otra fuente para que suelten el exceso de líquido.

3º) Pon en una sartén a calentar aceite de girasol suficiente para que puedas meter las torrijas. Coge los huevos y bátelos bien. Pasa cada torrijas por ambas caras por el huevo batido.

4º) Cuando el aceite esté caliente añade las torrijas. Deja que se doren por un lado antes de darles la vuelta. Puedes ayudarte de una pinza si te resulta más cómodo y cuando las torrijas tengan buen color por ambas caras sácalas y déjalas escurrir sobre papel absorbente en una bandeja.

5º) Cuando estén todas las torrijas preparadas espolvorea canela molida y azúcar glas a tu gusto.

6º) Solo queda darle el baño dulce a las torrijas. Pon la miel con el agua a calentar en un cazo y cuando la miel esté bien fluida y mezclada con el agua baña las torrijas por ambos lados. Fuera de la cocina y a comer!!!

A comer:

No recomiendo que la leche esté caliente al meter el pan pues puede deshacer las torrijas. Si tu receta requiere calentar leche con canela y azúcar (por ejemplo) deja que la leche entibie antes de bañar las rebanadas de pan.

Si usas una sartén de tamaño mediano no te hará falta usar demasiado aceite, haz las torrijas de tres en tres por ejemplo y así la temperatura del aceite no bajará.

Espero que les guste la receta y que disfruten en la mesa con este plato. Un saludo desde la cocina.

Mousse de Chocolate Negro

Mousse de Chocolate Negro

Mousse de Chocolate Negro. Aquí tenéis la mousse de chocolate que prometí en un especial paso a paso para que nadie tenga problemas a la hora de preparar esta mousse en casa ;)

Por cierto, si preparáis la mousse un día antes mucho mejor, ya que así la mousse cogerá cuerpo en el frigorífico y estará mucho más rica. Así que ya sabéis …. a la cocina!!!

Ingredientes para hacer Mousse de Chocolate Negro (para 2 personas):

  • 100 gramos de chocolate negro para postres o especial para fundir

  • 65 gramos de azúcar (unas 3 cucharadas)

  • 15 gramos de mantequilla sin sal

  • 2 huevos grandes (XL)

  • 1 cucharada de agua

Receta para hacer Mousse de Chocolate Negro (para dos personas):

1º) Vamos a realizar un poco de trabajo preliminar para que nos salga bien la mousse de chocolate ya que los tiempos entre las distintas fases son muy importantes. Así que coge los huevos y separa las claras de las yemas. Pica el chocolate finamente. Pesa la mantequilla y el azúcar.

2º) Ahora monta las claras de huevo con 1 cucharada de azúcar. Lo mejor es montar un poco las claras y cuando empiecen a coger cuerpo añades el azúcar y terminas de montarlas. Deben quedar bien duras (fíjate en la fotografía)

Mousse de Chocolate Negro - Montar Claras

3º) Añade el azúcar restante (2 cucharadas) a las yemas de huevo y bate con unas varillas hasta obtener una mezcla espumosa y algo blanquecina.

Mousse de Chocolate Negro - Montar Yemas

4º) Coge el chocolate picado y añádele la mantequilla y el agua. Derrítelo todo (al baño maría, en microondas o en un cazo a fuego muy lento) y mezcla bien. Luego deja que se temple la mezcla pero sin que enfríe del todo, entonces añade las yemas de huevo y mezcla bien.

Mousse de Chocolate Negro - Derretir chocolate

5º) A continuación añade como un tercio de las claras de huevo que tienes montadas y mezcla bien. Luego añade el resto de las claras y mezcla con movimientos envolventes para que no se pierda el aire que está atrapado en las claras.

Mousse de Chocolate Negro - Mezclar chocolate y claras

6º) Por último rellena los vasos donde vayas a servir la mousse y deja que se asiente la mezcla durante media hora antes de meter al frigorífico bien cubiertos. Deja en el frío al menos 3 horas, pero lo mejor es dejar la mousse de un día para otro, se pone con más cuerpo y con un sabor más acentuado. Fuera de la cocina y a comer!!!!

Mousse de Chocolate Negro

A comer:

Esta es una receta que no recomiendo hacer en verano a menos que tengas mucha seguridad en los huevos que usas. Al igual que cuando hacemos mayonesa en esta receta los huevos van crudos y esto puede provocar diversos problemas digestivos y de salud si los huevos no están en condiciones. Así que ya sabes, para hacer la mousse de chocolate debes usa huevos muy frescos y si estás con las calores del verano mejor dejarlo.

No hace falta usar azúcar glass para hacer el merengue (las claras de huevo con el azúcar) ya que al llevar poca cantidad de azúcar la mezcla no se satura y el azúcar se derrite en la clara de huevo. Si hiciéramos un merengue con más azúcar sería otra cosa ;)

Os decía en la receta que los tiempos son importantes y ahora os explico por qué. Una vez derretido el chocolate no podemos añadir el huevo directamente pues se cocería la yema (y cuajaría) estropeando nuestra mousse. Por eso hay que esperar a que entibie. Pero tampoco podemos dejar que enfríe del todo pues lo que cuajaría en este caso sería la mezcla de chocolate con mantequilla.

Una vez que añadamos la yema al chocolate este se enfriará aun más (pues la yema suele estar fría del frigorífico) y puede hacer que la mezcla se endurezca (y esto es un problema) por eso añadimos rápidamente un poco de clara montada. Así conseguimos que la mezcla se suelte un poco y por otro lado igualamos un poco la textura de esta mezcla con la de las claras a punto de nieve.

Esto último es muy importante pues si unimos una mezcla demasiado dura a las claras provocaremos que estas bajen y pierdan aire y por tanto perderíamos la esponjosidad que debe tener una mousse.

Bueno, después de todo este rollo espero que os queden ganas de preparar la receta. No dejéis de contarme como os ha salido vuestra mousse de chocolate y no os desaniméis si no os sale a la primera pues hay que cogerle el punto para que os quede una mousse bien cremosa. De todas formas confío en que os saldrá de rechupete :)

Espero que les guste la receta y que disfruten en la mesa con este plato. Un saludo desde la cocina.

Fotografía de Arroz con Leche

Arroz con Leche

El Arroz con Leche es uno de los postres más tradicionales y además es fácil de hacer aunque se tarde un buen rato.

Siempre digo que cada uno hace una receta como más le gusta y el arroz con leche es una de esas recetas que además de tener muchas versiones distintas crean controversia en cuanto a la forma correcta de prepararlo.

Yo el arroz con leche lo preparo cociendo el arroz directamente en la leche, hay quien primero cuece el arroz en agua y después lo mezcla con la leche. Además me gusta lavar bien el arroz antes de cocerlo en la leche. Hay quien dice que al lavarlo el arroz pierde cremosidad, yo creo que lavando el arroz tienes más opciones de que NO se te pegue y os puedo asegurar que con esta receta tendréis un arroz con leche muy muy cremoso.

Ingredientes para hacer Arroz con Leche (para 4 personas):

  • 1 litro de leche

  • 200 gramos de arroz de grano redondo (casi un vaso de tubo lleno)

  • 125 gramos de azúcar

  • 25 gramos de mantequilla

  • 2 ramas de canela (del tamaño del dedo índice más o menos)

  • La cáscara de un limón

  • Canela en polvo opcional

Receta para hacer Arroz con Leche (para cuatro personas):

  1. Pon en una cacerola el litro de leche a calentar con el azúcar, la cáscara del limón y las dos ramas de canela. Dejar a fuego medio hasta que hierva la leche.

  2. Mientras se calienta la leche vamos a lavar el arroz bajo el grifo. Pon en un colador el arroz y ponlo bajo el grifo. Debajo del colador pon un cacharro que vaya recogiendo el agua que escurre del arroz. En el cacharro podremos ver que el agua que va cayendo tiene un color blancuzco (el almidón del arroz). Cuando empiece a salir clara cierra el grifo y deja que escurra bien el arroz.

  3. Una vez que hierva la leche, añadimos el arroz bien escurrido y removemos bien. Ponemos el fuego a una temperatura medio baja y dejamos que se vaya haciendo el arroz durante 50-60 minutos. Hay que ir removiendo de vez en cuando, con más frecuencia a medida que el arroz se va hinchando con la leche, y vigilando atentamente durante los últimos minutos o se pegará y quemará el arroz del fondo.

  4. Cuando lleve 50 minutos prueba el arroz, si está hecho tienes que ver cuanta leche queda en la olla. Ten en cuenta que si apartamos el arroz todavía absorberá algo de leche, así que si queda demasiada leche deja los 10 minutos que quedan o un poco más y retira cuando a penas quede leche.

  5. Fuera del fuego, retira la cáscara del limón y las ramas de canela. Añade 25 gramos de mantequilla en cuadraditos al arroz con leche y remueve bien hasta que se funda y se integre con el arroz.

  6. Deja reposar durante cinco minutos y reparte en cuatro recipientes. Espolvorea con canela al gusto y decora, si quieres, con un poco de la cáscara de limón (ver foto).

A comer:

Este arroz con leche cunde para cuatro vasos medianos o para dos tazones granades. Desde luego es suficiente para cuatro personas pues ya se sabe que el arroz con leche tiende a empalagar si se abusa de él.

Tienes que tener en cuenta que una vez que retires el arroz del fuego seguirá absorbiendo leche así que no es conveniente dejarlo demasiado escaso de leche pues más tarde se quedará seco. Una buena referencia sería dejarlo como si fuese un arroz caldoso. Ahora bien, si te gusta el arroz con leche más suelto (menos seco) entonces tienes que apartarlo del fuego cuando aun quede suficiente leche pero antes de hacerlo debes comprobar que el arroz esté hecho. Si el arroz no está hecho y te estás quedando sin leche prueba a bajar el fuego, añade un poco de leche caliente (muy poca) y no dejes de remover.

Una última cosita, cuando le saques la cáscara al limón procura no cortar la parte blanca, ya que ésta es amarga. De todas formas no pasa nada si coges de esta parte blanca, pues apenas se notará en el sabor del arroz. Si al cortar la cáscara se te rompe en un par de trozos tampoco pasa nada perono la cortes en muchos trozos pues después tendrás que buscarlos en el arroz con leche para retirarlos.

Espero que les guste esta receta de arroz con leche y que disfruten en la mesa con este plato. Nos vemos en la cocina. Un saludo cocineras y cocineros.

Brownie de Chocolate

Brownie de Chocolate

Brownie de Chocolate. Existen montones de recetas de Brownies, las hay con distintos frutos secos, con chocolate blanco, etc, pero todas las recetas tienen algo en común, el chocolate siempre es el protagonista. Y es que el brownie no es más que un batido de bizcocho fuertemente enriquecido con chocolate. Es este chocolate el que ayuda (junto con el huevo) a que el brownie coja su textura, sin olvidar la proporción adecuada de mantequilla que impedirá que el brownie quede duro como una piedra o demasiado blando.

Si te apetece un trocito ya sabes …. a la cocina!!!

Ingredientes para hacer Brownie de Chocolate (para 10-12 personas):

  • 250 gramos de chocolate negro para fundir

  • 100 gramos de mantequilla sin sal

  • 200 gramos de azúcar

  • 2 huevos grandes (tamaño XL)

  • 75 gramos de harina de trigo

  • 60 gramos de nueces pelada

  • 40 gramos de almendras cruda (si es tipo Marcona mejor)

  • 1 poco más de mantequilla para untar el molde

  • También necesitarás un molde cuadrado de entre 20 y 25 cm de lado (si no tienes de este tipo no te preocupes, podrás usar otro).

Receta para hacer Brownie de Chocolate (para diez o doce personas):

  1. Lo primero será poner el horno a calentar. Si usas un horno con aire (como el mio) ponlo a 170 º C con el aire (arriba y abajo). Si usas un horno convencional ponlo a 160º C arriba y abajo.

  2. Coge una cacerola pequeña (o un cazo bien grande) y pon la mantequilla cortada a trozos. Pica el chocolate con un cuchillo y añádelo al cazo junto a la mantequilla y ponlo a derretir a fuego suave removiendo con una espátula de goma (si no tienes usa una cuchara de madera) de vez en cuando.

  3. Pon los dos huevos en un bol grande con el azúcar y bate con las varillas (si son eléctricas mejor) hasta conseguir una mezcla espumosa y algo blanquecina.

  4. Cuando el chocolate y la mantequilla estén bien derretidos y completamente mezclados retira la cacerola del fuego y deja que temple durante un minuto.

  5. Aprovecha para preparar los frutos secos. Coge las nueces y pícalas un poco, no hace falta dejarlas demasiado pequeñas, todo lo contrario, mejor grandecitas, pero sin pasarse porque si las dejas demasiado grandes, a la hora de cortar el brownie pueden hacer que éste se parta. Coge las almendras crudas y pícalas bien para que te queden como granillo (almendra en cuadraditos pequeños). Mezcla las almendras y las nueces.

  6. Ahora añade los huevos con el azúcar a la mezcla de chocolate y mantequilla. Remueve bien durante un minuto.

  7. Coge la harina tamizada y ve añadiéndola poco a poco a la mezcla mientras remueves con la espátula de goma.

  8. Cuando esté toda la harina integrada añade la mezcla de nueces y almendras y remueve bien. Ya tenemos el batido del brownie!!!

  9. Coge el molde y embadúrnalo bien con un trozo de mantequilla (si ahora espolvoreas con un poco de harina el molde ayudará a que se pegue menos el brownie). Vierte la mezcla en el molde y con la espátula de goma nivela bien la superficie.

  10. Ahora metemos el molde en el horno y dejamos entre 25 y 30 minutos dependiendo del tamaño del molde. Para un molde cuadrado de 20 cm de lado deja 30 m y para uno de 25 cm de lado deja 25 minutos. Si usas un molde redondo (el tamaño normal suele se de 22 cm de diámetro) deja durante 33 minutos. Si usas un horno con aire ponlo a 170 º C con el aire (arriba y abajo). Si usas un horno convencional ponlo a 160º C arriba y abajo.

  11. Cuando pasen el tiempo de horneado saca el brownie del horno, deja enfriar y desmolda. Corta a lo largo y luego a lo ancho de forma que saques cuadrados del mismo tamaño. Fuera de la cocina y a comer!!!!

A comer:

Ten en cuenta que es importante adaptar el tiempo de horneado al tamaño del molde, porque en función de éste el brownie quedará más o menos alto. Yo te recomiendo un molde cuadrado de 22 cm de lado.

El brownie es un pastel muy calórico (y sacia bastante), por eso es recomendable que las raciones no sean demasiado generosas. Yo prefiero cortar el brownie en cuadraditos pequeños y servir un par de trozos calientes con helado.

Si decides acompañar el brownie con helado te recomiendo el de nata, aunque el del vainilla y el de plátano también la van muy bien. Si usas un helado de chocolate procura que sea de chocolate con leche para contrastar un poco los sabores. En la foto puedes ver el helado que yo usé, es de nata con trozos de chocolate negro (Stracciatella).

Para servir el brownie caliente puedes usar el microondas o el horno. Corta las porciones que vayas a servir, caliéntalas en el horno y acompaña con una bola de helado ;)

Por último solo aclarar que tradicionalmente el brownie suele hacerse solo con nueces pero yo prefiero equilibrar un poco la receta con las almendras. Tu puedes adaptar la receta a tu gusto añadiendo más o menos almendras o incluso avellanas.

Espero que les guste la receta y que disfruten en la mesa con este plato. Un saludo cocineros y cocineras.

Receta de Arroz con Leche Asturiano

Receta de Arroz con Leche Asturiano. Hoy toca un arroz con leche un poco distinto del que vimos en la otra receta que puedes encontrar en el blog (ver arroz con leche arriba).

La principal diferencia entre las dos recetas es que en ésta se usa el doble de leche, lo que alarga la cocción y provoca un arroz con leche super cremoso y muy muy suave. Además este arroz con leche se suele rematar con azúcar caramelizado (o quemado) que le da un sabor espectacular a la receta.

Una cosa más antes de empezar. Te aconsejo que leas al final de la receta algunas cosas que debes tener en cuenta sobre la preparación del arroz con leche y si te animas ya sabes …. a la cocina!!!

Ingredientes para hacer Arroz con Leche Asturiano (para 4-6 personas):

  • 4 vasos (1 litro) de leche entera (si es leche fresca mejor)

  • 1/2 vaso de arroz redondo (unos 100-125 gramos)

  • 1/2 vaso de azúcar (unos 125-150 gramos)

  • 1/2 vaso de agua (125 ml)

  • 1 trozo de cascara de limón (como un dedo de largo más o menos)

  • 1/3 de una cucharada pequeña con sal

  • 25 gramos de mantequilla sin sal

  • Opcional: Un chorrito de anís (no más de 1 cucharada)

  • Opcional: Para rematar el arroz con leche puedes añadir canela en polvo, caramelo líquido o quemar un poco de azúcar por encima (como en la foto).

Receta para hacer Arroz con Leche Asturiano (para cuatro o seis personas):

  1. Necesitamos dos ollas. En una pon a calentar la leche y en la otra pon a calentar el agua. Ten en cuenta que pasaremos a la olla del agua todos los ingredientes así que coge una olla grande.

  2. Cuando el agua esté hirviendo añade el arroz y remueve bien. Luego añade la leche caliente y vuelve a remover. Añade la sal, la mantequilla y el trozo de cascara de limón.

  3. Pon a fuego medio-bajo de forma que la leche no llegue a hervir (para no estropear el sabor de la leche). Deja que se vaya evaporando la leche poco a poco mientras se cuece el arroz. Tendrás que remover frecuentemente para que no se pegue al fondo y se queme.

  4. Dependiendo de la potencia del fuego (mejor más bajo que más fuerte) la cocción durará unas 2 horas. Sabrás que el arroz con leche está listo cuando esté un poco más suelto de como te gustaría comerlo. Ten en cuenta que cuando se enfríe cuajará un poco la leche (por el almidón y la mantequilla) y se espesará.

  5. Cuando el arroz con leche esté a tu gusto añade el azúcar, remueve bien y deja 1 minuto más al fuego. Luego aparta del fuego y si te gusta el sabor del anís añade un chorrín en la olla y remueve bien (yo prefiero no añadirlo aunque en Asturias es muy típico hacerlo). Luego reparte en varios cuencos o platos.

  6. Para terminar añade por encima lo que prefieras. Un poco de canela o de caramelo líquido o también puedes espolvorear con un poco de azúcar la superficie del arroz con leche y quemarla con una plancha caliente o con un soplete (como en la foto). Puedes comer el arroz templado o dejar que se enfríe en la nevera. Fuera de la cocina y a comer!!!

A comer:

A mi me gusta el arroz con leche tanto frío como templado. Aguanta muy bien unos días en la nevera y es de los pocos platos a los que el frío le sienta bien. Si lo guardas en la nevera tápalo bien con papel film transparente para que no absorba olores.

Si optas por quemar el azúcar debes tener en cuenta lo siguiente. Si el arroz con leche está caliente y quemas el azúcar lo puedes comer sin problemas. Pero si lo guardas con calor en la nevera el azúcar se disuelve y encharca el arroz con leche. Si dejas que el arroz se enfríe completamente y luego quemas encima el azúcar entonces podrás guardarlo en la nevera sin peligro a que el azúcar se disuelva ;)

Antes de añadir el arroz a la olla puedes lavarlo bajo el grifo poniendo el arroz en un colador. Algunos arroces vienen muy cubiertos de un polvillo blanco (el almidón del arroz) y si no los lavas aportan al arroz con leche demasiado sabor a almidón. Si tu arroz está bien limpio no es necesario lavarlo.

De todas formas si optas por lavar tu arroz (yo suelo hacerlo) no pienses que por lavarlo vas a obtener un arroz con leche menos cremoso (o espeso). La única diferencia es que quizás tengas que reducir un poco más la leche y a cambio conseguirás un arroz con leche con un sabor mucho más suave y refinado.

La leche es, por supuesto, leche de vaca y además debe ser leche entera pues con la leche semidesnatada no queda tan cremoso el arroz con leche. La leche desnatada no es buena opción.

El arroz con leche se hace siempre con arroz de grano corto o redondo, nunca con arroz de grano largo, ni basmati, ni thai, ni nada por el estilo. No es que no se puedan usar estos arroces, puedes usarlos, pero los arroces largos no dan buen resultado (por falta de almidón y por el poco líquido-leche que absorben).

Sobre el número de raciones que salen con esta receta todo dependerá de lo mucho o poco que te guste el dulce :) Aunque te parezca que 100 gramos de arroz no es mucho tienes que tener en cuenta que va acompañado de 1 litro de leche. Esta receta cunde para unos 4 platos o unas 6 tazas medianas.

Espero que te guste la receta y que disfrutes en la mesa con este plato. Un saludo cocineras y cocineros.

Mini Torrijas

Mini Torrijas

Mini Torrijas. Tenía antonjo desde hace mucho tiempo de preparar unas torrijas que pudieran comerse de un solo bocado y tras probarlas solo puedo decir que tenía que haberlas preparado muchísimo antes porque están “pa morirse”.

Si te animas con la receta solo te daré un consejo, prepara bastantes porque estas mini torrijas van a volar de tu cocina ;)

Ingredientes para hacer Mini Torrijas (para 4 personas):

  • 4 rebanadas grandes de pan especial para torrijas (como las de pan de molde pero más gruesas)

  • 1 vaso de leche (250 ml)

  • 1/4 de vaso de vino dulce tipo moscatel (unos 65 ml)

  • 2 cucharadas de azúcar

  • 2 huevos enteros

  • Medio vaso de miel (unos 125 ml)

  • Medio vaso de agua (unos 125 ml)

  • Aceite para freír (de girasol o de oliva, a tu gusto)

  • Azúcar glas y canela en polvo

Receta para hacer (para 4 personas):

  1. Corta las rebanadas de pan en 4 cuadrados.

  2. Prepara la receta como siempre lo has hecho. Ver receta de torrijas explicada paso a paso y con fotos arriba y abajo.

  3. Ya está!! Una vez que las pruebes no podrás dejar de picar

A comer:

Las rebanadas de algunas marcas de pan especial para torrijas (por ejemplo el pan de torrijas de Mercadona) son más pequeñas de lo normal. En este caso quizás necesites 1 rebanada y media por persona para no quedarte con ganas ;)

Para disfrutar de una torrija lo más importante es que se mantengas jugosas y no se resequen. La mejor manera de evitar esto es mantenerlas en un recipiente cerrado con abundante miel (rebajada con agua).

Si quieres probar otras recetas distintas no dudes en probar las torrijas con naranja y chocolate o las torrijas de fresa con chocolate blanco abajo.

Un saludo cocineras y cocineros.

Torrijas con Naranja y Chocolate

Torrijas con Naranja y Chocolate. “Como hacer torrijas de pan” prometí una receta especial con la torrija como protagonista así que me puse manos a la obra y después de varios “intentos fallidos” (no me salía exactamente lo que buscaba) conseguí hacer lo que tenía en mente,unas torrijas con un baño en almíbar de naranja y una capa de chocolate crujiente.

Las torrijas conservan toda su personalidad (siguen siendo torrijas de las de toda la vida) pero el chocolate y la naranja convierte este dulce en mucho más que una torrija y gustará tanto a los amantes de éstas como a los de los dulces en general. Anímate y prepáralas, a mi me queda una larga Semana Santa por delante para satisfacer la demanda familiar :)

Ingredientes para hacer Torrijas con Naranja y Chocolate (para 8 – 10 Torrijas):

  • 8 o 10 Torrijas (prepararlas siguiendo esta receta de torrijas o a tu gusto (ver arriba))

  • 125 ml de zumo de naranja recién exprimido (1 o 2 naranjas de zumo)

  • La ralladura de media naranja.

  • 125 gramos de azúcar

  • 2 cucharadas de miel

  • 150-200 gramos de chocolate negro para fundir

Receta para hacer Torrijas con Naranja y Chocolate (para 8 – 10 Torrijas):

  1. Lo primero es hacer las torrijas, puedes prepararlas siguiendo esta receta de torrijas (ver arriba) o como tu prefieras pero ten en cuenta que no tienes que darle el baño de almíbar o miel ya que le daremos nuestro propio baño en almíbar de Naranja. Si sigues nuestra receta de torrijas sigue todos los pasos hasta el 5 incluido y a continuación vuelve aquí para terminar la receta.

  2. Bueno supongo que ya tienes tus torrijas esperando su baño en almíbar así que vamos a prepararlo. Antes que nada ralla la mitad de la piel de una de las naranjas y resérvala. A continuación exprime las naranjas (con una grande bastará) y pon a calentar en un cazo 125 ml de zumo con 125 gramos de azúcar normal.

  3. Cuando el azúcar esté disuelto en el zumo añade las dos cucharadas de miel y la ralladura de naranja y remueve bien. Deja al fuego medio removiendo con una cuchara de madera hasta que la mezcla empiece a espesar un poco (se forma un almíbar ligero).

  4. Apaga el fuego pero deja el cazo sobre él para que mantenga la calor el almíbar. Coge las torrijas y pásalas una a una por el almíbar de naranja por ambas caras. Después déjalas enfriar sobre una rejilla.

  5. Cuando estén todas las torrijas listas derrite el chocolate al baño maría o con el microondas (otro día veremos como derretir bien el chocolate) y cuando tengas el chocolate bien derretido baña la mitad de las torrijas procurando que cubra bien los lados (fíjate en la foto). Si quieres que por la otra cara también haya chocolate tendrás que esperar que solidifique el baño que acabas de dar antes de darles la vuelta a las torrijas.

  6. Cuando se hayan enfriando las torrijas están listas para comerse así que fuera de la cocina y a comer!!!

A comer:

Cuando ralles la piel de naranja procura rallar solo la parte más superficial de la naranja, ya que la zona blanca de más abajo es amarga y no resulta demasiado agradable al paladar.

En esta ocasión recomiendo utilizar un pan especial para torrijas bien grueso, así el interior quedará húmedo y esponjoso pero a la vez soportará bien los baños de almíbar y el chocolate.

Es importante que no dejes que el almíbar de naranja espese demasiado pues cuando enfríe se formará un caramelo y quedará duro y ten cuidado con no quemarte que los almíbares aguantan mucho la calor.

Espero que les guste este rico dulce y que disfruten en la mesa con estas Torrijas. Un saludo cociner@s.

Torrijas de Fresa y Chocolate Blanco

Torrijas de Fresa y Chocolate Blanco

Torrijas de Fresa y Chocolate Blanco. Ya estamos a las puertas de la Semana Santa y pocas cosas son más típicas que las torrijas (ya sean de vino o de leche). Por aquí tenemos una receta explicada paso a paso para preparar unas torrijas de pan (ver arriba)en la que encontramos la receta más típica de las torrijas de Semana Santa. Pero si quieres probar algo distinto te hago dos sugerencias: por un lado las torrijas de naranja y chocolate (que todo el que las pruebas queda encantado) y ahora te propongo esta nueva receta, muy parecida a la anterior, pero algo más ligera, con menos chocolate y con la fresa sustituyendo a la naranja. ¿Te animas?

Ingredientes para hacer Torrijas de Fresa y Chocolate Blanco (unas 8 o 10 torrijas):

  • 8 o 10 Torrijas (prepararlas siguiendo esta receta de torrijas (ver arriba)o a tu gusto)

  • 200 ml de zumo de fresa

  • 125 ml de agua

  • 200 gramos de fresas

  • 200 gramos de azúcar

  • 2 cucharadas de miel

  • 100 gramos de chocolate blanco para fundir

Receta para hacer Torrijas de Fresa y Chocolate Blanco (unas 8 o 10 torrijas):

  1. Lo primero es hacer las torrijas, puedes prepararlas siguiendo esta receta de torrijas arriba o como tu prefieras pero ten en cuenta que no tienes que darle el baño de almíbar o miel ya que le daremos nuestro propio baño en almíbar de Fresa. Si sigues nuestra receta de torrijas sigue todos los pasos hasta el 5 incluido y a continuación vuelve aquí para terminar la receta.

  2. Ahora ya debes tener las torrijas esperando el baño en almíbar así que vamos a prepararlo. Pon a calentar en un cazo 200 ml de zumo de fresas con 200 gramos de azúcar normal. Añade 125 ml de agua (ésto ayudará a formarse el almíbar y que no se convierta en una mermelada) y remueve bien.

  3. Cuando el azúcar se haya disuelto añade las dos cucharadas de miel y remueve bien. Deja a fuego medio removiendo con una cuchara de madera hasta que la mezcla empiece a espesar un poco (se forma un almíbar ligero). Y mucho cuidado con las quemaduras del almíbar que son muy peligrosas!!!

  4. Apaga el fuego pero deja el cazo sobre él para que mantenga la calor el almíbar. Coge las torrijas y pásalas una a una por el almíbar de fresas por ambas caras. Después déjalas enfriar sobre una rejilla.

  5. Cuando estén todas las torrijas listas coloca media fresa sobre cada una de ellas y deja que el almíbar se enfríe sobre las torrijas durante 1 hora.

  6. Luego derrite el chocolate al baño maría o con el microondas (otro día veremos como derretir bien el chocolate) y cuando tengas el chocolate bien derretido haz un cucurucho (un cono) con papel vegetal (de hornear) y rellénalo con el chocolate.

  7. Vierte hilos de chocolate blanco sobre las torrijas (yo solo añadí un poco, mira la fotografía). Las torrijas están listas para comerse así que fuera de la cocina y a comer!!!

A comer:

Si prefieres usar un zumo de fresas natural debes tener en cuenta que para conseguir 200 ml de zumo necesitas unos 300 gramos de fresas. Lava bien las fresas y pásalas por la licuadora. Si preparas el zumo de otra manera no te olvides de pasarlo por un colador.

Lo más importante en esta receta es que el almíbar de fresas coja el punto exacto para dar el baño a las torrijas. Si lo dejas muy suelto las torrijas chorrearán un poco y si lo reduces demasiado lo convertirás en caramelo. Una buena idea es coger unas gotas del almíbar y ponerlas en un plato, si espesan rápido el almíbar estará listo.

Prefiere quitarle la media fresa de arriba, pero a mi personalmente me encanta, además queda tan bonita en la foto :)

Espero que les guste la receta y que disfruten en la mesa con este plato. Un saludo cocineros y cocineras.

Tronco de Navidad

Tronco de Navidad

Tronco de Navidad. Esta noche es noche buena y mañana es Navidad…. es decir que hoy toca Tronco de Navidad de postre y aquí tenéis la receta para que hagáis vuestro propio tronco navideño paso a paso.

Y si el turrón de Jijona no es va mucho os propongo esta otra alternativa: Tronco de Navidad de Chocolate (ver abajo). Espero que os animéis con una de las dos recetas. A la cocina!!!!

Ingredientes para hacer un Tronco de Navidad (para 8 o 10 personas):

  • Para el Bizcocho: 75 gramos de harina de trigo, 50 gramos de maicena (harina fina de maíz), 5 huevos grades (70 gramos cada uno), 125 gramos de azúcar y sal.

  • Para el relleno: 250 ml de nata líquida para montar y 200 gramos de turrón de Jijona

  • Para la cobertura: 60 gramos de chocolate de cobertura con un 60 % de cacao, 50 ml de nata líquida para montar y una parte del relleno del tronco de navidad.

Receta para hacer un Tronco de Navidad (para ocho o diez personas):

  1. Primero haremos el relleno, para que tome cuerpo en el frigorífico mientras preparamos el bizcocho. Así que coge el turrón de jijona, desmenúzalo en un recipiente y añade 100 ml de nata. Pasa la mezcla con una batidora hasta que quede una pasta cremosa y uniforme. No importa si queda algún trocito de turrón así quedará más rico cuando te comas el tronco. Separa la mezcla en dos partes iguales, una la usaremos en el relleno y la otra en la cobertura.

  2. Coge los 150 ml restantes de la nata para el relleno y móntala. Cuando tengas la nata montada añade una de las partes del relleno de nata y turrón a la nata montada y mezcla suavemente con una espátula. Reserva en el frigorífico.

  3. Ahora empezamos con el bizcocho, calienta el horno a 180ºC (arriba y abajo) si tu horno es de aire y a 165ºC (arriba y abajo) si no lo es. Separa las claras de las yemas y en un bol pon todas las yemas y dos claras. Bate las cinco yemas y las dos claras con los 125 gramos de azúcar hasta formar una mezcla cremosa.

  4. En otro bol pon las 3 claras restantes a punto de nieve con un pellizco de sal (la punta de los dedos). Cuando tengas las claras montadas mezcla con mucho cuidado y con la ayuda de una espátula (no las varillas) el batido de yemas, claras y azúcar con las claras a punto de nieve.

  5. Ahora añade poco a poco la harina y la maicena (ambas tamizadas), ve mezclando suavemente mientras añades las dos harinas.

  6. Coloca un papel de horno antiadherente en una bandeja de horno (o engrasa ésta muy bien) y vierte toda la mezcla anterior en la bandeja. Con una espátula reparte por igual la mezcla por toda la bandeja y alisa la superficie lo mejor que puedas. Mete en el horno a 180ºC durante 15 minutos.

  7. Cuando esté listo el bizcocho (debe quedar muy esponjoso) sácalo del horno y vuélcalo con cuidado sobre otro papel de horno (ahora tendrás el bizcocho con un papel de horno arriba y otro abajo. Quita el papel de horno de arriba (el que estaba puesto desde el principio) con cuidado y deja enfriar 5 minutos. Luego con la ayuda del papel de hornear que queda puesto enrolla el bizcocho para formar el tronco. Después deja que enfríe a temperatura ambiente unos 20 minutos.

  8. Cuando el bizcocho esté frío saca el relleno del frigorífico. Desenrolla el bizcocho y reparte por encima toda la mezcla. No importa si todavía la mezcla está algo suelta (líquida) después terminará de coger cuerpo en el frigorífico. Envuelve el bizcocho en papel de aluminio y déjalo en el frigorífico 1 hora.

  9. Coge los 60 gramos de chocolate y fúndelos con la nata que nos queda (50 ml). Ahora cogemos la mitad de la mezcla de turrón de jijona con nata que habíamos guardado y la mezclamos con el chocolate. Con esto ya tenemos la cobertura lista.

  10. Pasada la hora, saca el bizcocho del frigorífico y dale un corte de 45 grados a un cuarto de uno de los extremos. Coge el trozo más pequeño y pégalo (con un poco de la cobertura) al trozo grande de bizcocho, de forma que el trozo pequeño quede mirando hacia arriba (mira la foto). Después reparte toda la cobertura sobre el tronco y al frigorífico 30 minutos.

  11. Saca el tronco de navidad del frigorífico y con un tenedor marca unas estrías a todo lo largo del tronco. Otra vez al frigorífico y deja allí al menos 3 horas para que termine de solidificar la crema del relleno. Fuera de la cocina y a comer!!!!

A comer:

Para que no te líes, el total de nata empleada en la receta son 300 ml repartidos entre la cobertura y el relleno.

En la foto puedes ver que yo le puse una ramita de chocolate para decorar un poco más el tronco de navidad. Para que fuese más fácil hacer la rama del árbol y le puse un cuerpo de fondant a la rama que después cubrí con chocolate y clavé al tronco de navidad con un palillo de madera.

Espero que les guste este dulce que puede comerse durante todo el año, no solo en Navidad, y que disfruten en la mesa con esta receta. Un saludo desde la cocina.

Tronco de Navidad de Chocolate

Tronco de Navidad de Chocolate

Tronco de Navidad de Chocolate. Bueno aquí está la primera de las recetas navideñas que prometí para esta Navidad, un tronco de navidad con relleno y cobertura de chocolate muy fácil de preparar. No me enrollo mucho que voy fatal de tiempo así que solamente deciros que espero que os animéis a prepararlo para la cena de navidad. A la cocina!!

Ingredientes para hacer Tronco de Navidad de Chocolate (para 8 o 10 personas):

  • Para el Bizcocho: 75 gramos de harina de trigo, 50 gramos de maicena (harina fina de maíz), 5 huevos grades XL (70 gramos cada uno), 125 gramos de azúcar, 1 cucharada de azúcar avainillado y sal.

  • Para el relleno: 300 ml de nata líquida para montar, 150 gramos de azúcar glass y 100 gramos cacao en polvo

  • Para la cobertura: 200 gramos de chocolate de cobertura con un 60 % o 70 % de cacao y 50 ml de nata líquida para cocinar o montar (para la cobertura sirven las dos).

Receta para hacer Tronco de Navidad de Chocolate (para ocho o diez personas):

  1. Primero preparamos el relleno que no es otra cosa que nata montada con el azúcar glass y el cacao en polvo. Es importante que uses nata especial para montar o no quedará bien. Además la nata tiene que estar bien fría. Así que coge la nata y móntala con el azúcar glass y el cacao (usa una batidora eléctrica). Reserva en el frigorífico.

  2. Ahora empezamos con el bizcocho, calienta el horno a 180ºC (arriba y abajo) si tu horno es de aire y a 165ºC (arriba y abajo) si no es de aire. Separa las claras de las yemas y en un bol pon todas las yemas y dos claras. Bate las cinco yemas y las dos claras con los 125 gramos de azúcar y el azúcar avainillado hasta formar una mezcla cremosa.

  3. En otro bol pon las 3 claras restantes a punto de nieve con un pellizco de sal (la punta de los dedos). Cuando tengas las claras montadas mézclalas con mucho cuidado y con la ayuda de una espátula (no las varillas) con el batido que tenemos de yemas, claras y azúcar.

  4. Ahora añade poco a poco la harina y la maicena (ambas tamizadas), ve mezclando suavemente.

  5. Coloca un papel de horno antiadherente en una bandeja de horno y vierte toda la mezcla anterior en la bandeja. Con una espátula reparte por igual la mezcla por toda la bandeja y alisa la superficie lo mejor que puedas. Mete en el horno durante 18 minutos.

  6. Cuando esté listo el bizcocho (debe quedar muy esponjoso) sácalo del horno y vuélcalo con cuidado sobre otro papel de horno (ahora tendrás el bizcocho con un papel de horno arriba y otro abajo). Quita el papel de horno de arriba (el que estaba puesto desde el principio) con cuidado y deja enfriar 5 minutos. Luego con la ayuda del papel de hornear que queda puesto enrolla el bizcocho para formar el tronco. Después deja que enfríe a temperatura ambiente unos 20 minutos.

  7. Cuando el bizcocho esté frío saca el relleno del frigorífico. Desenrolla el bizcocho y reparte por encima toda la mezcla. Si la mezcla te quedara algo líquida porque no has montado bien la nata no pasa nada, después terminará de coger cuerpo en el frigorífico. Enrolla el tronco de navidad y envuélvelo con el papel de aluminio. Déjalo en el frigorífico 1 hora.

  8. Pasado este tiempo coge el chocolate para la cobertura y fúndelo con los 50 ml de nata. Mezcla bien hasta que quede una crema homogénea y si ves que queda algo espesa puedes añadir un chorrito de leche (solo un poquito). Ya tenemos la cobertura lista.

  9. Saca el tronco de navidad del frigorífico y corta un trozo de uno de los extremos. Coge ese trozo y pégalo (con un poco de la cobertura) a un lado de nuestro tronco de navidad para que parezca la rama del tronco (mira la foto). Después reparte toda la cobertura de chocolate sobre el tronco y mete al frigorífico unos 30 minutos.

  10. Por último pasado ese rato saca el tronco de navidad del frigorífico y con un tenedor marca unas estrías a todo lo largo del tronco. Si la nata montó bien con una hora más de frío en el frigorífico será suficiente y si te quedó líquida necesitarás unas 3 horas para que termine de solidificar la crema del relleno.

  11. Antes de servir es bueno que pase una hora fuera del frigorífico para que el chocolate de la cobertura no se quede demasiado firme. Y eso es todo … fuera de la cocina y a comer!!!!

A comer:

Si no tienes 5 huevos grades XL (de 70 gramos) usa 6 huevos grandes tamaño L. En este caso sigue añadiendo dos huevos enteros a la mezcla de yemas y azúcar y el resto los separas en yemas y claras.

Si no te gusta el chocolate negro de la cobertura puedes sustituirlo por chocolate con leche especial para repostería o con chocolate blanco, pero cualquiera de los dos debe ser especial para cobertura (o sea que funda bien sin estropearse).

La cobertura de chocolate es bastante densa, si prefieres un baño algo más suave puedes usar 25 gramos menos de chocolate y sustituirlos por 25 gramos de mantequilla sin sal.

Y para terminar os recomiendo el tronco de navidad del año pasado con un relleno de turrón de Jijona muy rico (ver receta de Tronco de Navidad arriba).

Espero que les guste la receta y que disfruten en la mesa con este plato. Un saludo cocineros y cocineras.

Caramelo líquido. Receta fácil

Caramelo líquido. ¿Cuantas veces habéis intentado hacer un caramelo líquido y al minuto el caramelo está duro como una piedra? No se a vosotros pero a mi me ha pasado en montones de ocasiones. Pones el azúcar a derretir, solo o con un poco de agua, el caramelo empieza a crearse, parece que todo va bien pero luego se enfría y tu bonito caramelo líquido se queda como una roca imposible de utilizar si no es para hacer Piñonate :)

Para que no volváis a tener problemas con vuestro caramelo líquido vamos a ver como hacerlo paso a paso y al final de la receta te daré algunos consejos para solucionar algunos problemas que pueden aparecer mientras preparas el caramelo pero antes de seguir lee lo siguiente.

Trabajar con caramelo NO ES UN JUEGO DE NIÑOS, el caramelo puede alcanzar temperaturas cercanas a los 200ºC (a los 170 y poco ya está para tirarlo) y por tanto hay que tener mucho cuidado al manipular caramelo caliente pues las quemaduras que causan son graves. Mi consejo es que uséis una manopla de cocinar (de las que se usan para sacar las bandejas del horno) y que mientras se hace el caramelo se esté solo pendiente de ésto.

Ingredientes para hacer Caramelo líquido (para 1 molde de 25 cm de diámetro):

  • 200 gramos de azúcar (de la normal)

  • 1 vaso de agua

Receta para hacer Caramelo líquido (para 1 molde de 25 cm de diámetro):

  1. Antes de empezar a cocinar lee estos 1. consejos de seguridad sobre el azúcar caliente: El azúcar al calentarse puede alcanzar temperaturas superiores a los 200ºC (392 Fahrenheit) pudiendo provocar quemaduras muy graves. Por ésto, siempre que trabajéis con azúcar caliente (en forma de mermelada, caramelo,….) debéis tener mucho cuidado en la manipulación.

  2. Coge un cazo y pon un vaso de agua a calentar.

  3. Coge otro cazo, mejor si es de fondo grueso, y añade el azúcar. Pon a fuego medio y deja que se vaya formando el caramelo poco a poco. No tengas prisas!!

  4. Cuando todo el azúcar se haya convertido en caramelo tendrás que estar muy atento porque en un momento puedes quemarlo y entonces se pondrá muy oscuro y con un sabor muy amargo.

  5. Cuando el caramelo tenga un tono dorado (fíjate en el caramelo de la foto) coge una cucharada de agua hirviendo y échala sobre el caramelo (usa la manopla porque salta y puede salir vapor). A continuación añade 11 cucharadas más (en total 12 cucharadas de agua) y remueve con la cuchara.

  6. Mantén el caramelo al fuego mientras mezclas con el agua para que se mezclen mejor. En cuanto estén bien unidos saca el cazo del fuego y deja enfriar. Cuidado que quema mucho, no se te ocurra probarlo hasta que esté bien frío!!!

A comer:

Es importante usar un cazo (u otro cacharro de cocina) con el fondo grueso para que el calor se reparta uniformemente y el azúcar se caramelice más o menos a la vez. Si no tienes ningún cazo de fondo grueso entonces siempre que puedas haz el caramelo en vitrocerámica antes que en gas, ya que la primera reparte el calor por toda la superficie del fondo y funde el azúcar uniformemente. Si usas cocina de gas y no tienes un cazo de fondo grueso tendrás que mover el cazo para que la llama caliente todo el fondo.

Yo añado seis cucharadas de agua por cada 100 gramos de azúcar. Si cuando se enfríe el caramelo vez que el caramelo quedó un poco más espeso de lo que tu querías vuelve a poner al fuego y añade agua hirviendo poco a poco. Para diluir el caramelo espeso usa mejor una cuchara pequeña, es mejor ir añadiendo agua poco a poco que pasarnos ya que si nos queda muy líquido tendríamos que reducir el almíbar y el caramelo puede quedar muy amargo.

Este caramelo puede guardarse en el frigorífico y usar cuando quieras ya que el caramelo no vuelve a ponerse duro. Yo lo conservo en el frigorífico un par de semanas sin problemas.

Para limpiar caramelo endurecido o rebelde no hay nada como el agua caliente. Pon un cazo con agua a calentar o usa el agua caliente del calentador. Por muy duro que esté el caramelo éste saldrá fácilmente!!!

No uses cucharas de plástico para mover el caramelo o se derretirá. Lo ideal es una cuchara de metal con el mango de plástico para que te aísle del calor que cogerá el metal.

Por último si quieres darle sabor al caramelo puedes sustituir alguna de las cucharadas de agua por un licor del sabor que prefieras, también puedes añadir unas gotas de limón o naranja o incluso un poco de café. A tu gusto!!!

Espero que les guste esta receta y que recuerden tener mucho cuidado con el caramelo caliente. Un saludo cocineros y cocineras.

Flan de Turrón

Flan de Turrón

Flan de Turrón. A dos días de Navidad llega este flan de turrón, de turrón de Jijona . Eso sí, con un día de retraso respecto a la fecha señalada en Recetas Navideñas. Pero bueno, creo que la espera merecerá la pena :)

No dejéis de leer al final de la receta en la sección “A comer” los consejos que te doy sobre qué tipo de molde usar, es muy importante si quieres que tu flan cuaje bien y para que no se seque demasiado. Por cierto, es una receta muy fácil de preparar y solo necesitas un poco de tiempo para hacerlo al horno al baño maría aunque también te doy algún truquito al final para que puedas preparar el flan en mucho menos tiempo. A la cocina!!!

Ingredientes para hacer Flan de Turrón (un flan grande para unas 8 personas):

  • 1 tableta de turrón de Jijona (del blando) de 300 gramos

  • 250 ml de leche entera

  • 250 ml de leche semi desnatada

  • 5 huevos super grandes (tamaño XL de más de 70 gramos cada uno)

  • 5 cucharadas de azúcar (unos 110 gramos)

  • caramelo líquido para el molde (lee los consejos del final)

Receta para hacer Flan de Turrón (un flan grande para unas ocho personas):

  1. Pon el horno a calentar a 175ºC arriba y abajo. Introducen en el horno un cacharro con agua para hacer el baño maría. Ten en cuenta que debe ser un cacharro suficientemente alto para que cuando metamos nuestro molde con el flan el agua llegue casi a la altura hasta donde está la mezcla del flan (si está a la misma altura mejor).

  2. En una batidora pon toda la leche y el turrón a trozos. Tritura bien hasta que quede todo bien mezclado.

  3. En un bol pon todos los huevos y bate unos segundos hasta que estén mezcladas las yemas y las claras. Luego añade el azúcar y bate hasta conseguir una mezcla algo blanquecina (unos 3-5 minutos).

  4. Mezcla bien la leche que tenemos con el turrón con los huevos y el azúcar. Ya tenemos el batido del flan preparado.

  5. Añade el caramelo al molde (lee al final de la receta si quieres saber como hacer tu propio caramelo) y luego añade la mezcla al molde. Pon la tapa del molde si la tienes y si no tapa con papel de aluminio.

  6. Mete dentro del cacharro que estaba en el horno con el agua y deja a 175ºC durante 1 hora (lee al final de la receta). Pasado este tiempo mete un palillo y si sale prácticamente limpio (no hace falta que salga seco del todo como en un bizcocho) saca el flan del horno. Si no es así deja 15 minutos más, vuelve a comprobar y repite si fuera necesario.

  7. Por último deja enfriar destapado y fuera del horno. Luego mete en la nevera hasta que tenga cuerpo (unas 3 o 4 horas) .

  8. Cuando esté bien frío saca de la nevera, pasa con cuidado un cuchillo por el borde del flan y desmolda en un plato. Fuera de la cocina y a comer!!!

A comer:

Sobre el molde es importante que leas esto. Si usas un molde como el mio (fíjate en la foto del flan que está arriba) tienes que tener en cuenta que el centro tarda en alcanzar la temperatura necesaria para que cuaje el flan y necesitarás entre 1 hora y cuarto y 1 hora y media de horneado. Pero si usas un molde más ancho, la mezcla quedará más baja y el calor llegará al centro con más facilidad y con una hora quizás sea más que suficiente. Además si usas moldes individuales (el mio es uno familiar de 1 litro) necesitarás muchísimo menos tiempo y no me preguntéis cuanto que no lo tengo controlado con moldes pequeños ;)

Tienes que tener en cuenta que aunque al salir del horno pueda parecer un poco blando luego en el frío endurecerá algo y cogerá más cuerpo. Mi consejo es que es mejor comerse un flan algo paso de horno que uno corto de temperatura (que terminará convirtiendose en natilla cuando lo desmoldes). Ante la duda lo mejor es que lo dejes 15 minutos más en el horno y si cuando lo pruebas ves que te quedó un pelín seco ya sabes que la próxima vez tienes que dejarlo menos tiempo. Cada horno es un mundo y tienes que acostumbrarte al tuyo!!!

Sobre el caramelo líquido ya os he dicho muchas veces que tenéis que tener mucho cuidado si lo preparáis en casa (quema mucho). Si no lo compráis y queréis hacerlo para esta receta os bastará con 4 cucharadas de azúcar (unos 90 gramos) y 2 cucharadas de agua y seguir los pasos de nuestra receta de caramelo líquido (ver arriba).

Ya ves que mezclo dos tipos de leche, entera y semi desnatada. El motivo es porque el turrón aporta mucha grasa a la mezcla y si no la reducimos el flan queda un pelín pesado. No queda feo pero quizás te parezca demasiado graso y denso. Tu puedes hacerlo solo con leche entera si te apetece, lo que si que no te recomiendo es que lo hagas solo con leche semi desnatada. No lo he probado pero me da la impresión de que quedaría demasiado flojo. Si tu lo pruebas así avisa!!!

Si no tienes 5 huevos super grandes (XL) usa 6 huevos grandes (L) para compensar. Aunque el turrón ayuda a que luego amalgame todo te recomiendo que no te quedes corto de huevos o no cuajará bien el flan!!!

¿Como se puede preparar el flan en mucho menos tiempo? Si tienes un molde especial para flan de lo que traen tapa puedes hacer el flan dentro de la olla express en 15 minutos. Solo tienes que meter el molde con el flan en la olla y añadir agua hasta que llegue al nivel de la mezcla. Luego cierras la olla y la pones al fuego, cuando coja presión la olla lo dejas 7 minutos (para un molde de un litro) en la olla rápida o 15 minutos en al olla express. Y listo!!!. Recuerda que el molde tiene que tener su tapa puesta para que no entre el vapor a presión en el flan y según me cuentan en los comentarios también puedes tapar el molde con papel de aluminio que aguanta bien!!.

Espero que les guste la receta y que disfruten en la mesa con este plato. Un saludo cocineros y cocineras.

Mousse de Arroz con Leche

Mousse de Arroz con Leche. Ya tenemos el menú completo de nuestra cena especial con este postre que puedes presentar como mousse o como helado si lo dejas en el congelador.

Para preparar este postre necesitaremos preparar primero un arroz con leche (ver arriba) con 100 gramos de arroz. Puedes preparar esta misma receta con arroz con leche comprado en la tienda, no sabrá igual pero ahorrarás tiempo. Vamos a la cocina!!!

Ingredientes para hacer Mousse de Arroz con Leche (para 4 personas):

  • Arroz con leche

  • 500 ml de nata para montar

  • 4 cucharadas de azúcar glass

  • chocolate para decorar

Receta para hacer Mousse de Arroz con Leche (para cuatro personas):

  1. Prepara el arroz con leche usando esta receta (arriba). Hazlo tal y como se indica en la receta pero emplea solo 100 gramos de arroz (en vez de 200 gramos) y no cambies las cantidades de los demás ingredientes.

  2. Cuando tengas el arroz con leche preparado (y aún caliente) añade 100 ml de la nata (sin montar) y pásalo todo por la batidora, tiene que quedar lo más fino posible.

  3. Pon la mezcla en un colador y con la ayuda de un cazo apretaremos para separar la crema del arroz. Recoge la crema en un cacharro y desecha el arroz triturado.

  4. Deja que se temple y después mételo en el frigorífico. Déjalo allí durante 1 hora.

  5. Pasada la hora monta el resto de la nata con el azúcar glass. Cuando esté bien montada añade la mitad de la nata a la crema de arroz con leche e intenta montar este mezcla con las varillas eléctricas. No se podrá montar, pero se mezclará todo bien, cogerá algo de aire y se pondrá más esponjosa.

  6. Ahora añadimos esta mezcla a lo que queda de nata montada y con movimientos envolventes mezclamos bien (ahora con cuidado de que la nata montada no pierda su volumen).

  7. Cuando esté bien mezclado reparte en cuatro copas de helado y mete en el congelador durante 30 minutos, después pasa al frigorífico y deja allí hasta justo antes de servir. Fuera de la cocina y a comer!!!

A comer:

Si prefieres tomar como helado de arroz con leche en vez de como mousse, entonces mejor ponerlo todo en un cacharro (en vez de cuatro copas). Mételo en el congelador media hora, sácalo y con una cuchara remueve bien la mezcla. Vuelve a meter en el congelador y sácalo cinco minutos antes de servir. Quedará un helado muy esponjoso.

Este postre tiene un sabor muy suave, si quieres potenciar su sabor añade fideos de chocolate o en ralladuras (como en la foto). Estas últimas son más delicadas y van perfectas con una mousse. Para hacerlas solo tienes que derretir (al baño maría o en microondas) un poco de chocolate, extenderlo muy fino sobre un mármol o encimera de granito y cuando seque arañarlo con el filo de un cuchillo bien afilado.

Espero que les guste este postre y que disfruten en la mesa con este plato. Un saludo cocineras y cocineros.

Ensalada de Frutas

Ensalada de Frutas. Cada vez está más cerca el verano y las ensaladas van reclamando poco a poco su lugar en el menú de cada día ya que refrescan y suelen ser buenas aliadas para mantener la cintura bajo control. Si además la ensalada es entera de frutas (como en este caso) vas a poder disfrutar del colorido y los contrastes de sabor entre las distintas frutas.

Por cierto, a pesar de lo que pueda parecer, esta ensalada de frutas se prepara en un rato y luce de maravilla en la mesa. A la cocina!!

Ingredientes para hacer Ensalada de Frutas (para 2 personas):

  • 1 melón Galia (de los amarillos redondos) de entre 1,5 y 2 kilos

  • 1 rodaja de sandía grande limpia de pepitas

  • 1 kiwi verde

  • 1 kiwi amarillo

  • 1 nectarina (puedes sustituirlo por melocotón u otra fruta del mismo estilo)

Receta para hacer Ensalada de Frutas (para dos personas):

  1. Corta el melón por la mitad. Puedes hacerlo con un simple corte o fijarte en la foto y darle esa forma de dientes de sierra. Para hacerlo de esta forma solo tienen que ir introduciendo un cuchillo pequeño y realizar el dibujo.

  2. Cuando lo tengas abierto por la mitad quítale las pepitas y con la ayuda de un vaciador de melón ve sacando todas las bolas que puedas. Cuando ya no salgan más bolas sigue vaciando el melón con el mismo aparato (o una cuchara) y aparta.

  3. Coge la rodaja de sandía y saca también bolas usando el vaciador. Cuando ya no salgan más bolas coge un cuchillo y termina de cortar lo que queda de sandía a trozos. Reserva.

  4. Pela los dos kiwis (el verde y el amarillo) con cuidado de no perder mucha fruta. Córtalos en rodajas y si tienes cortadores metálicos para galletas aprovecha y dale forma (ver foto) a las rodajas de kiwi. Reserva.

  5. Pela la nectarina y dale varios cortes para separar la carne de la fruta del hueso (que es bastante grande y duro). Luego corta a cuadraditos los trozos de nectarina.

  6. Vamos a rellenar el melón. Lo primero que metemos en las dos mitades de melón son los recortes más feos de todas las frutas y luego vamos finalizando con las rodajas (con o sin formas), las bolitas y los taquitos de fruta repartiendo bien todo para que quede lo más bonito posible. Y listo, fuera de la cocina y a comer.

A comer:

El corte de la rodaja de sandía debe ser lo suficientemente grueso para que permita sacar bolas con el vaciador. Si usas sandía con pepitas (las sandias de toda la vida) recuerda que tienes que quitar las pepitas antes de hacer las bolas.

Recuerda que no se tira nada, los recortes más feos que van quedando de las frutas los usaremos para rellenar el fondo del melón, luego utilizaremos los cortes más bonitos para decorar nuestra ensalada de frutas

Espero que les guste esta receta y que disfruten en la mesa con este plato. Un saludo cocineros y cocineras.

Ensalada de Frutas con Yogur y Queso

Ensalada de Frutas con Yogur y Queso. Hace un par de meses vimos una refrescante ensalada de frutas y hoy vamos a ver algo parecido pero un poco más contundente. Una ensalada de frutas con una salsa de yogur y queso fresco de untar que sacia bastante y que se prepara en el tiempo que se tarda en cortar la fruta y poco más.

Os doy la receta de la salsa de yogur y queso y una sugerencia de las frutas que podéis usar pero como siempre podéis cambiar éstas por las que más os gusten (peras, ciruelas, kiwis verdes, etc.). Haced una combinación colorida con vuestros sabores preferidos y si podéis haced la presentación en platos blancos amontonando las capas de fruta intentando formar una torre. A la cocina!!

Ingredientes para hacer Ensalada de Queso y Frutas (para 2 personas):

  • 1 yogur griego sin azúcar (125 gramos)

  • 50 de queso fresco para untar (tipo Philadelphia)

  • 6 u 8 cucharadas de leche

  • Fruta al gusto: yo usé una nectarina, dos kiwis amarillos, una manzana verde y una manzana amarilla

Receta para hacer Ensalada de Queso y Frutas (para dos personas):

  1. Mezcla con la ayuda de un tenedor el yogur griego y el queso para untar. Quedará una mezcla muy pastosa y densa.

  2. Como queremos una salsa más ligera (pero no totalmente líquida) añadiremos cuatro cucharadas de leche y mezclaremos con unas varillas de batir. Comprobamos si tiene la consistencia adecuada y si es necesario añadimos poco a poco más leche hasta que la salsa de yogur se desprenda de una cuchara suavemente.

  3. Coge los kiwis y pélalos. Córtalos en rodajas muy finas y colócalos en la base de dos platos formando un círculo en cada uno de ellos.

  4. Ahora, con la fruta bien limpia, haz gajos y reparte por encima de los kiwis formando una mini torre como en la foto.

  5. Coge un trozo de fruta (yo usé la nectarina que tiene más color) y pícala muy fina. Resérvala.

  6. Vierte la salsa de yogur sobre la fruta y por último echa por encima los trocitos de fruta que acabamos de picar. Fuera de la cocina y a comer!!!

A comer:

Si prefieres servir esta ensalada de frutas al final de la comida (como postre) puedes elegir un yogur griego azucarado o añadir el azúcar que te apetezca. En este caso puedes añadir alguna pasa o fruto seco para hacer la combinación más interesante, lo dejo en tus manos.

También puedes probar a añadir un queso para untar tipo “finas hierbas” o el que prefieras, pero ten en cuenta que si eliges una combinación muy atrevida quizás el resultado no te guste demasiado así que mejor probar con una pequeña cantidad antes de preparar la salsa de yogur completa.

Por cierto si quieres una receta más ligera (con menos calorías) puedas usar un yogur descremado o bajo en grasa y usar leche semidesnatada.

Espero que les guste la receta y que disfruten en la mesa con este plato. Un saludo cocineras y cocineros.

Vídeos Gratis
www.Santos-Catolicos.com
¡DVDs, Artículos y Libros Gratis!
FREE DVDS & VIDEOS
WATCH & DOWNLOAD ALL THE DVDS & VIDEOS FOR FREE!