Polonia: Capital, Mapa, Bandera, Turismo, Moneda, Historia, Fotos

Polonia es un estado centroeuropeo que ocupa una superficie de 312.685 Km2. Tiene 440 kilómetros de costa en el mar Báltico y 2.888 kilómetros de frontera repartidos entre:

  • Alemania (467 km).

  • República Checa (790 km).

  • Eslovaquia (539 km).

  • Ucrania (529 km).

  • Bielorrusia (416 km).

  • Lituania (103 km).

  • Enclave ruso de Kaliningrado (210 km).

El relieve de Polonia está dominado por una gran llanura con una altitud media de 200 metros que ocupa la mayor parte del territorio y está salpicada por pequeñas colinas diseminadas por el país.

Capital
(y ciudad más poblada)

Varsovia 

52°13' N 21°02' E

Idiomas oficiales

Polaco

‎Gentilicio

Polaco, polaca
Polonés, polonesa

Forma de gobierno

República parlamentaria

Presidente
Primer ministro

Bronisław Komorowski
Donald Tusk

Fundación
— Civitas Schinesghe
— Reino de Polonia
— Mancomunidad de Polonia-Lituania (Primera República de Polonia)
— Gran Ducado de Varsovia
— Congreso de Polonia
— Segunda República Polaca
— República Popular de Polonia
— Tercera República de Polonia

960 d. C.
1025-1569
1569-1795
1807-1813
1815-1867(1915)
1918-1939 (1989)
1945-1989
1989 -actualidad

Superficie

Puesto 69.º

 • Total

312.679 km²

 • % agua

2,6 %

Fronteras

2.888 km

Población total

Puesto 34.º

 • Total

38.538.447 (2011)

 • Densidad

123 hab/km²

PIB (PPA)

Puesto 19.º

 • Total (2012)

US$ 802,1 millones

PIB (nominal)

Puesto 20.º

 • Total (2012)

US$ 531,8 millones

 • PIB per cápita

US$ 14.039

IDH (2012)

 0,82110(39.º) – Muy Alto

Moneda

Złoty (PLN) = 100 groszy

Huso horario

CET

 • en verano

CEST

Código ISO

616 / POL / PL

Dominio Internet

.pl

Prefijo telefónico

+48

Prefijo radiofónico

3ZA-3ZZ / HFA-HFZ / SNA-SRZ

Miembro de: Unión Europea, ONU,OTAN, OCDE, OSCE, CBSS, GV, COE

Mapa de Polonia

Capital de Polonia

Bienvenido a Varsovia, capital de Polonia. La Ciudad Héroe que no olvida su pasado pero también mira hacia el futuro.

La capital de Polonia, Varsovia, se encuentra en el centro del país y está localizada sobre las principales rutas de tránsito internacional.

Ocupa ambas orillas del río Vístula, la ciudad tiene una población de casi 1.7 millones de habitantes.

La característica más llamativa de Varsovia ha sido su regeneración, después de su devastación durante la Segunda Guerra Mundial. Las primeras bombas de la Luftwaffe alemana cayeron en la ciudad al amanecer del 1 de septiembre de 1939. Durante la ocupación nazi, casi el 85% de la ciudad se vio reducida a escombros y 700.000 personas perdieron la vida.

Arrasada como resultado de las órdenes de Hitler en 1945, la mayor parte de Varsovia fue reconstruida en una docena de años. En el Museo Histórico de la Ciudad de Varsovia en la Plaza de la Ciudad Vieja se visualiza una película que describe la devastación de la ciudad.

Por medio de los esfuerzos de toda la nación, y del apoyo de las comunidades polacas en el extranjero, los preciosos castillos, monumentos, catedrales y edificios gubernamentales que fueron - y son - el corazón y el alma de Varsovia, fueron meticulosamente restaurados.

Como centro cultural y científico del país, Varsovia, es sede de 18 facultades, la Orquesta Filarmónica, el Gran Teatro de la Ópera; teatros, bibliotecas, galerías de arte y museos. Varsovia es anfitriona en eventos culturales de renombre internacional como el Concurso Internacional de Piano Frederic Chopin. Literalmente, cientos de monumentos históricos se pueden ver en Varsovia - si uno tiene tiempo. Entre todos destaca el Castillo Real, el Palacio de la isla del Parque Lazienki, el Palacio de Belvedere y el Palacio de Wilanow.

La reconstrucción del Casco Antiguo de Varsovia refleja el deseo del país de sobrevivir y la determinación de superar los malos tiempos, incluyendo su salto a la economía de mercado.

Visitar Varsovia desde un tranvía

Desde junio hasta 29 de septiembre, los nostálgicos podrán visitar la capital polaca desde el asiento de un antiguo tranvía que recorrerá las calles conocidas y no tan conocidas de Varsovia.

Por el precio de poco más de 1 EURO, iniciando el viaje en cualquier parada de la ruta T (tranvía turístico), muchas de ellas en el centro comercial y cercanas al casco antiguo de Varsovia, será un viaje y una visita diferente.

Como moverse por la ciudad...

Todos los vuelos internacionales llegan al aeropuerto de Varsovia. También se puede desde España llegar en coche a través de Francia y Alemania. Un servicio regular de autobuses une el aeropuerto Okecie y el centro de la ciudad. El autobús 175 hace el trayecto entre el centro y el aeropuerto. El autobús 188 circula entre el aeropuerto y el barrio Praga. Por la noche operan autobuses nocturnos al centro de la ciudad.

Los lugares históricos de Varsovia se encuentran unos muy cerca de los otros, por lo que manejarse caminando es una de las mejores posibilidades del viajero.

Los taxis, de tarifas más bajas que en el resto de Europa, tienen paradas oficiales. No tienen un color determinado, pero tienen una banda amarilla y roja, el escudo de la ciudad y el signo del taxi en el techo del vehículo.

La oficina de Información Turística de la ciudad se encuentra en el mismo aeropuerto, al lado de la salida. La mejor oficina de Información Turística de Varsovia se encuentra en la Plaza del Castillo.

En la Estación Central de Trenes también puede obtener información sobre alojamientos. Para viajeros que organizan la estancia por su cuenta.

La moneda en Polonia – Zloty (PLN)

La moneda en Polonia se llama zloty, con siglas PLN (zloty) su cotización: 1 Euro equivale hoy en día a 3,87 PLN aproximadamente. Es decir que cada zloty equivale al cambio a 26 céntimos aproximadamente. Creo que lo más sensato para hacer el cálculo mental de los precios en Polonia, es dividir el precio entre cuatro y añadir un poco.

En este artículo intentaremos resolver todas las dudas que podais tener relacionadas con la moneda en Polonia. Si tenéis más dudas, estamos aquí para resolverlas.

No hay límite a la cantidad de dinero que puede llevar un viajero. Puedes cambiar el dinero en España antes de ir a Polonia o puedes cambiar moneda en cualquier banco o cualquier caja de cambio (KANTOR en polaco) que se encuentran en muchos lugares. Suelen estar abiertos de 9.00 h. a 18.00 h. (de lunes a viernes) y de 09.00 a 14.00 (sábados).

Normalmente los KANTOR ofrecen mejor cambio que los bancos y no hace falta presentar ningún documento ni rellenar impresos, simplemente se entrega la cantidad a cambiar y se reciben los ZLOTYS correspondientes.

Una solución razonable es sacar dinero a través de la tarjeta de crédito. Es lo más seguro pero también lo más caro ya que las comisiones de los bancos suelen ser altas.

En los hoteles y restaurantes se debería poder pagar en Euros, sin embargo las vueltas siempre las obtendremos en zlotis y el curso que aplican está muy por debajo del curso bancario. En resumen, no es un buen negocio.

Monedas y billetes

En la actualidad hay monedas de 1, 2 y 5 zlotys y de 1, 2, 5, 10, 20 y 50 groszy , así como billetes de: 10, 20, 50, 100 y 200 zlotys.

1 grosz (aprox. 0,002 €)

2 grosze (aprox. 0,005 €)

5 groszy (aprox. 0,013€)

10 groszy (aprox. 0,026 €)

20 groszy (aprox. 0,052 €)

50 groszy (aprox. 0,13 €)

1 zloty (aprox. 0,26 €)

2 zloty (aprox. 0,52 €)

5 zloty (aprox. 1,32 €)

10 zloty (aprox. 2,60 €)

20 zloty (aprox. 5,26 €)

50 zloty (aprox. 13,15 €)

100 zloty (aprox. 26,30 €)

200 zloty (aprox. 52,63 €)

El camino de Polonia hacia el euro

Con su ingreso en la UE el 1 de mayo de 2004, Polonia también se ha comprometido a adoptar el euro como moneda. Sin embargo, aún no está clara la fecha en que el euro sustituirá al zloty. Los expertos creen que no sucederá antes de 2015, ya que Polonia no prevé incorporarse al mecanismo de tipos de cambio II (MTC II) antes de 2009. El MTC II regula la banda de fluctuación de la moneda nacional con respecto al euro.

Historia de Polonia

Los inicios del Estado Polaco

Aunque el momento de nacimiento de Polonia se suele considerar la cristianización oficial del año 966, las tierras polacas habían sido pobladas por culturas desarrolladas mucho antes. Justo cuando en España un artista desconocido estaba esculpiendo la Dama de Elche, en el territorio polaco se construían asentamientos amurallados como el de Biskupin. Durante los siglos siguientes no hubo un estado común y sólo a mitad del siglo X, tras la unificación de algunas tribus eslavas, nació, primero el Principado y luego el Reino de Polonia. La conversión oficial al cristianismo permitió al Estado Polaco entrar en el ámbito de la cultura del Occidente Europeo. Hasta entonces, la religión profesada había sido el antiguo culto eslavo que veneraba las fuerzas de la naturaleza y permitía la poligamia.

 

El patio de la Universidad de Cracovia

 

En la primera mitad del siglo XII los contrastes en el seno de la dinastía regente provocaron una fragmentación politica del estado, que se convirtió en un mosaico de pequeños principados con soberanos débiles pero independientes. Sólo despúes de casi doscientos años el príncipe de Cracovia, Władysław Łokietek, logró unificar bajo su poder algunas tierras polacas y coronarse rey. Su hijo, Kazimierz Wielki, siguió los pasos del padre y durante su reinado Polonia entró en un período de intenso florecimiento. En 1364 fue fundada la Universidad de Cracovia, una de las más antiguas en esta parte de Europa. Además, el rey promovió el desarrollo de las ciudades, por lo que los historiadores posteriores dijeron de él que “encontró una Polonia de madera y dejó una Polonia de ladrillo”. Kazimierz Wielki fue el último de los monarcas de la dinastía Piast, fundadora del Estado Polaco.

Las tres capitales

Durante su historia, Polonia tuvo tres capitales en tres regiones distintas. La primera fue Gniezno en Wielkopolska (la Gran Polonia), famosa por la puerta de su catedral que cuenta con una rica decoración escultórica. La siguiente capital fue Cracovia en Małopolska (la Pequeña Polonia), sede de la corte real desde el siglo XIV hasta finales del siglo XVI. Durante todo este tiempo la ciudad creció, se enriqueció y se embelleció, y debido a sus numerosas iglesias (elegantes y suntuosas, a menudo construidas por arquitectos extranjeros al servicio de los reyes polacos) ha recibido el sobrenombre de la “Roma polaca”. En 1596 la capital de Polonia fue trasladada a Varsovia, en la región central de Mazovia, hecho que facilitó la administración de un país que en aquel tiempo era el más grande de toda la Europa católica.

 

El siglo XIX: sobrevivir en una realidad difícil

La desaparición de Polonia no significó el fin de la sociedad polaca, que no olvidó su herencia casi milenaria. El siglo XIX, cuando una parte de los polacos vivía bajo el poder de Prusia (la futura Alemania), otra bajo el de Austria y otra bajo el de Rusia, fue sin duda una de las épocas más difíciles de la historia de Polonia. Los tres países adoptaron varias politicas, a veces muy duras, frente a la población polaca. A pesar de ello, los polacos mantuvieron su identidad nacional cuidando su lengua y sus tradiciones. Poetas, escritores, músicos, pintores y escultores intentaban subrayar, siempre que podían, sus raíces polacas. Esta lucha intelectual por mantener la identidad nacional estuvo acompañada algunas veces de la lucha armada. En 1830-31 y en 1863-4 tuvieron lugar insurrecciones que, sin embargo, no tuvieron éxito. Las derrotas militares demostraron la imposibilidad de lograr la independencia por medio de las armas y confirmaron la necesidad de preservar, sobre todo, la memoria de las tradiciones y la cultura.

Federico Chopin

Maria Skłodowska-Curie

Polonia durante la Segunda Guerra Mundial

El 1 de septiembre de 1939 la Alemania Nazi atacó Polonia, tras haberse asegurado la complicidad de la Unión Soviética. Fue el inicio de la Segunda Guerra Mundial, el más sangriento y el más trágico conflicto de la historia de la humanidad, que duraría casi seis años. Polonia, después de haber resistido 35 días, se rindió. La mayoría de su territorio se encontró entonces bajo la ocupación alemana, mientras los restantes terrenos del Este fueron anexionados por la Unión Soviética, que invadió Polonia el 17 de septiembre. Según la ideología nazi, los Polacos, como eslavos, eran considerados subhombres y por eso sufrieron muchas persecuciones y represiones.

 

Los intentos de la guerrilla no tuvieron éxito y además fueron castigados cruelmente por los alemanes, con centenares de polacos a diario ejecutados o enviados a los campos de concentración. Todavía peor corrieron los ciudadanos polacos de origen judío, que fueron objeto de una firme politica de eliminación física en los campos de exterminio, construidos por los nazis en los territorios ocupados. En las regiones bajo la ocupación soviética, la situación de la población polaca fue relativamente mejor, pero también muy difícil y no exenta de persecuciones, sobre todo en los primeros años. Más de 25 mil miembros de la élite polaca (militares, funcionarios, profesores, intelectuales, etc.) fueron tachados de enemigos de la clase obrera y asesinados por orden de Stalin en 1940, hecho negado durante décadas por las autoridades soviéticas. Además, varias decenas de miles de polacos fueron enviados a los campos de trabajo situados en los más remotos e inaccesibles rincones de la Unión Soviética. Sólo tras la ruptura del tratado de no-agresión por parte de Hitler en 1941 y tras el ataque del Tercer Reich a Rusia, cambió el sistema de alianzas y los polacos se convirtieron de prisoneros en aliados.

Campo de concentración nazi en Majdanek

 

Desde 1939 hasta 1945 los soldados polacos lucharon prácticamente en todos los frentes de la guerra contra Hitler, entre otros, en Noruega, Inglaterra, Italia, Egipto y la URSS, siendo el cuarto poder aliado en cuanto al número de militantes. En total, durante la guerra pereció el 15 % de la población que Polonia tenía en 1939: 6 millones de ciudadanos polacos de los cuales 3 millones eran de origen judío.

Insurrección de Varsovia, 1944

Santos de Polonia‎

Estanislao de Cracovia, Santo

Obispo y Mártir

Martirologio Romano: Memoria de san Estanislao, obispo y mártir, que en medio de las dificultades de su época fue constante defensor de la humanidad y de las costumbres cristianas, rigió como buen pastor la Iglesia de Cracovia, en Polonia, ayudó a los pobres, visitó cada año a sus clérigos y, finalmente, mientras celebraba los divinos misterios, fue muerto por orden de Boleslao, rey de Polonia, a quien había reprendido severamente. († 1079)

Fecha de canonización: 17 de agosto de 1253 por el Papa Inocencio IV.

La historia recuerda al rey Boleslao II de Polonia (1058-1079) por sus victorias militares que consolidaron su joven Estado y lo ampliaron, por la valorización de las tierras que él promovió con una nueva organización territorial, y por las reformas jurídicas y económicas. Pero el primer historiador polaco, Vicente Kadlubeck, de este rey recuerda también las graves injusticias y la conducta privada inmoral.

Pero en su camino Boleslao se encontró con un severo censor. Como Juan Bautista respecto de Herodes, el valiente obispo de Cracovia, Estanislao, levantó la voz, amonestando al poderoso soberano sobre el deber de respetar los derechos ajenos.

Estanislao nació en Szczepanowski (Polonia) hacia el año 1030, de padres más bien pobres. Hizo sus primeros estudios con los benedictinos de Cracovia, y después los perfeccionó en Bélgica y en París. Cuando regresó a la patria, se distinguió por su celo y por las benéficas iniciativas que realizó con caridad e inteligencia. Muerto el obispo de Cracovia, el Papa Alejandro II lo nombró su sucesor. Su nombramiento fue promovido no sólo por el pueblo y el clero, sino también por el mismo Boleslao II, que en los primeros años colaboró en la obra de evangelización de toda la región y en la formación del clero local, secular, que poco a poco debería ocupar el puesto de los monjes benedictinos en la administración de la Iglesia polaca.

La buena armonía entre el obispo y el soberano duró hasta cuando el valiente Estanislao tuvo que anteponer sus deberes de pastor a la tolerancia para con las faltas del amigo, pues la reprochable conducta del soberano podía fomentar las malas costumbres de los súbditos.

En efecto, las crónicas del tiempo narran que el rey se enamoró de la bella Cristina, esposa de Miecislao y, sin pensarlo dos veces, la hizo raptar con grave escándalo para todo el país. Estanislao lo amenazó con la excomunión y después lo excomulgó; entonces el rey Boleslao se enfureció y ordenó asesinar a Estanislao en Cracovia, en la iglesia de santa Matilde, durante la celebración de la misa. Parece que el horrible “asesinato en la catedral” lo cometió el mismo soberano, después que los guardias se vieron obligados a retirarse por una fuerza misteriosa. Era el 11 de abril de 1079.

Desde el mismo día de su martirio, los polacos comenzaron a venerarlo.

San Estanislao fue canonizado el 17 de agosto de 1253 en la basílica de san Francisco de Asís, y desde entonces se difundió su culto en toda Europa y América.

Vídeos Gratis
www.Santos-Catolicos.com
¡DVDs, Artículos y Libros Gratis!
FREE DVDS & VIDEOS
WATCH & DOWNLOAD ALL THE DVDS & VIDEOS FOR FREE!