Pollo y Recetas de Pollo: Arroz, Curry, Pollo Al Horno, Al Ajillo

Pollo (introducción)

El pollo es un ave perteneciente al orden de los Galliformes y a la familia de las Fasiánidas o Phasianidae. El gallo incluye cuatro especies entre las que destaca en el continente europeo el Gallus gallus o Gallo rojo, siendo el único que puede hibridar y tener descendencia fértil con ejemplares domésticos. Las otras tres especies son Gallus lafayetii o Gallo de Sri Lanka, Gallus sonneratii o Gallo gris y Gallus varius o Gallo verde.

La palabra pollo se emplea para designar a la cría de las aves y especialmente a las de las gallinas, aunque, también se emplea la palabra para denominar al gallo o a la gallina joven, principalmente a aquellos que se destinan al consumo.

El gallo doméstico, también llamado gallo rojo es un ave doméstica que pertenece a la familia Phasianidae y una de las cuatro especies dentro del género conocido como Gallus; está considerada una de las aves más populares del planeta tierra, dado que se calcula que existen alrededor de 19 mil millones de especímenes.

A los gallos y gallinas se los cría fundamentalmente por su carne y por los huevos que producen, de todos modos, sus plumas y algunas de sus especies son criadas y entrenadas para ser empleadas a instancias de las peleas de gallos, una actividad originaria de Asia y que propone el combate entre dos gallos del mismo género o raza para "entretenimiento" de los seres humanos.

Se trata de un ave herbívora e insectívora, es decir, se alimenta a base de plantas y de insectos y una característica especial es que no puede distinguir el sabor dulce, mientras que a la mayoría no les gusta el sabor salado. Dependiendo de la raza, tienen una esperanza de vida que oscila entre los 5 y los 10 años.

Corporalmente los machos y las hembras son muy diferentes, los primeros son mucho más grandes que las segundas y disponen de una gran cresta rojiza, la cual es empleada como símbolo de su dominación.

Como consecuencia de la selección artificial realizada por el hombre, los gallos y gallinas han perdido la capacidad de volar. El gallo produce un sonido denominado canto, el cual lo acompañará en diferentes momentos del día.

Por su lado, la carne de pollo es una de las comidas más populares en todo el mundo, además de por tratarse de un alimento gustoso, su bajo costo la ha llevado a ser mundialmente consumida. Posee un altísimo valor nutricional ya que se digiere mucho mejor que las carnes rojas. Si bien la carne de gallina es consumida, comparada con la de pollo, resulta más dura y necesita de mayor tiempo de cocción.

¿Cuál es la receta de pollo?

Hay muchas recetas sobre cómo preparar un pollo (al limón, arrebozado, etc...), pero en ninguna parte se habla de los aspectos básicos de su preparación. Aquí les doy algunos concejos para los que no saben nada de cocina o para los que quieren una receta básica, especial para los principiantes en la cocina:

Primero que nada, al comprar un pollo, este lo puedes adquirir entero y en el mismo lugar ellos te lo trozan, o los trozas en casa. También lo venden en bandejas separadas por presas, los puedes encontrar de las siguientes maneras: bandejas de trutros largos, trutros cortos, trutros enteros, alitas, pechuga entera y pechuga deshuesada. Elige la presa que mas te gusta y hagamos esta preparación. Antes de prepararlo lávalo bien y elige si lo quieres con la piel o no, si quieres que tu receta sea sana y con poca grasa te recomiendo que le quites la piel.

-receta de pollo cocido: En una olla a fuego alto pone el pollo y cúbrelo con agua, agrégale sal y aliños a gusto y cuando hierva bájale el fuego y déjalo por 20 minutos. Te darás cuenta que el pollo esta listo por que su color ya no va a ser rosado si no blanco. Para servirlo quítale el agua y acompáñalo con verduras, arroz, etc. Este pollo cocido lo puedes picar de la manera que quieras o moler y te sirve de relleno para un sándwich.

Esta receta de pollo cocido es aconsejable para las personas que están enfermas del estómago o en una dieta liviana (solo le tienes que agregar sal).

-receta de pollo en sopa: En una olla a fuego alto pone el pollo y cúbrelo con agua, agrégale sal y aliños a gusto, cuando hierva bájale el fuego y agrégale verduras. Para un pollo entero te recomiendo 1 taza de zanahorias picadas o ralladas, 1 taza de porotos verdes, 1 taza de cebolla picada y media taza de pastas para sopas o arroz (puedes elegir las verduras que quieras). Deja cocer todo por 20 minutos y sírvela muy caliente y decórala con cilantro o perejil.

-receta de pollo a la plancha: En un sartén de teflón a fuego medio coloca las presas de pollo y anda dándolas vuelta constantemente para que no se te pegue, si quieres agrégales un poco de aceite (sin aceite te queda una receta sana y liviana), y finalmente colócale aliño a tu gusto. Déjalo cocer por unos 10 minutos, acuérdate que tiene que estar de color bien blanco para saber que esta bueno. Para servirlo tiene que estar caliente.

-receta de pollo a la parrilla: Pone las presas de pollo sobre la parrilla caliente, agrégale sal y aliños, dalas vuelta de vez en cuando y déjalo por 30 minutos. Queda especialmente delicioso si le dejas la piel, la cual queda "crujiente". Una variación de esta preparación consiste en ponerlo al horno; queda con un sabor y aspecto similar. Para hacerlo al horno basta con que lo pongas sobre una fuente de pirex (resistente al calor) por 25 minutos aprox., a toda intensidad (debes ir calculando de acuerdo al horno que tengas en el hogar).

Espero que te sirvan todas estas preparaciones de receta de pollo, hay muchas más pero estas son las básicas. Para prepara una receta de pavo la puedes hacer de la misma manera.

RECETAS DE POLLO: ARROZ, CURRY, POLLO AL HORNO, AL AJILLO

Alitas de pollo al horno

Alitas de pollo al horno ¡qué ricas!… Y hay tantas formas de hacerlas, y todas están tan deliciosas y crujientes, que hay pocas que no gusten a los niños. Sin duda son una receta de pollo muy socorrida porque además la ventaja del horno es que habitualmente requiere poca preparación inicial y se hacen solos mientras nosotros nos podemos dedicar a otras cosas.

Hoy hemos preparado estas alitas de pollo al horno con salsa de miel y soja, ¡y están espectaculares! Os las recomiendo 100% porque el glaseado les da un sabor muy especial a las alitas de pollo que va a encantar a toda la familia.

Las alitas de pollo al horno requieren habitualmente 45-50 minutos a 180ºC en el horno, y no necesitan que las estéis volteando. Simplemente las colocáis en la bandeja del horno y las aliñáis a vuestro gusto, con sal y alguna hierba aromática (ni siquiera necesitan aceite por encima), con alguna salsa barbacoa, o, como os recomendamos hoy, con salsa de soja y miel.

¡Probad estas alitas de pollo al horno y nos contáis qué tal os han salido!…

Ingredientes:

  • Alitas de pollo

  • ajo en polvo

  • sal

Para la salsa de miel y soja:

  • 60 gramos de salsa de soja

  • 100 gramos de miel

  • 1 cucharada de ketchup

  • 1 cucharada aceite de oliva

  • 2 cucharadas de vinagre

alitas al horno receeta

Preparación de las alitas de pollo al horno con salsa de miel y soja:

Primero precalentamos el horno a 180ºC, y mientras se precalienta vamos preparando la salsa de miel y soja, mezclando todos los ingredientes y batiendo hasta que queden completamente integrados.

Preparamos las alitas en la fuente del horno, limpiándolas bien de plumas que hayan podido quedar, le echamos sal y ajo en polvo. Luego las pincelamos con la salsa de miel y soja y las metemos al horno durante 50 minutos aproximadamente a 180ºC.

Fideos Chinos con Pollo y Almendras

Fideos Chinos con Pollo y Almendras

Fideos Chinos con Pollo y Almendras. Hoy toca receta sencilla de comida china qué se prepara en un rato y queda muy rica.

Además es una receta ideal para aprovechar esos restos de ingredientes que guardas en la nevera en vez de usar los ingredientes que vienen en la receta ya que estos fideos chinos aceptan un montón de combinaciones. Anímate y a la cocina!!!

Ingredientes para hacer Fideos Chinos con Pollo y Almendras (para 4 personas):

  • 1 paquete de fideos chinos de trigo de unos 250 gramos

  • 2 pechugas medianas (unos 500 gramos en total)

  • 3 cucharadas de almendras crudas peladas (unos 50-60 gramos)

  • 1 pimiento rojo mediano (unos 250-300 gramos)

  • 1 cebolla mediana (unos 250 gramos)

  • 1/4 kilo de champiñones frescos

  • salsa de soja

  • aceite de girasol

  • sal y pimienta negra

  • agua

Receta para hacer Fideos Chinos con Pollo y Almendras (para cuatro personas):

  1. Primero que nada vamos a preparar todas las verduras y el pollo. Pela la cebolla y córtala en juliana (en tiras finas). Lava el pimiento, quítale las semillas y corta en tiras más o menos finas y no muy largas (fíjate en la foto de la receta). Lava los champiñones y córtalos en rodajas (fíjate en este enlace como se limpian y cortan los champiñones). Por último coge las pechugas y córtala en trozos pequeños o en tiras finas (a tu gusto).

  2. Pon en una sartén grande (tendrá que contener luego todas las verduras) 5 cucharadas de aceite de girasol. Pon a fuego medio y añade las almendras crudas. Deja hasta que las almendras estén doradas por todos los lados (no subas mucho el fuego que se queman muy rápido). Cuando las almendras estén listas saca con una espumadera y resérvalas.

  3. Salpimenta el pollo con un poco de sal fina y pimienta negra molida (a tu gusto). Sube el fuego donde está la sartén con el aceite. Cuando el aceite esté bien caliente añade el pollo y dóralo bien. Cuando el pollo haya cogido color sácalo con una espumadera y reserva.

  4. Ahora dejamos el aceite a fuego medio y añadimos los pimientos (si te quedas con muy poco aceite para las verduras añade un chorrito más). Deja durante 5 minutos y luego añade la cebolla. Deja durante otros 5 minutos y luego añade los champiñones. Deja hasta que las verduras estén en su punto (por lo menos 10 minutos más).

  5. Cuando las verduras estén casi listas pon a calentar una olla con agua y sal (yo uso una cucharada pequeña de sal fina por cada 2 litros de agua). Cuece los fideos chinos siguiendo las instrucciones que vienen en el paquete (lee al final de la receta para saber más). Luego escúrrelos bien.

  6. Las verduras deben estar listas así que es el momento de añadir el pollo y las almendras que teníamos reservadas. Añade también la salsa de soja y remueve bien. Luego añade los fideos chinos en varias tandas mientras mezclas todo. Si no te cabe todo en la sartén puedes mezclarlo en la misma olla donde has cocido los fideos. Cuando esté todo bien mezclado prueba y si lo crees necesario añade un poco más de salsa de soja. Y listo …. fuera de la cocina y a comer!!!!

A comer:

Si no tienes almendras crudas puedes usar almendras fritas, pero te aconsejo que las enjuagues antes pasándolas bajo el grifo para quitarles el exceso de sal. Por supuesto si están fritas tienes que saltarte el segundo paso de esta receta :)

Cuando doremos el pollo lo importante es que el aceite esté bien caliente para que el pollo se dore rápido y no tenga que estar demasiado tiempo al fuego (así no se queda el pollo seco por dentro). Por eso si usas mucho pollo o si la sartén no es muy grande lo mejor es dorar el pollo en varias tandas en vez de todo a la vez. Así evitamos que baje la temperatura del aceite y que el pollo empiece a soltar agua y a cocerse en vez de dorarse.

Si no tienes aceite de girasol puedes usar un aceite de oliva muy suave, ten en cuenta que en la comida china no se usa aceite de oliva y el sabor que aporta éste altera el resultado final de la receta.

Yo usé fideos chinos de trigo con huevo (marca SOUBRI), en vez de los normales (sin huevo) aunque son muy parecidos y puedes usar cualquiera de los dos para la receta. Recuerda que hay muchos tipos de fideos chinos y que no debes confundir estos fideos de trigo con los fideos de arroz ni con los fideos vermicelli celofán.

Para cocer bien los fideos chinos lo mejor es seguir las instrucciones que marca el fabricante en el paquete. Los que yo uso se cocinan del siguiente modo. Pones agua a hervir con sal y cuando esté hirviendo añade los fideos chinos y aparta la olla del fuego. Deja los fideos en el agua durante 4 minutos y luego escurre. Los fideos chinos normalmente se cuecen muy rápido así que no los dejes más tiempo del que marca el fabricante.

Una cosa importante es que los fideos chinos suelen venir en una o varias láminas formadas por un solo fideo enrollado sobre si mismo. Si añades una de estas láminas al agua conseguirás un fideo enorme muy incómodo de manejar para mezclar con los otros ingredientes y para comerlo (tendrás que estar rompiéndolo con el tenedor). Por eso te aconsejo en la receta que rompas cada lámina en varios trozos antes de meterlas en el agua hirviendo!!

Una última cosa. Hay montones de salsas de sojas, las hay más artificiales y las hay más naturales. Una salsa de soja puede resultar muy dulce y otra extremadamente salada. Por esto motivo yo te recomiendo en la receta que añadas solo un poco de soja (seguramente menos de la que necesites) y que luego pruebes y si hace falta al final rectifiques con un poco más.

Espero que te guste la receta y que disfrutes en la mesa con este plato. Un saludo cocineras y cocineros.

Muslos de pollo asados con salsa de naranja

Muslos de pollo asados con salsa de naranja

¿Con qué tipo de salsa puedes preparar unos riquísimos muslos de pollo? Hoy los vamos a cocinar con una salsa de naranja. Una receta fácil, rápida y que no necesita demasiados ingredientes para prepararla.

Ingredientes (para 4 personas):

  • 8 muslos de pollo

  • 3 naranjas

  • Aceite de oliva

  • Sal

  • Pimienta

  • 2 patatas medianas

  • Ralladura de una naranja

  • 2 cucharadas de harina

  • 2 cebollas

  • 1 vaso de vino blanco

Preparación

En una bandeja de horno pon un poco de aceite de oliva, la cebolla en juliana, unas patatas en lascas y los muslos de pollo. Salpimenta todo, y pinta cada uno de los muslos con la ayuda de un pincel de cocina, con un poco de zumo de naranja.

Pon el horno a 180 grados y hornea los muslos durante unos 35 minutos.

Mientras en una sartén pon un poco de aceite de oliva. Cuando se caliente añade la cebolla, y deja que se sofría lentamente. Una vez esté, añade la cucharada de harina y deja que se dore junto a la cebolla, e incorpora la ralladura de la naranja. Cuando todo esté dorado y bien mezclado,añade el vino blanco y el zumo de dos naranjas y deja que la salsa reduzca unos 10 minutos y apaga el fuego.

Pasados los 35 minutos de horneado de los muslos de pollo, incorpora la salsa que has preparado al asado, y pinta con ella los muslos de pollo. Vuelve a meterlos en el horno 15 minutos más.
Sirve con el pollo acompañado con un poco de la salsa.

¡Está buenísimo!

Arroz con pollo

Siempre es bueno conocer una rica receta de esta deliciosa comida. Un secreto: antes de servir cada porción, espolvorearla con un poco de perejil y mucho queso rallado! Que la disfruten! : )

Tiempo de preparación:

  • 45 min. a 1 hora

Ingredientes:

  • 1 de Pollo

  • Cantidad de Queso rallado

  • Cantidad de Sal y Pimienta

  • 1 litro/s de Agua

  • 2 sobre/s de caldo de ave

  • 300 gramo/s de Arroz cocido

  • 1 cucharón/es de Aceite

  • 25 gramo/s de Manteca

  • 1 de Diente de Ajo

  • 2 de Cebolla

  • Cantidad de Perejil

Preparación:

Limpiar el pollo y separarlo en presas. Quitar la piel, lavar y secar.

Limpiar los vegetales. Picar las cebollas, el ajo y la mitad del pimiento; cortar en tiras el resto del pimiento. Reservar todo para después.

Calentar la manteca y el aceite en una cacerola. Dorar las presas de pollo en forma pareja, d?olas vuelta. Retirar de la olla y reservar.

Incorporar a la cacerola los vegetales picados; rehogarlos en el fondo graso que haya quedado.

Echar el arroz y revolver con una cuchara de madera para que se impregne con los jugos de cocina. Disolver los cubos de caldo (de gallina azafranado) en el agua hirviendo. Verter 600 cc sobre el arroz y aré el pollo.

Cocinar a fuego suave durante aproximadamente 20 minutos, cuidando de que la preparación se seque. Agregar caldo caliente a medida que el leído se vaya evaporando.

Salpimentar. Apagar el fuego, tapar y dejar reposar unos minutos.

Pollo al Curry con Arroz

Hola amig@s.

Hoy toca un plato clásico con un puntito exótico de lo más exquisito.

Personalmente el curry me apasiona, es una especia que la combinaría con casi todo.... El sabor es espectacular, las fotos no hacen justicia a lo riquísimo que salió.

INGREDIENTES:

  • 1 Cebolla

  • 1 Lata de Leche de Coco (o leche)

  • 2 Cucharadas Soperas de Pasta de Curry Semi-Picante Rajah o bien 2 Cucharaditas de Curry en Polvo (no es lo mismo pero podemos conseguir un plato igualmente delicioso)

  • 2 Pechugas de Pollo

  • 1 Nuez de Mantequilla

  • Aceite de Oliva

  • 100 gr Arroz (Basmati)

  • Sal y pimienta

PREPARACIÓN:

  • Pelar y picar la cebolla, reservar.

  • Trocear las pechugas en tacos o tiras, al gusto. Salpimentar y reservar.

  • Poner una sartén al fuego y añadir la nuez de mantequilla y un buen chorro de aceite de oliva. Añadir la cebolla picada y una pizca de sal.

  • Cuando la Cebolla se empiece a poner translúcida añadir los trozos de pollo y dejar hacerse hasta que se doren.

  • Añadir la leche o leche de coco y a continuación la pasta de curry (o el curry en polvo) y dejar reducir a fuego moderado.

-Mientras poner en un cazo a calentar agua con sal, cuando hierva añadir el arroz basmati y dejar cocer unos 15 minutos, escurrir el agua y servir junto con el pollo al curry bien caliente.

Buen provecho.

Arroz con pollo al horno

Hoy han venido unos amigos a comer a casa y les he preparado un arroz simple, sencillo y resultón, una de esas recetas clásicas, sin ingredientes extraños, que siempre sale bien. En realidad el arroz al horno de verdad, el valenciano, lleva más ingredientes y se prepara de otra manera, pero yo simplemente he usado el horno (y le pongo el apellido a la receta) porque me gusta mucho el punto de cocción que le da al arroz, distribuyendo el calor por igual por todas partes, y así queda muy bien. Vaya esto por delante, para que ningún valenciano se me vaya a enfadar: esta NO ES la receta del auténtico arròs al forn ni pretende serlo, sólo es mi receta de arroz con pollo terminada en el horno :)

Me gusta que al comer el arroz no haya que trabajar con los ingredientes, así que utilizo pollo troceado en piezas pequeñas, de bocado, y evidentemente deshuesado, esta vez han sido unos contramuslos. Lo he salpimentado, he añadido tomillo y lo he dejado un rato reposando, mientras picaba el resto de los ingredientes; luego le he enseñado el aceite un rato y finalmente lo he apartado.

Ingredientes:

  • chorro de vino

  • con agua

  • puñado de guisantes

  • pimiento verde

  • pollo troceado

  • cazuela de barro

  • arroz redondo

  • poco de azafrán

  • tomate rallado

  • más ingredientes

  • sal pimienta

En la misma sartén y con el mismo aceite (bueno, he añadido un chorrito más :D el arroz me gusta con un punto de grasa) he pochado cortados en burunoise ajo, cebolla, pimiento verde y rojo, zanahoria, puerro y los rabitos de unos champiñones que cayeron en la cena de ayer y que había reservado pensando en este arroz. Cuando las verduras estaban ya pochaditas pero aún enteras le ha tocado el turno al tomate rallado y lo he dejado sofreir para, cuando ha perdido el agua, incorporar el pollo, un chorro de vino (esta vez ha sido un fino, como casi siempre de las Bodegas Grant de El Puerto de Santa María), sal, pimienta negra, tomillo y un poco de ñora en polvo (se encuentra fácilmente así en las tiendas de especias de los mercados, esta vez era de la Plaza del Carmen de Huelva). Conviene dejar que todo esto se guisotee un rato, para que se mezclen los sabores. Cuando os parezca que esto ha pasado, se retira este guiso a un recipiente amplio que podáis meter en el horno, yo suelo usarlos de barro.


En la misma sartén en la que he guisado el pollo he mareado un buen rato el arroz (redondo), luego he añadido un poco de azafrán y los he agregado a la cazuela de barro, mezclándolos bien con el pollo y las verduras.

Sólo queda añadirle el líquido correspondiente: el doble de arroz más la consabida propina. Claro que se puede hacer con agua, y que así queda rico, pero... como me gusta tanto aprovechar cosas y congelarlas, suelo tirar de eso: esta vez he añadido agua de cocer unas cabezas de gambas que tenía ;) Interesa que el líquido esté ya caliente, más que nada por adelantar. También he añadido un puñado de guisantes y he rectificado de sal. Se mete la cazuela en el horno, como a 200º, hasta que el arroz esté listo; si el agua está ya caliente tarda algo más de 20 minutos. Luego unos 5 minutos de reposo y listo. ¡No falla! Todo el arroz se queda enterito y por igual, sin sorpresas raras.

Pollo asado al ajillo

Esta receta de pollo asado al ajillo, es deliciosa y sencillísima, os la recomiendo, pues tiene todo el sabor del pollo al ajillo tradicional, más ese toque que da el horno y algún condimento más.

Esta vez compré una bandeja de cuartos traseros, porque eran hemosísimos y en cambio los pollos enteros muy pequeños y no salen a cuenta. Aunque a mi me gusten más enteros.

Pues nada vamos con ella, que para luego es tarde.

Ingredientes:

  • Un cuarto de pollo por persona.

  • Un kilo de patatas.

  • Tres dientes de ajo grandes.

  • Una cucharada sopera de condimento para pollo.

  • Pimienta de molinillo variada.

  • El sumo de un limón.

  • Un vasito de vino tipo manzanilla.

  • Un vaso de cerveza.

  • Un vaso de agua o caldo de pollo.

  • Aceite de oliva virgen extra.

  • Sal.

Preparación:

En un bol grande ponemos un buen chorro de aceite de oliva, el condimento para pollo, abundante pimienta molida, un poco de sal, el zumo del limón, medio vaso de vino y medio de cerveza, los ajos pelados y prensados y batimos bien...Pelamos, lavamos y cortamos en rodajas no muy gruesas las patatas, ponemos un chorro de aceite en la bandeja de horno y disponemos al primera capa, rociamos con un poco de la salsa, ponemos otra capa, repetimos la operación y ponemos el resto del vino y la cerveza y el vaso de agua...

Limpiamos muy bien el pollo, lo lavamos, secamos e introducimos unos 10 minutos en el bol, pringandolo bien para que tome el sabor y lo ponemos encima de las patatas con la piel hacía abajo y metemos al horno previamente precalentatado solo abajo a 220º, en la parte más baja...Al cabo de media hora o cuando veamos que está cocido por arriba le damos la vuelta al pollo, lo regamos con el resto de la salsa que quedó en el bol...lo dejamos hacer hasta que esté tierno y las patatas cocidas, regándolo de vez en cuando con su jugo...Por último ponemos el grill y lo doramos un poco para que la piel quede bien crujiente...Cuando esté lo sacamos del horno

Lo servimos recién hecho, con mahonesa y una ensalada verde y a disfrutar...!!!

Espero que os guste...!
Bon profit...!!!

Pollo Empanado Frito

Pollo Empanado – Pollo Empanizado

El Pollo Empanado también llamado Pollo Empanizado en México y otras zonas del continente americano y que a mi me gusta llamar simplemente Pollo Empanao, es una de las recetas de verano más típicas.

Si nunca te habías animado a preparar unos filetes de pollo empanados no dejes de leer los consejos del final. A la cocina!!! :)

Ingredientes para hacer Pollo Empanado (para 2 personas):

  • 4 filetes de pollo

  • 1 huevo grande

  • pan rallado

  • aceite de girasol para freír (con poco más de medio vaso será suficiente)

  • sal y pimienta negra

Receta para hacer Pollo Empanizado (para dos personas):

1º) Lo primero (y siempre debemos hacer lo mismo en el caso de los empanados y rebozados) será colocar todo en orden para que el proceso de elaboración sea más cómodo y también más limpio. Así que coge un plato y pon los filetes de pollo. Añádeles una pizca de sal por cada cara. Coge otro plato y llénalo de pan rallado.

2º) En un tercer plato bate un huevo con una pizca de sal y unas vueltas de molinillo de pimienta. Yen un último plato pon un poco de papel de cocina absorbente, es donde pondremos el pollo empanizado una vez esté frito.

3º) Ahora con nuestros 4 platos ya preparados pondremos a calentar el aceite en una sartén mediana (de unos 15 cm de diámetro). El aceite tiene que estar a fuego medio fuerte pero sin pasarnos. Yo lo pongo en mi vitrocerámica al 8 (el máximo es 10).

4º) Mientras se calienta el aceite empezamos a empanar los filetes de pollo. Lo primero es pasar el pollo por el huevo y con dos tenedores le damos varias vueltas para que se empape bien el pollo con el huevo.

Pollo empanado rebozado en Huevo

5º) Ahora pasamos el pollo al plato con el pan rallado, pero al pasar el pollo de un plato a otro hay que dejar que el filete escurra el exceso de huevo. Una vez en el plato lo cubrimos totalmente con el pan rallado y le damos varias vueltas. Puedes hacer esto con unas pinzas o con las manos bien limpias.

Pollo Empanizado en Pan rallado

6º) Cuando el pollo esté bien rebozado lo elevamos y lo sacudimos un poco para que caiga el exceso de pan rallado.

Pollo Empanado Empanado

7º) Si el aceite ya está bien caliente añadimos el pollo, si no es así podemos reservar el filete en un lado del plato que contiene el pan rallado y seguir empanando los demás filetes. Cuando el aceite esté en su punto comenzamos a freír los filetes de pollo.

Pollo Empanado – Pollo Empanizado

8º) Deja al fuego unos 2 minutos por cada lado, a menos que el filete sea muy gordo, entonces podemos dejar un poco más. Por último solo queda pasar el filete al plato con el papel de cocina para que absorba el exceso de grasa.

Pollo Empanado Frito

A comer:

Si quieres darle un toque especial puedes añadir perejil fresco picado al pan rallado y si lo quieres con un punto de picante puedes añadir pimienta de cayena en polvo al pan rallado, pero no te pases que pica.

Si los filetes se ponen muy negros en muy poco tiempo es que el fuego está demasiado fuerte y puede que el pollo no esté bien cocinado. Es mejor que el fuego esté alto pero sin pasarse, así si te gusta que el pollo empanado quede más crujiente podrás dejar un poco más de tiempo al fuego para que el pan rallado se ponga más moreno y de un sabor más acentuado. A mi me gustan los filetes oscuritos, pero si te pasas puede quedarte el pollo seco por dentro (y se pondrá algo duro, sobre todo si el filete es muy fino). El color de la última foto te dará una idea de como deben quedar una vez fritos.

Para aprovechar el pan rallado que sobra pásalo por un colador de malla fina (como si tamizáramos harina), lo que se quede arriba será pan mezclado con huevo y lo tiraremos, el resto podremos guardarlo para otra ocasión ;)

Como ves es una receta fácil que viene genial para no andar mucho tiempo en la cocina durante las calores del verano. Además a los niños les suele gustar mucho el pollo empanado.

Puedes comerte estos filetes empanados solos, en un bocadillo con mayonesa o con salsa barbacoa y si lo prefieres también quedan muy bien en un plato con una ensalada fresca.

Espero que les guste la receta y que disfruten en la mesa con este plato. Un saludo desde la cocina.


Pollo a la Coca Cola

Dentro de las recetas de pollo, hay recetas clásicas, como el pollo al horno o el pollo al ajillo, que a todos nos encantan, pero la receta del pollo a la Coca Cola es de las más curiosas que hemos oído… y ahora nos hemos lanzado a hacerla ¡porque está buenísima!. Esta es una receta muy popular por la red, y su éxito radica en su facilidad de elaboración, y, por supuesto, en su sorprendente sabor.

Aunque existen muchas variantes de este famoso pollo a la Coca Cola, nosotros nos hemos quedado con la más elemental. Tres ingredientes y al horno. Pero se puede enriquecer de múltiples formas, como, por ejemplo, añadiendo verduras troceadas. Además de al horno, también puede hacerse al fuego normal, y hay quien se atreve hasta en el microondas.

Os aseguro que si no contáis a vuestros comensales los ingredientes que lleva, ¡nadie los adivinará! Y el sabor es de película, ligeramente agridulce y muy sabroso. ¡A vuestros hijos les encantará!

Ingredientes:

  • 1 bandeja de pollo troceado

  • 1 sobre de sopa de cebolla

  • 1 lata de Coca Cola

Preparación:

En una bandeja para horno, ponemos el pollo, añadimos el sobre de sopa de cebolla y la Coca Cola.

Horneamos durante 40-50 minutos a 220ºC, dando la vuelta a los trozos de pollo a mitad de la cocción.

Fajitas de Pollo Mexicanas

Fajitas. Fajitas de Pollo Mexicanas

Un plato típico de comida mexicana son las fajitas que tradicionalmente se hacían en México con carne de vaca o ternera y tortilla de maíz. Pero actualmente, y sobre todo debido a la nueva cocina mexicana americana (Tex-Mex), las fajitas se preparan con otros tipos de carne, fundamentalmente pollo, y con otras tortillas como las de trigo.

Hoy veremos una receta de fajita de pollo con ingredientes de andar por casa, nada de sazonadores para fajitas comprados (que por cierto están buenísimos) ni nada por el estilo. Una receta rápida y fácil de preparar.

Ingredientes para hacer Fajitas de Pollo Mexicanas (para 2 personas – 4 fajitas):

  • 4 tortillas de Trigo (2 por persona)

  • 150 gramos de pollo

  • 1/2 pimiento verde y 1/2 pimiento rojo (pimientos de asar)

  • 2 tomates grandes

  • 50 gramos de cebolla

  • 50 gramos de lechuga

  • 80 gramos de queso rallado para fundir

  • 1 diente de ajo

  • 1 guindilla

  • 1/2 cucharadita de pimentón picante

  • aceite de oliva

  • sal y pimienta

Receta para hacer Fajitas de Pollo Mexicanas (para dos personas – cuatro fajitas):

  1. Cortamos los pimientos en tiras un poquito gruesas (ver fotografía) y la cebolla en tiras finas.

  2. Ponemos dos cucharadas de aceite de oliva en una sartén y cuando esté caliente añadimos los pimientos y la cebolla. Añadimos una pizca de sal y rehogamos bien durante 15 minutos.

  3. Mientras se van haciendo las verduras aprovecharemos para limpiar el pollo de las fajitas. Debemos cortar el pollo en tiras finas, añadir sal y pimienta y reservar.

  4. Pasados los 15 minutos de las verduras añadimos el tomate pelado y picado muy fino (si le quitas las semillas mejor). Dejamos hacer 10 minutos más.

  5. Pon el horno a calentar a 180ºC. Lo usaremos más tarde para darle un golpe de calor a las tortillas de trigo.

  6. En otra sartén ponemos dos cucharadas de aceite de oliva, una guindilla (puedes usar pimienta de cayena) y un diente de ajo pelado y sin picar. Cuando el aceite esté caliente añade el pollo a tiras y saltea durante unos minutos hasta que el pollo esté dorado.

  7. Cuando el pollo esté listo, retira el ajo y la guindilla y desecha. Añade el pollo a las verduras. Es el momento de añadir el pimentón picante (1/2 cucharada de postre). Removemos bien y lo apartamos del fuego para no quemar el pimentón.

  8. Coge la lechuga (tiene que estar bien limpia y muy seca) y pícala finamente. Añádela a la mezcla de verduras y pollo y remueve bien.

  9. Ahora coge el queso rallado y échalo sobre la mezcla. Si hay alguien a quien no le guste el queso puedes saltarte este paso y añadir el queso a la hora de montar las fajitas.

  10. Ahora queda rellenar las tortillas de trigo con el pollo y las verduras. Yo prefiero una vez que están las fajitas montadas meterlas en el horno y calentarlas con el grill puesto para que se dore la tortilla de trigo. Pero tu puedes si prefieres calentar las tortillas en el microondas e ir montando después las fajitas. Lee las instrucciones del paquete de tortillas y haz lo que tu prefieras pero el golpe de calor en el horno es más cómodo pues puedes calentar todas las fajitas a la vez y servir calientes.

A comer:

Como vez no hemos empleado ningún ingrediente que no puedas encontra en cualquier tienda para hacer estas fajjitas, excepto las tortillas de trigo. Por cierto me gusta usar trigo y no maíz porque estas últimas presentan cierta resistencia a ser dobladas y es más que probable que rompas la tortilla cuando intentes montar la fajita. Así que yo te recomiendo tortillas de trigo para las fajitas y deja las de maíz para hacer quesadillas u otras recetas.

Puedes acompañar las fajitas de pollo con una crema agria o con una salsa de tomate picante, o cualquier otra salsa que te guste ya que estas fajitas casan bien con una buena cantidad de salsas.

Espero que les guste esta receta de pollo y que disfruten en la mesa con estas fajitas. Un saludo cocineros y cocineras.


Pollo al limón

Pollo al Limón. Receta China

Otra receta de comida china, en este caso un pollo al limón con un sabor de auténtico restaurante chino. La receta es muy sencilla y fácil de preparar, calculo que en unos 25 minutos está lista ya que mientras se marina el pollo vamos preparando la salsa de limón.

Es importante usar un vino de jerez seco para darle ese sabor característico del pollo al limón. Pero si no lo tenéis no pasa nada, usad un poco de vino fino seco o similar. Animaros a preparar este pollo al limón y si usáis otro vino contadme como os quedó de sabor.

Ingredientes para hacer Pollo al Limón (para 2 personas):

  • 400 gramos de pechuga de pollo

  • 125 ml de caldo de pollo (ave)

  • 10 cucharadas de zumo de limón (1 limón)

  • 4 cucharadas de azúcar

  • 1 cuchara de postre de harina de maíz (Maicena)

  • 3 cucharadas de agua para la salsa

  • 3 cucharadas de jerez seco (u otro vino seco o si no vino blanco de cocinar)

  • 50 gramos de almendras crudas

  • 1 cuchara de postre con jengibre molido

  • Sal

  • Aceite de Oliva

Receta para hacer Pollo al Limón (para dos personas):

  1. Limpia bien la pechuga de pollo, córtala en trozos pequeños (ver la fotografía) y pon los trozos de pollo en un recipiente. Añade las 3 cucharadas de Jerez Seco (si no tienes usa un vino seco y si no un vino blanco de cocinar), 1 cuchara de postre con jengibre molido y media cucharada de sal. Mezcla todo con las manos para que se impregne bien el pollo y después tapa el recipiente con papel transparente y mételo en el frigorífico. Dejaremos marinando mientras preparamos el resto de la receta.

  2. Ahora vamos a empezar con la salsa para nuestro pollo al limón. Exprime un limón y pon en un cazo a calentar 10 cucharadas del zumo de limón y el medio vaso con caldo de pollo (ave).

  3. Coge una cuchara de postre con la harina fina de maíz (Maicena), disuélvela en 3 cucharadas de agua tibia y añade al cazo. Cuando la mezcla esté caliente añade las cuatro cucharadas de azúcar y remueve bien para que se disuelva. Deja a fuego lento 5 minutos o hasta que tenga un aspecto gelatinoso (como en la foto). Después aparta del fuego y reserva.

  4. Pon otro cazo con un cuarto de litro de agua a calentar. Cuando hierva añade las almendras y deja que se hagan durante 10 minutos. De esta manera conseguiremos que las almendras se pongan blanditas y su textura se adaptará mejor a la textura general del plato.

  5. Mientras se van haciendo las almendras empezamos a preparar el pollo. Saca la fuente del frigorífico y pon a calentar una sartén con 3 cucharadas de aceite de oliva. Añade el pollo y saltea los trozos de pollo durante unos minutos hasta que cojan color.

  6. Entre tanto las almendras ya deben estar listas. Escúrrelas bien y cuando el pollo esté algo dorado añadiremos las almendras y un poco de la salsa de limón que hemos preparado. Solo añadiremos 3 cucharadas de salsa y mezclaremos bien con una cuchara de madera para que se reparta por todo el pollo.

  7. Ahora no debemos dejar de remover la salsa de limón, pues al llevar azúcar puede quemarse. Lo que nos interesa es que se caramelice solo un poquito, así que cuando veas que empieza a pegarse un poco y que parece caramelo (sin color, no dejes que se queme) retira del fuego y añade el resto de la salsa de limón. Remueve bien y ya puedes servir acompañado de un poco de arroz al curry o de arroz tres delicias por ejemplo.

A comer:

Como puedes ver en la fotografía el aspecto de la salsa de limón es bastante similar al de los restaurantes chinos (es decir gelatinoso).

El sabor también es muy similar al de la comida china, aunque para conseguir este sabor es importante usar un vino seco. Por cierto a la hora de marinar el pollo no te pases con el vino, ya que el pollo absorbe bastante el sabor y quedaría demasiado fuerte.

Al final de la receta paso a paso del pollo al limón te dí un par de sugerencias de acompañamiento para esta receta de pollo, pero si quieres algo más sencillo y fácil, puedes hervir un poco de arroz Basmati (100 gramos para dos personas) con una pizca de sal y añadir al pollo en el último momento. Mezcla bien y tendrás un pollo al limón con arroz que seguro que repites.

Espero que les guste esta receta de cocina internacional y que disfruten en la mesa con este plato. Un saludo cocineras y cocineros.


Receta de Fideuá

Fideuá de Pollo

Fideuá de Pollo. Antes que nada quiero dejar claro que esta no es la receta de fideuá valenciana (así que espero que nadie se lleve las manos a la cabeza). La receta tradicional valenciana se hace con marisco y pescado y su forma de elaboración no tiene nada que ver con la receta que encontrarás a continuación. Otro día veremos como preparar una auténtica fideuá, de momento si te apetece probar esta fideuá de pollo sigue leyendo y a ver que te parece.

Para hacer esta fideuá vamos a utilizar el tipo de fideo gordo y hueco que se venden junto a otras pastas en muchas tiendas (mira la fotografía para ver como es). En esencia, esta receta es la misma que la de arroz con pollo pero cambiando el arroz por los fideos y poco más. Si prefieres usar otro tipo de fideos tendrás que ajustar los tiempos de cocción para que no se te pasen. Vamos a la cocina!!!

Ingredientes para hacer Fideuá de pollo (para 2 personas):

  • 180 gramos de fideos (1 vaso de tubo)

  • 250 gramos de pechuga de pollo

  • 1 litro de caldo de pollo o ave (4 vasos de tubo)

  • 1/4 de litro de vino blanco de cocinar (1 vaso de tubo)

  • 1/2 pimiento verde y 1/2 pimiento rojo (pimientos de asar)

  • 150 gramos de cebolla

  • 2 dientes de ajo sin pelar

  • 50 gramos de guisantes (unas tres cucharadas)

  • 250 gramos de tomate

  • 1 hoja de laurel

  • 1 sobre de colorante alimenticio (1 cuchara pequeña)

  • aceite de oliva

  • sal y pimienta

Receta para hacer Fideuá de Pollo (para dos personas):

  1. Hecha en una paellera, o una cazuela, cinco cucharadas de aceite de oliva y pon a calentar. Cuando esté el aceite añade los dos dientes de ajo enteros y el pollo limpio cortado a trocitos, una pizca de sal y 3 vueltas de molinillo de pimienta. Deja que se dore (unos 5 minutos).

  2. Corta los pimientos en tiras (ver foto) y pica la cebolla muy fina.

  3. Cuando esté el pollo listo sácalo de la paellera y reserva (quita también los ajos). Echa otras cinco cucharadas de aceite de oliva y añade la cebolla (déjala al fuego otros 5 minutos).

  4. Luego añade los pimientos y la hoja de laurel y deja la verdura durante 8 minutos más.

  5. Mientras pelamos los tomates y los picamos muy finamente. Cuando esté lista la verdura añade el tomate y el pollo reservado. Deja al fuego unos cinco minutos y después añade el vino y deja que se evapore el alcohol. Pon a calentar el caldo de pollo (en un cazo o microondas).

  6. Cuando se halla reducido casi todo el vino (es decir tenemos que dejar que se consuma el vino hasta que quede casi no quede) añade 3 vasos de caldo de pollo caliente (reservamos un vaso) y el sobre de colorante (una cucharada pequeña de colorante alimenticio) removemos bien y dejamos que hierva el caldo.

  7. Cuando el caldo esté hirviendo (burbujeando) es el momento de añadir la pasta (los fideos). Metemos una cuchara de madera y removemos bien para que los fideos se repartan por toda la paellera. Lo dejaremos a fuego medio durante 15 minutos removiendo de vez en cuando. Si los guisantes son frescos el momento de añadirlos es pasados los 3 primeros minutos y si son de lata espera al último minuto (de los 15) para echarlos (justo antes de apartar la fideuá).

  8. Pasado ese tiempo apartamos la paellera del fuego y la tapamos con una paño de cocina limpio. Dejamos reposar la fideuá con pollo durante cinco minutos y servimos. Puedes servir con los ajos fritos (ver fotografía).

A comer:

Si durante la cocción de la fideos ves que el caldo se ha consumido y que la fideuá aún no está lista, añade el caldo restante (el vaso que guardamos) poco a poco y muy caliente.

Puede pasarte que el fuego no esté bien repartido por toda la paellera y si usas vitrocerámica o un fuego pequeño es posible que la fideuá se quede sin hacer por los lados de la paellera. En ese caso es preferible estar removiendo constantemente los fideos hasta que esté bien hecha la fideuá.

Como puedes ver en la foto a mi me gusta esta receta bastante sequita, si prefieres algo más caldoso añade un poco más de caldo.

Espero que les guste esta receta casera y que disfruten en la mesa con esta Fideuá. Un saludo cocineros y cocineras.

Vídeos Gratis
www.Santos-Catolicos.com
¡DVDs, Artículos y Libros Gratis!