Poemas de Amistad, Poemas Cortos de Amistad, Poemas de Amor y Amistad

Tu amistad

La amistad es uno de los regalos de la vida,

y en ti encuentro una de las buenas.

Nos une el nexo que hemos compartido

durante los años desde que nos conocimos.

Cada año transcurrido, nos ha acercado más.

Nos hemos querido en momentos de enfermedad,

de desconsuelo, y de tantas cosas más.

Juntos celebramos nuestra juventud.

Contigo, aprendí a reirme de mí.

Has llenado mi corazón y mi mente

con recuerdos para toda una vida.

Mi afecto por ti ya no cabe en una amistad;

eres parte de mi familia.

Que el futuro nos traiga la alegría del éxito

y una eterna amistad que nos ayude

en los momentos difíciles que la vida nos depare.


El árbol de los amigos

Existen personas en nuestras vidas que nos hacen felices

por la simple casualidad de haberse cruzado en nuestro camino.

Algunas recorren el camino a nuestro lado, viendo muchas lunas pasar,

mas otras apenas vemos entre un paso y otro.

A todas las llamamos amigos y hay muchas clases de ellos.


Tal vez cada hoja de un árbol caracteriza uno de nuestros amigos.

El primero que nace del brote es nuestro amigo papá y nuestra amiga mamá,

que nos muestra lo que es la vida.

Después vienen los amigos hermanos,

con quienes dividimos nuestro espacio para que puedan florecer como nosotros.

Pasamos a conocer a toda la familia de hojas a quienes respetamos y deseamos el bien.


Mas la gracia nos presenta a otros amigos,

los cuales no sabíamos que irían a cruzarse en nuestro camino.

A muchos de ellos los denominamos amigos del alma, de corazón.

Son sinceros, son verdaderos.

Saben cuando no estamos bien, saben lo que nos hace feliz.


Y a veces uno de esos amigos del alma estalla en nuestro corazón

y entonces es llamado un amigo enamorado.

Ese da brillo a nuestros ojos, música a nuestros labios, saltos a nuestros pies.

Mas también hay de aquellos amigos por un tiempo,

tal vez unas vacaciones o unos días o unas horas.

Ellos acostumbran a colocar muchas sonrisas en nuestro rostro,

durante el tiempo que estamos cerca.


Hablando de cerca, no podemos olvidar a amigos distantes,

aquellos que están en la punta de las ramas

y que cuando el viento sopla siempre aparecen entre una hoja y otra.

El tiempo pasa, el verano se va, el otoño se aproxima y perdemos algunas de nuestras hojas,

algunas nacen en otro verano y otras permanecen por muchas estaciones.

Pero lo que nos deja más felices es que las que cayeron continúan cerca,

alimentando nuestra raíz con alegría.

Son recuerdos de momentos maravillosos de cuando se cruzaron en nuestro camino.


Te deseo, hoja de mi árbol, paz, amor, salud, suerte y prosperidad.

Simplemente porque cada persona que pasa en nuestra vida es única.

Siempre deja un poco de sí y se lleva un poco de nosotros.


Habrá los que se llevarán mucho,

pero no habrán de los que no nos dejarán nada.

Esta es la mayor responsabilidad de nuestra vida

y la prueba evidente de que dos almas no se encuentran por casualidad.


Tu eres mi amor …

Tu amor es mi amor,

tu vida es mi vida,

cada día es un nuevo comienzo

y en cada comienzo un nuevo amor.


Haz como el sol

No te aferres al pasado

ni a los recuerdos tristes.

No abras la herida que ya cicatrizó.

No revivas los dolores y sufrimientos antiguos.


Lo que pasó, pasó...


De ahora en adelante,

pon tus fuerzas en construir una vida nueva,

orientada hacia lo alto, y camina de frente,

sin mirar atrás.


Haz como el sol que nace cada día,

sin pensar en la noche que pasó.


Vamos, levántate...

porque la luz del sol está afuera!


Siempre de amaré …

Siempre te amaré,

siempre estaré orgulloso de ti,

siempre serás mi prioridad,

siempre serás mi amor,

siempre tendrás mi amor,

siempre tendrás mi fidelidad,

siempre estarás en mi corazón,

siempre pienso en ti,

siempre estaré junto a ti.


Te amo mi Dios.


Esto es todo lo que deseo para tí

Felicidad: Muy dentro de tí.


Serenidad: En cada amanecer.


Exito: En cada faceta de tu vida.


Amigos: Muy cercanos y pendientes de tí.


Amor: Que siempre fluya de tu interior.


Conocimiento: De la gracia y el amor de Dios.


Recuerdos especiales: De todo el ayer.


Un brillante hoy: Con mucho por lo cual agradecer.


Un camino: Que te lleve a un hermoso mañana.


Sueños: Para que se conviertan en realidad.


Y gratitud: Por todas las maravillosas cosas a tu alrededor.


Cuando esperas algo y no llega …

Qué tristeza queda en el corazón,

cuando la persona que amas,

esperando noticias de su amor...


El valor de un Te Quiero!

Te quiero decir muchas cosas por medio de esta carta

y sinceramente te las mereces...

TU AMISTAD VALE MUCHO!


Te quiero decir que si mañana me muero en la gracia,

te observaré en el cielo, te cuidaré y, sobre todo,

abogaré por aminorar tu sufrimiento.


Te quiero decir que si dejas este mundo en la gracia,

Bendito sea Dios, te recordaré y siempre te voy a querer,

cada noche hablaré contigo.


Quiero que sepas que te quiero mucho

y eso es algo muy importante para mí,

ya que hay veces que uno cree

que no es conveniente decirlo por cualquier razón.


Sé que debí decirte antes cuánto te aprecio,

pero si por alguna razón no nos volvemos a ver,

te dejo esta nota para que sepas lo mucho que te quiero.


Y si no alcanzaste a decírmelo...

no te preocupes, que por el simple hecho de nuestra amistad

sabré que me aprecias.


Recuerda que nunca sabemos cuando nos morimos,

por eso quiero decirte hoy con esto

¡Que te aprecio mucho!

¡Dios bendice!


Abrazo

Un simple abrazo nos enternece el corazón;

nos da la bienvenida y nos hace más llevadera la vida.


Un abrazo es una forma de compartir alegrías

así como también los momentos tristes que se nos presentan.


Es tan solo una manera de decir a nuestros amigos

que los queremos y que nos preocupamos uno por el otro

porque los abrazos fueron hechos para darlos a quienes queremos.


El abrazo es algo grandioso.

Es la manera perfecta para demostrar el amor que sentimos

cuando no conseguimos la palabra justa.


Es maravilloso porque tan sólo un abrazo dado con mucho cariño,

hace sentir bien a quien se lo damos, sin importar el lugar ni el idioma

porque siempre es entendido.


Por estas razones y por muchas más...

hoy te envío mi más cálido abrazo.


El verdadero amor

Señor, ¡qué bueno es amarte!

Oh, ¡qué bueno es serte fiel!

¡Qué bueno es en todo tiempo

una alabanza tener!


Quiero alabarte, adorarte

en espíritu y verdad

y así poder compartir

tu amor con la humanidad.


Es necesario entregarse

sin reservas, mi Señor

para poder conocer

ese verdadero Amor.


Aquel que Tú nos mostraste

en aquella cruenta cruz

manifestándolo al mundo

en tu Hijo amado: JESUS.


Perfeccióname, Dios mío;

perfeccióname en tu amor

para guardar siempre puro

y santo mi corazón.


Ese amor que es sufrido,

que en vez de recibir, da;

no se goza en la injusticia,

mas se goza en la verdad.


Aquel que no tiene envidia,

no sabe de vanidad,

todo lo cree y soporta,

que es y siempre será.


Es el camino excelente,

también es la Ley real,

es mayor que la esperanza

y que la fe: la Caridad.


Ese es el amor, Dios mío,

que quiero manifestar

a este mundo que se pierde

porque no sabe amar.


Llena de amor a tu pueblo;

se establezca la unidad;

para que entonces podamos

al mundo testificar

que el REY de Reyes hoy reina

y por siempre reinará.


Creo en tí Amigo

Creo en tí amigo:

Si tu sonrisa es como un rayo de luz

que alegra mi existencia.


Creo en ti amigo:

Si tus ojos brillan de alegría al encontrarnos.


Creo en ti amigo:

Si compartes mis lágrimas y

sabes llorar con los que lloran.


Creo en ti amigo:

Si tu mano está abierta para dar y

tu voluntad es generosa para ayudar.


Creo en ti amigo:

Si tus palabras son sinceras y

expresan lo que siente tu corazón.


Creo en ti amigo:

Si sabes comprender bondadosamente mis debilidades y

me defiendes cuando me calumnian.


Creo en ti amigo:

Si tienes valor para corregirme amablemente.


Creo en ti amigo:

Si sabes orar por mí,

y brindarme buen ejemplo.


Creo en ti amigo:

Si tu amistad me lleva a amar más a Dios

y a tratar mejor a los demás.


Creo en tí amigo:

Si no te avergüenzas de ser mi amigo

en las horas tristes y amargas.


¿Cómo va a ser tu día hoy?

Esta mañana desperté emocionado

con todas las cosas que tengo que hacer

antes que el reloj sonara.


Tengo responsabilidades que cumplir hoy.

Mi trabajo es escoger qué clase de día voy a tener.


Hoy puedo quejarme porque el día esta lluvioso

o puedo dar gracias a Dios porque las plantas están siendo regadas.


Hoy me puedo sentir triste porque no tengo más dinero

o puedo estar contento que mis finanzas me empujan

a planear mis compras con inteligencia.


Hoy puedo quejarme de mi salud

o puedo regocijarme de que estoy vivo.


Hoy puedo lamentarme de todo

lo que mis padres no me dieron mientras estaba creciendo

o puedo sentirme agradecido de que me permitieran haber nacido.


Hoy puedo llorar porque las rosas tienen espinas

o puedo celebrar que las espinas tienen rosas.


Hoy puedo autocompadecerme por no tener muchos amigos

o puedo emocionarme y embarcarme en la aventura de descubrir nuevas relaciones.


Hoy puedo quejarme porque tengo que ir a trabajar

o puedo gritar de alegría porque tengo un trabajo.


Hoy puedo quejarme porque tengo que ir a la escuela

o puedo abrir mi mente enérgicamente

y llenarla con nuevos y ricos conocimientos.


Hoy puedo murmurar amargamente porque tengo que hacer las labores del hogar

o puedo sentirme honrado porque tengo un techo para mi mente, cuerpo y alma.


Hoy el día se presenta ante mi esperando a que yo le de forma y aquí estoy,

soy el escultor. Lo que suceda hoy depende de mi,

yo debo escoger qué tipo de día voy a tener.


Que tengas un gran día... a menos que tengas otros planes.


Algunas amistades son eternas

Algunas veces encuentras en la vida

una amistad especial:

ese alguien que al entrar en tu vida

la cambia por completo.

Ese alguien que te hace reir sin cesar;

ese alguien que te hace creer que en el mundo

existen realmente cosas buenas.

Ese alguien que te convence

de que hay una puerta lista

para que tú la abras.

Esa es una amistad eterna...


Cuando estás triste

y el mundo parece oscuro y vacío,

esa amistad eterna levanta tu ánimo

y hace que ese mundo oscuro y vacío

de repente parezca brillante y pleno.

Tu amistad eterna te ayuda

en los momentos difíciles, tristes,

y de gran confusión.

Si te alejas,

tu amistad eterna te sigue.

Si pierdes el camino,

tu amistad eterna te guía y te alegra.

Tu amistad eterna te lleva de la mano

y te dice que todo va a salir bien.


Si tú encuentras tal amistad

te sientes feliz y lleno de gozo

porque no tienes nada de qué preocuparte.

Tienes una amistad para toda la vida,

ya que una amistad eterna no tiene fin,

Te amo, Dios mío.

Vídeos Gratis
www.Santos-Catolicos.com
¡DVDs, Artículos y Libros Gratis!
FREE DVDS & VIDEOS
WATCH & DOWNLOAD ALL THE DVDS & VIDEOS FOR FREE!