Pie y Pies, Partes del Pie, ¿Qué es Un Pie, Definición, Significado

Nuestros pies están perfectamente estructurados para soportar el peso de nuestro cuerpo. Es la única parte del cuerpo en contacto con el suelo cuando estamos de pie o nos movemos y desempeñan distintas funciones:

  • Actúan como amortiguadores

  • Nos ayudan a mantener el equilibrio sobre superficies desiguales

  • Nos proveen de la propulsión, elasticidad y flexibilidad necesarias para caminar, saltar y correr.


¿Qué es un Pie?

En anatomía, el pie es una estructura biológica utilizada para la locomoción que se encuentra en muchos animales.

El ser humano usa sus pies para la locomoción bípeda. Las estructuras del pie y la mano humanas son variaciones en la anatomía de los mismos cinco dígitos, en común con muchos otros vertebrados, y una de las dos estructuras de huesos más complejas del cuerpo.

El pie está dividido en tres partes:

  • Tarso, con siete huesos.

  • Metatarso, con cinco huesos.

  • Falanges, con catorce huesos.


La parte superior o dorsal del pie se llama empeine y la inferior planta. El pie se mueve sobre la pierna con el auxilio de músculos extensores y flexores. Los primeros que constituyen la pantorrilla se implantan en la extremidad posterior del calcáneo por medio del tendón de Aquiles. Los segundos están situados delante de la pierna. Existen además músculos elevadores que hacen girar el pie hacia fuera o dentro.

El podólogo es el especialista del pie. Es el encargado de la recepción, atención y administración de medicamentos hacia el paciente afectado de alguna patología en esta zona del cuerpo.

Huesos del pie

  • Tarso (7 huesos):

    • Calcáneo

    • Astrágalo

    • Escafoides o Navicular

    • Cuboides

    • Cuñas o cuneiformes (x3)

  • Metatarso, formado por cinco huesos largos

  • Falanges

    • Falange proximal o falange (x5)

    • Falange media o falangina (x4; el dedo gordo sólo tiene 2 falanges)

    • Falange distal o falangeta (x5)

Tipos de pies en el ser humano

Se distinguen tres tipos:

  • Pie griego.- Así llamado porque se observa en las estatuas de la época clásica: el segundo dedo es el más largo, después el dedo gordo, el tercero prácticamente mide lo mismo que el segundo, y el cuarto y el quinto son más pequeños. En este tipo de pie las cargas se distribuyen mejor sobre la parte delantera del pie.

  • Pie polinesio o cuadrado.- Como el que se observa en los cuadros de Gauguin: los dedos son casi todos iguales y están a la misma altura.

  • Pie egipcio.- Visible en las estatuas de los faraones: el dedo gordo es el más largo y los otros le siguen por tamaño y orden decrecientes. Es el tipo de pie más expuesto, ya que se sobrecarga más con el calzado y predispone a juanetes (hallux valgus) y a la artrosis metatarsofalángicas (hallux rígidus).

Partes del Pie

EL SISTEMA ÓSEO DEL PIE

Desde los inicios del oficio en la antigüedad hasta finales del siglo XVIII, los zapateros se concentraron en la confección de zapatos teniendo en cuenta exclusivamente la forma exterior del pie, a la que deseaban proporcionar una capa protectora. El sistema ósea y la musculatura, es decir "la forma interna", eran completamente ignorados. Fue en el siglo XIX cuando los zapateros se dieron cuenta de que precisaban conocimientos anatómicos. Aparecieron numerosos manuales del zapatero que resumían los valores cognitivos del oficio, a menudo acompañados con descripciones de detalles anatómicos del pie.

Actualmente, los conocimientos sobre las características óseas, la musculatura, las articulaciones, los nervios y la piel del pie forman parte de la formación general del oficio de zapatero. Al tomar las medidas, y de acuerdo con las reglas derivadas de la práctica, se toman como referencia puntos anatómicos fijos reconocibles y característicos que tras varias mediciones muestras pocas variaciones.

De los 208-214 huesos del esqueleto, los más pequeños se encuentran en los miembros más móviles: las manos y los pies. Los huesos, las articulaciones, los músculos y los tendones del pie forman la construcción mecánica más compleja del cuerpo humano. Cuando un hombre está de pie, la superficie de sus plantan apenas alcanza los 300 cm2, pero debe soportar con estabilidad un peso medio de 70 a 120 kg. Al andar, el pie se adapta con flexibilidad a los desniveles de la superficie. Los ligeros cambios internos de la planta del pie nos permiten andar descalzos por la suave e inestable arena de la playa o por caminos accidentados y pedregosos.

Así pues, el pie es una estructura que debe soportar mucho esfuerzo, capaz de ofrecer unas prestaciones extraordinarias. Un europeo medio, según un estudio realizado en Inglaterra, camina de media unos 150.000 km. durante su vida.



Esta reproducción de los 26 huesos del pie -vistos desde el empeine (A) y la planta (B)- demuestra que los siete huesos del tarso (posiciones 1-7 son los más fuertes, ya que sobre ellos descansa la mayor parte del peso corporal. En la ilustración A puede comprobarse que la longitud del pie la determina la distancia entre el extremo del talón y la punta del pie, mientras que la anchura depende de los cinco huesos metatarsianos (8). De todos ellos, el del primer dedo es el más fuerte, el del segundo dedo es el más largo y el del quinto dedo el más corto. Los dedos II-V están formados por tres falanges y el pulgar únicamente por dos.

  1. Tuberosidad posterior del calcáneo

  2. Calcáneo

  3. Astrágalo

  4. Cabeza de astrágalo

  5. Navicular

  6. Cuneiformes

  7. Cuboides

  8. Metatarsianos

  9. Dedos del pie

LA MUSCULATURA DEL PIE



  1. M. extensor largo de los dedos

  2. M. extensor largo del primer dedo

  3. Tendón del m. tibial anterior

  4. M. abductor del primer dedo

  5. M. extensor corto del primer dedo

  6. Mm. interóseos dorsales

  7. M. abductor del quinto dedo

  8. Tendones del m. extensor largo de los dedos

  9. Tendón del m. peroneo anterior

  10. M. pedio

  11. Porción inferior del ligamento anular anterior del tarso

  1. Maléolo interior

  2. Articulación metatarsofalángica

  3. Maléolo externo

  1. M. abductor de quinto dedo

  2. M. flexor del quinto dedo

  3. M. flexor plantar corto

  4. Mm. interóseos plantares

  5. M.aductor del primer dedo

  6. Músculos lumbricales de los dedos II-V

  7. Tendón del m. aductor del primer dedo

  8. M. flexor corto del primer dedo

  9. M. abductor del primer dedo

Los huesos constituyen el armazón de apoyo del pie; los músculos, que están ligados a los huesos por los tendones, garantizan el movimiento. En general, los músculos no trabajan por separado sino que lo hacen por grupos. En la realización de un movimiento corporal (por ejemplo cuando se da un paso hacia delante) actúan numerosos músculos, unos en una dirección y otros en la dirección opuesta. Algunos músculos del pie son cortos y pequeños, y su función consiste en dar apoyo a la musculatura de la pierna: son los flexores y los extensores. Los espacios intermedios situados entre los huesos del metatarso están ocupados por pequeños músculos -los músculos interóseos- que unen o separan los dedos. En comparación con los dedos de la mano, los movimientos de los dedos del pie son mucho más limitados. Los pequeños músculos de la planta tienen un papel muy importante en el sostenimiento del arco del pie. Bajo la gruesa piel de la planta y de las capas de tejidos grasos situados bajo ella, se encuentran resistentes tiras musculares que protegen los vasos y los nervios de la planta.

La red de vasos sanguíneos y nervios del pie es extraordinariamente extensa y está ampliamente distribuida. Los nervios transmiten el impulso desencadenado de la contracción. Por una parte transmiten información continua al cerebro sobre la posición de la masa de este miembro y de la posición del cuerpo. Por otra parte, transmiten cualquier forma de sensación dolorosa.

La piel de la planta desempeña tanto un papel protector como de recepción de estímulos. Ofrece resistencia a cualquier carga elástica y mecánica (como por ejemplo la presión), y la secreción ácida de sus glándulas forma una capa protectora contra la penetración de sustancias patógenas. La piel de la planta cuenta con un número especialmente grande de glándulas sudoríparas: en una superficie de 1 cm2 existen aproximadamente 360 glándulas sudoríparas. la cantidad de sudor producida puede ser considerable. Si la producción es abundante, al elegir los materiales del zapato debería tenerse en cuenta únicamente piel que permita la transpiración y evitar materiales artificiales. Así se evitará la proliferación de los hongos y de dolencias bacteriales.


  1. Tendón de Aquiles

  2. M. flexor plantar corto

  3. M. abductor del primer dedo

  4. M. flexor corto del primer dedo

FUNCIONES DEL PIE

La descripción anatómica se ha limitado a los elementos del pie que tienen

importancia clínica, es decir, que son esenciales en lo que afecta a su uso. Muchas de las anomalías del pie son inicialmente disfunciones. En circunstancias normales, el pie debe servir de órgano de soporte para el cuerpo (función estática) y de órgano de propulsión (función cinética). El cuerpo es impulsado hacia adelante al andar o correr; otras formas de función cinética que se exigen del pie son las de trepar, descender, saltar...

Las funciones estáticas del pie humano son únicas, pues sólo el hombre se mantiene erguido. En la estación bípeda, la mayor parte del peso del cuerpo se transmite directamente del astrágalo al calcáneo. Cierta cantidad de presión pasa en sentido lateral del astrágalo al cuboides y al quinto metatarsiano; una porción menor de carga se desvía a través de la cabeza del astrágalo a la cara interna del pie, y por los huesos escafoides y cuneiformes al primer metatarsiano. Se ha demostrado que, estando en pie, las cabezas del metatarsiano segundo, tercero y cuarto reciben parte del peso del cuerpo. Sin embargo, la presión aplicada sobre los metatarsianos primero y quinto es normalmente mayor que la actuante sobre las cabezas de los restantes metatarsianos. Los dedos del pie soportan una pequeña parte del peso en la bipedestación, y también contribuyen a adaptar el pie a la superficie de marcha.


La parte posterior del pie soporta la fracción mayor del peso del cuerpo y es la más estable; el escaso movimiento lateral a que está sujeta se produce en la articulación astrágalocalcánea o subastragalina. La parte externa del pie, que recibe parte del peso transmitido, en un sólido arco óseo aplanado, muy resistente y estable. El primer hueso metatarsiano es relativamente mayor que los otros, lo cual prueba que está más solicitado en el aspecto funcional. Sin carga, las cabezas de los metatarsianos forman un arco transversal; cuando se aplica peso, este arco queda prácticamente suprimido. Su misión es ajustar el pie a diversos tipos de superficies de marcha, aumentando así su estabilidad. La obliteración del arco transversal lleva consigo un aumento de la anchura del pie. Normalmente, con carga se aplana el arco longitudinal y aumenta algo la longitud del pie; este arco sirve de soporte y al mismo tiempo da más flexibilidad al pie.


El índice del arco varía normalmente; dicho. Sin embargo, una alteración extremada de este factor sería signo de anormalidad y disfunción. Del mismo modo, si aumenta mucho la diferencia entre el índice del pie cargando y el pie sin carga, ello indica debilidad de estructura y deficiencia funcional.

La función del pie depende no sólo de los elementos óseos y ligamentosos, sino también de la coordinación de los músculos y del sistema nervioso. La estática del pie se basa en el soporte del esqueleto óseo y también de los ligamentos. El modo de transmitirse peso a través del pie depende de la relación mutua entre los huesos, en la cual intervienen los músculos del pie y de la pierna. Una alteración en los músculos hará variar las funciones sustentadoras del pie; tal alteración puede afectar a los propios músculos o a los nervios que los rigen. La lesión de un nervio periférico o de una raíz nerviosa, e incluso de los centros superiores del sistema nervioso, puede ser causa de desequilibrio muscular y provocar una alteración estática del pie.

Vídeos Gratis
www.Santos-Catolicos.com
¡DVDs, Artículos y Libros Gratis!
FREE DVDS & VIDEOS
WATCH & DOWNLOAD ALL THE DVDS & VIDEOS FOR FREE!