Parasito, Parasitos y Parasitismo: Intestinales, Síntomas, Tipos, ¿Qué Son Los Parasitos?

Parasito, Parasitos y Parasitismo

En biología un parásito es un animal o planta que vive a expensas de otro organismo o dentro de él.

"Lombriz solitaria", endoparásito en el hombre

Parasitismo es una interacción biológica entre dos organismos, en la que uno de los organismos (el parásito) consigue la mayor parte del beneficio de una relación estrecha con otro, que es el huésped u hospedador.

El parasitismo puede ser considerado un caso particular de predación o, por usar un término menos equívoco, de consumo.

Los parásitos que viven dentro del organismo hospedador se llaman endoparásitos y aquellos que viven fuera, reciben el nombre de ectoparásitos. Un parásito que mata al organismo donde se hospeda es llamado parasitoide.

Algunos parásitos son parásitos sociales, obteniendo ventaja de interacciones con miembros de una especie social, como son los áfidos, las hormigas o las termitas.

En términos generales, el parasitismo es un proceso por el cual una especie amplía su capacidad de supervivencia utilizando a otras especies para que cubran sus necesidades básicas y vitales, que no tienen porque referirse necesariamente a cuestiones nutricionales, y pueden cubrir funciones que le otorguen ventajas para la reproducción de la especie parásita, etc. Las especies explotadas normalmente no obtienen un beneficio por los servicios prestados, y se ven generalmente perjudicadas por la relación, viendo menoscabada su viabilidad.

El parasitismo puede darse a lo largo de todas las fases de la vida de un organismo o sólo en periodos concretos de su vida.

Tipo de pulga

Clasificación de los parásitos

Según su localización, estos se dividen en dos categorías: Endoparásitos y Ectoparásitos.

Si el parásito vive en el exterior del hospedante se le denomina ectoparásito (pulgas, liendres, piojos, etc). Cuando los huéspedes viven en el interior del hospedante reciben el nombre de endoparásito. Un ejemplo de endoparásito lo constituye la lombriz solitaria, o el caso del parásito de la vinchuca (Triatoma infenstans). En el interior de ésta habita el parásito llamado Tripanosoma causante del mal de Chagas.

En las cavidades internas y tejidos del hospedador habitan los endoparásitos y se clasifican de esta manera:

Intestinales, si habitan en el canal alimentario, vesícula biliar, hígado y sus conductos. También en la cloaca de reptiles, anfibios y aves.

Son viscerales si se localizan en las diferentes vísceras y se subdividen en cavitarios o celozoicos si es que viven en cavidades internas, incluyéndose los vasos sanguíneos y tisulares como así también histozoicos si es que parasitan los tejidos.

También es necesario saber lo siguiente: los ectoparásitos se pueden dividir en permanentes y temporales. Con respecto a los primeros son aquellos que se hospedan por largos períodos (a veces toda la vida) y los segundos son en relación con aquellos de breve permanencia.

Existen muchos tipos de parásitos. Entre ellos están:

  • Los virus

  • Las bacterias

  • Los hongos

  • Las plantas

  • Los protozoos

  • Los helmintos

  • Los artrópodos

  • Las algas

Parásitos intestinales

Se llama parasitismo a la relación que se establece entre dos especies, ya sean vegetales o animales. En esta relación, se distinguen dos factores biológicos: el parásito y el huésped. El parásito vive a expensas de la otra especie, a la que se le denomina huésped.

El parasitismo intestinal se presenta cuando una especie vive dentro del huésped, en el tracto intestinal.

El parásito compite por el consumo de las sustancias alimentarias que ingiere el huésped, o como el caso del anquilostoma, éste se nutre de la sangre del huésped, adheriéndose a las paredes del intestino.

Principales parásitos intestinales

Giardia lamblia

¿Qué es?

Es el parásito que produce la enfermedad conocida como giardiasis o lambliasis.

Forma de transmisión

Las personas que tienen este parásito y no usan un sistema adecuado para "hacer sus necesidades", (letrinas sanitarias, tanques sépticos o red de cloaca) depositan en el suelo las materias fecales que contienen los huevecillos del parásito.

Luego, los huevecillos pueden contaminar el agua, las frutas, los alimentos, que son ingeridos luego por las personas.

También los parásitos pueden ser llevados hasta la boca, por las manos sucias o por las moscas que contaminan los alimentos donde se paran.

Los huevecillos llegan al estómago y luego pasan al intestina delgado, donde se pegan a las paredes provocando diarreas y fuertes dolores de estómago. 

Entamoeba histolytica

¿Qué es?

Es el parásito conocido como amebas, que produce la enfermedad conocida como amebiasis o disentería. Viven en aguas estancadas, charcos, lagunas y pozos de agua y debajo de las hojas en estado de descomposición.

Forma de transmisión

Las personas infectadas que no usan la letrina sanitaria, contaminan el suelo con materia fecal, que contiene los huevecillos del parásito. Los huevecillos depositados en el suelo contaminan el agua, las frutas y las verduras. También pueden transmitirse por las moscas o las manos sucias de los manipuladores de alimentos. Cuando las personas toman agua sin hervir, o ingieren alimentos contaminados sin lavar.

Las amebas ingeridas pasan al intestino grueso, donde se desarrollan. En algunos casos la amebiasis puede provocar malestar y diarrea alternada con estreñimiento, también puede causar disentería, es decir diarrea dolorosa con salida de sangre y moco en abundancia

Las amebas pueden entrar en la corriente sanguínea, introducir infecciones en el hígado, pulmones, el cerebro y salida de úlceras en la cara, también puede producir anemia.

Trichuris trichura

¿ Qué es?

Es el parásito conocido como tricocéfalos, que produce la enfermedad conocida tricuriasis.

Forma de transmisión

Las personas infectadas que no usan la letrina sanitaria, contaminan el suelo con materia fecal, que contiene los huevecillos del parásito.

Con el calor, la humedad del suelo y la sombra, los huevos maduran y se convierten en embriones del parásito. Este proceso lleva tres semanas.

Las personas, principalmente los niños, pueden ingerir los embriones del parásito, por medio de las manos sucias, el polvo, el agua, los alimentos, las frutas, y los objetos contaminados.

Los embriones del tricocefalos ingeridos bajan al estomago y llegan al intestino grueso, donde se concierten en gusanos adultos.

En el intestino grueso los gusanos se pegan a las paredes, se alimentan y se multiplican, produciendo malestar estomacal intermitente, diarrea, perdida de peso y anemia.

La tricuriasis afecta principalmente a niños y adultos.

Ascaris lumbricoides

¿Qué es?

Es el parásito conocido como lombriz intestinal grande del ser humano, y produce ascariasis.

Forma de transmisión

Las personas infectadas con lombrices intestinales, al realizar sus necesidades en el suelo, depositan los huevecillos del parásito por medio de la materia fecal.

Las personas ingieren los huevos por las manos sucias, el polvo, el agua, los alimentos contaminados y se termina de desarrollar en el intestino delgado.

Las complicaciones de la ascariasis se dan cuando las lombrices se reúnen en un lugar fijo del intestino, ocasionando una obstrucción intestinal.

En los niños las lombrices pueden invadir el hígado, la cavidad peritoneal y el apéndice produciendo su muerte.

Las lombrices pueden llegar a la glotis (abertura triangular entre las cuerdas bucales) y producir sofocación o asfixia en los niños.

Las larvas de ascaris también invadir las vías respiratorias y provocar hemorragias o inflamación en los pulmones.

Las personas con ascariasis pueden tener síntomas variables, algunas veces son leves o pueden estar ausentes; el primer signo es la salida de lombrices en las heces o vomitadas, una infección grave puede producir trastornos digestivos, dolores abdominales, vomito, intranquilidad y alteración del sueño.

Síntomas de parásitos

Manifestaciones del daño causado por parásitos

En general, una persona con parasitosis intestinal de antigua data, es una persona tensa, temperamental, con altibajos emotivos (a veces triste y otras, explosivo), que no se relaja y es desmemoriado. Tiene el tubo digestivo inflamado, desde la boca hasta el ano. Después de comer se siente hinchado, distendido, con somnolencia, pesadez, modorra, gases, eructos, acidez, dolores de cabeza, etc. Suele tener los miembros inferiores cansados, hormigueos, adormecimientos, pies y manos frías, calambres (sobre todo nocturnos) y problemas de piel.

En general es constipado o alterna con alguna diarrea explosiva. Exhibe intolerancias "discontinuas" a algunos alimentos, que lo desconciertan. Puede evidenciar problemas de cuero cabelludo, uñas y piel, vista irritada y en algunos casos problemas de agudeza visual, irritación de nariz, crisis de estornudos matinales, resfríos periódicos y alergias variadas. A veces presenta manifestaciones respiratorias y neurológicas. En general se despierta cansado, porque no tienen un reposo reparador: sufre pesadillas, da vueltas en la cama, chirría los dientes, si es niño se orina en la cama, etc. Veamos estos aspectos en detalle, teniendo en cuenta que las personas en general presentan varios síntomas pero no necesariamente la totalidad.

Piel y Cabello

El rostro es "desprolijo", con manchas, granos, acné, irritaciones oculares y otras lesiones. El color y el olor de la piel es característico, pues por allí se eliminan la mayor parte de las toxinas parasitarias. Podemos hallar asperezas, erupciones, máculas, pápulas, pústulas, manifestaciones psoriásicas, eccemas, acné, irritaciones, úlceras, uñas quebradizas, panadizos, dishidrosis (enquistamiento del sudor), caída del cabello, seborrea, caspa, cabellos con falta de vitalidad, cortajeados, quebradizos y desprolijos, irritaciones en torno a los orificios corporales.

Aparato respiratorio

Gran cantidad de pacientes con problemas de vías respiratorias, deambulan durante años por distintos consultorios, probando infinidad de tratamientos y técnicas sin ningún resultado. El caso de niños y adolescentes con anginas a repetición, sin tener una mejoría duradera pese a los tratamientos. La parasitosis intestinal desarrolla un cuadro de tipo alérgico que puede provocar la inflamación e infección posterior de las amígdalas. Es el mismo caso de las sinusitis crónicas que son tratadas específicamente y no evolucionan favorablemente; en muchos casos desparasitando al paciente, toda la sintomatología se revierte.

Cuando una parasitosis intestinal tiene una gran antigüedad y magnitud (dos hechos de relevancia) pueden dar sintomatología "de tipo asmático". En general estos casos son tratados durante años con todo el arsenal terapéutico (corticoides, vacunas, nebulizaciones, jarabes, etc) sin mejorar; y esto no sucede porque no son "asmáticos". El origen del problema está dado por su parasitosis intestinal; esto se confirma desparasitando, tras lo cual sobreviene la curación. Las bronquitis alérgicas suelen tener el mismo origen y tratamiento. La crisis de estornudos es otro síntoma por demás frecuente en el parasitado y en general no se le da importancia; es muy molesta y en muchos casos va asociada a picazón, secreción nasal y ocular.

Aparato circulatorio

En el sistema circulatorio central se manifiestan precordialgias (dolores delante del corazón), taquicardias, arritmias, sensación de falta de aire, anginas, disneas cardiacas, etc. Estas manifestaciones pueden presentarse a causa de una elevación diafragmática, consecuencia de una parasitosis intestinal importante. En estos casos, los procesos de putrefacción y fermentación están muy incrementados, el volumen de los intestinos aumenta y esto genera presión hacia arriba, elevando el diafragma. Esto implica una reducción del área pulmonar; lo cual trae aparejado una disminución de la oxigenación de todo el organismo y sobre todo del sistema nervioso central, provocando somnolencia, fatiga, etc. También se genera un desplazamiento del corazón hacia adelante, acarreando una sintomatología que rememora una patología cardíaca. En estos casos, la desparasitación permite que el diafragma vuelva a su lugar, disolviendo este cuadro engañoso.

Sistema Nervioso Central

Se puede observar angustia, irritabilidad, insomnio, inestabilidad emotiva, desgano, depresión con intento de suicidio (algo común y recurrente en pacientes con parasitaciones de larga data). También es común la pérdida de memoria y capacidad de concentración; esto se debe a la aceleración del sistema nervioso central, por eso los olvidos y la dificultad para concentrarse. Al desparasitar, la persona se calma, empieza a recordar mejor y tiene un mejor rendimiento intelectual.

Son frecuentes los trastornos de conducta que pueden llegar a ser graves. Asimismo se suelen advertir convulsiones “tipo epilépticas”; muchos niños, adolescentes y adultos son rotulados y tratados como epilépticos (electroencefalogramas, fármacos), deambulando por distintos consultorios sin resolver su problema, dado que no son epilépticos. Al tratar su parasitosis, dejan de manifestar esta sintomatología.

Tipos de parásitos

Tipos de parásitos, son organismos micro o macro que habitan tanto en parte interna o externa de otro organismo.

Se caracterizan por alimentarse de ese organismo.

Tipos de parásitos, micro

Los microparásitos son numerosos y muy pequeños. Se reproducen dentro del organismo, por lo general en sus células interfiriendo en el metabolismo. (Leetipos de células.)

Tipos de parásitos, macro

Los macroparásitos son de mayor tamaño que los anteriores, siendo también que su número es menor. Su desarrollo y reproducción se lleva a cabo dentro del organismo provocando procesos infecciosos al salir del huésped e infectar a organismos aledaños.

Pueden ser clasificados de acuerdo al lugar que ocupa el huésped en:

Tipos de parásitos, ectoparásitos

Los ectoparásitos dentro de los tipos de parásitos, el más conocido es el piojo que se hospeda en la superficie o en la zona externa del organismo.

Tipos de parásitos, endoparásitos

Los endoparásitos son los que habitan en el interior del huésped. Un ejemplo es la tenia que afecta al reino animal y los endositos que afectan al reino vegetal.

Tipos de parásitos, mesoparásitos

Los mesoparásitos habitan de modo particular, ya que una parte de ellos se interna en el huésped y otra parte permanece en el exterior.

Tipos de parásitos, según el tiempo

Los parásitos pueden ser clasificados también de acuerdo al tiempo en el que viven en el huésped, de este modo:

Los estacionarios: son los que pueden necesitar al huésped durante todo su desarrollo o solo una parte de éste, se clasifican en:

Los periódicos viven la fase de desarrollo en el organismo, después lo abandonan y se tornan no parasitarios.

Los permanentes viven toda su existencia en el organismo huésped, salvo cuando se transportan a otro organismo.

Tipos de parásitos, intestinales

Los parásitos intestinales habitan el tracto intestinal compitiendo con los alimentos que el huésped consume.

En el caso del anquilostoma se adhiere a las paredes del intestino del huésped para nutrirse de su sangre.

Ascaris lumbricoides es un parásito trasmitido por personas con bajo cuidado en la defecación, es decir que defecan en el suelo, donde son depositados lo huevos del parásito a través de la materia fecal.

Por descuido, las personas al llevarse las manos sucias a la boca son infectadas o también pueden ser infectadas por alimentos mal lavados.

Estos parásitos pueden provocar una obstrucción intestinal si se reúnen en una zona fija del intestino.

En los niños puede ser causa de muerte cuando llegan a la cavidad peritoneal o al hígado.

También puede ser posible que lleguen a la glotis provocando asfixia o sofocación.

Al invadir las vías respiratorias causa inflamación pulmonar o hemorragia.

Sus síntomas son diversos desde carecer de ellos a la observación de lombrices en el vómito o en las heces, sueño alterado, estado de intranquilidad y dolor abdominal.

Vídeos Gratis
www.Santos-Catolicos.com
¡DVDs, Artículos y Libros Gratis!
FREE DVDS & VIDEOS
WATCH & DOWNLOAD ALL THE DVDS & VIDEOS FOR FREE!