Paracetamol: Dosis, Embarazo, Gotas, Infantil, Efectos Secundarios (Acetaminofeno)

Paracetamol

El paracetamol (DCI) o acetaminofeno es un medicamento con propiedades analgésicas, sin propiedades antiinflamatorias clínicamente significativas. Actúa inhibiendo la síntesis de prostaglandinas, mediadores celulares responsables de la aparición del dolor. Además, tiene efectos antipiréticos. Se presenta habitualmente en forma de cápsulas, comprimidos o gotas de administración oral. En la actualidad es uno de los analgésicos más utilizados al ser bastante seguro y no interactuar con la gran mayoría de los medicamentos.

Es un ingrediente frecuente de una serie de productos contra el resfriado común y la gripe. A dosis estándar es seguro, pero su bajo precio y amplia disponibilidad han dado como resultado no pocos casos de sobredosificación. En las dosis indicadas el paracetamol no afecta a la mucosa gástrica ni a la coagulación sanguínea o los riñones.

A diferencia de los analgésicos opioides, no provoca euforia o altera el estado de humor del paciente. Al igual que los antiinflamatorios no esteroideos (AINEs), no se asocia con problemas de adicción, tolerancia y síndrome de abstinencia.

Los nombres paracetamol y acetaminofeno pertencen a la historia de este compuesto y provienen de la nomenclatura tradicional de la química orgánica, N-acetil-para-aminofenol y para-acetil-aminofenol.

En la actualidad estas denominaciones ya no deberían ser utilizadas, pues según las recomendaciones de 1993 de la IUPAC, el nombre correcto es N-(4-hidroxifenil)etanamida.

Dosis de paracetamol

Composición: Comprimidos 80 mg: cada comprimido contiene: Paracetamol 80 mg. Comprimidos 500 mg: cada comprimido contiene: Paracetamol 500 mg. Supositorios: cada supositorio contiene: Paracetamol 125 mg. Gotas: cada 1 ml contiene: Paracetamol 100 mg.

Indicaciones: Dolor leve a moderado. Estados febriles. Intolerancia a salicilatos.

Posología: Niños: Hasta 1 año: 60-120 mg cada 4-6 horas. Desde 1-5 años: 120-250 mg cada 4-6 horas. Desde 6-12 años: 250-500 mg cada 4-6 horas. Adultos: 1-4 g/día cada 4-6 horas (dosis máxima 4 g/día).

Contraindicaciones: Hipersensibilidad a paracetamol. Insuficiencia hepática.

Presentaciones: Comprimidos 80 mg: envases conteniendo 16 y 200 comprimidos. Comprimidos 500 mg: envase conteniendo 16 comprimidos: Supositorios: envase conteniendo 6 supositorios. Gotas: envase conteniendo 15 ml.

Administración de paracetamol a niños

El médico recetó un medicamento denominado paracetamol para su hijo. Antes de administrarle este medicamento al niño, asegúrese de leer y comprender la información a continuación.

¿En qué casos se receta este medicamento?

El paracetamol se utiliza para aliviar el dolor y la fiebre.

¿Qué dosis debo administrar?

La cantidad del medicamento que le dé a su hijo dependerá de su peso o edad. A continuación, se presentan las dosis sugeridas. Asegúrese de verificar la cantidad de medicamento en jarabe o en comprimidos antes de administrar la dosis. Siga las instrucciones de la etiqueta del medicamento para obtener la información más reciente sobre la dosificación. Como las concentraciones pueden variar en función de las marcas, asegúrese de leer bien la etiqueta. Si no está seguro de la dosis que debe administrarle a su hijo, consulte al médico.

Dosis oral para niños de entre 2 y 12 años (comprimidos)

Edad

Peso

Dosis total que debe administrarle a su hijo

Si utiliza comprimidos de 80 mg para niños, deberá administrar esta dosis

Si utiliza comprimidos de 160 mg para niños, deberá administrar esta dosis

2 a 3 años

24 a 35 lb (11 a 16 kg)

160 mg

2 comprimidos

1 comprimido**

4 a 5 años

36 a 47 lb (16 a 21,5 kg)

240 mg

3 comprimidos

1 ½ comprimidos**

6 a 8 años

48 a 59 lb (21,5 a 27 kg)

320 mg

4 comprimidos

2 comprimidos

9 a 10 años

60 a 71 lb (27 a 32,5 kg)

400 mg

5 comprimidos

2 ½ comprimidos

11 años

72 a 95 lb (32,5 a 43 kg)

480 mg

6 comprimidos

3 comprimidos

12 años o mayor

96 lb o más (43,5 kg o más)

640 mg

no corresponde

4 comprimidos

kg=kilogramo; mg=miligramo

** Pregúntele al médico si la dosis sugerida es adecuada para su hijo.

Las dosis pueden administrarse en intervalos de 4 a 6 horas, según sea necesario. No le administre a su hijo más de cinco dosis en 24 horas.

Dosis oral para niños de entre 0 y 11 años (jarabe)

Edad

Peso

Dosis total que debe administrarle a su hijo

Si utiliza gotas para lactantes, (80 mg/0,8 ml) deberá administrar esta dosis

Si utiliza jarabe, (160 mg/5 ml) deberá administrar esta dosis

0 a 3 meses

6 a 11 lb (2,7 a 5 kg)

40 mg

0,4 ml**

no corresponde

4 a 11 meses

12 a 17 lb (5 a 8 kg)

80 mg

0,8 ml**

½ cucharadita

2,5 ml**

12 a 23 meses

18 a 23 lb (8 a 11 kg)

120 mg

1,2 ml**

¾ cucharadita

(3,75 ml)**

2 a 3 años

24 a 35 lb (11 a 16 kg)

160 mg

1,6 ml

1 cucharadita (5 ml)

4 a 5 años

36 a 47 lb (16 a 21,5 kg)

240 mg

no corresponde

1 ½ cucharaditas

(7,5 ml)

6 a 8 años

48 a 59 lb (21,5 a 27 kg)

320 mg

no corresponde

2 cucharaditas (10 ml)

9 a 10 años

60 a 71 lb (27 a 32,5 kg)

400 mg

no corresponde

2 ½ cucharaditas

(12,5 ml)

11 años

72 a 95 lb (32,5 a 43 kg)

480 mg

no corresponde

3 cucharaditas (15 ml)

kg=kilogramo; mg=miligramo; ml=mililitro

** Pregúntele al médico si la dosis sugerida es adecuada para su hijo.

Las dosis pueden administrarse en intervalos de 4 a 6 horas, según sea necesario. No le administre a su hijo más de cinco dosis en 24 horas.

En niños menores de dos años o con un peso inferior a 24 lb (10 kg): pídale al médico las instrucciones de administración específicas adecuadas para su hijo.


Paracetamol en el embarazo

Su uso continuado durante la gestación se relaciona con el riesgo de que los niños sufran asma.

El paracetamol es un analgésico muy utilizado, incluso por las embarazadas. Sin embargo, un estudio relaciona su consumo durante la gestación con el riesgo de que los niños sufran asma en los primeros años de vida. En concreto, se le atribuye un incremento del 20% de probabilidad durante los primeros 18 meses de vida y del 50% a los siete años. Este hallazgo, además de cuestionar la seguridad del fármaco, pone en evidencia la escasa investigación que se realiza sobre los efectos de los medicamentos durante el embarazo.

El Centro de Investigación en Epidemiología Ambiental y el Instituto Municipal de Investigación Médica de Barcelona, con la colaboración de la Universidad de Aarhus, en Dinamarca, hizo un seguimiento de 66.445 mujeres incluidas en una base de datos en la que se encuentran registrados los nacimientos desde 1996 a 2003, en Dinamarca. De allí se extrajo información relativa al uso de paracetamol y otros fármacos durante la gestación. Después, se efectuó una entrevista a todas las madres cuando los niños cumplieron los 18 meses para saber si sufrían asma u otros problemas respiratorios. Tras obtener esta información, 12.773 niños volvieron a ser evaluados al cumplir siete años.

Los resultados evidenciaron un incremento del 20% de probabilidad de padecer asma durante los primeros 18 meses de vida y del 50% a los siete años, concluye el estudio, que ha sido publicado en la revista "Internacional Journal of Epidemiology". Investigaciones previas, como las realizadas en 2002 por un equipo del King's College de Londres y la Universidad de Bristol, ya habían alertado sobre su uso durante la gestación.

Las conclusiones podrían tener consecuencias importantes, ya que el paracetamol se utiliza durante el embarazo al ser uno de los fármacos considerado hasta ahora más seguro. Aunque todavía no está claro qué dosis es la perjudicial y por qué mecanismo, uno de los autores del estudio comenta que posiblemente el efecto nocivo se produzca con la administración continuada, y que dosis puntuales no acarreen problemas.

Los resultados de este meta-análisis coinciden con una investigación más reciente, publicada en de abril de 2011 en "Clinical & Experimental Allergy", que asegura que el uso de paracetamol durante el embarazo está relacionado con un 21% más de riesgo de asma infantil.

Durante el embarazo se desarrollan pequeños trastornos que causan dolor o malestar y que precisan la utilización de analgésicos o antiinflamatorios. Muchas mujeres sienten temor a los potenciales efectos secundarios que el fármaco pudiera causar sobre el feto y, a menudo, prefieren abstenerse y aguantar las molestias, a veces, de forma innecesaria. Hay una serie de recomendaciones sobre el uso de estos fármacos que pueden resultar útiles y que si se siguen, minimizan mucho la posibilidad de que puedan surgir efectos secundarios.

Recomendaciones en el embarazo

El general, el uso de antiinflamatorios parece seguro cuando se utilizan en tratamientos cortos, de forma puntual y a dosis bajas.

En las últimas semanas del embarazo, los AINES (antiinflamatorios no esteroideos) pueden disminuir las contracciones uterinas, prolongar la gestación y la duración del parto. Sin embargo, también pueden provocar el cierre prematuro del ductus arterioso (la comunicación que hay entre el sistema arterial pulmonar y la aorta durante la vida fetal) e hipertensión arterial pulmonar en el neonato. Estos efectos perjudiciales se producen por la inhibición de las prostaglandinas (sustancias parecidas a las hormonas que regulan la actividad de las células y que entre otras funciones controlan los procesos inflamatorios).

  • El ibuprofeno podría ser el fármaco de elección dentro de este grupo.

  • El diclofenaco parece ser también de los más adecuados, ya que no ha demostrado ser teratógeno (agente capaz de causar un defecto congénito) aunque sí embriotóxico en animales.

  • La indometacina no se recomienda por el riesgo de cierre del ductus arterioso.

  • La aspirina también es de uso restringido puesto que, al actuar sobre la función plaquetaria, puede producir hemorragias en la madre y el feto, aunque algunos estudios apuntan que es segura si se limita su uso al primer y tercer trimestre de la gestación.

  • El paracetamol se ha considerado hasta el momento el analgésico más seguro porque actúa sobre el sistema central y el riesgo de efectos sobre el útero es mínimo, y porque no se han descrito malformaciones a pesar de que atraviesa la placenta. En cuanto a los analgésicos opiáceos, su riesgo teratógeno es bajo, pero si se utilizan en el último trimestre del embarazo pueden producir depresión respiratoria en el recién nacido y síndromes de abstinencia si el tratamiento ha sido prolongado.

Paracetamol Gotas

PARACETAMOL 500 y 650 mg • Comprimidos 

PARACETAMOL 10 mg/ml • Gotas

COMPOSICION

Cada comprimido tiene:

Paracetamol

500,00 - 650,00 mg

Povidona K90

30,00 - 39,00 mg

Polietilenglicol 6000

10,00 - 13,00 mg

Croscarmelosa sódica

30,00 - 39,00 mg

Lactosa monohidrato

264,00 - 343,20 mg

Almidón de maíz

106,00 - 137,80 mg

Talco

20,00 - 26,00 mg

Estearato de magnesio

20,00 - 26,00 mg

Dióxido de silicio coloidal

20,00 - 26,00 mg

Cada 100 ml de gotas contienen:

Paracetamol

10,000 g

Propilenglicol

80,000 g

Alcohol etílico

5,000 ml

Sacarina sódica

0,400 g

Sabor artificial a frutilla

0,500 ml

Polisorbato 80

0,300 g

Rojo Punzó 4R

0,002 g

Agua deionizada c.s.p

100,000 ml

El contenido alcohólico se expresa como g/ ml siendo en nuestra fórmula de 4,0 g/ 100 ml.

ACCION TERAPEUTICA 

Analgésico - Antipirético.

INDICACIONES 

El Paracetamol está indicado para el alivio del dolor leve a moderado y en los estados febriles.

ACCION FARMACOLOGICA 

El Paracetamol, como todo AINE, ejerce su acción analgésica inhibiendo la ciclooxigenasa disminuyendo así la producción de prostaglandinas. Con este mismo mecanismo también trabaja sobre del centro termorregulador del hipotálamo en procesos febriles. No daña la mucosa gástrica y es bien tolerado en pacientes que padecen de trastornos gástricos. No interfiere con el PAS. No altera el tiempo de protrombina. Tiene muy baja acción antiinflamatoria por lo que se puede asociar a uricosúricos para el tratamiento de la gota.

FARMACOCINETICA 

Se absorbe con rapidez y casi por completo en el tracto gastrointestinal. Comienza a ejercer su acción alrededor de los 15 - 30 minutos después de la toma oral. Alcanza una concentración máxima en plasma en 30 a 60 minutos y la vida media plasmática es de alrededor de 2 horas después de una dosis terapéuticas. Se distribuye uniformemente en la mayoría de los líquidos orgánicos. Su unión a las proteínas plasmáticas es baja y variable. Se excreta mayormente por orina. Su principal metabolito resulta de la conjugación con ácido glucurónico.

POSOLOGIA Y ADMINISTRACION 

Administrar por vía oral con abundante agua. Salvo criterio médico se recomienda:

Paracetamol Vannier 500:

Adultos y niños mayores de 12 años: 1 - 2 comprimidos cada 4 ó 6 horas. No tomar más de 8 comprimidos por día.

Niños menores de 12 años: consulte a su médico.

Paracetamol Vannier 650:

Adultos y niños mayores de 12 años: 1 comprimido cada 4 - 6 horas. No exceder de 6 comprimidos en 24 horas.

Niños menores de 12 años: no está indicado su uso en esta población.

DOSIS MÁXIMA (Adultos):

- Terapia corta (hasta 10 días): no más de 4 gr/ día.

- Terapia prolongada (más de 10 días): hasta 2,6 gr/ día, al menos que el médico indique dosis mayores.

Paracetamol Vannier gotas:

Pediatría: 30 a 40 mg/ Kg/ día, en cuatro dosis divididas (cada 6 horas).

Salvo indicación médica se recomienda la siguiente dosificación:

Hasta 3 meses: 10 a 12 gotas (½ ml).

De 4 a 5 meses: 15 a 18 gotas (¾ ml).

De 6 meses a 1 año: 20 a 25 gotas (1 ml).

NOTA: cada gota equivale a 4 mg de Paracetamol (25 gotas = 1 ml).

Puede administrarse junto con agua, jugo de frutas, leche o bebidas sin alcohol no gasificadas 3 ó 4 veces al día.

ADVERTENCIAS 

No debe administrarse este medicamento en la forma de gotas o de solución en pacientes bajo tratamiento con disulfiram.

No utilizar junto con otros productos que contengan Paracetamol. Si usted consume 3 ó más vasos de alcohol por día consulte al médico para determinar cuando y cómo tomar el medicamento.

Embarazo: consulte a su médico antes de ingerir este medicamento.

Lactancia: idem embarazo.

CONTRAINDICACIONES 

Contraindicado en caso de hipersensibilidad al Paracetamol y en hepatopatías.

Paracetamol Infantil

Es un metabolito de la fenacetina. Sus acciones analgésicas y antipiréticas son semejantes a las del ácido acetilsalicílico y, aunque no posee la potencia inflamatoria de los salicilatos, se ha utilizado satisfactoriamente en aquellos pacientes que presentan alergia o intolerancia a la aspirina. Desde el punto de vista clínico se ha demostrado una acción antipirética y analgésica rápida y eficaz en lactantes, niños, adolescentes y adultos. 

Mecanismo de acción: se desconoce el mecanismo exacto de la acción del paracetamol, aunque se sabe que actúa a nivel central. Se cree que aumenta el umbral al dolor, inhibiendo las ciclooxigenasas en el SNC, enzimas que participan en la síntesis de las prostaglandinas. Sin embargo, el paracetamol no inhibe las ciclooxigenasas en los tejidos periféricos, por lo que carece de actividad antiinflamatoria. También parece inhibir la síntesis y/o los efectos de varios mediadores químicos que sensibilizan los receptores del dolor a los estímulos mecánicos o químicos. Los efectos antipiréticos del paracetamol bloquean el pirógeno endógeno en el centro hipotalámico regulador de la temperatura, inhibiendo la síntesis de las prostaglandinas. El calor es disipado por vasodilatación, aumento del flujo sanguíneo periférico y sudación. No afecta el tiempo de protrombina, pues posee muy débil acción sobre las plaquetas. No provoca irritación gástrica, erosión de las mucosas ni sangrado que pueda ocurrir después de ingerir salicilatos. No tiene efectos sobre los aparatos cardiovascular ni respiratorio.

Efectos Secundarios (Acetaminofeno)

Aunque el paracetamol es un medicamento bien tolerado en general pueden darse algunos efectos secundarios que, en cualquier caso, son menos significativos que los de la aspirina. A su favor, en comparación con la aspirina, está su nulo efecto en la mucosa gástrica y la ausencia de efectos anticoagulantes.

El paracetamol está contraindicado para pacientes con porfiria e hipersensibilidad o intolerancia al fármaco. También hay que tener en cuenta que el paracetamol atraviesa la placenta y es excretado por la leche materna, por lo que no es recomendable su uso durante la lactancia.

Algunos de los efectos secundarios que pueden presentarse son:

  • Reacciones alérgicas.

  • Náuseas, vómitos o dolores abdominales.

  • Cefalea, agitación, diaforesis o convulsiones.

  • Posible aumento de la incidencia de rinitis alérgica y asma con un uso frecuente del fármaco.

  • Taquicardia.

  • Fatiga muscular.

  • Anemia hemolítica.

Vídeos Gratis
www.Santos-Catolicos.com
¡DVDs, Artículos y Libros Gratis!
FREE DVDS & VIDEOS
WATCH & DOWNLOAD ALL THE DVDS & VIDEOS FOR FREE!