Papaya: Propiedades, Beneficios de la Papaya, Dieta, Semillas de Papaya

Papaya

La papaya es una fruta tropical con muchas denominaciones, entre ellas, melón de árbol, mamón, fruta bomba y lechosa, zapote y más.

Los árboles de papaya fueron descubiertos en 1541 por el explorador español, Hernando Desoto, en una excursión en el valle de Mississippi, y él envió muestras de esta planta de nuevo a Europa.

Guillermo Bartram en 1776 indicó en su libro botánico, recorridos, que él encontró árboles de papaya el crecer en el río de Alatamaha en Georgia y en la Florida del este. “La fruta el tamaño de un pequeño pepino… que contiene una pulpa amarilla de la consistencia de natillas duras, y un alimento muy delicioso, sano.”

Esta fruta conforme se condimenta y se considera ser la fruta nativa más grande de Norteamérica. 

Los árboles de papaya reputan puestos en peligro o amenazados en los estados de Nueva York y de New Jersey, en los bosques en donde crece naturalmente.

El árbol de papaya crece a través la mayor parte de de los Estados Unidos del este como árbol nativo. Los árboles de papaya maduros producen el ″ de las frutas 2 de par en par por el ″ 10 largo, pareciendo y probando mucho un plátano. La fruta es tenida gusto inmenso por la mayoría de la gente y se puede comprar en muchos mercados al aire libre en Virginia Occidental, Kentucky, Tennessee, el etc. La pulpa de la papaya tiene la consistencia de las natillas cremosas y puede ser cruda comido, cocido al horno, o utilizado como relleno de la empanada. Los árboles crecen el ′ cerca de 15 alto y se han sabido para producir tanto como 60 libras de papayas por árbol. 

Algunas papayas individuales pesan hasta una libra cada uno.

Mucho interés se ha dirigido recientemente hacia la investigación y desarrollo de las variedades mejoradas de la papaya en las universidades en Tennessee, Kentucky, y Ohio. La fruta grande no es bien sabido en mucho de los Estados Unidos, pero su sabor y forma exótica le hacen a un candidato al expansivo, potencial de las mercados de la fruta de la especialidad en el futuro.

Propiedades de las papayas

Entre los alimentos de la categoría de las frutas que tenemos disponibles entre los alimentos en nuestra tienda o supermercado habitual, se encuentra la papaya.

Este alimento, pertenece al grupo de las frutas frescas.

A continuación puedes ver información sobre las características nutricionales, propiedades y beneficios que aporta la papaya a tu organismo, así como la cantidad de cada uno de sus principales nutrientes.

La papaya nos ofrece muchos beneficios para nuestra salud. Es una hermosa fruta tropical de color entre naranja y amarillo con un increíble sabor, por lo tanto, una prueba de que los alimentos nutritivos también pueden ser deliciosos.

La papaya es una rica fuente de antioxidantes, fitonutrientes, vitaminas, minerales y enzimas digestivas especiales que tienen un efecto notable, tanto interna como externamente.

Si deseas mejorar tu piel, aliviar problemas de digestión, proteger tus ojos y tu corazón y posiblemente reducir el riesgo a contraer muchas enfermedades como el cáncer, deberías considerar el hecho de comer papaya para poderte aprovechar de muchos de los beneficios que esta fruta nos aporta a nuestra salud.

La papaya es buena para tus ojos

La papaya tiene un alto contenido de beta-caroteno. Éste se puede convertir en vitamina A, una vitamina muy importante para la salud de los ojos y de la visión. Del mismo modo, la papaya también contiene los carotenoides de luteína y de zeaxantina que son también beneficiosos para tu salud ocular.

La luteína y la zeaxantina, conocidas como xantofilas, se concentran en la región macular de los ojos. Desde ahí, ofrecen protección contra la potente luz azul que puede dañar las retinas nuestros ojos. Por lo tanto, se cree que una buena ingesta tanto de luteína como de zeaxantina reduce significativamente el riesgo de contraer una enfermedad ocular relacionada con la edad, la degeneración macular (DMAE), es una de las causas más comunes de ceguera.

Los altos niveles de luteína y de zeaxantina de la papaya también nos pueden proteger contra el desarrollo de cataratas, glaucoma y otras enfermedades oculares crónicas. Otras buenas fuentes de luteína y de zeaxantina son las calabazas, las espinacas, el brócoli y las yemas de los huevos de las gallinas camperas.

Mucha de la gente que se somete a estudio, experimenta una mejoría en la agudeza visual y en la percepción del color cuando ingiere altas dosis de luteína y de zeaxantina gracias a los complementos derivados de fuentes naturales como de las flores de caléndula.

Las enfermedades cardiacas y la papaya

Los altos niveles de vitamina C y de vitamina E, junto con los antioxidantes como el beta-caroteno y el licopeno de la papaya pueden ayudarnos a reducir la oxidación del colesterol en nuestras arterias. La oxidación del colesterol se considera un proceso peligroso, que puede conducirnos a la obstrucción de las arterias por la placa. Esto puede dar lugar a los ataques al corazón. Por lo tanto, aumentar el consumo los alimentos ricos en estos antioxidantes como por ejemplo, la papaya, puede ayudarnos a mejorar el flujo sanguíneo que va al corazón y reducir el riesgo de desarrollar enfermedades cardiacas.

La papaya es una buena fuente de ácido fólico que ayuda a controlar nuestros niveles de homocisteína en la sangre. Los niveles elevados de homocisteína en la sangre son conocidos por dañar los vasos sanguíneos y son considerados otra causa potencial de las enfermedades cardiovasculares.

La fibra de la papaya es beneficiosa reducir los niveles del indeseable colesterol LDL en la sangre al inhibir su absorción durante la digestión. Por ese motivo, comer esta increíble fruta puede ayudar a protegernos de las enfermedades cardiacas y de los derrames cerebrales.

La papaya y la prevención del cáncer

Hay varios compuestos importantes que pueden hacer que la papaya sea muy beneficiosa para reducir el riesgo a desarrollar ciertos tipos de cáncer. Obviamente, debes buscar el consejo de un profesional médico si tienes alguna enfermedad grave.

Sin embargo, debes saber que los alimentos nutritivos pueden reforzar las defensas naturales de tu cuerpo y en el caso de la papaya, puede proporcionarte ciertos nutrientes particularmente relevantes para reducir el riesgo de cáncer.

Una vez más, el rico contenido en antioxidantes de la papaya, en particular el licopeno, el beta-caroteno y otro carotenoide menos conocido llamado beta-criptoxantina, son particularmente beneficiosos para reducir tu riesgo de desarrollar cáncer.

Las enzimas proteolíticas de la papaya pueden digerir la proteína fibrina de la capa de las células cancerígenas y que generalmente las rodea y las protege. Esto puede dejar que estas células cancerosas sean más susceptibles a la respuesta inmune de nuestro cuerpo. También se cree que impiden su crecimiento e inhiben la propagación del cáncer.

Esta fruta también contiene otros compuestos llamados isotiocianatos que pueden ayudar a prevenir el cáncer mediante la eliminación de los carcinógenos potenciales de nuestro organismo y potenciar la acción de las proteínas tumorales supresores. Las verduras crucíferas, como el brócoli, son fuentes aún más ricas de isotiocianatos, aunque la papaya esta considerada como una buena fuente de este compuesto.

En investigaciones recientes se ha estudiado la fuerza de los compuestos que se encuentran en las hojas de papaya para matar a las potentes células cancerosas.

Beneficios de la Papaya

La fruta, así como otras partes del árbol de papaya, contiene una enzima denominada “papaína”, que ayuda a digerir con mayor facilidad y rapidez las proteínas. Por lo que esta fruta ayuda a acelerar el proceso digestivo, que viene muy bien a aquellas personas que están intentando bajar de peso. De hecho la papaína se extrae de la planta, para incorporarla a suplementos dietéticos y gomas de mascar.

A su vez la papaína ayuda a recuperarse de lesiones (deportes), otros tipos de traumas y alergias.

La papaya es una importante fuente de vitaminas. Tiene sobre todo grandes cantidades de vitamina C y vitamina A y, en menor medida, vitamina E y K, las cuales ayudan a prevenir enfermedades como la arteriosclerosis y la diabetes.

Las grandes concentraciones que tiene la papaya de betacarotenos, que al ser ingeridos se transforman en vitamina A, hacen que sea una gran fuente de antioxidantes, por lo tanto ayudan a prevenir el envejecimiento de las células y a evitar el colesterol, ya que, sólo cuando el colesterol se oxida, se adhiere a las paredes de los vasos sanguíneos y es cuando se vuelve peligroso y difícil de eliminar.

También tiene elevados niveles de flavonoides, ácido pantoténico, ácido fólico, minerales como el potasio y el magnesio y una importante cantidad de fibra. Todos estos componentes, hacen que la papaya sea un muy buen alimento para favorecer la salud cardiovascular y prevenir el cáncer de colon.

La papaya es una importante fuente de fibras, por lo que es muy adecuada para aquellas personas que quieren perder peso, ya que a su vez es muy baja en calorías.

A su vez, promueve la salud digestiva, posee efectos antiinflamatorios, fortalece el sistema inmunológico, protege contra la degeneración macular, contra la artritis reumatoide, el cáncer de próstata, entre otras enfermedades.

Dieta de la papaya

La papaya es una fruta tropical muy popular por su buen sabor y por la cantidad de propiedades saludables que contiene. 

Esta fruta tropical ayuda a combatir el estreñimiento, agiliza cicatrizaciones externas e internas, elimina los parásitos intestinales, refuerza la inmunidad gracias a su alto contenido en Vitamina C, calma el dolor e inflamación del estómago, es útil en casos de gastroenteritis y ayuda a limpiar nuestra piel por dentro. 

Su composición es básicamente agua aunque contiene un tanto porciento muy pequeño de azúcar. 

También está considerada con una fruta diurética, antioxidante, digestiva y que ayuda a combatir la celulitis.

INDICACIONES

  • Esta dieta debe hacerse 2 veces a la semana durante 1 mes.

  • Contiene 1.200 calorías diarias.

  • Beber mucha agua.

DIETA

Desayuno:

  • 1 vaso de leche de soja o leche desnatada con dos cucharadas de germen de trigo u otros cereales

  • 1 o 1 ½ pieza de papaya

Comida: 

  • Ensalada de tomate, zanahoria, maíz, unas hojas de berro, lombarda, 4 aceitunas, aceite y sal

  • Arroz integral con espinacas

Merienda:

  • 1 pieza de papaya o macedonia de frutas

Cena: 

  • 1 taza de caldo de verduras

  • 1 patata asada o chipirones encebollados

  • 1 pieza de papaya

TEN EN CUENTA

  • Si te cansas de comer papaya puede sustituirla por 5 fresas.

  • Si te entra hambre a media mañana o a la hora de la merienda puedes comer una pieza de papaya o macedonia de frutas.

  • Es muy importante no exceder del tiempo indicado.

Semillas de Papaya

Cómo comer semillas de papaya

Últimamente, las semillas de papaya han estado captando la atención del público como un alimento potencial para la salud. A pesar de que no se ha comprobado la evidencia que sostiene esta idea, las semillas no son tóxicas y valdría la pena probarlas. Puedes comer las semillas de papaya como un suplemento alimenticio y comerlas enteras, o puedes moler las semillas y usarlas en lugar de la pimienta, ya que ambas tienen sabores muy parecidos.

1. Escoge una papaya pequeña. Las semillas de las papayas pequeñas suelen ser más dulces, mientras que las semillas de las papayas grandes suelen ser más amargas.

Cuando ya te vayas acostumbrando al sabor de las semillas de papaya, puedes empezar a escoger papayas más grandes en vez de escoger siempre las pequeñas.

De todos modos, puedes comenzar con las papayas pequeñas para acostumbrarte al sabor.

2. Mastica algunas semillas. Las semillas de papaya se pueden comer enteras pero procura masticar una o dos semillas al día en la primera semana. Si comes muchas a la vez, puedes dañar tus papilas gustativas y tu sistema digestivo.

Como las semillas de papaya tienen un sabor amargo y parecido a la pimienta, puede resultarte muy fuerte al principio, y si te apuras en comer muchas de golpe, puedes llegar a hastiarte de ellas.

Además, a pesar de que las semillas de papaya se pueden comer sin ningún problema, consumir mayor cantidades cuando tu estómago no está acostumbrado puede causarte malestar estomacal. Por eso, se recomienda empezar con calma para evitar o minimizar este malestar.

3. Sigue aumentando la cantidad que consumes. Luego de la segunda semana, puedes aumentar la cantidad a ¼ de cucharadita (1.25 ml), luego a ½ cucharadita (2.5 ml), y finalmente a 1 cucharadita colmada (5 ml) todos los días.

Come las semillas de papaya acompañadas con una comida alta en proteínas para facilitar la digestión. Si lo haces así, será más sencillo aprovechar al máximo los beneficios de las enzimas proteolíticas presentes en las semillas. De este modo, mejorará la salud de tu sistema digestivo.

4. Puedes intentar comer las semillas con miel. Si sientes que el sabor amargo de las semillas de papaya es muy fuerte para ti, puedes intentar comer todas las semillas con una cucharadita (5 ml) de miel para atenuar el sabor.

Cuando comas las semillas de papaya con miel, debes masticarlas unas cuantas veces antes de engullirlas.

La combinación de la miel con las semillas de papaya también funciona como un tratamiento efectivo contra los parásitos. Por esta razón, es posible que el consumo de semillas de papaya con miel tenga beneficios para la salud.

Vídeos Gratis
www.Santos-Catolicos.com
¡DVDs, Artículos y Libros Gratis!
FREE DVDS & VIDEOS
WATCH & DOWNLOAD ALL THE DVDS & VIDEOS FOR FREE!