Páncreas y Pancreatitis, Función del Páncreas, Cáncer, Síntomas, Definición, Significado

Páncreas


PáncreasEl páncreas es el órgano retroperitoneal situado detrás de la parte inferior del estómago; es del tamaño de la mano. Secreta insulina para que el organismo pueda utilizar la glucosa como energía. También produce enzimas que ayudan a digerir los alimentos. Por todo el páncreas hay lugares denominados islotes de Langerhans. Cada una de las células de estos islotes tiene un fin determinado: las células alfa producen glucagón, que eleva el nivel de glucosa de la sangre; las células beta producen insulina; las células delta producen somatostatina y también hay células PP y Dl, de las que se sabe poco.

La función endócrina es la encargada de producir y segregar dos hormonas importantes, entre otras, la insulina y el glucagón a partir de unas estructuras llamadas islotes de Langerhans. En ellas, las células alfa producen glucagón, que eleva el nivel de glucosa en la sangre; las células beta producen insulina, que disminuye los niveles de glucosa sanguínea; y las células delta producen somatostatina.

La función exócrina consiste en la producción del Jugo pancreático que se vuelca a la segunda porción del duodeno a través de dos conductos excretores: uno principal llamado Conducto de Wirsung y otro accesorio llamado Conducto de Santorini (se desprende del principal). Además regula el metabolismo de la grasas. El jugo pancreático está formado por agua, bicarbonato, y numerosas enzimas digestivas, como la Tripsina y Quimotripsina (digieren proteínas), Amilasa (digiere polisacáridos), Lipasa (digiere triglicéridos o lípidos), Ribonucleasa (digiere ARN) y Desoxirribonucleasa (digiere ADN).

Pancreatitis


Se llama pancreatitis a la inflamación del páncreas que provoca un dolor abdominal que puede ser leve o severo. La pancreatitis no es una aflicción común. Las causas más comunes son las "piedras" (depósitos cristalinos), o el frecuente y excesivo consumo de alcohol (esto provoca el 80% de los casos), y de forma menos frecuente, el uso de drogas o medicinas.

El dolor abdominal usualmente se presenta luego de un día de tomar o beber demasiado. Los que lo padecen usualmente se sienten mejor al cabo de 2 ó 3 días, si se abstienen de beber (alcohol) o tomar alimentos pesados.

Existen 2 formas de pancreatitis, las cuales difieren en causas y síntomas, y por lo tanto requieren de distintos tratamientos:

  • Pancreatitis aguda: sucede una vez en la vida;

  • Pancreatitis crónica: persiste, aún cuando la causa ha sido erradicada.

Síntomas y Signos de Pancreatitis


Entre los síntomas más frecuentes de la pancreatitis destacan: dolor abdominal en el cuadrante superior derecho de intensidad variable y persistente, que puede irradiarse hacia la espalda o el tórax, náuseas, vómitos que empeoran con la ingesta, aceleración del pulso y la respiración, fiebre. El examen físico puede variar en severidad por la acumulación de fluido o sangrado en la cavidad abdominal. La presión sanguínea puede estar elevada por el dolor o disminuida en casos de sangrado interno o por la deshidratación que suele acompañar estos cuadros. Puede observarse algunas veces color amarillo de la piel y ojos (Ictericia).

Definición de Páncreas y Pancreatitis


Páncreas

El páncreas es una glándula lobulada o compacta de los seres vertebrados que se encuentra ubicada junto al intestino delgado. Sus conductos excretores desembocan en el duodeno.

El páncreas cumple con una función endocrina, que es la producción de varias hormonas como la insulina, que impide que se pase un cierto límite en la cantidad de glucosa en la sangre, y una función exocrina, que es la elaboración del jugo pancreático con enzimas que vierte en el intestino y que ayuda a la digestión.

Por lo general, el páncreas pesa unos 70 gramos y tiene una longitud de entre 15 y 20 centímetros. Su forma es cónica y su grosor puede alcanzar los 2,5 centímetros.

Es posible dividir el páncreas en varias partes, como la cabeza, el cuello, el cuerpo, la cola, el conducto pancreático o de Wirsung y el conducto pancreático accesorio o de Santorini.

El dolor pancreático suele ser causado por cálculos del colédoco, que es el conducto que une el hígado y la vesícula biliar con el duodeno. Este punto, llamado de Chauffard y Rivet, se ubica un centímetro arriba y a la derecha del ombligo. Sin embargo, el dolor puede afectar a un radio aproximado de entre 2 y 5 centímetros alrededor del punto.

Pancreatitis

Cuando el páncreas se inflama, se habla de un trastorno denominado pancreatitis, que se da si las enzimas encargadas de digerir los alimentos son activadas en el mismo páncreas, dado que deberían hacerlo dentro del intestino delgado. Se distinguen dos tipos de pancreatitis:

* aguda: la suelen causar principalmente los cálculos que se forman en la vesícula y el alcoholismo, pero es también común que se de por el consumo constante y desmedido de grasas. Entre sus síntomas resalta un fuerte dolor en el abdomen y es posible que alcance la espalda a lo largo de los lados. El 80% de los enfermos de pancreatitis aguda, la cual aparece repentinamente, se recupera absolutamente en unos pocos días, mientras que para el resto las consecuencias de su avance pueden llegar al fallecimiento, pasando por complicaciones tales como fallos respiratorios o renales, un nivel demasiado bajo de tensión de la sangre, acumulaciones de líquido en el interior del abdomen conocidas como pseudoquistes, o incluso la muerte parcial de la glándula misma, con la consiguiente infección. Con respecto a los tratamientos para esta variedad de pancreatitis, se suelen indicar medicamentos de tipo analgésico, suprimir toda ingesta durante un tiempo e inyecciones, entre otras medidas;

* crónica: se caracteriza por la fibrosis del páncreas (la formación fuera de lo común del tejido fibroso) y también por las posibles acumulaciones excesivas de calcio, que se pueden apreciar a través de radiografías. Se sufre de dolores reincidentes y muy fuertes, o bien de una molestia constante, y puede desembocar en una diabetes dado que se produce menos insulina de lo normal, y en una eliminación de grasas más alta de lo común a causa de la imposibilidad de digerirlas.

La pancreatitis es una enfermedad muy grave y es importante conocer sus causas y sus síntomas para buscar la ayuda de un especialista en cuanto se presentan. Algunos de los signos que da este trastorno son un dolor en la parte superior del abdomen que, como se comentó anteriormente, puede variar tanto en intensidad como en constancia y que puede rodear el tronco y alcanzar la espalda, vómitos (sobre todo luego de las comidas), aumento del ritmo cardíaco y respiratorio, y altas temperaturas corporales. Asimismo, es posible que la piel y los ojos se tornen amarillentos, y que se modifique la presión de la sangre (que se eleve debido a los dolores, o bien que disminuya a causa de las hemorragias internas o por la pérdida de líquidos). Dadas tantas posibilidades y variaciones, los exámenes que se realizan son diferentes en cada caso.

¿Cuál es la Función del Páncreas y el Hígado?


El hígado es un órgano crítico para nuestra vida, partiendo por su capacidad para eliminar toxinas; en el caso de una falla en este sentido del hígado, una persona deberá someterse a tratamiento de diálisis, donde una máquina hace el trabajo de desintoxicación correspondiente a este órgano.

Además de limpiar literalmente la sangre eliminando toxinas, el hígado juega un importante papel siendo capaz de producir bilis para digerir los alimentos, sintetiza ciertas proteínas, almacena glucosa, vitaminas y minerales. También se habla de su función metabólica, formando y liberando glucosa a partir de otros elementos, y también relacionado con el metabolismo produce triglicéridos y sintetiza el colesterol.

El páncreas es una glándula que produce importantes hormonas en el cuerpo, como la insulina, que permite al cuerpo utilizar la glucosa como energía, disminuyendo sus niveles en el cuerpo; por otra parte produce glucagón, hormona que por el contrario eleva el nivel en la sangre de la glucosa cuando el cuerpo lo requiere. Si el páncreas falla en su función de producir adecuadamente insulina, se puede producir una diabetes o hipoglucemia. También el páncreas produce jugo pancreático, el que contiene una serie de enzimas (ayudan a catalizar ciertos procesos químicos), que nos sirve en la digestión de carbohidratos, proteínas y grasas, entre otros.

Como puedes ver, tanto el hígado como el páncreas son críticos para el funcionamiento de nuestro organismo.

Cáncer de Páncreas


El cáncer de páncreas o cáncer pancreático es un tumor maligno que se origina en la glándula pancreática.

Incidencia y Tipo de Tumor

Cada año, alrededor de 32.000 personas se diagnostican de esta enfermedad en los Estados Unidos, y más de 60.000 en Europa. Aunque depende de la extensión del tumor en el momento del diagnóstico, el pronóstico es generalmente muy malo ya que pocos enfermos sobreviven más de cinco años después del diagnóstico y la remisión completa es extremadamente rara. El porcentaje de mortalidad es de alrededor del 98%.

Cerca del 95% de los tumores pancreáticos son adenocarcinomas. El 5% restante son tumores neuroendocrinos pancreáticos como el insulinoma, que tienen un diagnóstico y tratamiento completamente diferente, con un mejor pronóstico generalmente.

Factores de Riesgo

Los principales factores de riesgo conocidos del cáncer de páncreas son:

Tabaco

Es el principal factor de riesgo conocido para padecer cáncer de páncreas. El riesgo de los consumidores de tabaco (fumadores) es cuatro veces superior a los no consumidores. Los carcinógenos del tabaco alcanzarían el páncreas por reflujo biliar a los conductos pancreáticos. De cualquier forma la relación tabaco y cáncer de páncreas no es tan firme como sucede con el cáncer de pulmón o el cáncer de laringe, aún siendo el cáncer de páncreas un cáncer tabacodependiente.

Dieta

El cáncer de páncreas ocurre más frecuentemente en las poblaciones que consumen la dieta llamada occidental caracterizada por un alto contenido en grasas animales, azúcares refinados y proteínas de origen animal. Los estudios casos-control han confirmado la relación entre el consumo de dicha dieta occidental, sobre todo al exceso del consumo de azúcar. Además las grasas facilitan la acción de carcinógenos como la aflatoxina y la nitrosamina. Los estudios observacionales demuestran que los pueblos que consumen más alimentos vegetales tienen menos riesgo de padecer esta enfermedad. Con respecto a las vitaminas se piensa que las vitaminas A y C actuarían como sustancias protectoras, como ocurre en otros tumores digestivos. También se ha estudiado la relación entre el excesivo consumo de café y el riesgo de contraer este cáncer, pero los resultados no han sido concluyentes.

Enfermedades y cáncer de páncreas

Algunas enfermedades están asociadas con cierta frecuencia con el cáncer de páncreas como la pancreatitis, especialmente la pancreatitis crónica con calcificaciones. Esta enfermedad se ha encontrado en una gran proporción de autopsias de enfermos fallecidos por cáncer de páncreas. Por otra parte, los mismos signos clínicos de la pancreatitis han sido observados en los enfermos con cáncer de páncreas. La diabetes mellitus también ha sido asociada al cáncer de páncreas debido a que en la evolución de muchos de estos enfermos se han encontrado antecedentes de diabetes. Para explicar los casos donde coexisten las dos enfermedades se ha llegado a pensar que la enfermedad tumoral puede provocar la alteración metabólica que provoca la diabetes. Un exceso de colecistitis y cirrosis hepática se ha encontrado en los antecedentes de los enfermos con cáncer de páncreas. No existe una explicación satisfactoria de esta asociación.

Alcohol

El alcohol también es un importante factor de riesgo. Se conoce que este hábito actúa como factor causal en una variedad de enfermedades digestivas, como los tumores de la orofaringe y del esófago. Se conoce también que el alcohol es un promotor de la carcinogénesis en el laboratorio. Además el alcohol, junto con las dietas grasas, es un importante determinante de la pancreatitis crónica con calcificación, enfermedad que se ha encontrado asociada al cáncer de páncreas. Pese a todos estos datos los estudios epidemiológicos no han podido demostrar completamente esta relación.

Incidencia urbana y rural

En algunos estudios se ha encontrado una mayor frecuencia del cáncer de páncreas en los pobladores de zonas urbanas y por lo tanto menor frecuencia entre los habitantes de zonas rurales.

Factor hereditario

Está admitido que la herencia puede estar involucrada en casos ocasionales, pero no se cree que los factores hereditarios actúen en un número importante de casos. Los casos familiares que se han encontrado corresponden sobre todo a cánceres endocrinos pancreáticos.

Síntomas del Cáncer de Páncreas

Pérdida de peso. Es el síntoma más frecuente y precoz.

Dolor epigástrico sordo. Otro signo frecuente es el dolor epigástrico sordo, constante con irradiación a dorso, que se acentúa en supino y mejora al flexionar el tronco hacia adelante. Los tumores de cabeza de páncreas presentan la triada clásica de pérdida de peso, dolor abdominal e ictericia, faltando esta última en los tumores de cuerpo y cola de la glándula pancreática.

Color de piel y ojos amarillentos.

Apariencia anormal de los excrementos.

En la exploración: vesícula palpable en paciente ictérico sin dolor abdominal en hipocondrio derecho (signo de Courvoisier-Terrier positivo).

Puede aparecer tromboflebitis migratoria recurrente (trousseau). La obstruccion de la vena esplénica puede producir esplenomegalia e hipertensión portal con varices gástricas y esofágicas.

La detección del cáncer de páncreas suele ocurrir a través de una ecografía abdominal, en la que se aprecie la formación del tejido neoplásico alrededor del páncreas. Lamentablemente, ello suele ocurrir cuando el cáncer ya se ha expandido a otros órganos.

Tratamiento del Cáncer de Páncreas

Es importante recurrir a centros médicos, hospitales para ser tratado adecuadamente. Como se dijo anteriormente, el cáncer de páncreas cuando es diagnosticado por lo general se encuentra en un estado avanzado, por lo cual el tratamiento depende de si hay o no criterios de resecabilidad como entre los cuales tenemos por ejemplo, que no haya metástasis a distancia, que no haya compromiso de estructuras vasculares o de ganglios linfáticos, generalmente para determinar estos factores se realizan estudios con TAC convencional o multiaxial. Otra opción es una laparoscopia exploratoria cuando hay dudas en la resecabilidad. Si hay criterios de resecabilidad generalmente se practica la operación de Whipple.

Cuando el tumor es irresecable se inicia tratamiento paliativo, para mejorar la calidad de vida del paciente.

Generalmente el cáncer de páncreas causa ictericia obstructiva y el tratamiento paliativo esta destinado a mejorar la ictericia para lo cual existen varios métodos de derivación biliar, la elección de cada método depende del criterio médico y de las condiciones del paciente, por ejemplo, uno de los métodos más utilizados es la colocación de un cateter de derivación percutanea por los conductos hepáticos hasta el colédoco para así realizar drenaje externo de bilis.

Vídeos Gratis
www.Santos-Catolicos.com
¡DVDs, Artículos y Libros Gratis!
FREE DVDS & VIDEOS
WATCH & DOWNLOAD ALL THE DVDS & VIDEOS FOR FREE!