Outlet Definición - ¿Qué es un Outlet?

Definición Outlet

La Real Academia Española (RAE) no incluye el término outlet en su diccionario. El concepto, sin embargo, se utiliza con frecuencia en nuestra lengua para nombrar a la tienda que ofrece productos de una o más marcas a un precio promocional.

Outlet Por ejemplo: “¿Me acompañas al outlet de calzado? Quiero comprar unos zapatos nuevos”, “Marta siempre visita el outlet que está en la avenida para conocer las ofertas”, “La empresa de ropa deportiva inauguró un nuevo outlet en el centro comercial”.

En algunos casos, el outlet se especializa en una única marca. De esta manera, quien ingresa a un outlet de Nike, Puma o Reebok, por citar tres posibilidades, encontrará una amplia variedad de propuestas de cada fabricante.

El concepto outlet llega a todos los sectores del comercio

En un contexto de crisis económica global como el que estamos viviendo, en el que los consumidores recortan su gasto y los comerciantes disminuyen sus cuentas de resultados, parece ser que hay un tipo de negocio que funciona viento en popa y que está ganando espacio en muchos sectores: el outlet.

El concepto outlet se acuñó en Estados Unidos a mediados de los años 70, expandiéndose por Europa dos décadas más tarde. Inicialmente, se llamó outlet a un establecimiento comercial especializado en la venta de productos de marcas famosas que, por ser defectuosos o estar descatalogados, se vendían a precios más baratos que en la tienda oficial. Este concepto se relacionó de del inicio al mundo de la moda: la ropa, los zapatos y los complementos.

En los últimos tres años, el aumento de las tiendas outlet ha crecido exponencialmente, llegando a ser un modelo de negocio que no decrece en demanda a pesar de la crisis, y que permite a muchas industrias liberarse de stocks de una forma mucho más rentable. Tanto es así que, en conjunto, el 75% de los centros outlet de Europa registraron resultados positivos a lo largo de 2009, según un informe presentado por Magnus, el observatorio europeo de los factory outlet – nombre que reciben los complejos destinados exclusivamente a este tipo de negocios -.

De la ropa a los pisos, pasando por los coches

Hasta hace un par de años, el concepto outlet en España se restringía casi por completo al mundo del textil y de los complementos de moda. Viendo el éxito imparable que está acarreando esta filosofía, no es de extrañar que otros sectores hayan querido apropiarse de esta palabra para atraer a sus clientes.

Siendo así, últimamente vemos aparecer este concepto, por ejemplo, en el sector inmobiliario (outlets de pisos, casas, muebles y decoración), en el ámbito literario (outlets de libros), en el mundo vinícola (outlets de vinos y utensilios relacionados con la enología), en el sector automovilístico (outlets de coches, motos y otros vehículos sobre ruedas), en el ámbito de los viajes y las actividades de ocio y, aunque pueda parecer inverosímil, también en el sector de la alimentación (oulets de aguas, de foies, de confituras y mermeladas,etc.). Uno mismo puede realizar, de una forma rápida y fácil, una comprobación del éxito rotundo que está teniendo el uso de esta filosofía: con tan sólo escribir la palabra outlet en un motor de búsqueda por Internet, el usuario puede quedar abrumado con la cantidad de páginas web de distintos sectores que aparecen dedicadas a este concepto empresarial.

¿Qué es un Outlet?

Un Outlet es un concepto de tienda física o virtual que se caracteriza por dar salida a excedentes de temporada, productos con pequeñas taras o restos de stock con descuentos muy especiales. Y, además, durante todo el año.

Se denomina “outlet” a un establecimiento comercial, o al conjunto de ellos, especializado en la venta de excedentes de stocks o productos de la temporada anterior de primeras firmas nacionales e internacionales.

El concepto “outlet” propiamente dicho se corresponde con grandes superficies comerciales al aire libre que cuentan con decenas de tiendas o boutiques en el extrarradio de las ciudades.

Tiene su origen en los Estados Unidos país que en la actualidad cuenta con unos 250 outlets. En España es un fenómeno reciente (apenas 10 años de vida) pero con una gran proyeccion y trayectoria, arrasando ya en muchos países europeos como Italia o en Reino Unido, el primer país fuera de EEUU que acogió el concepto y lo importó al resto de sus "vecinos" en el continente.

En las tiendas outlet el producto de marcas prestigiosas o de calidad es puesto a la venta a un precio inferior al habitual. De este modo, el productor puede dar salida de forma controlada y obetener rendimiento a colecciones de temporadas anteriores que no ha logrado vender en temporada por diversas razones (excedentes de fábricas, periodos de baja demanda por crisis económica, muestrarios…). Con el fin de no interferir en los comercios full price, los outlets como regla general, se ubican en las proximidades de grandes núcleos población, aunque siempre con facilidad de acceso, buena visibilidad desde autopistas o principales redes automovilísticas, siempre con parking y complementado, en la medida de lo posible, con zonas de ocio y restauración.

Los ambientes de los Centros Outlet no son diferentes de las tiendas o centros comerciales normales, la única diferencia está en el precio, que como mínimo será siempre un 30% inferior al precio inicial y que llega hasta el 80%.

Por este motivo, el consumidor puede adquirir bienes de diverso género (prendas de vestir, calzado, complementos, artículos deportivos, etc...) lanzados por marcas reconocidas obteniendo un descuento relevante sobre el precio precedente.

La mayor diferencia de una tienda outlet con respecto al resto es el precio. La calidad es la misma ya que la ropa es de otras marcas, pero vende productos que quedan en stock de otras tiendas además de productos con alguna tara. A estas prendas se les rebaja el precio, normalmente a uno muy asequible. Es una relación perfecta entre el cliente y la tienda ya que puedes encontrar cosas baratas, prendas básicas y productos de otras temporadas y ellos se deshacen del molesto stock.

Outlet online, alternativa para competir por precios en la red

Hoy en día ha surgido un boom en Internet con respecto a tiendas outlet online. Mediante una pequeña búsqueda en Google puedes encontrar muchas tiendas de ropa outlet.

Hablando con un amigo de una empresa me contaba sus dificultades para vender productos de su empresa. Vende productos para hostelería y me contaba como hoy en día tenía muy difícil llegar a competir por precios con las grandes superficies, que estaban empezando a ofrecer parte de su catálogo de productos. Como solución valoraba tener un outlet online como alternativa para competir por precios en la red.

Porque cuando vende un producto a la manera tradicional sus clientes se mueven en una relación de confianza, de años o a través de referencias, o de múltiples visitas en las que se le ha explicado en que consiste el producto, como se montaría en su negocio, el soporte que le darían si tuviera algún problema, etc. Todo esto tiene un coste que muchos clientes hoy en día no están dispuestos a pagar.

La Ikea, de “sus muebles en casa el mismo día” también afecta a otros muchos sectores, y muchos de sus clientes prefieren ir a grandes superficies donde se llevan directamente el producto que necesitan y son ellos mismos los que los montan, programan y adaptan a sus negocios. De esta manera el cliente ahorra en el precio en base a eliminar la puesta en marcha y el soporte posterior.

Su idea a la hora de montar un Outlet online era un poco esta. Cuando un venta se viniera abajo porque alguien sacaba a relucir los precios de tal o cual gran superficie, siempre podía derivar a sus clientes al outlet online que ha montado. De esta manera aprovecha para vender con poco margen pero su intervención será mínima, puesto que el cliente realiza la compra a través de la web y el producto le llega directamente a su negocio.

Además aprovecha la confianza que genera su empresa, de comprar a alguien conocido, tangible que sabes que si tienes un problema puede solucionarlo y si tiene que facilitar los servicios de valor añadido de puesta en marcha, programación, soporte por un uso incorrecto, etc. los factura tal y como haría si hubieran comprado el producto a otro proveedor.

Esta alternativa no tiene el objetivo de ser productiva a corto plazo, sino que más bien se trata de intentar ofrecer a los clientes un producto alternativo a los que ofrecen a bajo coste las grandes superficies. De esta manera el cliente valora adecuadamente si le interesa comprar por el canal tradicional o por el canal de Internet, asumiendo donde ahorra dinero en la compra y tendrá que sumar horas de trabajo para su puesta en marcha, mantenimiento, etc.

Por lo tanto se trata más de una estrategia defensiva para no perder clientes, que ofensiva buscando ser los más baratos del mercado para captar nuevos clientes. El coste de creación de la tienda online no es demasiado alto y se amortiza rápido. Sin duda es una buena alternativa para comenzar en el comercio electrónico si ya tenemos una estructura de empresa creada y funcionando.

Cómo comprar en un outlet

Cada vez podemos encontrar más este tipo de tiendas o superficies que nos ofrecen grandes descuentos en productos descatalogados o defectuosos, algunos de grandes firmas. Abarcan casi todo, desde las tradicionales de ropa o complementos, hasta hogar, decoración o electrodomésticos. Sin lugar a dudas, en tiempos de crisis los outlet son la mejor opción.

  1. Hazte un presupuesto.

    Es normal que las primeras veces que visites un outlet no calcules y te gastes más de lo que esperabas. Pero aunque con el tiempo te conviertas en un experto, es importante que antes de ir a comprar te fijes el presupuesto que quieres gastarte. Te sorprenderá lo que puede dar de sí.

  2. Deja los prejuicios en casa.

    Algunas personas tienen la idea equivocada de que las grandes superficies de outlet son agujeros sucios y abarrotados de gente. Y nada más lejos de la realidad. Suele haber bastante clientela dependiendo de las fechas, pero las tiendas cada vez están más cuidadas.

  3. Revisa bien las prendas.

    Si vas a comprar ropa, la mayoría está en muy buenas condiciones, pero hay excepciones. Así que para evitar sorpresas, revisa cada prenda minuciosamente antes de comprar. Para este tipo de compras es muy útil ir acompañado para que sean dos personas las que comprueban el estado de la ropa a conciencia.

  4. Si no lo vas a utilizar, no te lo compres.

    Comprar algo aunque sea por diez euros sólo por el hecho de que es barato no es una buena idea para ahorrar. Compra sólo lo que necesites.

  5. Al tanto de las rebajas.

    Los outlet también tienen su temporada de rebajas y hasta suelen hacer ofertas periódicamente. Si pasas de vez en cuando por estas superficies, podrías encontrarte con las rebajas y pagar aún menos.

  6. Pruébate las prendas.

    A la hora de comprar ropa no te fíes de las tallas porque varían según las temporadas. Tu talla normal no tiene por qué coincidir con las prendas que encuentres en un outlet si son de años pasados. Por si acaso pruébate todo lo que te vayas a comprar.

  7. No vayas con prisa.

    La organización suele ser un poco más caótica que en las tiendas normales, y puesto que son objetos de otros años vale la pena comprobar todos los detalles. Así que es mejor que te lo tomes con calma.

  8. Lava las prendas cuando llegues a casa.

    Es muy común que la ropa de los outlet se encuentre en cajas de cartón o que lleve mucho tiempo expuesta y haya pasado por muchas manos. Es importante que antes de ponerte cualquier prenda pase antes por la lavadora.

Vídeos Gratis
www.Santos-Catolicos.com
¡DVDs, Artículos y Libros Gratis!
FREE DVDS & VIDEOS
WATCH & DOWNLOAD ALL THE DVDS & VIDEOS FOR FREE!