Musculos y Musculos del Cuerpo Humano: Cuello, Brazo, Esquelético, Tipos

Musculos y Musculos del Cuerpo Humano

Todos los seres humanos nos movemos, y nos movemos gracias a los maravillosos musculos. Los musculos son los que nos permiten a mover, gracias a que ellos son elásticos y están unidos a nuestros huesos. Ellos parecen tiras de goma ya que pueden estirarse y volver a su posición anterior. Los musculos de nuestras piernas son grandes así como los de nuestros brazos, estos tienen en sus extremos unas “cuerditas” llamadas tendones. Y nuestros huesos están unidos a nuestros musculos gracias a los tendones.

Los musculos que se encuentran en nuestro estómago y en los intestinos mezclan alimentos. Los de nuestro pecho nos permiten respirar y el musculo de nuestro corazón es un musculo especialmente resistente. Ellos trabajan en grupos. Cuando unos se comprimen y se vuelven mucho más cortos, los otros se estiran. Esto es lo que ocurre cuando doblamos la rodilla y la volvemos a estirar. Su no tuviéramos músculos, no seriamos capaces de movernos ni estar de pie. Nuestro cuerpo está completamente lleno de músculos. Los musculos del cuerpo humano hacen que nuestro cuerpo funcio ne bien.

Ayudando a que los alimentos circulen por mi cuerpo. Los musculos del cuerpo humano hacen que el aire que respiro entre en mis pulmones y salga. El cuerpo humano tiene aproximadamente 600 músculos, son estructuras conformadas por células especializadas que forman las fibras. Estos trabajan en grupo, un ejemplo: en nuestros brazos trabajan los bíceps y los tríceps.

Algunos músculos que hacen trabajos algo pesados están atados a nuestros huesos por medio de unas cuerdas que se llaman tendones. Se puede notar los tendones en nuestras muñecas y en la parte de adentro de nuestras pantorrillas. Hay un tendón que todos nosotros tenemos, que se le conoce como el tendón de Aquiles. Ata los músculos de la pantorrilla a nuestro talón. Los músculos del cuerpo humano son una estructura que está basada en proteína de mucha elasticidad, y son los encargados de los movimientos de nuestro organismo. Son los encargados de la locomoción. Los músculos de nuestro pecho nos ayudan a respirar. Los músculos de nuestros brazos sirven para levantar cosas o pesos. Los músculos de nuestras piernas nos permiten correr, saltar, jugar. Los músculos de mi cuello mantienen nuestra cabeza en su posición. Los de la cara sirven para hacer muecas, guiños, para reírnos, para llorar, para expresarnos.

Características de los musculos del cuerpo humano

Los músculos del cuerpo humano poseen cuatro características, y estas son:

  1. Exitabilidad: Es una capacidad que tiene el músculo de responder a estimulos o cambias en el ambiente.

  2. Contractibilidad: Es la capacidad que tienen nuestros músculos de generar una fuerza, haciendo que se acorte y se haga más gruesa la fibra, para así ganar volumen o tonicidad.

  3. Extensibilidad: Es la capacidad que tiene nuestros músculos para tensionarse o distenderse mientras que otros músculos se relajan.

  4. Elasticidad: Es la capacidad que tienen para extenderse y luego volver a su forma original.

    Un ejemplo claro es: estirar el musculo a través del ejercicio para ganar elasticidad con constantes repeticiones. Los musculos ayudan a flexionar nuestros brazos o a estirarlo. En la parte delantera de la porción superior de nuestro brazo está el bíceps. Por detrás se halla el triceps. El bíceps y el triceps trabajan juntos.

Músculos del cuello

REGION ANTEROLATERAL DEL CUELLO

-- Musculo Cutaneo del Cuello, se inserta por su parte superior en la aponeurosis superficial de la piel de la cara anterior de la mandíbula. Hacia abajo se distribuye por la piel de la cara antero lateral del cuello en laz zonas deltoideas, acromial y subclavicular. Tira hacia abajo la piel del cuello y la arruga.

 

cutaneo del cuello cutaneo

 

-- Esternocleidomastoideo: Se inserta por abajo en tecio interno de la clavícula, y mango esternal y por arriba en la mastoides y en la cara externa de la escama del occipital. Es un musculo flexor de la cabeza y rotador de la misma hacia los lados. Sirve además para proteger el paquete vascular del cuello (arterias carótidas y vena yugular interna)

-- Digastrico: se inserta por arriba en la ranura digastrica de la porción mastoidea del temporal por debajo de la apófisis mastoides. Se dirige hacia abajo y adelante entrando en un tunel aponeurótico del hioides y luego se dirige hacia arriba y adelante para terminar en la cara posterior de la parte media del maxilar inferior. Asciende el hioides y laringe y baja la mandíbula.

MUSCULOS PREVERTEBRALES

Son aquellos que se insertan en la columna cervical y desde allí van hacia huesos de la cara, hioides y torax.

-- Escalenos anterior, medio y posterior: Van de los tuberculos anteriores de ls vertebras cervicales hacia las dos primeras costillas.

escalenos

En la imagen estan señalados los musculos escalenos, para poder verlos fue necesario 'cortar' el esternocleidomastoideo que los cubría.

 

-- Largo del cuello: músculo alargado y a menudo muy delgado que va del atlas a la tercera vértebra dorsal.

-- Recto anterior mayor de la cabeza. Músculo aplanado que va del occipital a las apófisis transversas de la columna cervical.

cuello

En la imagen se ven los musculos prevertebrales y esta señalado el musculo largo del cuello

 

GRUPO DE MUSCULOS HIOIDEOS

Estos músculos favorecen el ascenso y descenso del hioides y de la laringe y también de la mandíbula.

  • El milohioideo, es el músculo que cierra el espacio determinado por las dos ramas horizontales de la mandíbula, contribuyendo así a cerrar el piso de la boca. Por encima de él se encuentra la lengua. El milo hioideo se inserta en la cara interna de las ramas horizontales de la mandibula hacia arriba y en el hueso hioides hacia abajo. Su acción es contribuir a la elevación de la lengua contra el paladar y para ascenso del hioides en el movimiento de la deglución.

  • Esternocleidohioideo.

  • Omohiodeo. En el omoplato y se inserta en el hioides. Es un músculo digastrico.

  • Genio hioideo: En las apofisis geni de la cara psoterior de la mandibula y va hacia el hioides

  • Esternotiroideo: Del mango esternal y termina en el cartilago tiroides de la laringe.

  • Tirohioideo: Del cartilago tiroides de la laringe y termina en el hioides.

  • Estilo hioideo: De la apofisis estiloides del temporal y va hacia el hioides

omohioideo musculos genios

En la imagen de la izquierda se ve el musculo omohioideo que es un músculo digástrico, tiene un vientre escapular que se inserta en el omóplato y otro hioideo que se inserta en el hueso hioides.

En la imagen de la derecha se ve marcado con la flecha el musculo milohioideo que hacia adelante y a los lados se inserta en la mandibula y hacia abajo en el hioides.

 

laringe

Como se aprecia en la imagen siguiente el hioides está situado encima de la laringe. Además está por debajo de la lengua. Contribuye a formar el esqueleto óseo de apoyo de la lengua. en él se insertan todos los músculos llamados hioideos, además de el músculo digástrico.

Como complemento, se ve el esqueleto cargilaginoso de la laringe, formado por los cartílagos cricoides, tiroides, epiglotis y los aritenoides que no se ven por estar formando la pared posterior de la laringe. Entre el cartílago tiroides y el hueso hioides se observa la membrana tirohioidea., por donde pasaen nervio y vasos laringeos superiores.

 

REGION DE LA NUCA O POSTERIOR DEL CUELLO

La región posterior tiene musculos profundos prevertebrales y superficiales.

Dentro de los superficiales el mas importante es el Trapecio, cuya parte superior forma el plano superficial de la nuca.



El trapecio se inserta en las vertebras cervicales y dorsales y se dirige hacia la apofisis espinosa del omoplato. Sirve para elevar el hombro.

Otros músculos de la nuca: Esplenio mayor y menor, angular del omoplato, complejs mayor y menor, ileocostal.

Musculos del brazo

En el brazo están los músculos bíceps braquial, braquial anterior, coraxcobraquial y tríceps braquial.

Bíceps braquial

Se encuentra junto al músculo coracobraquial. Topográficamente es del codo, pero funcionalmente es muy importante en la articulación escapulohumeral, tiene 2 cabezas:

La cabeza larga es la más externa. Se origina en el tubérculo supraglenoideo del omóplato. Se introduce en el canal intertroquiteriano y luego se continua con fibras fusiformes.

La cabeza corta, mas interna, se origina en la apófisis coracoides, desciende vertical y en el mismo lugar continúa con las fibras musculares.

Ambas cabezas se juntan en el tercio inferior de la diáfisis formando un tendón, que va a terminar expandiéndose por la aponeurosis superficial del antebrazo. La otra parte tendinosa va a terminar en la apófisis bicipital del radio.

Las acciones del bíceps braquial van a ejecutarse bien sobre la cintura escapular, sobre el codo o sobre ambas:

  1. Con el codo fijo: actúa sobre la cintura escapular.
    La cabeza corta: es coaptadora, flexora y rotadora interna.
    La cabeza larga: en posición anatómica es luxante y en posición de abducción es coaptante. Puede producir rotación externa.

  2. Con el antebrazo libre: producen supinación.

  3. Con el antebrazo fijo: producen flexión de codo.

Tríceps braquial

Es un músculo de 3 cabezas, a las cuáles se les da el nombre de vastos (interno, externo, medio o largo). Ocupa prácticamente toda la cara posterior del húmero, salvo su segmento posterior que está ocupado por el deltoides. Es un músculo multipenniforme aumentando la tensión que puede ejercer.

El tríceps braquial es muy grueso.

El vasto medio o largo se origina en el tubérculo infraglenoideo de la escápula. El vasto externo tiene su origen en la cara posterior del tercio superior del húmero, a lo largo del borde externo, mientras que el vasto interno se origina en el borde interno de la cara posterior de los dos tercios inferiores del húmero.

Las 3 cabezas o vastos se reúnen en un tendón común ancho y plano que termina en la cara superior del olécranon.

Las acciones que tiene el tríceps braquial pueden ser sobre la cintura escapular y sobre el codo:

  1. Sobre la cintura escapular: actúa el vasto medio o largo realizando extensión con aducción y rotación interna.

  2. Sobre el codo: los 3 vastos realizan extensión.

Es un músculo antigravitatorio que, pero que mantiene una gran resistencia para evitar caídas y proteger la parte más sensible del tronco y la cabeza.

Además es sinérgico antagonista del bíceps braquial, facilitando la acción de atornillar, específica del ser humano en la manipulación de objetos con un fin establecido.

La posición de máxima eficacia es una “semipronosupinación” con flexión de unos 20º-30º, con lo cuál el tríceps contribuye a la trepa o tracción. En extensión completa el tríceps pierde eficacia porque tiende a luxar el cúbito.

Asociando hombro y codo, la mayor eficacia del tríceps se produce al situarnos en una ligera flexión de hombro y una moderada flexión de codo.

El tríceps no termina exactamente en la punta del olécranon, sino un poco más abajo, lo que hace que cuando flexionamos el codo el tendón del tríceps tenga una disposición curvilínea, lo que aumenta su potencia.

La constitución de palanca del tríceps hace que la resistencia incida en la mano en sentido antigravitatorio y el tríceps intenta entonces restablecer la posición anatómica.

Coracobraquial

Este es un músculo largo más capacitado para movimientos rápidos que para movimientos de fuerza.

La acción del coracobraquial no afecta muy determinantemente a los tres ejes de la articulación escapulohumeral.

El coracobraquial se origina en la apófisis coracoides del omóplato. Se inserta en la cara anterior, tercio medio inferior de la diáfisis humeral.

Actúa como equilibrador, coaptador y restablecedor de la posición anatómica.

Braquial anterior

Es un músculo bastante profundo situado detrás del bíceps braquial. Se origina en la cara anterior del primer o segundo tercio inferior del húmero.

Se inserta en la cara anterior o punta de la apófisis coronoides del cúbito.

Actúa como flexor del codo en cualquier posición que adopte, independientemente de la pronación o la supinación.

Al ser muy grueso es bastante potente, y en algunas acciones es suficiente por sí sólo para flexionar el codo, además actúa a gran velocidad.


Músculo esquelético

Existen muchos músculos diferentes en el esqueleto del cuerpo humano, y cada uno de ellos es un órgano en conjunto constituido por varios tipos de tejidos. Predominan las fibras musculares, pero también hay vasos sanguíneos, nervios y cantidades sustanciales de tejido conectivo.

En un músculo del esqueleto las fibras musculares individuales están envueltas, y se mantienen juntas, por varias capas diferentes de tejido conectivo (figura 1).

Veamos ahora cada una de esas capas partiendo del exterior hacia el interior.

  1. Epimisio: es una capa de recubrimiento de tejido conectivo denso irregular que rodea todo el músculo en conjunto.

  2. Perimisio y fascículos: dentro de cada músculo del esqueleto las fibras musculares se agrupan en fascículos que recuerdan a manojos de varillas. Cada fascículo esta rodeado de una capa de tejido conectivo fibroso que recibe el nombre de perimisio.

  3. Endomisio: El endomisio es una lámina fina de tejido conectivo que envuelve cada fibra muscular (cada célula). Este tejido consiste principalmente en fibras reticulares.

Todas las capas de tejido conectivo son continuas unas con otras (vea la figura 1) y a su vez se prolongan como un solo cuerpo formando tendones que unen los músculos al hueso, de esta forma, cuando las fibras musculares se contraen arrastran sus envolturas y estas, a través los tendones, transmiten las fuerzas a los huesos para producir su movimiento.

Además de proporcionar soporte a cada fibra y reforzar el músculo en su conjunto, las capas de tejido conectivo dejan libres los espacios por donde entran y salen los vasos sanguíneos y las fibras nerviosas que necesita el músculo para alimentarse y funcionar.

La actividad normal del músculo esquelético es absolutamente dependiente de nervios y de un sustancial suministro de sangre. Lo común es que a cada músculo llegue un nervio, una arteria y una o más venas los que entran y salen cerca del centro del músculo y están muy ramificados en todo el tabique de tejido conectivo.

A diferencia de otros músculos, los esqueléticos se controlan a través de una terminal nerviosa sin la cual no es posible su actividad.

Los músculos en general usan grandes cantidades de energía para su trabajo y de este se desprenden también abundantes desechos. La irrigación sanguínea debe, por lo tanto, permitir una constante liberación de oxígeno y nutrientes por vía arterial; también la sangre debe eliminar los desechos producidos vía venosa a fin de mantener una buena actividad muscular. Los vasos capilares, que son los más delgados y largos son tortuosos, una característica que les permite adaptarse a los cambios de longitud de los músculos durante su trabajo. Ellos se enderezan cuando el músculo se distiende y se contornean cuando se contrae.

Los músculos se acoplan generalmente a huesos y lo hacen de dos formas diferentes:

  1. Directa: en este caso el epimisio del músculo se fusiona con el periostio del hueso (una membrana que recubre el hueso) o el pericondrio de un cartílago (la membrana que recubre el cartílago).

  2. Indirecta: en la cual las envolturas de tejido conectivo del músculo continúan más allá de este como un tendón en forma de cable o un aponeurosis en forma de lámina. El tendón o la aponeurosis anclan el músculo al tejido conectivo que cubre algún elemento del esqueleto (hueso o cartílago) o a otro músculo.

De las dos formas de anclaje, la indirecta es mucho mas común en el cuerpo humano.


Figura 1. Corte transversal de un músculo del esqueleto



Anatomía de la célula muscular

Cada fibra del músculo esquelético (figura 2) es una célula cilíndrica con varios núcleos ovales, envuelta por el sarcolema que es la superficie de la membrana plasmática. La célula que constituye la fibra muscular es enorme, su diámetro oscila entre 10 y 100 µm, lo que significa que es unas 10 veces mas grande que la célula promedio del cuerpo. Su longitud es monumental y puede llegar a varios cientos de centímetros de largo.

Lo que en la célula general constituye el citoplasma, en la fibra muscular se llama sarcoplasma y contiene una cantidad inusual de glicosomas que son orgánulos almacenadores de glicógeno (la reserva de carbohidratos de los animales). El sarcoplasma contiene además una proteína única que no está presente en ninguna otra célula del cuerpo llamada mioglobina unida a oxígeno. La mioglobina es un pigmento rojo y constituye un almacén de oxígeno dentro de la célula, siendo una sustancia similar a la hemoglobina, el pigmento que transporta el oxígeno en el cuerpo.

La célula muscular tiene los orgánulos usuales de las células, así como algunos que están altamente modificados como las miofibrillas que son los elementos contráctiles de los músculos esqueléticos.

Miofibrillas

Las miofibrillas pueden verse cuando las fibras musculares esqueléticas se observan con alta amplificación, y dan la impresión de un manojo de muchas varillas que corren paralelas a todo lo largo de la célula. Tienen un diámetro de entre 1 a 2 µm y están empacadas tan densamente que los orgánulos celulares lucen estar como exprimidos entre ellas. Una fibra muscular puede tener cientos o miles de miofibrillas en dependencia del tamaño, y estas constituyen aproximadamente el 80% del volumen de la célula.

Observe en la figura 2 que la miofibrilla presenta en toda su longitud una serie de bandas repetitivas más claras y más oscuras, las que en la fibra muscular se alinean casi perfectamente unas con otras de modo que le dan a esta en conjunto la apariencia de estrías y por ese motivo a este tipo de músculo se le denomina músculo estriado.




Figura 2. Estructura de una fibra muscular esquelética



Otros dos orgánulos muy especializados dentro de la célula muscular esquelética son el retículo sarcoplásmico y los túbulos T. La función del primero está vinculada con la respuesta contráctil de la fibra cuando recibe el estímulo, y los túbulos T funcionan como un distribuidor del estímulo de contracción a todas las miofibrillas de la fibra muscular para que se contraigan virtualmente al mismo tiempo.


Tipos de músculos

Son los elementos activos y contráctiles del sistema. El motor de los movimientos.

El sistema de palancas formado por huesos y articulaciones requiere, para funcionar, de una energía que le proporciona la contracción muscular.

Los músculos son tejidos u órganos del cuerpo caracterizado por la capacidad de contraerse, por lo general en respuesta a un estímulo nervioso. Todo músculo está envuelto por una capa de tejido que se llama epimisio. Este tejido penetra el músculo entre los fascículos musculares donde se llama perimisio y ya dentro del fascículo muscular se le llama endomisio.

La unidad básica de todo músculo es la miofibrilla, estructura filiforme muy pequeña formada por proteínas complejas. Cada célula muscular o fibra tiene varias miofibrillas, compuestas de miofilamentos de dos tipos, gruesos y delgados, que adoptan una disposición regular. Cada miofilamento grueso contiene varios cientos de moléculas de la proteína miosina. Los filamentos delgados contienen dos cadenas de la proteína actina. Las miofribrillas están formadas de hileras que alternan miofilamentos gruesos y delgados con sus extremos traslapados. Durante las contracciones musculares, estas hileras de filamentos interdigitadas se deslizan una sobre otra por medio de puentes cruzados que actúan como ruedas. La energía que requiere este movimiento procede de mitocondrias densas que rodean las miofibrillas. Existen tres tipos de tejido muscular: liso, esquelético y cardiaco músculos.

Los músculos esqueléticos o somáticos, son unas estructuras carnosas que, en conjunto, representan un 40% del peso corporal de un individuo adulto, y de los tendones, unas bandas alargadas, ricas en colágeno, a través de las cuales los músculos se insertan en los huesos.

Tienen como característica principal las propiedades de:

  1. Contracción. Poder acortar sus fibras.

  2. Elasticidad. Poder recuperar su forma después de una contracción.

  3. Excitabilidad. Responder a los estímulos.

FUNCIONES DE LOS MÚSCULOS

  • Produce movimiento.

  • Generan energía mecánica por la transformación de la energía química (biotransformadores).

  • Da estabilidad articular.

  • Sirve como protección.

  • Mantenimiento de la postura.

  • Propiocepción, es el sentido de la postura o posición en el espacio, gracias a terminaciones nerviosas incluidas en el tejido muscular.

  • Información del estado fisiológico del cuerpo, lo que da la idea de su posición en el espacio. Por ejemplo un cólico renal provoca contracciones fuertes del músculo liso generando un fuerte dolor, signo del propio cólico.

  • Aporte de calor, por su abundante irrigación, por la fricción y por el consumo de energía.

  • Estimulante de los vasos linfáticos y sanguíneos, por ejemplo la contracción de los músculos de la pierna bombean ayudando a la sangre venosa y la linfa a que se dirigen en contra de la gravedad durante la marcha.

CLASIFICACIÓN SEGÚN SU COMPOSICIÓN

  • Músculo estriado cardíaco - encontrado en el corazón.

  • Músculo estriado esquelético- unido al esqueleto y usado para el movimiento, éste es el único de acción voluntaria, habiendo en el cuerpo humano unos 650 músculos de este tipo.

  • Músculo liso o visceral - se encuentra en el aparato intestinal y en las paredes de los vasos sanguíneos.

En los músculos estriados, que son los que nos ocupan, la fuente principal de energía para la contracción muscular es el ATP (Adenosintrifosfato).

MECANISMO DE UNA CONTRACCIÒN MUSCULAR VOLUNTARIA

La contractilidad muscular, o capacidad de contraerse, es la principal característica funcional de los músculos, la que permite a estos imprimir los movimientos necesarios para desplazar el esqueleto y generar las tensiones requeridas para mantener el cuerpo en equilibrio.

La contractilidad de los músculos es posible gracias a la complejidad de la estructura microscópica de las células o fibras musculares. Las fibras musculares son células delgadas y muy largas, que están surcadas longitudinalmente por numerosos filamentos o miofibrillas: los filamentos de miosina, que son relativamente gruesos, y los filamentos de actina mucho más finos. Las miofibrillas se disponen de forma intercalada: una gruesa, una fina, una gruesa y así sucesivamente. Este microtejido de miofibrillas longitudinales presenta, a su vez, una serie de bandas transversales o estrías. Según la luminosidad que reflejan al observarlas al microscopio electrónico, existen dos tipos de estrías: las bandas A, que son de tonalidad oscura y corresponden a concentraciones de moléculas de miosina, y las bandas I, que son claras y corresponden a concentraciones de moléculas de actina. En el interior de las bandas I se puede observar, asimismo, la presencia de una línea transversal muy oscura, los denominados discos Z.

Vídeos Gratis
www.Santos-Catolicos.com
¡DVDs, Artículos y Libros Gratis!
FREE DVDS & VIDEOS
WATCH & DOWNLOAD ALL THE DVDS & VIDEOS FOR FREE!