Muro de Berlin: La Caída del Muro de Berlin, Historia, Construcción, Resumen, Imágenes

Muro construido después de la Segunda Guerra Mundial para separar la parte de Berlín perteneciente a la República Federal de Alemania de la perteneciente a la República Democrática de Alemania. Las obras se iniciaron el 16 de agosto de 1961. Setenta y nueve personas perdieron la vida al intentar franquearlo a lo largo de los años.

El 9 de noviembre de 1989 cae el muro de Berlín, ante la presión popular que hace caso omiso de las medidas de seguridad, se sube al muro y lo desmantela. Los soldados que custodian las entradas se ven desbordados y permiten el paso entre ambos lados libremente.

La caída del muro de Berlín supuso el fin de la guerra fría, pero también el comienzo de tensiones hasta ahora camufladas, como la guerra del Golfo, y guerras civiles en muchas de las repúblicas del bloque comunista, como Yugoslavia, Georgia, Osetia, Azerbaiyán, etc. También entre los países capitalistas del Tercer Mundo ha habido guerras, sobre todo contra el integrismo islámico, como la guerra entre Irán e Iraq (1980-1989).



La Caída del Muro de Berlin

Para hablar sobre la caída del Muro de Berlín hay que remontarse, primero, a la división de Alemania. Tras al derrota de la Alemania Nazi en la Segunda Guerra Mundial, en 1945, los países aliados: Gran Bretaña, Estados Unidos, y la Unión Soviética decidieron partir el país en cuatro zonas de ocupación. Corría el mes de julio, cuando en Potsdam se reunieron el máximo líder de la Unión Soviética, José Stalin; el primer ministro de Reino Unido, Winston Churchil; y el presidente de los Estados Unidos, Harry Truman, para sellar el pacto. Decidieron que la capital Berlín sería administrada de forma conjunta.

Las desaveniencias entre los antiguos aliados llegaron pronto. Las diferencias políticas y económicas afloraron en las diferentes zonas ocupadas, mientras que la Unión Soviética impuso un telón adicional entre sí y las tres restantes áreas de Berlín, por lo que inició el éxodo de millones de personas que huyeron de la zona en poder de los soviéticos.

Ya para 1948, las fuerzas aliadas estaban fuertemente enemistadas. A finales de agosto, se marcó la frontera de los sectores en Berlín, acción que símbolizó la desintegración de las fuerzas aliadas.

La separación definitiva vino meses más tarde. El 23 de mayo de 1949 se promulgó la Ley Fundamental, que dio paso a la creación en occidente de la República Federal de Alemania (RFA). Konrad Adenauer fue electo como primer Canciller Federal en agosto.

Luego, el 7 de octubre, se fundó en la zona oriental la República Demócratica de Alemania (RDA), bajo la tutela de la Unión Soviética. Pese a que el Estado se definió como la parte progresista de Alemania, sus ciudadanos continuaron abandonando el territorio, por lo que en la primavera de 1952 se reforzó la frontera con alambre de púas.

En 1953 se reprimieron las protestas en contra de la cúpula de la RDA, ante el incremento de la jornada laboral por el mismo salario. Las manifestaciones ocurrieron el 17 de junio, y fueron disueltas con la colaboración del ejército soviético.

En tanto, en la RFA tenía lugar el llamado “milagro económico”, que fue posible por la puesta en circulación del marco alemán, el financiamiento de Estados Unidos a través del Plan Marshall, la adopción de la economía social de mercado y la reconstrucción de los centros de producción, conforme a los últimos avances de la técnica.

Mientras, por las segmentos aún abiertos de la frontera miles de personas abandonaban diariamente el llamado “Estado de los trabajadores y agricultores”. Algunos cálculos indican que entre 1949 y 1961 huyeron 2.7 millones de personas, aproximadamente.

El verano de 1961 se esparció el rumor sobre el plan de construir un muro. El jefe de Estado de la RDA, Walter Ulbricht, desmintió la información con palabras que pasaron a la historia: “No me consta que exista esta intención, ya que los albañiles en la capital se ocupan principalmente de construir viviendas y trabajan a pleno rendimiento. Nadie tiene la intención de levantar un muro”.

Empero, el 13 de agosto de 1961 inició la operación. Por Berlín oriental circularon tanques y camiones del Ejército Popular Nacional, mientras miles de obreros cerraron la frontera entre Berlín oriental y Berlín occidental con bloqueos provisionales.

Así se consumó la división de la ciudad ante la atónita mirada de sus habitantes. Nadie intervino pues no se quizo activar de nuevo una guerra. El tránsito de vehículos así como el de personas quedó prohibido. Días después, los trabajadores reemplazaron los bloqueos provisionales por un muro de aproximandamente dos metros de altura.

Estados Unidos sostuvo que defendería la libertad de Berlín Occidental a cualquier precio. La tensión estalló cuando a un soldado estadounidense se le impidió el paso en el Checkpoint Charlie. El hecho derivó en el encuentro cara a cara de los tanques soviéticos y estadounidenses por 16 horas. Finalmente, los tanques se retiraron.

Los intentos de escape persistieron pese a la construcción del Muro. Sólo en el primer año, se calcula que 43 personas murieron al intentar cruzar no sólo el muro, sino también la frontera interalemana. Con el paso de los años, las viviendas cercanas al muro fueron destruidas y sus ocupantes trasladados. Surge así la llamada “franja de la muerte”, un espacio de 10 metros de ancho en el cual se colocaron minas, cercos, puestos de vigilancia y alarmas silenciosas que se encendían ante cualquier contacto.

La propaganda del gobernante Partido Socialista Unificado de Alemania (SED, por sus siglas en alemán), afirmaba que la “cortina de hierro” era la protección perfecta contra la infiltración, el espionaje, el contrabando y la agresión de occidente.

Entre 1963 y 1966, se firman varios acuerdos que permitieron el tránsito de personas entre la RFA y la RDA, con lo que las familias del oeste pudieron visitar a sus parientes en el este en casos excepcionales.

En los setentas, las Alemanias dieron los primeros pasos para un acercamiento. El Canciller Federal, Willy Brandt, viajó a la RDA para reunirse con el Presidente del Consejo, Willi Stoph. Las “relaciones de buena vecindad” se concretaron en 1973 con la firma de un tratado.

En 1987, el jefe de Estado de la RDA, Erich Honecker, realizó una visita oficial a la RFA.



El principio del fin

La llegada de Mijaíl Gorbachov a la presidencia de la Unión Soviética en 1985 fue decisiva, ya que inició una política de apertura y cambios conocidas como Glassnot y Perestroika, con las cuales sus estados satélites en Europa del Este, entre ellos Alemania, lograron cierta independencia y se concluyó con las intervenciones militares cada vez que algo no gustaba a los comunistas en Moscú.

En 1989, inició una fuga masiva de ciudadanos de la RDA a través de Praga, Varsovia y la frontera Húngara. A este fenómeno se sumó el de las manifestaciones de los lunes, que ocurrieron principalmente en la ciudad de Leipzing. En estas marchas pacíficas, que iniciaron en septiembre frente a la iglesia de San Nicolás, el pueblo exigió reformas como la libre circulación de personas.

Ante la incontenible ola, las autoridades de la RDA otorgaron nuevas facilidades. La noche del 9 de noviembre de 1989, Gunter Schabowski, representante del Buró Político del SED, comunicó la nueva regulación en una célebre conferencia de prensa:

“Y por eso decidimos introducir una regulación que pemite a todos los ciudadanos de la RDA salir del país por los puestos de control fronterizo”.

Un periodista preguntó -¿cuándo entra en vigor?-, a lo que Schabowski respondió: “Según me consta, ahora, inmediatamente”.

Empero, el portavoz del Gobierno no sabía que la regulación debía entrar en vigencia días después. La declaración precipitó los hechos. La multitud no esperó más y se trasladó de inmediato al muro. Los guardias no sabían que hacer en un primer momento, pero cedieron ante la presión ciudadana y abrieron las barreras.

Horas más tarde, los mismos berlineses se encargaron de derribar la barrera y las imágenes dieron la vuelta al mundo. Esa noche, el pueblo alemán puso punto final a la Guerra Fría, sin un solo disparo. Por ello, a todos los acontencimientos que precedieron la caída del Muro de Berlín se les conoce como la Revolución Pacífica.

La historia del Muro de Berlin

Con la conclusión de la Segunda Guerra Mundial, las fuerzas aliadas dividieron la Alemania vencida en cuatro zonas, cada una de ellas ocupadas por Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia o la Unión Soviética, según lo acordado en la Conferencia de Potsdam. Lo mismo ocurrió con la capital alemana, Berlín.

A medida que la relación entre la Unión Soviética y las otras tres potencias aliadas se desintegraba rápidamente, la atmósfera cooperativa de la ocupación alemana se tornaba competitiva y agresiva. A pesar que se especulaba con una eventual reunificación de Alemania, las nuevas relaciones entre los aliados dividían al país en Oeste versus Este, democracia versus comunismo.

En 1949, la nueva organización alemana pasó a ser oficial cuando las tres zonas ocupadas por Estados Unidos, Gran Bretaña y Francia, se combinaron para formar Alemania del Oeste (República Federal Alemana). La zona ocupada por la Unión Soviética pronto formó Alemania del Este (República Democrática Alemana).

La misma división entre Este y Oeste tuvo lugar en Berlín. Dado que la ciudad de Berlín había quedado situada dentro de la zona soviética de ocupación, Alemania del Oeste se convirtió en una isla de democracia dentro de Alemania del Este Comunista.

Poco después de concluida la guerra, las condiciones de vida en Alemania del Este y Alemania del Oeste tomaron características muy diferentes. Con la ayuda y apoyo de las potencias de ocupación, Alemania del Oeste dio forma a una sociedad capitalista y experimentó un crecimiento tan veloz de su economía que pasó a ser conocida como el “milagro económico”. Trabajando duro, los habitantes de Alemania del Oeste podían vivir bien, adquirir bienes y servicios, y viajar cuando lo deseaban.

En Alemania del Este ocurría casi lo opuesto. Como la Unión Soviética percibía la zona como un botín de Guerra, desguazaba equipamientos fabriles y todo aquello de valor para enviarlo a casa. Cuando Alemania del Este pasó a ser “independiente”, permaneció bajo la influencia directa de la Unión Soviética, y se estableció una sociedad comunista. Las libertades económicas e individuales eran limitadas.

Para fines de 1950, gran cantidad de habitantes de Alemania del Este deseaba marcharse a Berlín Oeste. Si bien muchos eran detenidos en su intento, miles lograban pasar a través de la frontera. Una vez que habían cruzado, eran albergados en casas seguras y luego transportados por vía aérea a Alemania del Oeste.

Muchas de estas personas que escaparon eran jóvenes y promisorios profesionales. Para comienzos de 1960, Alemania del Este perdía rápidamente su fuerza laboral y población.

Tras alcanzar los 2.5 millones de emigrantes en 1961, Alemania del Este necesitaba desesperadamente detener el éxodo. La ruta de fuga natural era el sencillo acceso que los alemanes del este tenían a Berlín Oeste. Con el apoyo de la Unión Soviética, habían tenido lugar varios intentos de simplemente tomar Berlín Oeste para eliminar el punto de escape. Si bien la Unión Soviética había amenazado a Estados Unidos con el uso de armas nucleares por este tema, Estados Unidos y otros países occidentales mantenían la defensa de Berlín Oeste.

Desesperada por mantener sus ciudadanos, Alemania del Este decidió construir un muro para impedir que cruzaran la frontera.

Pasada la medianoche del 12/13 de agosto de 1961, camiones con soldados y obreros atravesaron Berlín Este. Mientras la mayor parte de los berlineses dormía, comenzaron a bloquear las calles de acceso a Berlín Oeste, cavaron pozos para erigir postes de concreto y tendieron alambradas a lo largo de la frontera entre Berlín Este y Oeste. También cortaron los cables telefónicos entre Alemania del Este y Oeste.

Los berlineses quedaron impactados cuando despertaron la mañana siguiente. Lo que alguna vez había sido una frontera abierta ahora era rígida. Los berlineses del este ya no podían cruzarla. Las 60,000 personas que viajaban diariamente a Berlín Oeste para trabajar en empleos bien pagos, ya no podían hacerlo. Las familias y amigos, ya no podían cruzar la frontera para verse unos a otros. Sea cual fuera el lado de la frontera en que habían dormido durante la noche del 12 de agosto, allí quedarían durante décadas.

El Muro de Berlín se extendía por más de cientos de kilómetros. No corría sólo por el centro de Berlín, sino que rodeaba Berlín Oeste, aislándola por completo del resto de Alemania del Este.

El muro sufrió cuatro transformaciones significativas durante sus 28 años de historia. Comenzó siendo una cerca alambrada con postes de concreto, pero sólo unos días después fue reemplazada por una estructura de bloques de concreto más permanente, coronada con alambre de púas

Las dos primeras versiones del muro (la alambrada y los bloques de concreto) fueron reemplazadas por la tercera versión del Muro de Berlín en 1965. Esta versión consistía en un muro de concreto, complementado con vigas de acero.

La cuarta versión del Muro de Berlín, construida desde 1975 a 1980, fue la más complicada y laboriosa. Consistía en losas de concreto de 3.6 m de alto y 1.2 m de ancho.

El Muro de Berlín comenzó como una simple cerca, pero con el tiempo evolucionó en un complejo sistema disuasorio. Para la época en que cayó el Muro de Berlín, 1989, existía una tierra de nadie de 300 metros, una pared interna adicional, soldados patrullando con perros, fortificaciones anti-vehículos, cercas eléctricas, sistemas de luz masivos, torres de vigilancia, bunkers y campos minados.

La mayor parte de la frontera entre Este y Oeste consistía en líneas de medidas preventivas, sólo había un puñado de pasos oficiales a lo largo del Muro de Berlín. Estos pasos, llamados puntos de control, eran para el infrecuente uso de oficiales y otros con permiso especial para cruzar la frontera. El más famoso de ellos, era el Punto de Control Charlie, ubicado en la frontera entre Berlín Este y Oeste, en Friedrichstrasse. El Punto de Control Charlie era el mayor punto por el cual cruzaba la frontera el personal aliado y los occidentales.

Poco después de construirse el Muro de Berlín, el Punto de Control Charlie se convirtió en un ícono de la Guerra Fría, y fue incluido frecuentemente en películas y libros ambientados en este período.

El Muro de Berlín impidió que la mayoría de los alemanes del este emigrara al Oeste, pero no todos. Durante la historia del Muro de Berlín, se estima que unas 5000 personas pudieron cruzarlo a salvo.

Algunos intentos exitosos fueron simples, tales como arrojar una cuerda y escalar. Otros fueron violentos, como envestirlo con un camión y abrirse paso.

A medida que el Muro se tornó más fuerte y extenso, los intentos de escape se volvieron más planificados y complejos. Algunas personas excavaron túneles desde los cimientos de edificios en Berlín Este, bajo el Muro de Berlín, y hacia Berlín Oeste. Otras cosieron ropas y dieron forma a un globo de aire caliente, volando sobre el Muro.

Desafortunadamente, no todos los intentos de escape fueron exitosos. Dado que los guardias de Alemania del Este poseían permiso para disparar a cualquier persona que se acercada al lado este del Muro de Berlín sin advertencia, siempre había riesgo de muerte en los intentos de fuga. Se cree que entre 100 y 200 alemanes del este murieron intentando escapar.

Uno de los casos más infames de intentos fallidos tuvo lugar el 17 de agosto de 1962. En las primeras horas de la tarde, dos jóvenes de 18 años corrieron hacia el Muro con la intención de escalarlo. El primero de ellos, logró hacerlo. El Segundo, Peter Fechter, no tuvo tanta suerte. Cuando se aprestaba a trepar el Muro, un guardia abrió fuego. Peter, herido, continuó escalando, pero al llegar a la parte superior, quedó sin energías. Permaneció tendido, con su cuerpo colgando hacia el lado de Alemania del Este de la frontera. Para atónito del mundo entero, simplemente lo abandonaron allí. Los guardias de Alemania del Este no le dispararon nuevamente ni acudieron en su ayuda. Peter gritó agonizante durante cerca de una hora. Una vez que se desangró, los guardias bajaron su cuerpo. Se convirtió en la persona número 50 en morir en el Muro de Berlín.

La caída del Muro de Berlín ocurrió tan súbitamente como su construcción. Había signos de que el bloque comunista se debilitaba, pero los líderes de Alemania del Este insistían en que sólo era necesario un cambio moderado, y no una revolución drástica.

A medida que el comunismo comenzó a caer en Polonia, Hungría y Checoslovaquia en 1988 y 1989, se abrieron nuevos destinos a los alemanes del este que deseaban marcharse al oeste. Inesperadamente, la noche del 9 de noviembre de 1989, el oficial de gobierno de Alemania del Este, Günter Schabowski, anunció, “Podrán realizarse reubicaciones permanentes a través de todos los puntos de control de la frontera de Alemania del Este a Alemania del Oeste o Berlín Oeste.”

Los habitantes quedaron desconcertados. ¿Las fronteras realmente estaban abiertas? Titubeantes, se acercaron a las fronteras, y encontraron que los guardias dejaban pasar a la gente. Muy pronto el Muro de Berlín se encontraba desbordado por personas de ambos lados. Algunos comenzaron a golpear el Muro con martillos y cinceles. La celebración se desató a lo largo del Muro de Berlín. Con personas abrazándose, cantando, vivando y llorando.

Con la caída del Muro de Berlín, Alemania del Este y Oeste se reunificaron, dando forma a un único estado alemán el 3 de octubre de 1990.



La construcción del Muro de Berlín

Bibliografía Introducción

El Muro de Berlín, también llamado Muro de la vergüenza, empezado a construir el 13 de agosto de 1961, tuvo una gran relevancia y supuso la división “física” de Alemania ya dividida a causa de los regímenes gobernantes en cada una de las dos mitades. El objetivo de esta investigación es averiguar por qué se tuvo que llegar al extremo de poner un muro y no se pudo resolver por la vía diplomática.

En primer lugar se estudiará resumidamente la situación de Alemania durante los primeros años después de la guerra, desde el final de la guerra hasta 1948 y desde este año hasta la construcción del muro se profundizará más.

En segundo lugar se va a estudiar la situación política los Estados Unidos y la Unión Soviética, enemistadas debido a la voluntad de las dos de proclamarse la primera potencia mundial y al rechazo por parte de las dos superpotencias del régimen político de la otra.

Finalmente se hará un estudio con la información mencionada anteriormente y se determinarán las causas de la construcción del muro.

Alemania desde 1945 hasta 1948

La U.R.S.S. llegó a Berlín el 2 de mayo del 45. Un mes más tarde, el 1 de junio, llegaron los aliados. Alemania se dividió en cuatro sectores de ocupación: el americano, el británico, el francés y el soviético. Igualmente ocurrió en Berlín, la capital fue dividida en cuatro sectores que acabarían siendo dos. La intención de los conquistadores era de llevar una administración conjunta, para la cual, el 11 de julio de 1945, se creó la IAMC (Comandancia militar interaliada).

El 17 de julio se reunieron los tres grandes en Potsdam. Los ánimos parecían más enfriados que en la conferencia de Yalta. En ella se determinó que Alemania se iba a gobernar como una entidad económica y hubiese libertad de acceso a Berlín. El 20 de agosto empezó a trabajar el Consejo Aliado de Control. Las cosas habían cambiado mucho en ese mes con la derrota de Japón debido a la Bomba A. A pesar de los intentos de tomar decisiones por parte de los consejos, ninguna se puso en vigor debido a que se debían de tomar por unanimidad y esto no fue posible debido a las distintas formas de gobernar por parte de los aliados y soviéticos. Al final Berlín se dividió en Berlín Occidental y Berlín Oriental.

Situación política entre EE.UU. y URSS.

La situación política entre las dos superpotencias fue tensa desde el término de la guerra. No se ponían de acuerdo en nada de lo que respectaba a Alemania. Hasta 1949 los EE.UU. tenía el monopolio de la bomba atómica, en ese año los soviéticos experimentaban con su primera bomba, con esto comenzaba la carrera armamentística y la disuasión nuclear mutua.

Estados Unidos comenzó su política en Europa con el Plan Marshall, por el cual se ayudaba a los países del viejo continente a superar la crisis económica producida por la guerra.

En 1948 el golpe de Praga, por el cual los soviéticos conquistaron Checoslovaquia, tuvo una gran repercusión internacional, pues exacerbó los ánimos y tensó el enfrentamiento ideológico en el corazón de Europa.

La guerra de Corea (1950-1953) supuso un gran problema. Corea del Norte, que era comunista, invadió Corea del Sur. Viendo esto, los Estados Unidos declararon que defenderían Corea del Sur y así lo hicieron. Por otra parte, la Unión Soviética respaldó ataque de los norcoreanos debido a que eran comunistas. Al final las tropas estadounidenses devolvieron la normalidad. Esta guerra se convirtió en el símbolo de la guerra fría.

Desde el año 1953 hasta el 1956 las relaciones parecieron entrar en un período de estabilización debido al empate atómico, la llegada al poder soviético de Nikita Kruschev quien quería llevar una política de coexistencia entre las dos superpotencias y la consolidación de los bloques. Estados Unidos llevaba una política anticomunista por la cual no iba a admitir ningún país comunista en Asia Oriental y ofrecía presencia militar mediante alianzas y apoyo a los regímenes anticomunistas. En lo que a Europa concernía, en 1955 Alemania Federal se convertía en miembro de la OTAN y se rearmaba bajo su control.

La crisis del canal de Suez en 1945 condenada por la ONU, no respaldada por los Estados Unidos y amenazada con una intervención soviética demostró la sorprendente solidaridad cuando el liderazgo de los dos grandes se ponía en duda. Los atacantes tuvieron que abandonar y Egipto se quedó con el canal.

La insurrección de Hungría entre octubre y noviembre de 1956 demostró que la Unión Soviética no iba a aceptar ninguna muestra de rebelión contra el comunismo en los países en los que esta política estaba extendida por lo que acabó con el levantamiento a la fuerza.

Entre los años 1957 y 1961 la carrera armamentística y espacial se aceleró. A pesar de ello la idea del desarme no se abandonaba. El derribo del U2 sobre el espacio aéreo soviético arruinó la cumbre entre Kruschev y Eisenhower. En 1960 ganó las elecciones Kennedy y se arregló una conferencia para el siguiente año. Sin embargo la cuestión alemana volvió a bloquear las conversaciones.

En 1961 estalló la segunda crisis de Berlín. Kruschev pedía que la Alemania occidental fuese una zona desmilitarizada cosa que los norteamericanos no aceptaron.

Alemania desde 1948 hasta 1962

Las dos ideas principales se vinieron abajo en 1948 debido al abandono por parte de los soviéticos del Consejo de Control Aliado el 20 de marzo y de la Comandancia Militar el 20 de junio. El 22 del mismo mes hubo una gran disputa entre los consejeros de Hacienda y Economía debido a la moneda que se debía de utilizar en Berlín, por la parte soviética se pretendía imponer la misma moneda que se utilizaba en la parte oriental. Los occidentales se negaron e impusieron en Berlín Occidental el Deutsche Mark.

Los soviéticos respondieron a esta imposición, que habían hecho sin su consentimiento, con el bloqueo, el 24 de junio, de todas las comunicaciones terrestres con Berlín Occidental así como con el corte de electricidad y suministro de carbón. Durante 48 horas los occidentales debatieron si declarar la guerra a la U.R.S.S. Pero el presidente Truman decidió el 26 de junio crear un puente aéreo con Berlín.

El 28 de junio 150 aviones aterrizaron en el aeropuerto de Tempelhof transportando 400 toneladas de abastecimiento. 20 días después ya se llegaba a transportar 2500 toneladas que poco después se elevaron hasta las 4500 diarias. El bloqueo terminó el 12 de mayo de 1949. La tenacidad de los occidentales y la visión de que no servía de nada obligó a los soviéticos a levantar el bloqueo. Así fue cómo el alcalde Ernst Reuter lo anunció a sus conciudadanos: “Desde la medianoche, las restricciones técnicas de las comunicaciones están abolidas. El intento de hacernos hincar la rodilla ha fracasado.”

La creación de la OTAN y la configuración de la República Federal Alemana en 1949 contribuyeron a empeorar las relaciones entre el Este y el Oeste. El violento levantamiento obrero de 1953, cuando la muerte de Stalin despertó infundadas esperanzas en la población proletaria, no sirvió de nada ya que el régimen prosiguió.

Pero no eran los levantamientos lo que más preocupaba a los soviéticos, sino las continuas fugas de los habitantes del Este al Oeste. Se calcula que entre 1949 y 1961 unas 2.689.000 personas pasaron de un lado a otro. En julio del 61, 30.000 personas huyeron; entre el 1 y el 10 de agosto 15.000; y el 12 de agosto, la víspera de la construcción del muro, 4.000 personas huyeron. Se trataba, en su gran mayoría, de personal cualificado: técnicos, médicos, estudiantes…

Todo esto ocurría debido a la reunión que mantuvieron Nikita Kruschev y John Fitzgeral Kennedy en la Cumbre de Viena el 2 de junio de 1961 después de que la que ya estaba organizada entre Eisenhower y Kruschev a mediados de 1960 se viera abortada debido al derribo del avión espía norteamericano U2 sobre cielo soviético. Ese mismo año ganó las elecciones Kennedy. En esta cumbre se demostraron las desavenencias entre los dos países. No se llegó a ningún acuerdo sobre el futuro de Alemania lo que aumentó el temor entre los alemanes del este de ser aislados.

El 13 de agosto, a las 0horas 30 minutos, los vopos, policías alemanes del este, colocan alambre de espino y caballos de frisia a lo largo de los 43 kilómetros de la línea de demarcación entre los dos Berlín. Esto fue mandado por Kruschev. A la una de la madrugada, la agencia de prensa de la RDA anuncia que la frontera seguirá cerrada hasta la firma del tratado de paz. Pronto se difunde la noticia de que el mariscal Koniev, que dieciséis años antes había conquistado la ciudad se hace cargo de las fuerzas soviéticas estacionadas en Alemania.

El verdadero muro de cemento se empezó a construir el 18 de agosto, en él trabajaron 52.000 obreros. Las comunicaciones entre las dos partes quedaron cortadas excepto en cuatro puntos de control de entre los cuales el más importante era el que se encontraba en la frontera entre el sector americano y el soviético: el Chekpoint Charlie.

A pesar del muro millares de personas intentaban huir hacia la libertad como podían: cavando túneles, saltando desde las ventanas…

Análisis

Está claro que la construcción del muro tuvo una gran repercusión a nivel mundial en los años sesenta ya que encerraba a los alemanes comunistas impidiéndoles el acceso libre a la parte occidental robándoles la libertad y tensaba las relaciones entre los EE.UU. y la URSS. Supuso el fracaso del intento de establecer una relación entre los dos mundos tan diferentes. Fue un escándalo en la época y supuso el cierre de toda comunicación entre los ciudadanos del mundo comunista y los del democrático. Esta acción llevó a los EE.UU. a barajar la posibilidad de declarar la guerra pero al final decidieron que no debido a las graves consecuencias que podía traer para el mundo una guerra nuclear.

Conclusión

La construcción del muro de Berlín supuso una infamia para los ciudadanos. Pero su caída fue un acontecimientos que marcó el fin de una época, la comunista. Lo que mucha gente desconoce es el por qué de la construcción del muro. Unos dicen que fue para marcar la frontera y otros para que los alemanes comunistas no viesen el modo de vida de los otros. Pero la verdad es que se construyó para parar la continua emigración de alemanes de la Alemania comunista a la democrática.

Figura 1: Las cuatro zonas de ocupación.

Figura 2: Propaganda de la guerra Fría: el comunismo apoyándose en Berlín, trata de “incendiar” la República Federal Alemana.



Resumen el muro de Berlín

La división de Berlín

Tras la Guerra, las potencias aliadas ocuparon Berlín en cuatro sectores con sus respectivas administraciones locales. Para tratar de unificar en los posible los sectores divididos, en 1946 se celebraron las primera elecciones municipales que ganó el SPD por un claro margen. Los aliados promovieron la creación de una nueva constitución para Berlín, pero el sector pro soviético lo interpretó como una maniobra para limitar su influencia. Tres meses más tardes el mando soviético ordenó el famoso "Bloqueo de Berlín" que los aliados evitaron con la puesta en marcha del mayor puente aéreo de la historia que duró hasta el 12 de Mayo de 1949. Todos estos acontecimientos y la introducción del Marco como moneda en la zona aliada, provocaron el distanciamiento de ambas zonas, ya claramente enfrentadas. El 23 de Mayo de 1949 se promulga los fundamentos de la nueva República Federal de Alemania. La replica en Este no se hizo esperar y se proclamó la República Democrática Alemana (DDR). Todos estos enfrentamientos y la tendencia de los berlineses de la zona Este a emigrar hacia las zona Oeste donde empezaba a haber mayores oportunidades de empleo, culminó en uno de los acontecimientos que más ha marcado esta ciudad en sus historia moderna: la construcción del Muro de Berlín.

El Muro de Berlín

Las importantes diferencias entre la forma de organizar la vida política y la economía del lado Este y del Oeste terminaron por zanjar estas diferencia con la construcción de un muro que evitara todo contacto entre una y otra zona. El 13 de Agosto de 1961 los berlineses se levantaron con la sorpresa de que unas alambradas impedía que los vecinos de un lado de una calle pudieran reunirse con los del lado de enfrente. Familias enteras quedaron así dramáticamente divididas. Los trabajadores del Este no podía ocupar sus puestos de trabajo en el Oeste. A la incredulidad de lo que estaban viendo le siguieron pruebas obvias de la seriedad de la situación con las primeras víctimas al intentar cruzar las alambradas. Unos meses después los alambres de espinos eran sustituidos por una sólida estructura de hormigón que ni siquiera permitía la visión de ambos lados de la ciudad dividida.

La caída del muro y la capitalidad de Berlín

En 1963 se conceden los primeros permisos para que los berlineses puedan reunirse temporalmente con sus familias. En 1971 se restablecen las comunicaciones telefónica entre ambos sectores. El 3 de Septiembre de ese mismo año se firma un acuerdo que establece el status quo de la ciudad y se firma un pacto de no-agresión, al mismo tiempo que la Unión Soviética asegura el tráfico entre la capital y el resto de Alemania. A partir de 1972 los berlinés tiene más facilidades para viajar por el Este de berlín y por el resto de la DDR. En 1984 el S-Bahn, que estaba bajo administración del Este, pasa a ser administrado por la BVG.

A finales de los 80 los berlineses habían alcanzado muchos niveles de entendimiento e intercambiado gran número de acuerdos para la circulación entre ambos sectores. Sólo faltaba una excusa para la reunificación que debería llegar por la mejora en las relaciones entre las dos principales potencias de la Guerra Fría. Esta excusa vino por el intento de Mikail Gorbachov de "revisar" el sistema socialista y hacerlo más transparente. No obstante, la reunificación de Berlín se precipitó por la decisión del Primer Ministro húngaro de permitir el tránsito de los alemanes del Este al Oeste a través de Hungría. El flujo de alemanes del Este fue tan grande que el propio presidente de la DDR, y sin previo aviso, ordenó el 9 de Noviembre de 1989 que se abriera el muro y se permitiera el libre acceso al lado Oeste de Berlín. El 14 de Noviembre, considerado el día de la Reunificación, se abrieron otros nuevos puntos de acceso.

La caída definitiva el 22 de Diciembre del muro de Berlín, que había divido familias enteras durante 28 años, se convertiría en otro hito más de la intensa y apasionante historia de esta peculiar ciudad centro europea.



Vídeos Gratis
www.Santos-Catolicos.com
¡DVDs, Artículos y Libros Gratis!
FREE DVDS & VIDEOS
WATCH & DOWNLOAD ALL THE DVDS & VIDEOS FOR FREE!