Monopolio: ¿Qué es Monopolio, Definición, Comercial, Natural, Tipos, Ejemplo

Condición de exclusividad o clara ventaja o preponderancia en el ejercicio de una función, en el control de un mercado, en el ámbito político, etc.

El mercado monopolístico se caracteriza por la existencia de un único oferente. Este tipo de mercado es típico de servicios públicos prestados en exclusiva por el estado o una empresa pública creada ad hoc, generalmente motivado por el excesivo coste de ejecución de ciertas infraestructuras o por el carácter estratégico de la actividad. Así, no han sido infrecuentes en la historia los casos en los que tras una revolución o victoria electoral con cambio drástico en la política ecónomica, se haya procedido como primera medida a la nacionalización de ciertas actividades, principalmente relacionadas con la explotación de los recursos naturales del país.

¿Qué es Monopolio?

En economía, el término "monopolio" a menudo evoca imágenes de una sola empresa con todo el poder que cobra el precio que desea y opera sin incentivos para ofrecer servicio de calidad a sus clientes. Los monopolios han existido durante toda la historia y han surgido de varias fuentes. Su dominio les permite controlar la cantidad producida y el precio para un producto o servicio, pero los legisladores tienen una serie de opciones para reducir la influencia y poder de los monopolios.

Identificación

En economía, un monopolio surge cuando una sola empresa es el único proveedor en el mercado de un servicio o producto en particular. A menudo, el producto o servicio en cuestión no tiene sustitutos cercanos, lo que permite que el monopolio fije el precio que quiera.

Tipos

El economista de Harvard Gregory Mankiw, en su libro de "Principios de la economía", identifica tres tipos de monopolios. Uno es donde una sola empresa controla un recurso clave. Cita a DeBeers, la empresa de diamantes de Sudáfrica, como ejemplo. DeBeers controla más del 80 porciento de la producción mundial de diamantes, lo que permite influir en sus precios. Otro tipo es una empresa a la cual el gobierno da derecho exclusivo de producir o vender un producto o servicio. Mankiw escribe que el gobierno de Estados Unidos ha dado a la empresa Network Solutions el derecho exclusivo a tener una base de datos de direcciones de Internet bajo el argumento de que dicha base debe ser centralizada. Un tercer tipo de monopolio, conocido como monopolio natural, aparece cuando una sola empresa puede atender el mercado a un costo más bajo que múltiples competidores.

Efectos

Debido a que en el monopolio hay un solo productor o abastecedor de productos o servicios, puede afectar los precios simplemente al cambiar la cantidad de producción. Si un monopolio quiere aumentar el precio de sus productos, reduce la cantidad que produce. Un monopolio que opera con la protección del gobierno no tiene competencia potencial, ya que el gobierno puede prohibir la entrada de competidores potenciales al mercado que pongan en peligro la posición del monopolio. Una empresa que controla la mayoría de los recursos clave puede usar la publicidad para distinguir su producto de cualquier sustituto potencial. Mankiw escribe que la publicidad de DeBeers es distinguir a los diamantes de otras gemas con el uso de su eslogan "un diamante es para siempre".

Prevención/Solución

Los legisladores tienen una variedad de herramientas para responder al poder de lo monopolios, escribe Mankiw. Una de ellas es la ley antimonopolio. Estados Unidos aprobó la ley Serman Antritrust a finales del siglo IXX para reducir el poder de las grandes empresas que el Congreso creía que dominaban la economía en esa época. Por medio de la ley antimonopolio, el gobierno puede romper grandes créditos, lo que fomenta la competencia. En la década de los 80, por ejemplo, el gobierno dividió AT&T en proveedores telefónicos regionales más pequeños. Esta ley también permite que el gobierno prevenga la creación de empresas grandes. Otra herramienta contra el monopolio es la regulación, donde el gobierno regula las acciones de los monopolios. Por ejemplo, las agencias gubernamentales regulan los índices que cobran los proveedores de servicios, como las empresas de agua y electricidad. Finalmente, el gobierno puede eliminar un monopolio al crear una empresa pública. Esto ocurre en Europa, donde el gobierno es dueño de muchos servicios.

Visión experta

Las múltiples respuestas de política pública a los monopolios tienen inconvenientes. El fallecido George Stigler, ganador del Premio Nobel en Economía, dijo que la política antimonopolio resulta costosa para hacerla cumplir y lenta debido al proceso legal. La regulación pública es la respuesta preferida para los monopolios de Estados Unidos, pero Stigler escribió que el efecto generalmente ha sido reducir la competencia más que eliminar los monopolios.

Definición de Monopolio

Concepto usado en Microeconomía y teoría económica.

En inglés monopoly. Extremo opuesto de la Competencia Perfecta; se caracteriza por la existencia de un productor único que tiene a su cargo la producción íntegra de un artículo homogéneo.

Situación de Mercado en que sólo un agente económico controla la Oferta del Bien o servicio, estando en condiciones de fijar a su arbitrio ya sea el Precio del Bien o su cantidad ofrecida.

El monopolista eventualmente puede obtener Utilidades excesivas, por encima de lo que podría considerarse un retorno normal, aunque el hecho de ser monopolista de ninguna manera le garantiza que obtendrá Utilidades.

La existencia de un Monopolio ocasionará una pérdida social debido a que la Cantidad Ofrecida será menor a la producción socialmente óptima y además los Consumidores deben pagar por los Bienes un precio más alto que el Precio que correspondería en caso de darse la Competencia Perfecta.

El monopolio puro es la situación de Mercado opuesta a la Competencia Perfecta, no obstante que ambos son modelos económicos que no se dan en la realidad. A pesar de constituyen ficciones útiles para el análisis económico. En cuanto a su origen, un Monopolio puede surgir de privilegios legales tales como leyes que impidan la entrada al mercado de competidores, asociaciones de profesionales.

También pueden originarse por razones naturales o técnicas, tales como industrias que requieran inversiones demasiado cuantiosas y equipos muy sofisticados que necesitan mercados amplios para aprovechar Economías de Escala, las cuales no pueden ser capturadas por empresas pequeñas, las que estarían imposibilitadas de entrar a competir en el Mercado.

Monopolio Comercial

Durante el período de conquista la relación comercial entre España y el Nuevo Mundo, se estructuró a partir del establecimiento de la Casa de Contratación y la centralización del comercio indiano en Sevilla. Este sistema, caracterizado por la historiografía como de monopolio, solamente favoreció a un reducido grupo de súbditos de la corona.

La monarquía, sus banqueros y los mercaderes residentes en Sevilla controlaron el intercambio de los productos más provechosos y susceptibles de ser monopolizados. Entre ellos debemos destacar el mercurio (fundamental en la minería de la plata), la sal, la pimienta, el papel sellado, la pólvora. Esto implicó que únicamente españoles y extranjeros naturalizados tuvieran derecho a las licencias que la corona otorgaba para el comercio de dichos productos.

¿Qué significó este régimen monopólico para América? En la práctica, el que las colonias se desenvolvieran económicamente según las necesidades de la metrópoli, vale decir, como exportadoras de materias primas y metales preciosos. España, por otra parte, procuró abastecer a las Indias de los productos manufacturados, inhibiendo toda actividad industrial americana que pudiese competir con la de la metrópoli.

Mediante el sistema de galeones y flotas, impuesto en el siglo XVI, la corona aseguró su monopolio, vigiló el tráfico transatlántico y lo protegió de los cada vez más frecuentes ataques de sus principales rivales europeos (Holanda, Inglaterra, Francia).

Dos flotas, compuestas por mercantes y galeones artillados, cruzaban anualmente el Atlántico rumbo a América en la denominada "carrera de Indias". A la llegada de esas flotas se celebraban grandes ferias en Veracruz, Cartagena de Indias y Portobelo. "De allí, -indica acertadamente Guillermo Céspedes del Castillo- las mercancías europeas en propiedad de los grandes mercaderes indianos se trasladaban a los máximos centros distribuidores: desde Veracruz a México, donde se almacenan, distribuyen y revenden a todo el virreinato del norte; Cartagena de Indias abastece a toda Nueva Granada; desde Portobelo, el cargamento de los galeones atraviesa el istmo de Panamá y en esta ciudad vuelve a embarcarse en la Armada del Sur hasta el puerto del Callao, para almacenarse y distribuirse desde Lima al resto de Sudamérica".

Las ganancias de los mercaderes en las tradicionales ferias que se realizaban en los puertos de destino de la flota eran inmensas, superando incluso el 400%. Luego, en los centros mineros y en los lugares más apartados los precios aumentaban aún más, permitiendo utilidades de hasta un 1.000% sobre el valor de origen de los productos llegados de Europa.

Paralelamente a la "carrera de Indias" en América se conformaron una serie de circuitos de tráfico intercolonial que revelan la existencia de una compleja red comercial todavía poco abordada por los estudiosos de estos temas. Los más importantes espacios económicos se constituyeron en el Caribe, en el Pacífico, en el Atlántico sur y en torno al eje Lima-Potosí-Buenos Aires. Considerando las dificultades que imponían el medio geográfico y la falta de una adecuada red de caminos, no nos debe extrañar que en tres de los circuitos mencionados se recurriera a la vía marítima para los intercambios comerciales.

Las principales transacciones se realizaban en el ámbito de las grandes ciudades, escenario de importantes ferias. Predominaban en ellas el trueque y las monedas sustitutas, como granos de cacao, pastillas de azúcar. La gente transportaba las mercaderías a lomo de mula o en sus espaldas rumbo a los sitios ocupados para las actividades mercantiles. Muchas veces antiguos centros ceremoniales precolombinos se convertían en lugar de mercado semanal, atrayendo a los pequeños productores indígenas e integrándolos, de esa manera, a la economía colonial.

El tráfico interno permitió abastecer a los virreinatos y gobernaciones de alimentos que se producían en las distintas regiones de América y que no podían ser traídos desde Europa. Además, las relaciones económicas intercoloniales determinaron la especialización agropecuaria de gran parte del territorio americano. Así, las economías de muchos países latinoamericanos hoy en día revelan la permanencia de estas centenarias estructuras coloniales.

En el siglo XVIII se evidenció la pérdida de la hegemonía española en Europa y en los mares. Corsarios y piratas ya no podían ser detenidos por los galeones de la corona, debilitándose extraordinariamente el oneroso sistema de flotas anuales. Por otra parte, el aumento de la población de las Indias y la ineficacia del sistema comercial hispano frente a las cada vez mayores necesidades, propiciaron un exitoso contrabando. España requería de urgentes reformas para no perder sus mercados coloniales.

La primera medida del reformismo borbónico en el plano comercial consistió en la implantación de la derrota libre y del llamado navío de registro, a partir de 1740. Desde entonces, los comerciantes tras solicitar la autorización correspondiente podían hacerse a la mar por su propia iniciativa, reemplazando de tal forma a las tradicionales flotas. Gracias a ello se suprimieron innumerables trámites burocráticos y se agilizó el envío de barcos mercantes que aumentaron el volumen de los intercambios comerciales entre América y la metrópoli.

En 1765 se puso fin a la política de puerto único con centro en Sevilla y se autorizó el despacho de navíos hacia América desde nueve puertos españoles. Idéntico beneficio recibieron cinco islas del Caribe (Cuba, Santo Domingo, Puerto Rico, Margarita y Trinidad). No obstante, la medida más significativa fue el decreto del 12 de octubre de 1778 que dispuso el libre libre comercio entre los puertos de América y los de España.

Esta reforma, sin embargo, mantuvo la prohibición de negociar con puertos no españoles sin permiso real y siguió negando a las colonias la posibilidad de comerciar entre ellas con productos que pudieran competir con las mercancías elaboradas en España.

Si bien en términos generales el comercio aumentó, las colonias se vieron sumidas en una descapitalización visible en una balanza de pagos negativa que arruinó a muchos comerciantes americanos. Por otra parte, el proceso de la emancipación de las colonias impidió que las reformas cumplieran los propósitos que la monarquía había tenido al promulgarlas.

Monopolio Natural

Consideremos un mercado definido por la siguiente curva de demanda y su curva de ingreso marginal con el doble de pendiente.

Si en la producción de dicho bien tienen lugar economías de escala, es decir, a medida que aumenta el tamaño de planta disminuye el coste unitario de producción, ello se manifestará en una estructura de coste medio y marginal decrecientes.

Si la producción la efectuara una sola empresa: monopolio. El nivel de producción de equilibrio que le garantizaría la maximización del beneficio tendría lugar cuando el IMa=CMa, determinando el siguiente precio y producción. Producir con ese tamaño de planta implica unos coste medios inferiores al precio, por ello la empresa monopolista obtendría beneficios extraordinarios.

¿Puede este mercado funcionar con una estructura distinta al la del monopolio?

Pa responder a este pregunta consideremos que el mercado existen, por ejemplo, dos empresas que se reparten de forma equitativa la demanda del mercado. Esto determinará dos funciones de demanda de cada empresa como las siguientes.

Buscando la maximización del beneficio cada una de ellas establecerá el nivel de producción donde el IMa=CMa, pero en este caso, tal como podemos apreciar el precio obtenido no llega a cubrir el coste medio de producción generándose pérdidas, que a largo plazo no se pueden sostener. Por lo que la actividad productiva bajo esta forma de organización no tiene posibilidades de supervivencia.

Este análisis demuestra que si en una industria presenta economías de escala solo una empresa abastecerá a todo el mercado. Por ello, el monopolio es una estructura de mercado natural.

El Estado cuando se dan este tipo de monopolios suele intervenir intentando que mejore el bienestar de los consumidores aplicando para ello diversas medidas. La más utilizada es la regulación de precios que obliga al monopolista a vender a un precio igual a su coste medio.

Estudiemos sus consecuencias a partir de este gráfico. Al hacerlo el nivel de producción aumentará y el precio se reducirá respecta al equilibrio convencional del monopolio, al mismo tiempo el monopolista pasará de tener beneficios extraordinarios a normales. Esta nueva situación supone una mejora del bienestar de los consumidores, pues tal como podemos apreciar su excedente aumenta de forma apreciable.

Este tipo de regulación en principio muy positiva, no obstante, tiene dos inconvenientes:

1. Como el monopolista sabe que siempre el precio cubrirá el coste medio, no tendrá incentivos por reducirlo, y ello se traducirá en un aumento del precio del producto.

2. Este tipo de regulación encuentra como gran obstáculo el cálculo del coste medio de producción, pues los gestores del monopolio no será proclives a ser transparentes con dicha información e intentarán de forma artificiosa -con el fin de incrementar su ganancias- atribuirle un valor mayor.

Tipos de Monopolios

Existen diferentes causas que determinan la existencia de varios tipos de monopolios:

  • El control exclusivo de un factor productivo por una empresa o el dominio de las fuentes más importantes de la materia prima indispensables para la producción de un bien. Por ejemplo, sucede con la explotación de algunos elementos poco abundantes como el yacimiento de mercurio de Almadén.

  • Existencia de barreras a la entrada: concesiones administrativas (derecho exclusivo que otorga el sector público para la producción de un bien o servicio) restringen el número de empresas que operan en un mercado. Estas concesiones generan monopolios legales desarrollados a través de empresas privadas o mixtas sometidas a regulación (transporte público, gas, basuras, etcétera) o de empresas públicas (monopolios estatales como Renfe en el transporte de viajeros).

  • La existencia de un mercado de gran tamaño con elevados costes fijos: existen algunas actividades productivas que requieren una enorme infraestructura inicial (telefonía fija, ferrocarril, luz o agua) lo que hace inviable la entrada de numerosas empresas. Estos monopolios se denominan monopolios naturales y en ellos se justifica la existencia de una única empresa en un sector o en un área geográfica, para asegurar el suministro y controlar el precio. Es el ejemplo del sector eléctrico en España.

  • Economías de Escala: al aumentar la producción de la empresa disminuye el coste unitario, es decir el coste de fabricar un producto, lo cual le permite tener unos precios más bajos y expulsar al resto de empresas de la competencia. Por ejemplo, la empresa Intel vende el 80% de los microprocesadores gracias a los bajos costes con los que produce.

  • Control tecnológico: una empresa puede poseer el control tecnológico suficiente para ofrecer su producto como si fuera único. El ejemplo más claro es el sistema operativo de Microsoft, Windows. Aunque existen alternativas, como el sistema de software libre Linux, casi todos los ordenadores se venden con el sistema de Windows instalado, el sistema de Microsoft es el que utilizan mayoritariamente los consumidores.

Ejemplos de Monopolio

ejemplo-monopolio

Para encontrar un ejemplo de monopolio no hace falta investigar mucho. Los buscadores siguen siendo la principal forma de encontrar información relevante en Internet, y no hay duda sobre la identidad del campeón absoluto de la categoría. Google sigue tener de un dominio casi absoluto en los motores de búsqueda, a pesar de los esfuerzos de Microsoft (Bing) y Yahoo!

 

La relevancia de los buscadores para el emprendedor

Hoy en día, cualquier negocio tiene que estar en línea. No se trata de tener obligatoriamente una actividad de venta online, sino de tener visibilidad. Cada vez menos personas usan servicios como las páginas amarillas de papel para encontrar un negocio, prefieren las versiones digitales de los directorios, y sobre todo, los motores de búsqueda.

Si queremos que nos encuentren, tenemos que estar bien referenciados en los buscadores, por eso es tan importante optimizar nuestra web siguiendo unos principios de SEO (search engine optimization).

 

¿Buscadores o buscador?

En realidad, en lugar de usar la palabra buscadores deberíamos hablar en singular y llamarla por su nombre propio: Google. La cuota de mercado de la página más visitada del mundo (según el ranking Alexa) es aplastante. Si nos basamos en los datos publicados por la web Statcounter.com. Google tuvo en 2011 casi un 97% de cuota de mercado, dejando las migajas para Bing y Yahoo! Díficil de encontrar mejor ejemplo de monopolio.

 

cuota-mercado-google-espana-2011

Fuente: StatCounter Global Stats – Search Engine Market Share

 

Si me baso en las estadísticas de este blog, encuentro prácticamente el mismo dato, ya que más de un 96% de las visitas de buscadores vienen de Google. La única diferencia con las estadísticas globales para España es que en mi caso, el segundo buscador más usado es Search, delante de Ask, Bing y Yahoo!

 

La amenaza de las redes sociales

De momento, Google sigue siendo un sólido líder de las empresas de Internet, a pesar de la creciente competencia representada por Facebook. Las redes sociales están ocupando cada vez más a los usuarios de Internet, pero de momento no ofrecen una solución tan eficiente para la publicidad que lo que permiten los productos de Google como Adwords y Adsense.

Sin embargo, el principal motor de búsqueda no subestima el riesgo, y ha apostado fuerte por crear su propia red social. Hace un tiempo comentamos que Google Plus podía ser un fracaso, pero el éxito de las páginas hace pensar que esta opinión podría haber sido un poco precipitada. Seguiremos pendientes.

Vídeos Gratis
www.Santos-Catolicos.com
¡DVDs, Artículos y Libros Gratis!
FREE DVDS & VIDEOS
WATCH & DOWNLOAD ALL THE DVDS & VIDEOS FOR FREE!