Mi: Qué Significa Mi, Definición, Usos, Significado, Diccionario

Significado


mi, determinante posesivo o pronombre posesivo;

Posesivos

Acompañan al nombre indicando posesión o pertenencia. Pueden referirse a un solo poseedor (una persona) o a varios poseedores (varias personas).

Los posesivos son el tipo de actualizadores que sitúan el núcleo del sintagma nominal como perteneciente a un poseedor (mi, tu, su, mis, tus, sus) o varios poseedores (nuestro-a, vuestro-a, su y sus respectivos plurales). También puede incluirse en esta categoría el pronombre relativo cuyo-a-s, una de cuyas múltiples funciones es la de determinante del sustantivo al cual precede y con el cual concuerda en género y número.

Los posesivos también se usan en la comunicación escrita y en la comunicación oral solo si se usan según los determinantes.

Pronombres posesivos (clíticos nominales)

Los pronombres posesivos son un tipo de pronombre personal (ya que varían de forma acuerdo a la categoría de persona gramatical) que aparece junto con sustantivos (técnicamente cualquier palabra capaz de ser núcleo de un sintagma nominal no determinado). Su estatus gramatical varía de unas lenguas a otras, pudiendo variar desde afijos genuinos (como en muchas lenguas semíticas) a clíticos (como en las lenguas romances).

En las lenguas indoeuropeas los posesivos son clíticos adjuntos a un sintagma nominal que determinan el poseedor. En algunas lenguas pueden ser proclíticos y en otras enclíticos, su carácter clítico se aprecia porque entre el posesivo y el nombre puedan aparecer eventualmente algunas palabras:

(1a) mi oportunidad

(1b) mi última oportunidad

El hecho de que en (1b) la palabra última pueda ser insertada entre el nombre y el posesivo prueba que se trata de un clítca. En otras lenguas los pronombres posesivos son auténticos afijos (prefijos o sufijos) y que en ese caso se suelen llamar marcas posesivas. El carácter de afijo se determina entre la marca posesiva y el nombre del cual indica el poseedor puede aparecer otra palabra. En las lenguas semíticas, por ejemplo, los posesivos son sufijos:

(2a) kitābun ŷadid 'un libro nuevo'

(2b) kitābī ŷadid 'mi libro nuevo'

(2c) kitābka ŷadid 'tu libro nuevo'

Obsérvese que aquí entre la raíz del nombre y el afijo posesivo no puede aparecer ninguna palabra o morfema.

Definición de Mi

mi 1 det. Forma del determinante posesivo en primera persona del singular: mi amigo; mis padres.

OBS Plural: mis. Va antepuesto al sustantivo.


mi 2 s. m. Tercera nota de la escala musical: el mi está entre el re y el fa.

OBS Plural: mis.


mi 3 [también my] s. f. Nombre de la duodécima letra del alfabeto griego; se escribe Μ/μ y se transcribe como m.


mi

m. mús. Nota; tercer grado de la escala fundamental.


mi 1

adj mi [mi] adjetivo posesivo de primera persona que antecede a los sustantivos

Esta es mi casa.


mi 2

adj mi [mi] nota musical tercera en la escala

acordes en mi menor


  1. pron. Forma tónica del pron. pers. m. y f. de primera persona sing.,que en la oración desempeña la función de complemento con preposición:
    ¿me lo dices a mí?
    Al unirse con la prep. con, forma la voz conmigo.

  2. para mí loc. adv. A mi parecer:
    para mí que va a llover.

  3. por mí loc. adv. Por lo que a mí respecta:por mí,que se maten.

mi 1

  1. m. mús. Tercera nota de la escala musical:misa en mi mayor.♦ pl. mis.

mi 2,mis

  1. adj. pos. com. sing. y pl. Apóc. de mío,a/míos,as, que siempre antecede a sustantivos:
    mi mujer;
    mis libros.

‘Mí’ con tilde y ‘mi’ sin tilde


Uno de los casos de tilde diacrítica contenidos en las reglas de acentuación del español es el del par y mi. Para para distinguir una y otra forma podemos guiarnos por la gramática o por el oído.

Probemos primero con la gramática. El con tilde es un pronombre personal que siempre lleva delante una preposición, mientras que su contrapartida sin acento ortográfico es un posesivo que, obligatoriamente, va seguido por un sustantivo:

(1) Pues a mí poca gracia me hace que me sonreír

(2) ¡Déjenme ver, es mi esposa!

Como podemos ver, el con tilde de (1) va introducido por la preposición a. También podría ser para mí, contra mí, sin mí, de mí, etc. El de (2), por su parte, lleva detrás el sustantivo esposa. Cuidado: este también puede ir introducido por una preposición, pero seguiremos reconociéndolo porque, a diferencia del primero, seguirá emparejado con un sustantivo: de mi esposa, con mi esposa, ante mi esposa, etc.

Si la diferencia entre la categoría de pronombre personal y la de posesivo no nos saca de dudas, tendremos que fiarnos de nuestro oído. Cuando pronunciamos estos monosílabos dentro de una oración, el que lleva la tilde diacrítica es tónico, mientras que el que no la lleva es átono. Si pruebas a leer en voz alta los dos ejemplos de arriba, oirás lo siguiente:

(3) puesamí póca grácia meáce

(4) és miespósa

En (3), las palabras átonas pues y a se apoyan en el acento del pronombre para pronunciarse, mientras que en (4) es el mi posesivo el que necesita el acento del sustantivo esposa. Para percibir la diferencia es importante que pronunciemos elmi/mí en cuestión dentro de una cadena de palabras. Si los pronunciamos aislados, nos quedaremos en las mismas porque todas las palabras, cuando se pronuncian aisladas, son tónicas.

Existe, además, un sustantivo mi que es el nombre de una nota musical y que se escribe también sin acento, pero la verdadera oposición es entre los dos que hemos comparado arriba. Este otro se escribe con relativa poca frecuencia y no parece que dé lugar a confusión, por lo que no merece la pena entrar en mayor detalle.

No está de más advertir antes de terminar que la analogía nos puede jugar una mala pasada con la acentuación de la serie de pronombres mí – ti – sí. Se tildan el de primera persona y el de tercera, lo que lleva a mucha gente a pensar que también hay que hacerlo con el de segunda, que va en medio de la serie, como en un bocadillo; pero, como sabemos, ti no lleva tilde, aunque yo creo que esto queda más claro si escribimos la serie con alguna preposición, que es lo que nos encontraremos en la práctica:

De mí – de ti – de sí

En definitiva, para utilizar correctamente la tilde diacrítica necesitas, en primer lugar, conocer los pares de palabras afectados y, a continuación, ser capaz de realizar algunas operaciones gramaticales básicas o, si no, por lo menos, de aguzar el oído. Tú sabrás lo que se te da mejor.

Vídeos Gratis
www.Santos-Catolicos.com
¡DVDs, Artículos y Libros Gratis!
FREE DVDS & VIDEOS
WATCH & DOWNLOAD ALL THE DVDS & VIDEOS FOR FREE!