Memoria: ¿Qué es la Memoria? Tipos, Ejercicios, Definición, Test, Cómo Mejorar

La memoria es la capacidad mental que posibilita a un sujeto registrar, conservar y evocar las experiencias (ideas, imágenes, acontecimientos, sentimientos, etc.).

La memoria amplía nuestro mundo. Sin ella, la vida carecería de continuidad, y por la mañana se vería a un extraño en el espejo. Cada día sería un episodio aislado, no se podría aprender del pasado, ni prever el futuro.

¿Qué es la Memoria?

La memoria puede definirse como la capacidad de almacenar y recuperar la información. Sin embargo, no se trata de una función unitaria, sino que consiste en una serie de sistemas complejos interconectados cuya función es la de almacenar información para utilizarla en un futuro más o menos próximo.

Los psicólogos están más o menos de acuerdo en clasificar a la memoria en función de la duración de los hechos recordados (*)

  • memoria inmediata: es la capacidad para mentener en la mente una experiencia durante algunos segundos

  • memoria a corto plazo: como su nombre indica, se trata de una memoria de muy corta duración (entre segundos y minutos)

  • memoria a largo plazo: la que permanece durante semanas, meses o incluso toda la vida

Pero también en función de la naturaleza de los mismos:

  • memoria implicita (no declarativa o de procedimiento): se refiere a las sensaciones, capacidades y habilidades que se recuerdan de modo inconsciente

  • memoria explícita (declarativa): se refiere a hechos, personas, lugares o cosas que se recuerdan mediante un esfuerzo consciente y deliberada

    La memoria explícita, a su vez, se clasifica en

    • episódica: la memoria para los acontecimientos y experiencia personal (por ejemplo que ayer escuchamos la quinta sinfonía de Beethoven o que comimos pollo de segundo plato).

    • semántica: permite recordar los conocimientos aprendidos en la escuela o en los libros

Tipos de memoria

  • AUDITIVA, es decir, registran preferentemente lo que oyen.

  • VISUAL, retienen detalles relacionados configuras, colores, lugares, personas, etc. 

  • CONCEPTUAL, de datos y guarismos, o decuestiones y relaciones abstractas.

  • MOTORA, es la memoria vinculada a lashabilidades motoras como manejar un automóvil, tocar el piano, jugar al golf, etc.

A las personas con predominancia de:

  • Memoria visual: Les ayuda mucho resumir el material de estudio en un esquema breve y claro, y sólo con ideas principales, realizar Mapas Mentales coloridos y con muchas imágenes.

  • Memoria auditiva: Les ayuda mucho repetir en voz alta.

  • Memoria motora: Una forma de usar la memoria motora consiste en refrescar los recuerdos a base de repetir un movimiento.

  • El propio hecho de escribir un resumen, diseñarun cuadro sinóptico o dibujar en un Mapa Mental, al hacer intervenir los músculos, también colabora con la memoria motora.

LO QUE FACILITA LA RECORDACIÓN

PROMUEVE EL OLVIDO:

  • No recordamos –o recordamos mal- las informaciones que no nos interesan.

  • No recordamos –o recordamos mal- las informaciones que no hemos registrado o que registramos mal.

  • Se memorizan mas fácilmente las informaciones que nos interesan o que nos son de utilidad.

  • La comprensión facilita la memorización.

  • El equilibrio afectivo desempeña un papel fundamental en el aprendizaje y la memoria.

  • Tratar la información facilita la memorización.

  • Fotografiar mentalmente el objeto a recordar es una estrategia que refuerza la memorización.

Olvidamos cuando:

  • Entendemos mal lo que oímos o vemos y como consecuencia archivamos mal la información, es decir, la codificamos mal.

  • Existe una distracción antes de que archivemos la información.

  • Existe una distracción durante el proceso de recuperación de la información.

  • Querer recordar muchas cosas no perjudica para nada a nuestro cerebro.

  • Cuando estamos atendiendo distintas cosas a la vez, la información que nos interesa llega a nosotros entremezclada con otras triviales que nos dificultarán alguna fase de la memoria, sobre todo a la hora de recuperar el recuerdo.

  • Para remediar una mala jugada de la memoria suele ser de utilidad no obsesionarse con el tema.

  • Si la información está disponible y no accedemos a ésta, seguramente es porque no la estábamos buscando en el archivo adecuado. Dejemos pasar un breve tiempo durante el cual los mecanismos de búsqueda seguirán actuando y, lo más común, será que, en el momento más inesperado y cuando ya no pensábamos en ello, la información aparezca con claridad en nuestra mente.

  • La memoria no es un proceso de “todo o nada”, podemos recordar una parte de algo sin recordar el todo completo.

  • La memoria no actúa como un duplicado de una fotografía, los recuerdos no aparecen como una fotocopia de cómo se almacenaron, sino que sufren un proceso de reconstrucción que puede llevarnos por caminos distintos hacia un recuerdo.

  • El olvido, en muchas ocasiones, se debe a que no hemos prestado la suficiente atención.

  • Cualquier información asociada con una carga emocional, se grabará para siempre en el cerebro.

  • Se recuerdan mejor los temas referentes al comienzo y al final del   período de aprendizaje.

  • Una imagen se recuerda muy fuertemente si la emoción sentida en el momento de aprendizaje es agradable.

  • Se recuerda mejor todo lo que llame fuertemente la atención a cualquiera de los cinco sentidos.


Ejercicios para la Memoria

Un creciente número de estudios científicos concluyen que ciertos ejercicios mentales ayudan a mantener la salud cognitiva. Descubre cómo mejorar tu agilidad mental con ejercicios y juegos sencillos.

Trucos para Mejorar tu Memoria

La buena noticia del día es que, salvo excepciones relacionadas con enfermedades específicas, en realidad todos tenemos una “buena memoria”. Lo que sucede es que en muchas ocasiones no la ejercitamos lo suficiente o no le proporcionamos a nuestro cerebro las condiciones adecuadas para poder recordar.

Las causas principales que afectan la memoria son las siguentes:

  • La falta de atención, concentración e interés.

  • La poca o mala comprensión de lo que se lee ó estudia.

  • Leer de forma superficial, sin reflexionar acerca de lo leído.

  • No hacer resúmenes, esquemas ó subrayados al momento de leer o estudiar.

Una vez conocido esto es mucho mas facil comprender y recordar faciles trucos para mejorar tu memoria.

1.- El estrés bloqueará automáticamente tu memoria cuando de repente de das cuenta de que no puedes recordar dónde dejaste algún objeto, por ejemplo las llaves. Para estos casos lo mejor es relajarte, cierrar un momento los ojos, respirar profundamente y reconstruye todo lo que has hecho anteriormente... lo que hiciste hace 10 minutos, y así sucesivamente retrocediendo hasta que visualices la zona en la que dejaste el objeto perdido.

2.- Comprende y visualiza lo que estás leyendo para facilitar el proceso de memorización. Cuando estés leyendo procura pensar con imágenes y esquemas, ya que la imaginación y el pensamiento están unidos, con esta técnica te permitirá recordar sucesos ó episodios de un determinado tema.

3.- Haz pausas mientras estudias para recordar lo que vas aprendiendo. Escribir dos ó tres palabras en un papel, o elabora un esquema. Es importante que revisar con frecuencia las notas para aumentar el número de repeticiones-fijaciones consiguiendo con esto que el olvido se retrase.

4.- Utiliza reglas mnemotécnicas. Las reglas mnemotécnicas son un conjunto de trucos, casi siempre lingüísticos, para facilitar la memorización. Se basan en recordar mejor aquello que te es conocido o aquello que tu mismo hayas creado.

* La Técnica de la Historieta: Que consiste en construir una historia con los elementos que quieres recordar.

* Técnica de Cadena: Consiste en relacionar las palabras dentro de un resumen ó esquema que tienen un significado fundamental y que se encuentran lógicamente relacionadas.

Ejemplos:

Para recordar la primera línea de la tabla periódica de los elementos químicos (Litio-Berilio-Boro-Carbono-Nitrógeno-Oxígeno-Fluor-Neón). Si tienes que memorizar esta serie, un buen método es confeccionar una frase con la primera o primeras letras de cada uno de estos elementos.

Para recordar el «Número Pi» = 3, 1415926535 . "Sol y luna y cielo proclaman al Divino Autor del Cosmo" El número de letras de cada palabra representa la secuencia ordenada de las primeras once cifras.

Para recordar el «Número e»= 2,7182818284590452353602874713526. "El trabajo y esfuerzo de recordar e revuelve mi estómago, pero podré acordarme. Será fácil si leo todas las frases. La repetida canción será cantada y así verás el número." El número de letras de cada palabra representa la secuencia ordenada de las primeras 33 cifras. Cada punto corresponde a un cero.

Para recordar los nombres de los planetas: "Mi Vieja Tía Marta Jamás Supo Usar Nada." Mercurio, Venus, Tierra, Marte, Júpiter, Saturno, Urano, Neptuno

Para recordar la cantidad de días que tienen los meses del año: "Treinta días tiene Noviembre con Abril, Junio y Septiembre, veintiocho sólo hay uno y los demás treinta y uno."

Ejercicios para fortalecer tu memoria

La única manera de mantener tu memoria en forma es ejercitándola.

Así como el cuerpo necesita ser ejercitado para asegurar su buen funcionamiento, también lo requiere la mente. Recuerdos, aprendizajes, emociones, son algunas de las cosas que nuestra mente, expresada físicamente en el cerebro, crea y almacena día a día.

El cerebro necesita ejercicio para mantenerse sano. Una persona que realiza habitualmente actividades como leer o aprender nuevas destrezas, va fortaleciendo su cerebro y crea nuevas conexiones neuronales. Al hacer ejercicios específicos para fortalecer la memoria, además de mejorar esta habilidad, estarás ralentizando y previniendo la aparición enfermedades tan serias como el Alzheimer.

La capacidad para memorizar es una de las habilidades más necesarias en el diario vivir, nombres, experiencias sentimentales, hasta nuevos conocimientos; todo ello cobra sentido al poder recordarlo y usar lo aprendido en el presente.

Ejercicios con los cuales podrás mejorar tu memoria

Leer libros católicos. Tienes un gran abanico de temas para elegir. Leer mejora la capacidad de concentración y comprensión, ejercitando el cerebro de forma adecuada. En caso de tener poco tiempo, lee un libro por partes o acostúmbrate a leer artículos cortos que exijan tu comprensión.

Haz pasatiempos estimulantes. Aprovecha las horas muertas para hacer puzzles, crucigramas, jugar sudoku, cubo rubik o cualquier juego similar que estimule la creatividad, el uso de vocabulario y requiera concentración. Elige el juego que más te guste.

Aprende un idioma. Si ya sabes uno pero no lo dominas, el solo hecho de practicarlo de forma constante, fortalece las neuronas del cerebro. Toma en cuenta todas las áreas: lectura, escritura, comprensión auditiva y expresión oral. También puedes decidir aprender un idioma nuevo, lo cual es muy positivo como gimnasia cerebral.

La pérdida o disminución de la capacidad memorística puede producirse por factores como: edad, depresión , estrés, problemas hormonales u otras enfermedades. Estas causas pueden causar disminución o declinación en la cantidad de neuronas y sus dendritas, disminuyendo la capacidad cognitiva del cerebro. Sin embargo, gran parte de los problemas de memoria suelen suceder por falta de estimulación mental, así que ¡no dejes de ejercitar tu cerebro!

Otras formas de fortalecer la memoria

Además de los ejercicios propuestos, existen otras técnicas para ayudar a fortalecer tu memoria, como los ejercicios neuróbicos , los cuales ejercitan la parte intelectual y emocional. Estos ejercicios cognitivos son efectivos para crear nuevas redes neuronales y generar neurotrofinas, sustancias que fortalecen y crean nuevas neuronas. Ejemplos: vestirse con los ojos cerrados, escribir con la mano que no es dominante, tratar de memorizar la lista del mercado, etc.

Fortalecer la capacidad de memoria también se logra cuidando la alimentación, el descanso y haciendo ejercicio físico. Tú puedes agregar técnicas desafiantes que se adapten a tus gustos personales. Lo importante es practicarlas diariamente. ¡Adelante, mejora tu memoria!

Test de memoria

Antes de sumergirnos en el aprendizaje de las reglas mnemotécnicas, te sugerimos realizar una prueba respecto a tu capacidad de memoria actual.

Es importante que puedas medir tu capacidad actual de memoria en estado neutro o natural, sin ningún tipo de presión, para compararla, más adelante (después de asimilar los principios y los ejercicios que te proponemos) con los resultados que alcances, y puedas comprobar así la eficacia de las reglas mnemotécnicas.

1. ¿CUÁL ES TU CAPACIDAD DE MEMORIA SEMÁNTICA?

Memorización de quince palabras corrientes.

Lee y relee atentamente cada palabra de la lista durante un minuto, luego deja de mirar la lista y coloca, en una hoja de papel, todas las palabras que te acuerdes, sea cual sea el orden en el que te vienen a la mente, y suma las respuestas.

  1. Rueda

  2. Elefante

  3. Reloj

  4. Televisor

  5. Auto

  6. Vela

  7. Taza

  8. Silla

  9. Aro

  10. Lápiz

  11. Puerta

  12. Libertad

  13. Casa

  14. Anteojos

  15. Alfajor

2. ¿CUÁL ES TU CAPACIDAD DE MEMORIA NUMÉRICA?

Procúrate un objeto para tapar las líneas una detrás de otra.

Lee, una a una, la cifra de cada línea, durante unos segundos, hasta que sientas, que tapándola, puedes reproducirla en una hoja.

6,9,3,1,9                            ..................................................

6,3,4,1,0,8                         ..................................................

2,3,0,9,1,3,2                      ..................................................

4,1,4,9,2,6,3,6                   ..................................................

2,9,5,4,1,3,3,5,4                ..................................................

6,4,1,9,3,7,8,1,9,8             ..................................................

8,1,8,6,5,3,1,5,3,2,1          ..................................................

5,6,1,2,3,1,3,5,7,2,3,1       ..................................................

5,5,2,1,9,5,3,2,8,9,4,7,9     ..................................................

8,3,1,2,4,4,6,8,2,4,3,4,9,7  ..................................................

 

Ahora, para conocer tu capacidad para memorizar cifras, busca la última línea que corresponda a una respuesta exacta y cuenta el número de cifras que recordaste: tu capacidad será, por ejemplo, de 7 si los errores empiezan a partir de la línea con 8 cifras.

Anota la cantidad de cifras correctas recordadas.

3. ¿CUÁL ES TU CAPACIDAD DE MEMORIA VISUAL?

Mira durante dos minutos todos los dibujos que se encuentran a continuación, y luego, en una hoja, trata de recordarlos uno por uno escribiendo las palabras que los designan.


 




 


 



 



 

4. ¿CUÁL ES TU CAPACIDAD DE MEMORIA NUMÉRICA Y SEMÁNTICA?

Este ejercicio es un poco más difícil que los anteriores, ya que se trata de recordar vínculos o asociaciones entre dos datos: un número y una palabra.

Durante dos minutos, mira esta lista e intenta grabar en tu mente cada palabra asociada a su número, es decir, debes procurar la retención del orden que tiene cada palabra en la lista, luego tendrás que tapa la listar e intentar reproducir, en el orden correcto, las palabras que recuerdes. (Trata de poner la mayor cantidad posible, aunque tengas que saltearte algunas. Valdrán todas las que estén en el orden correcto, a pesar de que haya lagunas en tu lista). Tendrás que escribir, de antemano, en una hoja, los números del 1 al 20 para luego colocar las palabras. Anota también el resultado final de la cantidad palabras recordadas, pero también el de aciertos exactos (palabras colocadas en el orden exacto).

  1. Tarjeta

  2. Cama

  3. Libertad

  4. Pescado

  5. Aro

  6. Minuto

  7. Reloj

  8. León

  9. Tren

  10. Madera

  11. Cielo

  12. Generosidad

  13. Puerta

  14. Flor

  15. Televisor

  16. Olor

  17. Página

  18. Tenedor

  19. Disco

  20. Enchufe

5. ¿CUÁL ES TU CAPACIDAD DE MEMORIA AUDITIVA?

Si quieres comprobar tu capacidad de memoria auditiva, deberás pedirle a un familiar, amigo/a o compañero/a que te lea, con una frecuencia de cinco segundos, cada una de las palabras que se encuentran en el cuadro que sigue, y luego intentarás recordar todas las que puedas, escribiéndolas en una hoja, y registrando la cantidad de palabras recordadas, así como los aciertos por recordarlas en el orden correcto.

PALABRAS OÍDAS

  1. Tierra

  2. Motor

  3. Bicicleta

  4. Puerta

  5. Sonajero

  6. Anillo

  7. Hamaca

  8. Leche

  9. Piso

  10. Zapato

  11. Monitor

  12. Edificio

  13. Vaso

  14. Hormiga

  15. Mosquito

Cómo mejorar la memoria

Si deseas saber como mejorar la memoria para que tu cerebro trabaje conscientemente entonces pon mucha atención a lo siguiente:

El cerebro es parecido a un músculo del cuerpo. Un músculo como el tríceps necesita ejercitarse continuamente para crecer más fuerte y mantenerse funcional. Es muy importante que hagas las cosas correctamente para que los resultados sean efectivos. Con este conocimiento tu aprendes la forma correcta para aumentar la capacidad de tu memoria e ir más allá de lo que es capaz el común de la gente.

Cuando usted comienza el proceso para mejorar la memoria es vital que la práctica sea constante. Un día no es suficiente para ver las conclusiones que deseas. En la medida en que practicas vas a desarrollar fuertes facultades mentales y experimentar resultados que te van a sorprender. No solo vas a recordar mucho más fácilmente las cosas , sino que también se aumenta tu capacidad creativa y tu inteligencia. Si lo relacionamos con los músculos de tu cuerpo, en la medida que los ejercitas van aumentando su fuerza y su volumen, para el caso de tu memoria es igual.

La mayoría de los seres humanos recordamos a través de la asociación, bien sea de personas, eventos o cosas. La mayoría de la información en el cerebro humano está en asociación con otros datos relacionados.

Por ejemplo, si te dijeron la palabra “banana” ahora piensas quizá: Banana: amarillo, alargado, dulce, monos, frutas, etc. Sin embargo, es muy poco probable que podamos decir “banana” y pensar en una “piña” . Igualmente, tal vez tu mente asocie más un banano con un gorila y no con un elefante, a menos que recuerdes algo en donde asocies que un elefante se parece a una banana.

Conectar lo que estás tratando de recordar a un elemento relacionado te acerca a tu objetivo de como mejorar la memoria.

Para dejar en claro este punto imagina que quieres recordar que tienes que coger el autobús a las 16:00 horas, pero no hay nada que puede enlazar con este evento. Las variables quedan en blanco en el cerebro, pues no hay nada que te permita correlacionar ese posible hecho.

Si tenemos en cuenta el proceso de vinculación de elementos con sus componentes entonces puedes esforzarte para unir dos cosas, así que más tarde puedes correr tu memoria para recordar datos importantes. Por ejemplo, si tú quieres recordar el autobús de las cuatro, te imagina el autobús con 4 neumáticos. Cuatro ruedas, 4:00 pm. Ahora tú tienes una asociación. Recordar será menos que un reto ahora que has introducido la variable de la asociación.

De vez en cuando los recuerdos vienen asociados con facilidad, ya listos. A modo de ejemplo, la situación en la que el señor Negro vive en una casa con un techo negro, este sería muy fácil de recordar.

Pero cuando las piezas de los datos no están asociados de alguna forma, tu puedes crear fácilmente tu propia escena con la asociación. Practica conscientemente durante 14 días y luego comenzarás a hacerlo de forma automática en todas las áreas de tu vida y veras como se va resolviendo tu pregunta de como mejorar la memoria.

Tu subconsciente se hará cargo y tú no tendrás que pensar mucho en ello. Muchas personas se dan por vencidos y piensan que eso no es posible. Piensan que los demás tienen un talento único que los hace especiales. Es de anotar que algunas personas no tienen que trabajar mucho en ello porque tienen esas capacidades fortalecidas, otros, sus cerebros han sido entrenados para ello.

Ahora tu si no tienes esas capacidades desarrolladas, también lo puedes hacer. Igual que hay personas con cuerpos voluminosos sin hacer tanto esfuerzo, también hay personas con cuerpos equipado, porque los han trabajado.

Mejorar la memoria para estudiar mejor

Recomiendo muy especialmente a los estudiantes que dosifiquen y espacien suficientemente sus sesiones de estudio en vez de estudiar/memorizar a lo loco. Es muy complicado aprender nada y aprovechar el tiempo en largas y pesadas sesiones de estudio. La planificación sobre cómo mejorar la memoria requiere establecer un horario de estudio regular y repasar varias veces el material que estés leyendo para que puedas optimizar su retención en tu memoria.

Es muy curioso comprobar cómo algunos estudiantes se empeñan simplemente en memorizar para preparar un examen y finalmente descubren que no tienen nada sustancial que aportar.

Los valiosos títulos académicos sin opción de aplicar los conocimientos que el centro educativo te ha proporcionado, es algo con lo que los estudiantes están por fortuna concienciados sobradamente, de manera que buscan formas alternativas de mejorar su memoria de modo que encuentren en ello una solución adecuada que les ayude a aprender en lugar de devorar páginas a lo loco.

Por ejemplo, los cursos online o de cualquier otro tipo que realice un estudiante, destinados a mejorar su memoria, pondrán de relieve que una de las mejores maneras de mejorar es asegurarse de que son capaces de relacionar la información que reciben en el día a día con la cosas que ya conocen. De esa manera, podrán recordar las cosas más fácilmente, al contrario que sucede cuando leen sin asociarlas con nada.

Los estudiantes son capaces también de mejorar su memoria si evitan las sesiones de estudio maratonianas. Este tipo estresante de estudio está totalmente desaconsejado en todos los manuales de mejora de la memoria, debido a que la mente se sobrecarga y se cansa. Las personas que llevan a cabo esta forma errónea de estudio, para poder estudiar más páginas en menos tiempo, claramente se enfocan más en la cantidad que en la calidad y fondo de la cuestión.

Estos estudiantes deberían asegurarse evitar sólo pasar páginas y más bien deberían leer con la intención de comprender los conceptos. Simplemente, como diría cualquier manual de cómo mejorar la memoria, lo más importante para un estudiante es comprender los conceptos en lugar de leer las palabras de los libros. Si el libro tiene 200 páginas y 10 capítulos, uno puede leer los 10 capítulos, pero no tiene por qué leer las 200 páginas.

Las lecciones sobre cómo mejorar la memoria nos pueden enseñar cómo leer los principales conceptos en un libro y, después de entenderlos, continuar para leer más.

Continuamos con este importante tema de memoria, que iniciamos en el artículo anterior.

Esto se debe a que a veces un libro puede dedicar muchas páginas a tratar de explicar el mismo concepto, pero si lo has comprendido bien desde el principio, entonces no tienes porqué seguir leyendo sobre él.

Los estudiantes que tienen un problema con su memoria deberían buscar activamente cómo dar los pasos adecuados para mejorarla, como mejorar la memoria, de forma que su búsqueda de conocimiento merezca la pena.

Se gasta mucho dinero en educación y se debería asegurar que los estudiantes llevan a cabo estos procesos de mejora de su memoria, no sólo para agradecer a sus padres el esfuerzo económico que realizan, sino porque los propios estudiantes serán los beneficiados en el futuro.

Un curso de mejora de la memoria sirve para aligerarnos de muchas otras cosas que se pueden hacer para ayudar al estudiante a que la mejore. Estas cosas, como también aprenderemos, incluye una dieta adecuada, ejercicio y también la reducción del estrés, y rezando el rosario.

Vídeos Gratis
www.Santos-Catolicos.com
¡DVDs, Artículos y Libros Gratis!
FREE DVDS & VIDEOS
WATCH & DOWNLOAD ALL THE DVDS & VIDEOS FOR FREE!