Los 10 Mandamientos - ¿Cuáles son los 10 Mandamientos de la Ley de Dios?

Los Diez Mandamientos

Los 10 Mandamientos, ¿Cuáles son los 10 Mandamientos de la Ley de Dios?Los Diez Mandamientos son diez leyes en la Biblia que Dios dio a la nación de Israel poco después de su éxodo desde Egipto. Los Diez Mandamientos son esencialmente un resumen de los más de 600 mandamientos contenidos en la ley del Antiguo Testamento. Los primeros tres mandamientos tratan de nuestra relación con Dios. Los siguientes siete mandamientos tratan de nuestra relación con los demás.

De acuerdo a la Biblia, el profeta Moisés, aproximadamente en el año 1.250 A.C. recibió directamente de parte de Dios una lista de órdenes o mandamientos, escritas con su dedo, que los israelitas deberían respetar y los llamó los Diez Mandamientos, justamente porque se trata de una lista con diez órdenes.

De acuerdo a lo que se relata en la Biblia, Moisés subió al Monte Sinaí y permaneció allí durante cuarenta días y cuarenta noches, tras los cuales recibió los mencionados mandamientos de parte de Dios y escritos en dos tablas de piedra. Justo cuando bajaba del monte con las tablas, Moisés observa como el pueblo adoraba al becerro de oro y entonces invadido por la furia los rompió. Luego, Moisés pidió a Dios que perdonase al pueblo y que celebre una alianza con el, tras lo cual Dios ordenó a Moisés que escriba los diez mandamientos nuevamente en dos lajas de piedra.

Los diez mandamientos son los siguientes: amarás a Dios por sobre todas las cosas, no tomarás el nombre de Dios en vano, santificarás las fiestas, honrarás a tu padre y a tu madre, no matarás, no cometerás actos impuros, no robaras, no darás falso testimonio ni mentirás, no consentirás pensamientos ni deseos impuros y no codiciarás los bienes ajenos.

Definición de Mandamientos

El término mandamientos corresponde al plural de la palabra mandamiento. En tanto, de acuerdo al contexto en el cual se la emplee, la palabra podrá referir diversas cuestiones…

En su sentido más general un mandamiento es aquel precepto u orden de un superior a un inferior.

Por otra parte, a instancias de la religión cristiana, un mandamiento es cada uno de los preceptos del Decálogo y de la Iglesia.

Y finalmente a instancias del Derecho, un mandamiento es la orden de un juez por escrito a través de la cual se manda a ejecutar algo.

¿Cuáles son los 10 Mandamientos de la Ley de Dios?

Los Diez Mandamientos están registrados en la Biblia en Éxodo 20:1-17 y Deuteronomio 5:6-21 y son los siguientes (dependiendo de la denominación):

Católicos:

Muchos protestantes:

Primer Mandamiento: "Amarás a Dios sobre todas las cosas"Incluye: Dt 5, 6-10 v 6 "Yo soy Yahveh...", v 7 "No habrá para ti Dioses delante de mí",v 8 "no te harás escultura de imagen alguna..."v 9 "No te postrarás ante ellas..." v 10 "Y tengo misericordia por mil generaciones..."

Dividen el Primero en Dos Mandamientos:Primer Mandamiento: "Yo soy el Señor tu Dios..." Incluye: Dt 5, 6-7. v 6 "Yo soy Yahveh...", v 7 "No habrá para ti Dioses delante de mí",Los v. 8-10 los pasan al Segundo Mandamiento.

Segundo Mandamiento"No te harás escultura de imagen alguna..."Incluye: Dt 5, 8-10 v 8 "no te harás escultura de imagen alguna..."v 9 "No te postrarás ante ellas..." v 10 "Y tengo misericordia por mil generaciones..."

Segundo Mandamiento:"No tomarás el nombre de Dios en vano"Dt 5,11: «No tomarás en falso el nombre de Yahveh tu Dios, porque Yahveh no dejará sin castigo a quien toma su nombre en falso.>>

Tercer Mandamiento: "No tomarás el nombre de Dios en vano" Desde el Tercero al Noveno, los Protestantes tienen los mismos Mandamientos pero con la numeración diferente (Su Tercer Mandamiento es nuestro Segundo)

Tercer Mandamiento: Santificarás las fiestas.No menciona "sábado" porque la Resurrección de Cristo hace que el Domingo sea el Día del Señor. (Cf. Rv. 1,10)Dt. 5,12: "Guardarás el día del sábado para santificarlo, como te lo ha mandado Yahveh tu Dios."

Cuarto Mandamiento: "Guardarás el día sábado"

........ Los Mandamientos 5 al 9 de los protestantes corresponden 4 al 8 de los católicos.

Noveno Mandamiento: "No consentirás pensamientos ni deseos impuros".>>Dt 5,21: "No codiciarás la mujer de tu prójimo"

El Noveno y Décimo Mandamientos de la versión Católica aparecen como uno en la Protestante:Décimo Mandamiento: "No codiciarás".

Décimo Mandamiento: "No codiciarás los bienes ajenos">>Dt. 5,21: "su casa, su campo, su siervo o su sierva, su buey o su asno: nada que sea de tu prójimo.»El decálogo que aparece en Dt.5 representa una visión posterior, más desarrollada, que la del Exodo. Dt.5,21 distingue entre la mujer y los bienes materiales, enseñando una nueva dignidad para el matrimonio, la mujer y la monogamia. Esta corresponde a la visión del Nuevo Testamento. En la versión del Exodo la mujer está entre las posesiones.

Los Diez Mandamientos en el judaísmo

En la religión judía, en la Torá, los Diez Mandamientos está divididos del siguiente modo:

Dios dijo todas estas palabras:

  1. "Yo soy el Eterno, tu Dios, quien te sacó de la tierra de Egipto, de la casa de la esclavitud. No tendrás ni reconocerás a otros dioses en mi presencia fuera de mí. ".

  2. "No te harás una imagen tallada ni ninguna semejanza de aquello que está arriba en los cielos, ni en la tierra, ni en el agua, ni debajo de la tierra. No te postrarás ante los ídolos, ni los adorarás, pues yo soy el Eterno, tu Dios, el único Dios, quien tiene presente el pecado de los padres sobre los hijos hasta la tercera y cuarta generación con mis enemigos; pero quien muestra benevolencia con miles de generaciones a aquellos que me aman y observan mis preceptos".

  3. "No tomarás el nombre de El Eterno, tu Dios en vano, porque El Eterno no tendrá por inocente al que tome su nombre en vano. ".

  4. "Recuerda el día de shabat, para santificarlo. Seis días trabajarás y harás toda tu labor; mas el séptimo día es shabat para el Eterno, tu Dios; no harás ninguna labor, ni tú, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu siervo, ni tu sirvienta, ni tus bestias de carga, ni el extranjero que habita dentro de tus murallas, pues en seis días el Eterno hizo los cielos y la tierra, el mar y todo lo que hay en ellos, y el séptimo día descansó. Por eso, el Eterno bendijo el día de shabat y lo santificó".

  5. "Honra a tu padre y tu madre, para que se prolonguen tus días sobre la tierra que el Eterno, tu Dios, te da".

  6. "No asesinarás".

  7. "No cometerás adulterio".

  8. "No robarás".

  9. "No brindes contra tu prójimo falso testimonio".

  10. "No codiciarás los bienes ajenos. No codiciarás la casa de tu prójimo; no codiciarás la mujer de tu prójimo, ni su siervo, ni su sierva, ni su buey, ni su asno, ni nada que sea de tu prójimo".

¿Cómo los Diez Mandamientos se descomponen?

En cuanto a los Diez Mandamientos, podemos ver que, efectivamente, se dividen en dos secciones principales. En primer lugar, Mandamientos 1 al 3 de acuerdo con nuestra relación con Dios. A continuación, Mandamientos 4 a 10 se ocupan de las relaciones con los demás. Esto se repite en Mateo 22, cuando Jesús se preguntó cuál es el mandamiento más grande, y él dice:

"Amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma y con toda tu mente Este es el mayor y el primer mandamiento. El segundo es semejante a éste: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. La toda la ley y los profetas dependen de estos dos mandamientos". -Mateo 22:37-40

Jesús no estaba enseñando nada nuevo o revolucionario, estaba rompiendo los Mandamientos en un fácil de entender. Si amamos a Dios, entonces vamos a seguir los mandamientos del 1 al 3. Si amamos al prójimo, vamos a seguir los mandamientos del 4 al 10. Es tan simple como eso.

La Católico Diez Mandamientos

El debate, especialmente entre protestantes y católicos, en seguir los Diez Mandamientos puede llegar a ser muy intenso, pero creo que la mayor parte de eso es de mala interpretación de la doctrina católica. Algunos afirman que los católicos creen en la salvación por las obras. En otras palabras, que los católicos creen que son salvos en base a lo bien que siguen los mandamientos. Nada podría estar más lejos de la verdad. Como católicos, creemos que se nos manda a seguir la Ley Divina, pero nos quedan cortos, por lo que necesitamos la gracia de Dios para ser salvos. ¿Suena familiar?

Cuando vamos a Confesión, Podemos usar los Diez Mandamientos como una guía. Leer a través de los diez mandamientos y ser honesto acerca de los dos que ha dejado de cumplir. Entonces, podemos encontrar la absolución, por la gracia de Dios, en el confesionario.

El debate continúa de los Diez Mandamientos católicos contra los protestantes Diez Mandamientos. Así que, ¿cuál es la diferencia? Muy poco. En realidad, simplemente se reduce a la forma en que se agrupan. Los protestantes tienen el mandamiento contra las imágenes grabadas como el número 2, mientras que los católicos este grupo junto con el número 1. Para mantenerlo a 10 Mandamientos, los protestantes luego agruparlos codiciar a la mujer y los bienes de tu prójimo juntos. Aparte de eso, son la misma.

Algunos dirán que los católicos eliminar el mandamiento contra las imágenes grabadas para que puedan tener estatuas y cuadros en todas partes. Esto no es cierto. Calle Agustín, que se le ocurrió la agrupación católica de los Mandamientos, consideró que la primera Mandamiento cubría. Si queremos hilar fino sobre nuestras diferencias, se podría preguntar por qué los protestantes consideran que la esposa de un vecino cae por debajo de sus bienes, pero no vamos a ir allí.

Escucha, los Mandamientos Católica Diez fueron tomada de Éxodo 20 y agrupados. El protestante Diez Mandamientos hicieron lo mismo. Es posible que no contarás exactamente lo mismo, pero seguimos creyendo en las mismas verdades del Antiguo Testamento. A pesar de nuestras diferencias, con suerte, un día, podemos dejar de lado estas y llegar a ser verdaderamente unidos.

¿Por qué los católicos y protestantes discrepan sobre la lista de los 10 Mandamientos?

El Segundo Mandamiento que Dios da a Moisés es muy distinto en el Catecismo de la Iglesia Católica y en la versión de los Protestantes.

En la Iglesia Católica: "No tomarás el nombre de Dios en vano"

En los Protestantes: "No tendrás ídolos ni tendrás figuras de lo que hay arriba en el cielo o aquí abajo en la tierra, ni de lo que hay en las aguas debajo de la tierra"

¿Cuál es la razón?

RESPUESTA:

Los católicos y los protestantes están de acuerdo en que los 10 Mandamientos son revelación divina y aparecen en las Sagradas Escrituras, en Exodo 20, 1-17, Dt.5, 6-22 y otros pasajes. La discrepancia ocurre en la composición de las listas de estos mandamientos que se utilizan en la catequesis.

Dado a que hay varios textos bíblicos que relatan los mandamientos y que estos son algo largos, la Iglesia (tanto católica como otras) resume los mandamientos en una fórmula breve para que la enseñanza sea precisa y fácil de recordar.

Los textos bíblicos no indican dónde termina un mandamiento y comienza el otro. Tampoco podemos valernos de los capítulos y versículos porque estos no son sino una ayuda para organizar la Biblia, obra del Cardenal Hugo de Sancto Caro y no existieron hasta el año 1244 AD.

La división y numeración de los mandamientos ha variado en el curso de la historia. La numeración del Catecismo es la tradicional de la Iglesia Católica y es la misma que usaba San Agustín (siglo IV). Es también la que utilizan las confesiones luteranas. Los Padres Griegos hicieron una división algo distinta que se usa en las iglesias ortodoxas y las comunidades reformadas.

A partir del siglo XVI, Calvino y otros protestantes, en su afán de atacar el uso de estatuas e imágenes en la Iglesia Católica, optaron por tener como Segundo Mandamiento: "No te harás escultura de imagen alguna.." (Dt.5,8-10). Estos pasajes, para los católicos son parte integral del Primer Mandamiento (Dt.5,6-10) porque así lo sugiere la sintaxis hebrea de los mismos.

Además, el Decálogo protestante junta en un solo mandamiento los dos últimos mandamientos del Decálogo católico. Los protestantes se ajustan al texto del Exodo el cual incluye a la mujer entre las pertenencias. Los católicos se ajustan al Deutoronomio, el cual es posterior y demuestra una maduración en el entendimiento de la fe al distinguir entre la esposa y las posesiones. Esto es importante ya que enseña una nueva dignidad para la mujer, el matrimonio y la monogamia que corresponde a la visión del Nuevo Testamento.

Dada la importancia del Decálogo, su división y numeración no debe dejarse a la merced de preferencias humanas. Jesucristo instituyó una Iglesia con autoridad divina y le prometió la asistencia del Espíritu Santo para enseñar. El Romano Pontífice y los obispos, como maestros auténticos, predican al pueblo de Dios la fe que debe ser creída y aplicada a las costumbres. A ellos corresponde también pronunciarse sobre las cuestiones morales que atañen a la ley natural y a la razón.

LOS MANDAMIENTOS

Los mandamientos: ideas rápidas sobre los mandamientos. ¿Cómo comportarse bien? Breve comentario a los diez mandamientos.

1. ¿Sabemos cómo comportarnos? Podemos conocer cómo comportarnos pues disponemos de dos fuentes de información:

  • Analizando nuestra propia naturaleza es posible descubrir lo que nos conviene; (ley natural).

  • El Creador mismo nos ha manifestado lo que debemos hacer y evitar. El resumen se contiene en los diez mandamientos dados por Dios a Moisés e incluidos en el antiguo testamento.

2. ¿Los mandamientos son una carga pesada que Dios impone? No, no. Los mandamientos son una ayuda divina que ilumina el sendero. El Creador sabe lo que nos conviene y, como desea que seamos felices, nos avisa del comportamiento adecuado. Los actos de robar, matar, mentir perjudican al hombre y ofenden al Señor aunque Él no lo hubiera dicho.

3. ¿Cuáles son los tres primeros mandamientos? Los tres primeros mandamientos resumen las obligaciones del hombre respecto a Dios. Son éstos:

  • "Amarás a Dios sobre todas las cosas".- Incluye el deber de proteger la fe cuidando la formación cristiana. También recuerda la obligación de no conformarse en el amor a Dios.

  • "No tomarás el nombre de Dios en vano".- Recuerda la obligación de venerar el nombre de Dios pronunciándolo con respeto.

  • "Santificarás las fiestas".- Incluye el deber de dar culto a Dios asistiendo a Misalos domingos. Es un tema importante por ser una obligación respecto a Dios, y por las gracias divinas que recibimos en cada Misa.

4. ¿Cuál es el cuarto mandamiento? Después de las obligaciones con Dios, el Señor nos recuerda los deberes hacia los padres y autoridades: "Honrarás a tu padre y a tu madre". Aquí se incluyen los deberes de los padres hacia los hijos, y por esto el llamado divorcio es un pecado contra el cuarto y sexto mandamientos.

5. ¿El quinto mandamiento? A continuación comienzan los deberes hacia el prójimo en general, comenzando por respetar la vida: "No matarás". Se prohibe aquí el aborto, la eutanasia, y en general maltratar al prójimo o a uno mismo. Por ejemplo, emborracharse o drogarse son faltas respecto a uno mismo.

6. ¿El sexto mandamiento?: "No cometerás actos impuros". Después de conservar la vida, el Señor se interesa por la capacidad de dar la vida, y recuerda la dignidad del sexo que da al hombre la posibilidad de colaborar con Dios en el nacimiento de nuevos seres humanos. Este mandamiento en torno a la castidad manda usar el sexo bien cada marido con su mujer. Prohibe otros usos sexuales (masturbación, caricias estimulantes, pornografía, relaciones prematrimoniales, etc.). Defiende la dignidad del cuerpo humano y su intimidad.

7. ¿El séptimo mandamiento? Para que la vida se mantenga el hombre necesita bienes materiales. El Señor recuerda ahora el deber de respetar los bienes ajenos: "No robarás". Incluye la obligación de devolver lo robado.

8. ¿El octavo? El hombre mejora más fácilmente con ayuda de otras personas. Esto exige que haya confianza y lealtad: "No dirás falso testimonio, ni mentirás". Incluye respetar la fama del prójimo.

9. Los mandamientos interiores.- El hombre antes de actuar lo decide en su interior. Los mandamientos afectan a los actos exteriores y también a las decisiones interiores, de modo que no se debe desear lo que no es correcto realizar; por ejemplo, es malo matar y también odiar. Como las faltas interiores son más difíciles de reconocer, el Señor quiso recordar algunas, añadiendo dos mandamientos:

  • "No consentirás pensamientos ni deseos impuros". (En relación con el sexto mandamiento).

  • "No codiciarás los bienes ajenos". (Alude al séptimo mandamiento).

10. ¿Cómo resumir los diez mandamientos? Los mandamientos contienen obligaciones referidas a Dios y a los hombres. Por tanto, se pueden resumir en obrar bien respecto a Dios y a los hombres. Pero desear el bien es amar, y el resumen queda así: "Amarás a Dios sobre todas las cosas, y al prójimo como a ti mismo". Ahí también se dice que uno debe amarse a sí mismo, aunque no sobre todas las cosas.

11. ¿Qué son los pecados? Una persona que se oponga a uno de estos mandamientos se causa un daño a sí misma y tal vez al prójimo. Esto es una ofensa a Dios que nos ama a nosotros y a los demás. Las ofensas al Señor se llaman pecados y son desobediencias voluntarias a la ley de Dios. Según su gravedad pueden ser mortales o veniales.

12. ¿Ejemplos de pecados graves? Hay varios pecados graves o mortales. Por ejemplo, insultar conscientemente a Dios, faltar a Misa un domingo sin una causa justa, emborracharse o drogarse, realizar actos impuros, etc. Sólo son unos pocos ejemplos.

13. ¿Cuándo un pecado es mortal? Se requieren (por lo general) tres condiciones: materia grave, plena advertencia y perfecto consentimiento. Es decir, elegir a sabiendas algo gravemente opuesto a la ley de Dios. No se precisa intentar ofender a Dios, basta con actuar mal voluntariamente en algo grave.

Sin embargo, la ley natural está escrita en el corazón de todos los hombres, de manera que todos los hombres saben que ciertas cosas están en contra de la ley de Dios y que ciertas cosas están de acuerdo a la ley natural de la caridad, etc.

La ley natural posee un valor objetivo. Está impresa por Dios en los hombres y no depende de ideas propias o pareceres subjetivos. Se puede juzgar con acierto o error respecto a ella, pero la ley natural es independiente de esas opiniones.

Tal como lo explican correctamente la Biblia y el Comentario de Haydock sobre los romanos 2:14-16,

“estos hombres son una ley en sí mismos, y la han escrito en sus corazones, en cuanto a la existencia de Dios, y su razón les dice que muchos pecados son ilegales: también pueden hacer algunas acciones que son moralmente buenas, como dar caridad para aliviar a los pobres, honrar a sus padres, etc.”

Herejías comunes en contra de la ley natural son: sostener que es aceptable el control de la natalidad o la planificación familiar natural, también llamada PFN, que muchos “Católicos” practican para evitar la concepción, (que los hace culpables del pecado mortal de la contracepción); o si una persona ha de sostener que es aceptable el aborto; o si una persona ha de sostener que es aceptable consumir drogas que alteran la mente hasta el punto en el cual se impide la conciencia, etc.

Estos y otros ejemplos caerían todos bajo la categoría de pecado mortal automático, porque él rechaza una verdad que todos saben es verdad a partir de la ley natural, es decir, 1) que el aborto es asesinato, 2) que la contracepción o la PFN frustra el poder natural para generar vida, “Hagan ustedes con los demás como quieren que los demás hagan con ustedes.” Lucas vi, xxxi, y 3) que las drogas que alteran la mente como el fumar marijuana, es un pecado mortal, igual que lo es emborracharse.

14. ¿La meta cristiana es evitar los pecados? Es algo mucho más atractivo. La meta es identificarse con Cristo, parecerse más a Él, ser hijos de Dios más plenamente, crecer en amor a Dios, en santidad. Es necesario evitar los pecados, pero esto no es el fin. Lo que deseamos es agradar y servir mejor al Señor. Por esto, el mandamiento principal es el primero.

Vídeos Gratis
www.Santos-Catolicos.com
¡DVDs, Artículos y Libros Gratis!
FREE DVDS & VIDEOS
WATCH & DOWNLOAD ALL THE DVDS & VIDEOS FOR FREE!