Inmobiliaria o Inmueble: ¿Qué es Inmobiliaria o Inmueble? Definición y Concepto de Inmobiliaria o Inmueble

Inmueble

Se consideran inmuebles todos aquellos bienes considerados bienes raíces, por tener de común la circunstancia de estar íntimamente ligados al suelo, unidos de modo inseparable, física o jurídicamente, al terreno, tales como las parcelas, urbanizadas o no, casas, naves industriales, o sea, las llamadas fincas, en definitiva, que son bienes imposibles de trasladar o separar del suelo sin ocasionar daños a los mismos, porque forman parte del terreno o están anclados a él. Etimológicamente su denominación proviene de la palabra inmóvil. A efectos jurídicos registrales, en algunas legislaciones los buques y las aeronaves tienen consideración semejante a la de los bienes inmuebles.

En Derecho civil, la distinción entre bienes muebles e inmuebles lleva aparejada diferentes consecuencias jurídicas, entre las que cabe destacar, sin ánimo de exhaustividad, las siguientes:

  • Los bienes inmuebles pueden ser inscritos en un Registro de la propiedad, lo que ofrece una mayor protección a los titulares de derechos sobre los mismos.

  • Los bienes inmuebles son el principal objeto de la garantía hipotecaria.

  • Los plazos de usucapión o prescripción adquisitiva para los inmuebles son mayores que los exigidos para las cosas muebles.

No obstante, la protección jurídica privilegiada de la que, históricamente, han disfrutado los bienes raíces y que se justificaba por su mayor importancia económica, ha ido extendiéndose hacia algunos bienes muebles de especial valor. Consecuencia de ello es la protección registral otorgada a aviones, buques u otras cosas singulares, así como la posibilidad de que puedan ser objeto de hipoteca mobiliaria.

¿Qué es una Inmobiliaria?

Empresa o sociedad que se dedica a construir, arrendar, vender y administrar viviendas

Definición de Inmobiliaria

El adjetivo inmobiliario refiere a aquello perteneciente o relativo a las cosas inmuebles. Un inmueble, por su parte, es un bien que se encuentra unido a un terreno de modo inseparable, tanto física como jurídicamente. Los edificios y las parcelas son bienes inmuebles.

InmobiliariaPor ejemplo: “El gobierno anunció que ha autorizado un emprendimiento inmobiliario en las playas del sur”, “Estoy muy contento: nos han otorgado un crédito inmobiliario para construir un nueva casa”, “La oferta inmobiliaria de este barrio es muy variada y se pueden encontrar desde casas antiguas hasta propiedades a estrenar”.

Como sustantivo, una inmobiliaria es una empresa dedicada a la construcción, la venta, el alquiler y la administración de viviendas. Cada inmobiliaria puede realizar todas estas actividades o sólo algunas (como limitarse a la venta y el alquiler de las propiedades): “Mañana tenemos que ir a la inmobiliaria a firmar el contrato de alquiler”, “El encargado de la inmobiliaria dijo que pasará mañana por la casa para tasarla”, “Ya hemos visitado cuatro inmobiliarias y aún no encontramos ninguna vivienda acorde a nuestras necesidades”.

La inmobiliaria, por lo general, dispone de un local donde los interesados en los inmuebles pueden acercarse tanto para consultar la oferta de viviendas en alquiler o en venta, como para ofrecer sus propias casas. La inmobiliaria se encarga de promocionar las propuestas y realizar las gestiones correspondientes para acercar a las partes, cobrando comisiones por eso.

Veamos el funcionamiento del negocio. Un hombre solicita a una inmobiliaria que gestione el alquiler de una casa de su propiedad. La inmobiliaria publica un aviso en un diario y una familia se acerca dispuesta a alquilar la casa. Al concretarse la operación, la inmobiliaria cobrará un porcentaje del contrato al dueño de la casa y otro a quien alquila.

Definición de Inmueble

Inmueble, del latín immobĭlis, es un bien que está unido al terreno de modo inseparable tanto física como jurídicamente. Por lo tanto, se trata de algo imposible de separar del suelo o de trasladar sin que se produzcan daños.

InmuebleLos edificios, las casas y las parcelas son inmuebles. Este tipo de bienes forman parte de lo que se conoce como bienes raíces, ya que están íntimamente vinculados al suelo. Es habitual que los bienes inmuebles formen parte de un registro que le brinda mayor protección al propietario.

El concepto suele utilizarse para nombrar a la vivienda. Por ejemplo: “Como puede apreciar, se trata de un inmueble de gran categoría, con pisos de mármol y detalles lujosos en baño, cocina y dormitorios”, “Lo mejor que puedes hacer con tus ahorros es invertir en inmuebles”, “La investigación demostró que el sospechoso tiene tres inmuebles no declarados en la Patagonia”.

Los bienes muebles, en cambio, son aquellos que pueden trasladarse de un lugar a otro conservando su integridad. Los automóviles, las motocicletas, las embarcaciones y los aviones son ejemplos de bienes muebles.

En teoría, los bienes inmuebles son más costosos que los bienes muebles, aunque dicha característica no siempre se cumple. Otra diferencia común es que los inmuebles son objetos de hipoteca y los muebles, por lo general, no.

Existen diversos impuestos que se aplican a los inmuebles, como tributos que gravan la propiedad y que se fijan según el valor catastral o tributos a la renta (cuando el inmueble no es utilizado por su propietario).

¿Qué es un Inmueble?

El inmueble es un bien, considerado como bien raíz, como consecuencia que se encuentra estrechamente ligado al suelo o terreno en el cual se halla, de modo que resultará imposible de separar tanto en lo físico como en lo jurídico. Son ejemplos de inmuebles, las parcelas urbanizadas o no, las casas, las naves industriales, las fincas, los departamentos. Es decir, el inmueble es un bien inmóvil al cual no se lo podrá trasladar de ninguna manera o separarlo del suelo sin que ello no ocasione perjuicios y daños al mismo, ya sea porque forma parte del terreno o porque se encuentra anclado en el.

Normalmente, los bienes inmuebles se encuentran inscriptos en un registro especial, situación que le atribuye una mayor protección a los propietarios de los mismos y también son bienes que pueden ser objetos de hipotecas, en caso que sus dueños los empleen como garantía para asegurar el cumplimiento de una obligación contraída.

En el derecho tributario o derecho fiscal, que es la rama del derecho público que establece las normas a partir de las cuales el estado ejerce su poder tributario con la misión de obtener ingresos por parte de los particulares que sirvan para cubrir los gastos públicos, los bienes inmuebles son plausibles de varios impuestos, como ser: impuesto sobre bienes inmuebles, impuesto sobre la renta, impuesto sobre el incremento del valor de los terrenos de naturaleza urbana e impuesto sobre el patrimonio.

Existen diferentes tipos de bienes inmuebles tales como: bienes inmuebles por naturaleza (suelo y subsuelo), bienes inmuebles por incorporación (construcciones), bienes inmuebles por destino (al inmueble se le unen elementos que lo favorecen), bienes inmuebles por analogía(concesiones hipotecarias), bienes inmuebles por accesión (puertas, ventanas, entrada a cocheras), bienes inmuebles por representación (la escritura que otorga la titularidad del bien).

Por el contrario, los bienes muebles son aquellos que sí pueden trasladarse de un lugar a otro conservando su integridad; algunos ejemplos de este tipo de bien son automóviles, motocicletas, embarcaciones, aviones, entre otros.

Normalmente, los bienes inmuebles son más costosos que los bienes muebles.

Definición de Valor Fiscal de un Inmueble

El valor fiscal o catastral de un inmueble es el valor asignado al mismo a partir del impuesto sobre los bienes inmuebles y se calcula tomando en cuenta el valor del terreno, la construcción y el índice de aprovechamiento en la relación entre ambos.

En la economía y las operaciones financieras, se considera al valor fiscal de un inmueble como aquel que resulta de la relación entre diversas variables y que tiene estrecho vínculo con el impuesto sobre el bien inmueble o edificio en un contexto municipal o estatal dado.

Cabe empezar definiendo qué se entiende por inmueble. En oposición de los bienes muebles, los inmuebles son aquellos que no pueden trasladarse sin ocasiones perjuicio sobre los mismos, en la medida en que su movilidad es reducida como parte de un terreno del que son parte. Entre éstos, se consideran a las casas, edificios, viviendas de todo tipo, fincas, estancias o similares y, en algunos casos, a buques y aeronaves en particular.

En ese sentido, el valor fiscal de cada inmueble se entiende como el valor económico, que es asignado al mismo por un organismo de orden estatal a través de diversas valoraciones e índices. En cada contexto esto puede ocurrir de forma distinta, pero suele existir una metodología compartida que facilita la valoración fiscal a escala masiva. La asignación de valor fiscal tiene el fin de constituir una base de referencia para el pago de impuestos por propiedades inmuebles y, a su vez, puede utilizarse en la investigación sobre la composición inmobiliaria de un territorio en especial.

A menudo, la metodología que determina el valor fiscal de las viviendas y edificios se calcula sobre la base del valor de la tierra y del valor del inmueble en cuestión. También puede valorarse así el terreno edificado, como un lote baldío, y aquí la consideración estará dada por la superficie comprendida, el valor unitario básico y otros indicadores de coyuntura.

Vídeos Gratis
www.Santos-Catolicos.com
¡DVDs, Artículos y Libros Gratis!
FREE DVDS & VIDEOS
WATCH & DOWNLOAD ALL THE DVDS & VIDEOS FOR FREE!