Holanda (Paises Bajos), Capital, Mapa - Cuáles Son Los Paises Bajos, Turismo y Historia

Holanda es un país de Europa, miembro de la Unión Europea. En realidad el nombre del país es Países Bajos, pero se conoce más popularmente por Holanda, que es su principal región. Está en la zona norte de Europa, al norte de Alemania y Bélgica. Está bañada por el Mar del Norte.

Nombre de país: Holanda

Nombre en inglés: Netherlands

Capital: Amsterdam

Superficie: 41526 Km2

Población: 16.407.491

Continente: Europa

Moneda: EUR


Los Países Bajos están divididos administrativamente en 12 provincias. Las islas Antillas holandés, Bonaire, Saba y Sint Eustatius, son desde 10 de octubre 2010 municipios especiales de los Paises Bajos.

Oeste:

  • Noord-Holland

  • Flevoland

  • Utrecht

  • Zuid-Holland

  • Zeeland

Sur:

  • Noord-Brabant

  • Limburg

Norte:

  • Friesland

  • Groningen

  • Drenthe

Este:

  • Gelderland

  • Overijssel

Las Islas Wadden, (holandés: Waddeneilanden) forman parte de Noord-Holland, Friesland o Groningen).

Mapa de Holanda

Historia de los Países Bajos (Holanda)

El Reino de los Países Bajos consta de los Países Bajos y las islas en el Caribe: las Antillas Neerlandesa's y Aruba. Junto al nombre oficial de Países Bajos, se suele utilizar mucho la denominación Holanda.

El nombre de "Holanda" se deriva de la palabra "holtland", que significa "país de la madera". Pero esta denominación es, en realidad, el nombre de las dos provincias costeras occidentales, Holanda Meridional y Holanda Septentrional, que han desempeñado un papel importante en la historia.

Holanda es el nombre de una región en la zona centro-occidental de los Países Bajos. Holanda fue una provincia del Imperio Romano y luego el miembro principal de la República de las Siete Provincias Unidas de Las Tierras-Bajas (1581-1795). Debido a su importancia histórica en la región, el nombre Holanda se usa frecuentemente como el nombre del país, aunque no es el nombre oficial. Sin embargo, hubo una época en la que, en efecto, este país llevaba el nombre Reino Napoleónico de Holanda.


Holanda, Bélgica, Luxemburgo y una parte del norte de Francia, forman la región denominada Países Bajos. Los primeros ocupantes de estas tierras se los cazadores y recolectores de alimentos hasta las culturas más elaboradas que encontraron los romanos.

Al llegar los romanos, en el último siglo antes de la era cristiana, la región estaba habitada por celtas y germanos. El Imperio nunca pudo ocupar la zona de los frisones, al norte del Rhin, y se estableció en el delta, donde formó las provincias de Bélgica y Germania Inferior.

Los frisones vivían de la pesca y la cría de ganado, mientras en el sur se practicaba la agricultura en torno a villas o centros poblados. A mediados del siglo III, la invasión de la tierra por el mar trastocó completamente la base económica de la región.

El fortalecimiento de las tribus germanas obligó a Roma a cederles la custodia de las fronteras del imperio, como hizo con los francos en Toxandria y Brabante (Brabant). La separación del idioma romance y el germánico coincidió con el límite del Imperio Romano, que dividió a los Países Bajos por la mitad.

Los frisones mantuvieron su independencia hasta el siglo VIII, en que los francos y la Iglesia Católica Romana iniciaron una fuerte ofensiva. A fines del siglo, la región estaba sometida a los francos, bajo la dinastía de los Pepin primero y los carolingios después.

La decadencia del Imperio Carolingio trajo gran inestabilidad hasta el siglo X, cuando surgieron en esta región varios principados, en una relación feudal con los reinos de Alemania y Francia. Los frisones permanecieron sin autoridades soberanas.

Surgieron principados seculares en Flandes (Vlaanderen), Henao (Hainaut), Namur, Loon, Holland, Zeeland y Güeldres (Guelders), y ducados en Brabante y Limburgo. En los principados de Utrecht y Lieja (Liège), la autoridad secular coincidía con la religiosa.

Los principados buscaban mayor libertad de la autoridad real. Flandes fue pionero en establecer una eficiente administración, seguido por Brabante, Henao y Namur. La designación de sus obispos marcó el fin de la influencia alemana y estrechó los lazos entre los principados.

Francia intentó someter a Flandes pero fue derrotada en la Batalla de los Espolones, en 1302. El equilibrio de fuerzas entre Francia e Inglaterra permitió a la región preservar su autonomía.

El crecimiento de la población forzó la apertura de nuevas tierras para explotar. En la costa, los monjes de Cister y Premonstraten fueron muy activos en la construcción de diques, que primero sirvieron para defenderse de las mareas y luego se usaron para ganar terreno al mar.


Desde el siglo XI, los frisones desarrollaron un sistema de drenaje que hacía bajar el nivel del agua y dejaba la tierra apta para pasturas y otros cultivos agrícolas. En los siglos XII y XIII, esta técnica se aplicó para convertir una vasta zona pantanosa de Holanda y Utrecht.

Esa zona, la costa de Flandes y Friesland, adquirió gran importancia económica. En los siglos XII y XIV, la lucha contra el mar y las áreas fluviales, tuvo tal dimensión que se crearon organismos administrativos para coordinar la construcción de diques y el uso de las aguas.

La extensión de las tierras y de la población generó un crecimiento, no sólo en la agricultura sino también en la industria y el comercio. En las nuevas ciudades surgieron clases con aspiraciones autonomistas. Los comerciantes tenían un juramento de cooperación, para mantener la ley y el orden.

Las ciudades se convirtieron gradualmente en centros independientes, con poder para efectuar acuerdos comerciales, políticos o militares, con otras ciudades o con el príncipe. La ciudad era propietaria de su territorio y sus miembros no dependían de autoridades externas.

En la segunda mitad del siglo XIV, los duques de Burgundy (de la casa real francesa de Valois) dominaron gran parte de los Países Bajos e intentaron crear un estado centralizado. Un movimiento intentó anular la centralización, en 1477, pero el ascenso de los Habsburgo lo detuvo.

El malestar popular se unió con el deseo de autonomía de la nobleza y el patriciado urbano. La rebelión triunfó primero en Holanda y, tras la derrota de las tropas españolas, se extendió a todas las provincias, hasta la firma de la Pacificación de Gantes (Gent), en 1576.

Tres años después, por razones de orden geográfico, económico, político y religioso, surgieron dificultades para mantener la unión. En 1579, se fundaron las uniones de Arrás, en el sur, y de Utrecht, en el norte, dentro de la unidad mayor formada por los Estados Generales.

La Unión de Utrecht se constituyó en un estado único a través del Acta de Abjuración de 1581, en que los Estados Generales confiscaron la soberanía del rey Felipe II. Holanda era la mayor fuerza económica y política de la Unión, por lo que los pobladores del nuevo estado comenzaron a ser llamados holandeses.


Durante la Tregua de los Doce Años con España (1609-1621) se agudizaron las controversias dentro de la Unión. La colaboración en la guerra entre la provincia de Holanda y la Casa de Orange se convirtió en gran rivalidad. Se le agregó la disputa sobre la relación del Estado con la Iglesia.

En 1618, Mauricio de Orange, con el apoyo de los Estados Generales, hizo ejecutar al líder del partido principal de Holanda. Al final de la tregua, se reanudó la guerra con España, que obligó a ambos rivales a unirse nuevamente, hasta la firma de la Paz de Utrecht, en 1713.

El siglo XVII es llamado la Edad de Oro en la historia de Holanda, porque el país estuvo en el centro de los acontecimientos, alternando con las potencias de la época. Se habló del nacimiento de una nación grande, de lo cual no se dudó sino hasta fines de ese mismo siglo.

La prosperidad holandesa no provino sólo del comercio continental, sino también de sus colonias. En 1602 se creó la Compañía de las Indias Orientales, con bases en Ceilán, India e Indonesia, donde actuaba con poderes de soberanía, tal como hacían Inglaterra y Francia con empresas análogas.


La compañía tuvo primero las bases imprescindibles para el comercio, pero el control de la región y de ciertas mercaderías la llevó a ocupar territorios. La administración colonial era autónoma y los holandeses preferían gobernar por medio de acuerdos con los líderes locales.

En 1621 se fundó la Compañía de las Indias Occidentales, cuyos mayores beneficios provenían del comercio de esclavos y de la piratería, que operaba fuera de Zeeland, sobre todo contra barcos españoles. Holanda hegemonizó el tráfico de esclavos durante el siglo XVII.

En 1648, los holandeses tenían tres grandes asentamientos en América: en el norte, para el comercio de pieles; en la costa atlántica, sus bases para el tráfico de esclavos y el contrabando con las colonias españolas; y en parte de Brasil y de Suriname. De ellos, en 1700 quedaban los puestos comerciales de Curaçao, San Eustaquio (St. Eustatius) y San Martín (St. Maarten), las plantaciones en la Guayana holandesa y Elmina como puerto de esclavos.

El poder naval holandés se debilitó en el siglo XVIII, sobre todo después de la guerra con Inglaterra (1780-1784). El país usó parte de sus capitales para comprar bonos de gobiernos extranjeros. La banca de Ámsterdam estaba entonces entre las más poderosas de Europa.

Tras la anexión al Imperio Francés bajo el mando de Napoleón I, en 1815 se formó un Reino Holandés que incluía a las actuales Bélgica y Luxemburgo. Los belgas ganaron su independencia en 1830 y Luxemburgo hizo lo propio años después. En menos de un siglo los Países Bajos pasaron a ser el principal poder comercial y marítimo de Europa y Amsterdam se transformó en el mayor centro financiero del continente.

Los Países Bajos permanecieron neutrales durante la Primera Guerra Mundial, aunque la invasión alemana de Bélgica, condujo a muchos refugiados a buscar cobijo en el país. Dado que los neerlandeses se encontraban rodeados por países en guerra y el Mar del Norte no era seguro para la navegación civil, los alimentos escasearon y se hizo necesario recurrir al racionamiento. La Gran Depresión de 1929 tuvo efectos muy negativos para la economía neerlandesa, que tardó en recuperarse más que otros países europeos. El auge del nacionalsocialismo en Alemania no pasó inadvertido en los Países Bajos, en los que surgió el temor a un nuevo conflicto armado.

Al estallar la Segunda Guerra Mundial en 1939, los Países Bajos declararon su neutralidad una vez más, aunque el 10 de mayo de 1940 los alemanes lanzaron un ataque masivo, donde tras el bombardeo de Rotterdam en el que quedaron sin hogar 78.000 personas, provocó la capitulación del país en solo 5 días. Se inició una persecución de los judíos.

Tras el desembarco Aliado de Normandía en junio de 1944, se liberaron las regiones del sur, aunque el resto del país no fue liberado hasta el final de la guerra. El invierno 1944-1945 fue especialmente duro, provocando hambrunas y pasando a la historia neerlandesa con el nombre de Hongerwinter (“invierno del hambre”).

Tras la guerra, la economía holandesa prosperó y el país pasó a ser miembro del Benelux y de la Comunidad Económica Europea. El Tratado de la Unión Europea se firmó en la ciudad neerlandesa de Maastricht en 1992.

GEOGRAFIA DE HOLANDA

Holanda está situada entre 50º 45´ y 53º 52´ de latitud Norte y 3º 21´ y 7º 13´de longitud Este. El país forma parte de la gran planicie del noroeste de Europa. Al Norte y al Oeste, Holanda linda con el Mar del Norte, al Sur con Bélgica y al Este con Alemania. Con sus 41.526 Km2, Holanda es un poco mayor que Bélgica y unas nueve veces menor que Alemania.

El mismo nombre de Países Bajos, que se da también a Holanda, (Nederland, en cuyo termino neder significa bajo y land país) indica su particular situación geográfica. El punto mas alto, la Vaalserberg, se encuentra en el extremo sudeste del país, a 321 metros sobre el nivel del mar. En el Norte y Oeste hay muchas regiones situadas a nivel más bajo que el nivel del mar; en total más de una cuarta parte el país está en esta situación. El punto más bajo está a 6,70 metros bajo el nivel del mar y esta en un pólder (terreno ganado al mar, desecado y dedicado a la agricultura) cerca del Rotterdam.


Aunque el nombre oficial de la nación en es el Reino de los Países Bajos, en el extranjero, y particularmente en los países de habla hispana, el país es más conocido por el nombre de Holanda. Sin embargo, en realidad esta denominación se refiere solamente a las dos provincias de la costa oriental, las de Holanda Meridional y Holanda Septentrional, las cuales desempeñaron un importante papel en la historia holandesa.

Para un país situado a orillas del mar, la pesca y el comercio juegan un importante papel. A ello se suma que Holanda está situada en el delta común de tres importantes ríos europeos (Rin, Mosa y Escalda). Por tal motivo, el país tuvo que orientar ampliamente su economía hacia extranjero. Desde la Edad Media, Holanda dispone de puestos marítimos importantes, que ponen al país en comunicación con una vasta extensión de tierra que se extiende hasta gran parte de Europa occidental y central. Estas relaciones con el exterior revisten sima importancia para el comercio y los transportes. Además, permiten que numerosos empresas agrícolas e industriales puedan importar materias primas, combustibles y otros elementos. Muchos de los productos que se fabrican se exportan al mundo entero.

EL CLIMA

Holanda forma parte de la zona templada del hemisferio norte. La proximidad del mar y de la corriente del Golfo del Atlántico norte confieren al clima un carácter marítimo. Las fluctuaciones diarias y anuales de temperatura son pues bastante pequeñas. La temperatura media anual, según lo medido en De Bilt por el Instituto Meteorológico Holandés, varia entre 2ºC en enero y los 17ºC en julio. Esto no significa que no se produzcan nunca temperaturas extremas. Las precipitaciones están bien repartidas a través de todo el año. Ascienden a unos 800mm por año.

Como la extensión del país es pequeña, hay pocas diferencias de clima entre las distintas regiones, no obstante, la distancia entre Norte y Sur (300 Km) ejerce alguna influencia en la temperatura, mientras que al este de Holanda el efecto del mar en menos sensible.

El clima proporciona a Holanda ventajas e inconvenientes. La agricultura y el ramo de transportes son los sectores que se ven más afectados. El clima suave y húmedo es favorable para el ganado de pastoreo y para la horticultura litoral, donde se producen menos heladas que en el interior. En cambio, muchos cultivos agrícolas se resisten por falta de sol en verano, sin embargo los suaves inviernos no entorpecen la navegación fluvial.

EL SISTEMA GUBERNAMENTAL

Holanda es una monarquía constitucional con un sistema parlamentario. El jefe del estado es la reina Beatriz. Esta junto con los ministros constituyen la Corona. El nombre oficial es Reino de los Países Bajos. El gobierno tiene su seden en La Haya; sin embargo es Amsterdam la capital del reino

La Casa Real

La casa real es la Casa de los Orange-Nassau, que está vinculada a Holanda desde el siglo XVI. El fundador de la dinastía es el Príncipe Guillermo de Orange (1533-1584). El jefe de estado actual es la reina Beatriz (nacida en 1938) está casada con el príncipe Claus de los Países Bajos, Jonkheer van Amsberg (nacido en 1926). Esta real pareja tiene tres hijos: el príncipe Guillermo Alejandro (nacido en 1967 y heredero a la Corona con el titula de “Príncipe de Orange” desde 1980, también están los príncipes Johan Friso (1968) y el príncipe Constantino (1969). La realeza es hereditaria tanto por línea masculina como femenina, por orden de primogenitura.

La Responsabilidad Ministerial

Según los términos de la Constitución, el Rey es inviolable; los ministros son responsables ante el Parlamento. Cuando se presenta un proyecto de ley, el Consejo de Estado emite un dictamen al respecto, después de lo cual el Parlamento aprueba o no el proyecto en cuestión. Una vez aprobado la Reina y los responsables los firman, tras lo cual adquiere fuerza de ley.

La Reina nombra a los ministros a propuesta de un formador de gobierno. Este suele actuar comúnmente de presidente del nuevo gobierno. Los partidos políticos que forman parte del gobierno, se reparten entre sí las distintas carteras ministeriales. Los ministros forman juntos el Consejo de Ministros, cuya tarea principal suele consiste en tomar decisiones acerca de la política gubernamental. El gobierno puede nombrar secretarios de estado, que pueden convertirse en viceministros. Estos secretarios de estado asumen la responsabilidad política de las actividades que le han sido asignadas, además pueden ser invitados en las reuniones de Consejo de Ministros, donde tienen voto consultivo.

El Parlamento

El Parlamento consta de dos cámaras. La Primera Cámara (Senado) se compone de 75 miembros elegidos indirectamente por los miembros de los Estados provinciales. La Segunda Cámara tiene 150 diputados, que son elegidos por sufragio directo por el electorado holandés, es decir, por todos los ciudadanos holandeses mayores de 18 años. El Parlamento forma junto con el Rey y los ministros el poder legislativo, mientras que el ejecutivo lo forman la Reina y los ministros. Para controlar al poder el poder ejecutivo, el Parlamento dispone de:

  • El derecho de presupuestar: el derecho de fijar con el gobierno el presupuesto de todos su ingresos y egresos.

  • El derecho de investigar (encuestas): el Parlamento puede practicar una investigación independientemente del gobierno sobre un asunto.

  • El derecho de interpelar: el Parlamento puede preguntar a los ministros y secretarios sobre su política.

Además de estos recursos, la Segunda Cámara puede hacer uso de recursos complementarios:

  • El derecho de enmienda: que le permite introducir cambios en proyectos de ley.

  • El derecho de iniciativa: un diputado o un grupo de diputados puede presentar un proyecto de ley.

LA ECONOMÍA NEERLANDESA

La economía de Holanda es típica de una país europeo desarrollado. Es uno de los mayores exportadores mundiales de productos lácteos, verduras, carnes y flores. La industria está muy desarrollada con sectores estratégicos como la ingeniería pesada y el acero, y los productos plásticos, petroquímicos, textiles y farmacéuticos. Además también hay muchas industrias de tipo ligero como las de material electrónico y las de las nuevas tecnologías industriales: telecomunicaciones, biotecnología y ordenadores. Respecto a las fuentes de energía el país cuenta con depósitos de gas natural que satisfacen el consumo interno. Holanda es miembro fundador del Benelux y de la Unión Europea, los holandeses son fuertes defensores de la integración económica y política. El país está integrado en la moneda común europea: el euro. Los principales socios comerciales son Alemania (que absorbe el 25% de las importaciones y exportaciones) seguido de Bélgica, Luxemburgo, Francia y el Reino Unido.

Vídeos Gratis
www.Santos-Catolicos.com
¡DVDs, Artículos y Libros Gratis!
FREE DVDS & VIDEOS
WATCH & DOWNLOAD ALL THE DVDS & VIDEOS FOR FREE!