Fotografía: ¿Qué es la Fotografía? Historia, Tipos, Profesional, Artística, Digital

Se denomina fotografía al procedimiento de obtención de imágenes permanentes, basado en la fotosensibilidad de ciertos materiales compuestos, con el que se consigue formar las imágenes sobre una superficie, por lo general, transparente, recubierta por una capa especial llamada emulsión fotográfica.

¿Qué es la Fotografía?

La fotografía es el proceso de capturar imágenes y almacenarlas en un medio de material sensible a la luz, basándose en el principio de la cámara oscura, con la cual se consigue proyectar una imagen captada por un pequeño agujero sobre una superficie, de tal forma que el tamaño de la imagen queda reducido y aumentada su nitidez. Para almacenar esta imagen, las cámaras fotográficas utilizaban hasta hace algunos años exclusivamente la película sensible, mientras que en la actualidad se emplean, casi siempre, sensores CCD y CMOS y memorias digitales; es la nueva fotografía digital.

El término fotografía, procede del griego φως phos (”luz”), y γραφίς grafis (”diseñar”, “escribir”) que, en conjunto, significa “diseñar/escribir con la luz”. Es difícil establecer la paternidad de la palabra, y más aún determinar con exactitud quién haya sido el inventor de la técnica misma, ya que ésta contó con una larga fase preparatoria. Pero podemos decir que gran parte de su desarrollo se debe a Joseph-Nicéphore Niépce, y que el descubrimiento fue hecho público por Louis-Jacques-Mandé Daguerre, conocido también como Louis Daguerre, tras perfeccionar la técnica.

Historia de la Fotografía

Historia de la fotografía como técnica

La idea de fotografía surge como síntesis de dos experiencias: el descubrimiento de la cámara osucra y el conocimiento de que algunas sustancias son sensible a la luz, es decir, reaccionan de diferente manera según la intensidad de luz recibida.

En 1816 Joseph-Nicephore Niepce consigue las primeras imágenes negativas. El material utilizado fué cloruro de plata, aunque las primeras imágenes positivas directas se consiguieron gracias a las "placas de peltre" (una aleación de zinc, estaño y plomo). En 1826 logró una imagen del patio de su casa que se considera la primera fotografía de la historia.

El pintor Louis Daguerre se interesó por los descubrimientos de Niepce, e investigando por su cuenta publicó en 1835 los primeros resultados del proceso que llamó daguerrotipo consistente en láminas de cobre plateadas y tratadas con vaportes de yodo. En 1838, Daguerre lanza comercialmente el daguerrotipo.

En 1841, William Fox Talbot acortó los tiempos de exposición, antes duraban horas, porque se dió cuenta de la importancia del revelado.

George Eastman sacó en 1884 la primera película en rollo sobre papel, y cuatro años después la primera cámara en serie: Kodak, lo que permitió que la fotografía estuviera al alcance de la gran mayoría. En el año 1900 aparece la Brownie, un modelo más económico. Uno de los primeros lemas de sus campañas publicitarias fue "usted sólo dispare, nosotros nos encargamos del resto" y a partir de ahí comenzó con el siglo XX la expansión de la actividad fotográfica en todo el mundo.

Con respecto al campo del arte, la fotografía no se instauró en un principio como autónoma, sino que estuvo al servicio de los pintores; por ejemplo, las imágenes secuenciales de la corrida de un caballo, obtenidas por Edward Muybridge, permitieron las representaciones fieles de la posición exacta de las patas durante sus distintos pasos.

Actualmente, las tendencias fotográficas fundamentales son:

  • el reportaje

  • la abstracción formal sobre la base de detalles aislados de escenas y objetos corrientes

  • las fotografías en color.


Historia de la fotografía como arte

La fotografía como arte, ciencia y experiencia humana fueron evolucionado en paralelo.

Cuando los conocimientos en óptica estuvieron los suficientemente avanzados, los pintores descubrieron la manera de proyectar una imagen sobre una película de papel con aceite. Lo que les permitía tomar notas rápidamente con la desventaja de una inversión de la imagen y un reducido tamaño. Esto coincide con el auge del realismo en la pintura.

En cuanto fue posible hacer de la cámara un dispositivo móvil fácil de manejar apareció la posibilidad de influir en el espectador mediante la posición de la cámara y su enfoque, lo que permitían trasladar la subjetividad del fotógrafo a la fotografía, además de ir construyendo un lenguaje artístico.

El lenguaje artístico fotográfico partió de la herencia de la pintura, sin embargo amplio rápidamente su léxico gracias a la facilidad de hacer enfoques extremos (picados, contrapicados,...) la captura del movimiento con largos tiempos de obturador, y la decisión del momento. La presión sobre el fotógrafo para marcar su subjetividad en la fotografía forjó un lenguaje lleno de sutilezas pero perfectamente comprensible, muy directo para cualquier observador.

El uso de los medios de la fotografía para hacer arte se adhirió, en un principio, a los cánones propios de la pintura. Más tarde se fueron descubriendo los elementos que serían propios del lenguaje fotográfico, como los conceptos de textura, profundidad de campo, filtro, grano, etc. y, recientemente, técnicas de procesamiento por ordenador, lo que amplía el campo de acción comunicativa de las imágenes.

Tipos de fotografía

Paisaje

La fotografía de paisajes es una de las disciplinas más practicadas por todos los fotógrafos. No importa si son profesionales o novatos. Prácticamente el cien por cien de las personas que alguna vez han empuñado una cámara se han parado delante de un idílico paraje campestre para hacer un par de fotografías. No todas salen bien. La fotografía de paisajes es una disciplina que engaña, y no es tan fácil como parece ejecutarla correctamente. La primera lección: para ver, primero hay que saber mirar.

En un paisaje hay muchos motivos por escoger y un montón de valores con los que jugar, aunque no podamos cambiar las condiciones de la toma. Las focales, por ejemplo, suelen ser cortas; cuanto más, mejor, ya que así puede abarcarse más paisaje. Pero que esto sea lo convencional no quiere decir en absoluto que no pueda hacerse un paisaje con teleobjetivo. De hecho, las focales largas son idóneas para esquivar accidentes naturales u obras arquitectónicas de incongruente ubicación.

Retrato

Es la fotografía donde el motivo principal es una o varias personas. Fotografía de gente. Así de simple y así de poco conciso. Y aquí está la clave de la riqueza de esta modalidad adorada por muchos fotógrafos aficionados y profesionales.

A veces, la idea que se puede tener sobre el retrato, se circunscribe a una foto con un primer plano o plano medio de la persona fotografiada generalmente con un posado. Lo usual es que el motivo sea una sola persona, pero no tiene porqué ser así.

El rostro, los ojos, los labios, el cabello, la nariz… Todos ellos elementos de una cara, los componentes que muestran como es una persona, los que perseguiremos con nuestra cámara. De entre todos ellos, los ojos son lo más importante, no en vano, la regla de oro de la fotografía de retratos es enfocar a éstos. Cualquier otra parte desenfocada puede que no de al traste con la foto.

Movimiento

La técnica fotográfica permite, en la mayoría de las ocasiones, congelar el movimiento de un motivo. Que ello sea posible depende de varios factores , pero este no debe ser, necesariamente, la finalidad de todas las fotografías en las que el motivo esté en movimiento. La posibilidad de captar el movimiento, es decir, de que en la fotografía se aprecie el motivo movido, es también un excelente recurso expresivo para algunas situaciones.

Fotografía Profesional

La fotografía es una excelente opción profesional para cualquier persona a la que le interese ganar dinero con sus talentos creativos. Es uno de los pocos campos en los que la edad y los títulos universitarios no son tan importantes como un buen ojo, un equipo de calidad y la auto disciplina. Sin embargo, la fotografía es un campo competitivo, así que prepárate para comenzar con poco mientras perfeccionas tus habilidades y construyes un portafolio de tus mejores trabajos. Los pasos a continuación deberían ayudarte a comenzar.

Método 1 de 2: Concéntrate en la fotografía

1. Conoce tu equipo

Un concepto erróneo sobre la fotografía profesional es que debes tener el cuerpo de una cámara lujosa o varios lentes para ser exitoso. Aunque tener una buena cámara sin duda mejora tu oficio, ser un fotógrafo exitoso tiene que ver más con conocer los pros y los contras de los fundamentos de la cámara. Antes de considerar la fotografía como un negocio, debes conocer tu cámara y tu equipo como la palma de tu mano.

  • Empieza con una cámara básica antes de ir a comprar una cámara nueva que cueste miles de dólares. Un buen fotógrafo puede tomar fotos con un modelo de cámara económico, así que primero acostúmbrate al cuerpo de una cámara básica. A medida que comiences a entender la cámara y los lentes, puedes considerar la idea de comprar nuevos accesorios.

  • Lee libros, revistas y artículos en internet con sugerencias, trucos e información actualizada de las configuraciones de cámaras. Estos te enseñarán nuevas formas de usar tu cámara y tus lentes para crear fotos asombrosas.

  • Asegúrate de conocer el manejo de los otros dispositivos del equipo fotográfico, como el flash remoto o los diferentes lentes. Conocer estos dispositivos mejorará significativamente tus fotos.

2. Construye tu portafolio.

Para que te contrate una persona diferente a tus familiares o amigos, necesitarás tener un portafolio listo para mostrar tus mejores trabajos. Usa fotografías desde varias tomas con diferentes temas para mostrar el rango de tus talentos. Asegúrate de que tu portafolio esté compuesto por más de 5 o 10 fotos; las personas querrán ver el buen trabajo que has hecho.

  • Toma fotos todos los días para perfeccionar tus habilidades, y muestra un amplio rango de imágenes para elegir de tu portafolio. Estas fotos no tienen que tomarse en sesiones fotográficas planeadas; pueden ser de escenas de la vida cotidiana.

3. Decide cuál es tu fuerte.

Si te encanta tomar retratos, entonces anúnciate como un fotógrafo de retratos. Encuentra tu área de especialización y úsala a tu favor en tu oficio.

  • Prueba en varias áreas de la fotografía antes de escoger una como tu favorita, y no excluyas ninguna oportunidad de negocio simplemente porque no está dentro de tu especialidad.

  • Si estás firmemente en contra de tomar cierto tipo de fotografías (por ejemplo, muchos fotógrafos se rehúsan a tomar fotos de bodas porque involucran niveles altos de estrés) no te sientas obligado a hacerlo simplemente porque representa una oportunidad de negocio. Sólo toma fotografías con las que te sientas cómodo y que disfrutes, o de lo contrario podrías comenzar a odiar tu profesión.

Método 2 de 2: Administra tu negocio

1. Consigue los documentos necesarios.

Antes de empezar a trabajar como un fotógrafo profesional, necesitas conseguir una licencia comercial y empezar a convertirte en un empresario. Investiga los requisitos necesarios para obtener una licencia comercial en tu país, y los documentos que necesitas para ser reconocido legalmente como un profesional.

  • Considera la posibilidad de hablar con un abogado para pequeñas empresas para tener una mejor idea de las cosas específicas que necesitas.

  • Si planeas dedicarte únicamente a la fotografía, asegúrate de tener un seguro que cubra tu negocio. Esto puede incluir equipos y seguro médico para ti y tus cosas.

2. Empieza a administrar tu dinero.

Estás creando tu propio negocio, lo que significa que necesitas comprender rápidamente la importancia del dinero. Abre una cuenta bancaria separada, lleva los registros en un libro de contabilidad para controlar tus finanzas, y consíguete una calculadora. Cada semana, debes actualizar tu libro de contabilidad con todos los intercambios monetarios que hiciste en los últimos 7 días.

  • Antes de renunciar a tu trabajo tradicional para dedicarte a la fotografía profesional, asegúrate de tener ahorrado el dinero suficiente para pagar al menos un año entero de gastos. De esta forma, aunque tu negocio fracase, tendrás suficiente dinero para vivir hasta que consigas otro empleo.

  • Ahorra algo de dinero extra únicamente para tu negocio en casos de emergencia. Este fondo paga el equipo roto a última hora o un segundo fotógrafo si necesitas personal para una sesión fotográfica grande.

3. Plantea tus metas.

Sabes que quieres convertir tu amor por la fotografía en una profesión, pero necesitas fijar primero algunos límites. Piensa en un periodo de tiempo en el que quisieras ganar cierta cantidad de dinero, tomar un determinado número de fotos, o vender cierto número de copias. Esto mantendrá tu rumbo y te dará una meta cuantificable para alcanzar.

  • Colócale fechas a tus metas en vez de fijar un periodo general, y marca dichas fechas en tu calendario. En vez de afirmar: "mi meta es tomar 20 fotos en 2 meses", di: "mi meta es tomar 20 fotos con límite al 31 de agosto".

  • Coloca una fecha límite en la cual deberías haber ganado cierta cantidad de dinero proveniente de tu negocio. Luego, si llegas a esa fecha sin haber alcanzado tu meta, puedes reconsiderar el camino de tu negocio. Por ejemplo, afirma que debes ganar $50.000 dólares al final de 2 años para continuar en el negocio de la fotografía.

4. Haz un cronograma.

La fotografía profesional es una buena fuente de ingresos adicionales, aunque también puede ser una carrera autónoma. Sin embargo, antes de renunciar a tu trabajo tradicional, piensa en tu cronograma ideal y la cantidad de tiempo que necesitas para tomar una sola foto.

  • Recuerda que una sola sesión fotográfica incluye transporte, tiempo de fotografías, tiempo de edición, reuniones, etc. Por lo tanto, es mucho más que sólo "una sesión fotográfica de 1 hora".

  • ¿Planeas trabajar únicamente por las noches y los fines de semana? ¿Tienes tiempo reservado para otros propósitos? ¿Cómo luciría tu cronograma si este fuera tu único trabajo?

5. Haz un contrato.

Antes de aceptar ir a cualquier sesión fotográfica con alguien, asegúrate de tener un contrato comercial que los clientes deban firmar. Este contrato debe incluir todos los servicios y productos por los que pagan los clientes, y las cosas de las que eres responsable y de las que no.

  • Si quieres tomar el camino más seguro, haz que un abogado escriba un contrato para ti. Esto hará que las cosas sean más fáciles a largo plazo, y también ayudará a reducir tu carga laboral. Al unirte a grupos de fotografía por lo general tienes la oportunidad de usar un modelo de contrato disponible para los miembros del grupo.

  • Haz claridad en lo que incluye tu paquete fotográfico, como también de lo que no eres responsable. Por ejemplo, deja claro si asumes la responsabilidad de las fotos que se borren accidentalmente y que no puedan recuperarse, o si después de firmar el contrato ya no son responsabilidad tuya.

6. Decide tus tarifas.

Piensa en la cantidad de tiempo que necesitas para tomar cada foto, el costo de tu equipo, y el costo de las impresiones o los CD que hagas con las imágenes como producto final. Todos estos deben determinar la tarifa que cobres por hora o por sesión.

  • Busca otros fotógrafos locales y observa cuánto cobran por sus servicios. Luego, determina tus precios basado en tus destrezas y habilidades comparadas con las de ellos.

  • Evita fijar el precio de tus sesiones fotográficas demasiado alto o bajo. Un precio demasiado alto asustará la mayoría de los clientes, mientras que un precio demasiado bajo te hará parecer desesperado o poco llamativo como fotógrafo.

7. Anuncia tu negocio.

El aspecto más importante para convertirte en un profesional exitoso es anunciar tu negocio. Crea un sitio web, haz tarjetas de presentación, crea relaciones con las personas cercanas, y habla de tu negocio de fotografías con todos los que conozcas. Las personas contratarán a un fotógrafo que les hayan recomendado, del que hayan escuchado, y que tenga una buena personalidad. Asegúrate de tener estas 3 características.

  • Por ejemplo, si haces una sesión fotográfica para una boda, toma fotos de la comida y dáselas a los proveedores de alimentos. Probablemente ellos usarán estas fotos para anunciarse a ellos mismos, y te recomendarán como el fotógrafo que las tomó.

  • Crea una marca de agua para tus fotos, de modo que puedas anunciarlas por internet. Permite que tus clientes utilicen tus fotos con marca de agua para sus propias redes sociales, lo que básicamente es una forma de anunciarte.

  • Si tienes un sitio web para tu negocio, asegúrate de que tu optimización de motores de búsqueda (SEO) es alta, de modo que tu negocio se posicione en los primeros resultados de los motores de búsqueda, coincidiendo con tus etiquetas.

  • Ten siempre listas tarjetas de presentación y fotos de muestra para entregar o mostrar a cualquier persona que te puedas encontrar. Ya sea yendo en el autobús, haciendo fila en el supermercado, o compartiendo una mesa en una cafetería, todas son excelentes plataformas para anunciar tu negocio.

Fotografía Artística

La fotografía artística tiene la capacidad de mover a los espectadores para que no sólo miren un objeto o una imagen sino que vean una emoción, una pasión o un concepto que ponga en movimiento los pensamientos así como las sensaciones dentro de un individuo.

¿Qué tiene la fotografía artística que mueve a gente e invoca respuestas emocionales? Los mismos espectadores a menudo no pueden determinar exactamente qué es lo que causa esta respuesta extrema dentro de ellos mismos cuando se les presenta una imagen.

Los primeros fotógrafos estaban a medio camino entre el arte y la ciencia, no faltando los pintores, grabadores y miniaturistas que abrieron gabinete fotográfico de daguerrotipos en las principales ciudades europeas. Así, los retratos fotográficos imitarán tanto sus poses y encuadres como la escenografía pictórica. Este maridaje entre fotografía y pintura se evidencia en el coloreado de la imagen, un recurso que demostraba la maestría de algunos profesionales y que hacía de algunas de ellas auténticas obras de creación.

Desde la década de 1860 hasta la de 1890, la fotografía fue concebida como una alternativa al dibujo y a la pintura. Las primeras normas de crítica aplicadas a ella fueron, por tanto, aquellas que se empleaban para juzgar el arte, y se aceptó la idea de que la cámara podía ser utilizada por artistas, ya que ésta podía captar los detalles con mayor rapidez y fidelidad que el ojo y la mano.

LOS PAISAJES Y LA ARQUITECTURA

La fotografía aplicada a los paisajes y la arquitectura ha resultado una verdadera obra de arte...

Hemos visto pinturas de famosos artistas de todos los tiempos, que han sabido plasmar solamente en un cuadro toda la belleza de un paisaje, ya sea el campo, el mar, las montañas, así como en cualquier época del año, inviernos, primaveras, y demás.

Lo maravilloso de la fotografía es que podemos transmitir cientos de sentimientos en una imagen tan sencilla. Sus colores naturales, la luz, la vida que representa, un atardecer, un amanecer, una montaña, una ciudad a lo lejos, el cielo, en fin, tantas cosas que podemos apreciar y que tal vez a simple vista no valoramos o que olvidamos que siempre han estado presentes en la vida de los hombres.

La arquitectura ha ido evolucionando a través del tiempo, siempre ha sido considerada como un arte. Los egipcios, aztecas, romanos, griegos (por mencionar algunos), han aplicado diversas técnicas según sus épocas, tradiciones y costumbres.

A través de la fotografía arquitectónica nos damos cuenta de los avances del mundo, podemos conocer otras culturas.

Fotos artísticas

Fotografía digital

Fotografiar significa elegir. La fotografía es un fenómeno social. De la foto de carnet a las fotografías de ceremonia o de vacaciones, los reportajes, las postales, publicidad, fotos artísticas, ... tanto la fotografía analógica como la digital asumen una gran función de documentación, interpretación, memoria histórica, de investigación social, antropológica. La fotografía forma parte de la vida colectiva y familiar.

En familias donde existen niños pequeños, se realizan en general más fotografías. Son muchas las ocasiones en que nos encontramos con la cámara en las manos. En los últimos años, con el paso de la fotografía analógica a la digital, ha aumentado de forma espectacular el uso de cámaras fotográficas. La cámara digital ya forma parte de un dispositivo que todos llevamos en el bolsillo: el teléfono móvil.

La fotografía, a diferencia de otras actividades artísticas como la música, pintura, etc, es asequible para todos. No obstante para llegar a conseguir resultados de un cierto valor, se necesita tener algunos conocimientos técnicos. En esta sección trataremos lo referente a las cámaras fotográficas, cómo se utiliza la cámara, las clases de cámaras, los objetivos, las clases de objetivos, como fotografiar, etc...

Elementos que componen la cámara fotográfica

Los elementos que componen una cámara de fotos son:

Objetivo: Es un conjunto de lentes que concentran los rayos de luz emanados por el objeto en la cámara. En su forma más simple lo definimos como un trozo de vidrio pulido. El objetivo es alcanzado por la luz que se dispersa a partir del individuo y le hace converger de nuevo formando una imagen.

Sujeto y la fuente luminosa: Cualquier plano o elemento que queramos fotografiar debe encontrarse iluminado por alguna fuente luminosa, una lámpara eléctrica, el sol, debemos tener presente que fotografiar significa "dibujar con la luz". La luz que alcanza al sujeto es reflejada en todas direcciones, parte de estos rayos atravesarán el objetivo para formar la imagen. Si el objeto es coloreado , también lo serán los rayos que refleje.

Obturador: Dispositivo mecánico por el que se controla el tiempo de exposición de la película a la luz. Es decir es el que permite decidir en el momento exacto en el que se hará la fotografía y el tiempo que estará expuesta a la luz.

Diafragma: Es el disco que controla la cantidad de luz que llega a la película. El diafragma o abertura simpre está situado cerca del objetivo y actúa como el iris del ojo humano, variando su diámetro podemos controlar la luz que entra en la cámara.

Foto 3Visor: Elemento a través del cual se puede ver anticipadamente la perspectiva y el campo visual que abarca la fotografía. Todas las cámaras portátiles, precisan de algún tipo de visor que permita encuadrar y componer una imagen.

Plano focal: Definimos el plano focal cómo la superficie sobre la que se forma una imagen nítida del sujeto. Mientras se realiza una fotografía, la película está extendida a través del plano focal. Cuanto más cerca está la cámara del sujeto, más lejos está el plano focal del objetivo.

Las lentes del objetivo

Cuando se realiza una fotografía, la luz entra en la cámara en un breve instante, pasando primero por el objetivo. El objetivo se encuentra compuesto por lentes situadas una tras otra y en un orden bien definido.

Un objetivo puede ser muy sencillo y contener sólo una lente. O puede ser más complejo y tener un gran número de lentes en diversos grupos.

Las cámaras réflex utilizan objetivos muy voluminosos y muy pesados. En las cámaras digitales, las lentes y el objetivo son más pequeños.

Las lentes del objetivo, están destinadas a transmitir la imagen real de un objeto al plano focal. El sistema óptico de las lentes se encuentran en una posición, forma y dimensión determinadas.

Los objetivos fotográficos pueden cubrir ángulos de campo que van desde los 5º a los 180 º.

Los objetivos se clasifican en función del su ángulo de campo:

* Normales, con ángulo de 45 º.
* Teleobjetivos, con un ángulo inferior a los 45º.
* Gran angulares, con un ángulo superior a los 45º

La luz

La luzCarácter ondulatorio de la luz:

La luz se propaga por el movimiento ondulatorio, es decir, por ondas. Este estudio surgió de Huyghens hacia el siglo XVII. Más tarde Young recogió a principios del siglo XIX el estudio hecho por Huyghens y tiempo después fue desarrollado por Fresnel y Maxwell. Éste, precisando la noción de onda transversal, la consideró como una deformación electromagnética. Se pueden explicar de esta manera los fenómenos de difracción, interferencia y polarización.

Según la teoría electromagnética, la onda luminosa se encuentra representada en cada punto de su esfera de emisión, por un plano perpendicular a la dirección de propagación. En este plano se encuentran dos vectores oscilantes perpendiculares entre sí, uno eléctrico y el otro magnético. Es otras palabras definimos una radiación como la variación periódica en el espacio, en un campo magnético.

Espectro solar y longitud de onda

Espectro solar y longitud de onda

Según la ciencia define que la luz se propaga en forma de ondas. Estas ondas electromagnéticas incluyendo las luminosas, también tienen una longitud. La diferencia de color entre los rayos luminosos depende realmente de sus longitudes de onda.

El espectro solar es una pequeña parte del más amplio espectro de las ondas electromagnéticas que atraviesan el espacio.

El ojo humano es un receptor (recibe) y un selector (selecciona), porque absorbe sólo algunas ondas luminosas no todas. El ojo solo percibe una pequeña porción de este espectro electromagnético y que va de los 400 a 700 nanómetros.

La luz blanca se encuentra formada por todas las longitudes de onda o colores. Los objetos absorben gran parte de los colores de espectro y reflejan una parte pequeña. Los colores que absorbe un objeto desaparecen en su interior y los colores que refleja, son los que nosotros vemos.

La composición de una imagen, reglas

La composición de una imagen, reglasEntre dichas normas están las relativas a profundidad o perspectiva, detalle, punto de vista, tamaño y escala, textura, forma y situación. Factores que forman un todo en la foto. No todos tienen que estar presentes en cada fotografía, pero los que participen en cada una concreta, deben hacerlo de manera conjunta.

Lo expresivo de una foto, no son los detalles, sinó su efectismo, el cual no puede tener el mismo significado para todo el mundo, porque las personas no son todas iguales, pero si es efectiva, siempre encontrará personas que sabrán valorarla en su significado.

Otro de los factores más importantes que conforman el conjunto de la fotografía, es la composición, selección y disposición de sujetos, en el área de la imagen fotográfica, dando como resultado la capacidad para comunicar algo.

Componer es crear

Componer es crear

Componer es igual a crear. La mayor parte de las buenas fotografías han sido creadas, por tanto, si se quieren crear fotografías hay que familiarizarse con algunos principios de la composición.

La verdadera fuerza de una buena imagen radica en la combinación de un motivo y una composición vigorosa; lo que se decide dejar fuera de la imagen es tan importante como lo que se incluye en ella.

En esencia la composición es, como se ha indicado, la selección y colocación de objetos en el área fotografiada. Pero la experiencia enseña muchas cosas al respecto, cuando mire a través del visor, procure ver la fotografía que hay realmente y no otra que haya visto antes. En cambio, intente seguir experiencias nuevas y buscar las formas más expresivas de mostrarlas a los demás.

Vídeos Gratis
www.Santos-Catolicos.com
¡DVDs, Artículos y Libros Gratis!
FREE DVDS & VIDEOS
WATCH & DOWNLOAD ALL THE DVDS & VIDEOS FOR FREE!