El Esqueleto Humano o Huesos del Cuerpo Humano

Se conoce como esqueleto al conjunto de huesos que soporta los tejidos blandos y los músculos del organismo. Los humanos, al igual que el resto de los invertebrados, poseen un esqueleto interno a diferencia de otros animales, como los insectos, los arácnidos o los crustáceos que poseen un esqueleto externo.

Los huesos están formados principalmente por agua (25%), minerales, principalmente fósforo y calcio ( 45 %) y materia orgánica, especialmente proteínas.

Las principales funciones de los huesos son:

  • Sostener a los órganos, como el corazón, los pulmones, el hígado etc y tejidos blandos.

  • Permitir que el cuerpo se mueva. Con ayuda de la contracción de los músculos, que están enganchados a los huesos mediante los tendones.

  • Proteger a los órganos. De esta manera evitan que sufran daños inadecuados. Por ejemplo, los huesos del cráneo protegen al cerebro situado en su interior.

  • Participar en la formación de la sangre: Los glóbulos rojos de la sangre son formados por la médula ósea que esta en el interior de los huesos largos a través de un proceso llamado hematopoyesis.

  • Reserva de minerales: En los huesos se almacenan minerales, especialmente fósforo y calcio. Cuando el organismo necesita estos minerales, los huesos los liberan en la sangre para distribuirlos por todo el organismo. Este proceso se conoce como homeostasis mineral.

  • Reserva de energía: En el interior de los huesos largos se encuentra la medula ósea amarilla que constituye una reserva de energía para cuando el cuerpo la necesite.

El número total de huesos que posee un determinado animal varía con su edad porque muchos huesos se fusionan entre sí durante el proceso de osificación.

El número de estructuras esqueléticas diferentes en una persona es de 208 huesos cuyos tamaños oscilan desde el fémur (el hueso más largo del esqueleto) a los diminutos huesos del interior del oído (donde se halla el hueso más pequeño del esqueleto, que es el estribo en el oído medio).

Como vemos, hay varios tipos de huesos:

  • Largos, como los del brazo o la pierna

  • Cortos, como los de la muñeca o las vértebras

  • Planos, como los de la cabeza.

El cuerpo humano es una maravillosa y compleja estructura formada por varios sistemas funcionales, sostenidos o protegidos por una armazón dura compuesta de más de doscientos huesos, un centenar de articulaciones y más de 650 músculos, todo actuando coordinadamente. Gracias a la colaboración entre huesos y músculos, el cuerpo humano mantiene su postura, puede desplazarse y realizar múltiples acciones.

El conjunto de huesos y cartílagos forma el Esqueleto.

El hueso es un tejido sorprendente, ya que combina células vivas (osteocitos) y materiales inertes (sales de calcio). De esta unión, surge la fuerza, pero también la ligereza y la resistencia de los huesos. Los huesos se están renovando constantemente.

De los 206 huesos que componen nuestro esqueleto de dividen de la siguiente forma:

  • 29 huesos craneales.

  • 26 huesos que forman la columna vertebral.

  • 25 huesos que forman la caja torácica.

  • 64 huesos que forman la extremidad superior.

  • 62 huesos que forman las extremidades inferiores.

El esqueleto se divide en dos partes con funciones muy diversas:

  • Esqueleto axial, es el encargado de la protección y el sostén de los órganos internos, lo forman:

    • La columna vertebral

    • La caja torácica

    • El cráneo

  • Esqueleto apendicular, encargado del movimiento y del sostén, esta formado por:

    • Cintura escapular

    • Cintura pélvica

    • Extremidades

Composición de los huesos:

Los huesos estan formados por tejido conjuntivo. Una de las características mas notables de esta estructura es la dureza que es debida a la concentración de muchos componentes minerales.

Clasificación de los huesos por su forma:

  • Hueso largos: predomina su longitud sobre el resto de sus dimensiones, los huesos largos serian: El fémur, la tibia, el peroné, el cúbito, el radio, las falanges, los metatarsos y metacarpos.

  • Huesos planos: se caracterizan por que la anchura es la que predomina en su estructura. Algunos huesos planos son: los iliacos, el omóplato, las costillas, el esternón...

  • Huesos cortos: no predomina ninguna dimensión sobre cualquier otra. Algunos huesos cortos son: los tarsos, los carpos, las vértebras, el astrálago, el calcáneo...

Cabeza ósea

Se articula en el extremo superior de la columna vertebral. Se divide en cráneo y cara.

Huesos del cráneo

Los huesos del cráneo alojan el encéfalo. Son ocho:

frontal

etmoides

esfenoides

occipital

dos parietales

dos temporales

A los que se puede añadir:

los huesecillos del oído medio, esenciales para la audición.

Huesos de la cara

Los huesos de la cara dan inserción a los músculos de la masticación y de la mímica, y conjuntamente con el frontal, etmoides y esfenoides del cráneo, alojan algunos órganos de los sentidos. Los huesos de la cara se agrupan en las dos mandíbulas: superior e inferior.

Mandíbula superior

Compleja, formada por trece huesos articulados en torno a los maxilares superiores:

Maxilar superior

Pómulo, o hueso malar

Unguis

Cornete inferior

Hueso propio de la nariz

Palatino

Vómer

Con la excepción del vómer, todos ellos son huesos pares.

Mandíbula inferior

La forma un solo hueso:

Maxilar inferior

A los anteriores podemos añadir el hueso hioides y el aparato hioideo, localizado en la parte anterior del cuello debajo de la lengua. Presta inserción a los músculos de ésta especialmente, y a varios otros del cuello.

Columna vertebral

La columna vertebral, espina dorsal o el raquis es una compleja estructura osteofibrocartilaginosa articulada y resistente, en forma de tallo longitudinal, que constituye la porción posterior e inferior del esqueleto axial. La columna vertebral es un órgano situado (en su mayor extensión) en la parte media y posterior del tronco, y va desde la cabeza (a la cual sostiene), pasando por el cuello y la espalda, hasta la pelvis a la cual le da soporte.

Regiones de la columna

La columna vertebral consta de cinco regiones, contando con 33 vértebras, dividiéndose en:

  • Región cervical (7 vértebras, C1-C7)

  • Región dorsal (12 vértebras, T1-T12)

  • Región lumbar (5 vértebras, L1-L5)

  • Región sacra (5 vértebras, S1-S5)

  • Región coxígea (cuatro vértebras, inconstantes)

Cada región tiene una serie de características propias, las cuales se van superponiendo en aquellas vértebras cercanas a la otra zona (como por ejemplo C7, T12 o L5).

Región cervical

Existen siete huesos cervicales, con ocho nervios espinales, en general son pequeños y delicados. Sus procesos espinosos son cortos (con excepción de C2 y C7, los cuales tienen procesos espinosos incluso palpables). Nombrados de cefálico a caudal de C1 a C7, Atlas (C1) y Axis (C2), son las vértebras que le permiten la movilidad del cuello. En la mayoría de las situaciones, es la articulación atlanto-occipital que le permite a la cabeza moverse de arriba a abajo, mientras que la unión atlantoaxidoidea le permite al cuello moverse y girar de izquierda a derecha. En el axis se encuentra el primer disco intervertebral de la columna espinal. Todos los mamíferos salvo los manatíes y los perezosos tienen 7 vértebras cervicales, sin importar la longitud del cuello. La vértebras cervicales poseen el foramen transverso por donde transcurren las arterias vertebrales que llegan hasta el foramen magno para finalizar en el polígono de Willis. Estos forámenes son los más pequeños, mientras que el foramen vertebral tiene forma triangular. Los procesos espinosos son cortos y con frecuencia están bifurcados (salvo el proceso C7, en donde se ve claramente un fenómeno de transición, asemejándose más a una vértebra torácica que a una vértebra cervical prototipo).

Región dorsal

Los doce huesos torácicos y sus procesos transversos tienen una superficie para articular con las costillas. Alguna rotación puede ocurrir entre las vértebras de esta zona, pero en general, poseen una alta rigidez que previene la flexión o la excursión excesiva, formando en conjunto a las costillas y la caja torácica, protegiendo los órganos vitales que existen a este nivel (corazón, pulmón y grandes vasos). Los cuerpos vertebrales tiene forma de corazón con un amplio diámetro Antero Posterior. Los forámenes vertebrales tienen forma circular.

Región lumbar

Las cinco vértebras tienen una estructura muy robusta, debido al gran peso que tienen que soportar por parte del resto de vértebras proximales. Permiten un grado significativo de flexión y extensión, además de flexión lateral y un pequeño rango de rotación. Es el segmento de mayor movilidad a nivel de la columna. Los discos entre las vértebras construyen la lordosis lumbar (tercera curva fisiológica de la columna, con concavidad hacia posterior).

Región sacra

Son cinco huesos que en la edad madura del ser humano se encuentran fusionadas, sin disco intervertebral entre cada una de ellas.

Cóccix

En general, son cuatro vértebras (en casos más raros puede haber tres o cinco) sin discos intervertebrales. Muchos animales mamíferos pueden tener un mayor número de vértebras a nivel de esta región, denominándoseles "vértebras caudales". El dolor a nivel de esta región se le denomina coccigodinia.

Vídeos Gratis
www.Santos-Catolicos.com
¡DVDs, Artículos y Libros Gratis!
FREE DVDS & VIDEOS
WATCH & DOWNLOAD ALL THE DVDS & VIDEOS FOR FREE!