Embarazo (Gestación): ¿Qué es el Embarazo? Síntomas, Hechos, Etapas, Calculadora, Definición, Mes a Mes

Embarazo

Se denomina embarazo al período que transcurre entre la implantación en el útero del óvulo fecundado y el momento del parto. Comprende todos los procesos fisiológicos de crecimiento y desarrollo del feto en el interior del útero materno, así como los significativos cambios fisiológicos, metabólicos e incluso morfológicos que se producen en la mujer encaminados a proteger, nutrir y permitir el desarrollo del feto, como la interrupción de los ciclos menstruales, o el aumento del tamaño de las mamas para preparar la lactancia.

En la especie humana las gestaciones suelen ser únicas, aunque pueden producirse embarazos múltiples. La aplicación de técnicas de reproducción asistida está haciendo aumentar la incidencia de embarazos múltiples en los países desarrollados.

El embarazo humano dura unas 40 semanas desde el primer día de la última menstruación o 38 desde la fecundación (aproximadamente unos 9 meses). El primer trimestre es el momento de mayor riesgo de aborto espontáneo; el inicio del tercer trimestre se considera el punto de viabilidad del feto (aquel a partir del cual puede sobrevivir extraútero sin soporte médico).

Definición de Embarazo

  • Embarazo: En la mujer, proceso de gestación de un hijo que va desde la implantación en el útero del óvulo fecundado hasta el parto. En la especie humana el embarazo dura aproximadamente 9 meses.

  • Más datos: Durante el embarazo se producen en la mujer importantes cambios fisiológicos, metabólicos y morfológicos, encaminados a proteger, nutrir y favorecer el desarrollo del feto. Se interrumpe el ciclo menstrual y aumenta el tamaño de las mamas, preparando a la mujer para la lactancia del bebé.

¿Qué es el Embarazo y Síntomas de Embarazo?

Se conoce como embarazo al período de tiempo comprendido que va, desde la fecundación del óvulo por el espermatozoide, hasta el momento del parto. En este se incluyen los procesos físicos de crecimiento y desarrollo del feto en el útero de la madre y también los importantes cambios que experimenta esta última, que además de físicos son morfológicos y metabólicos.

El embarazo humano dura un total de 40 semanas, equivalente a 9 meses calendario. En las primerizas, como se denomina a las mujeres que darán a luz por primera vez y en las que no, pero existen menos probabilidades, el primer trimestre de embarazo resulta ser el más riesgoso por la posibilidad de perdida del mismo (aborto espontáneo). En tanto, una vez ya en el tercero comienza el punto de viabilidad del feto, esto significa que el bebé ya es capaz de sobrevivir extrauterinamente sin necesidad de soporte médico. Si bien los medios técnicos disponibles difieren función de los recursos y de factores sociales, se estima que un feto de 24 a 26 semanas estaría en condiciones de sobrevivir con los cuidados médicos apropiados. Estos niños se denominan prematuros extremos. En cambio, los prematuros con algo más de edad gestacional (30 ó más semanas) podrían sobrevivir con menor nivel de complejidad asistencial, siempre y cuando los pulmones hayan alcanzado la madurez necesaria.

Entre los síntomas más recurrentes y normales que anticipan o anuncian este momento tan esperado por las parejas que deciden tener hijos son la ausencia del período menstrual o amenorrea, hipersensibilidad en los pezones, aumento de tamaño de las mamas, somnolencia, vómitos matutinos, mareos, cambios a la hora de percibir los olores que se acostumbraba y la necesidad de ingerir determinado tipos de comidas o alimentos, lo que más comúnmente conocemos como antojos. El diagnóstico profesional del embarazo se realiza en las primeras etapas de la amenorrea por medio de la determinación de una hormona, llamada gonadotrofina coriónica, mediante los conocidos kits comerciales para pruebas en orina o bien por medio de su medición en sangre.

Otro signo que también puede ser un indicador de embarazo es la incipiente e incontrolable necesidad de orinar a cada momento, generalmente a cada hora. Esta situación se produce como consecuencia del aumento de tamaño del útero, donde se alojará el futuro bebé hasta su nacimiento, que es el que oprime la vejiga. Esto conlleva el riesgo asociado de una mayor probabilidad de infecciones urinarias, las cuales pueden dar lugar a graves complicaciones en el embarazo.

Por otra parte, el incremento de peso (fruto del crecimiento del bebé, la placenta y el volumen sanguíneo) es un fenómeno normal y esperado. En mujeres con peso normal antes de la concepción, se postula que el incremento de un kilogramo por cada mes constituye la meta ideal. Sin embargo, la ansiedad que origina la gestación suele traducirse en muchas madres en un impulso por comer más y, con ello, se experimenta un aumento de peso excesivo que suele ser difícil de revertir aún después del parto. La obesidad materna previa a la concepción y el incremento desmedido del peso durante el embarazo se asocian con mayor riesgo de complicaciones como la diabetes gestacional o la hipertensión, las cuales se vinculan con alta morbilidad para la madre y el bebé.

Los embarazos en la media de las mujeres suelen ser únicos; sin embargo, también existe la posibilidad que se produzca un embarazo múltiple. Esto puede darse en condiciones de tipo hereditario, o sea, si mi abuela tuvo mellizas, entonces es probable que yo también tenga un par de mellizas. También pueden darse como consecuencia de las técnicas de fecundación asistida, situación que se ha visto mucho en los últimos años. Así, el implante de numerosos óvulos desencadena una mayor probabilidad de embarazos múltiples. Otra consecuencia de la "medicalización" del embarazo ha sido un aumento de la tasa de cesáreas, muchas veces innecesarias, ya que, aunque liberan a la madre de los siempre temidos dolores asociados con el parto, no dejan de constituir un acto quirúrgico, con los riesgos que esto puede provocar en la mujer y el bebé. Por consiguiente, dentro de las lógicas posibilidades de cada caso en particular, debe preferirse la alternativa del parto vaginal clásico para un final feliz del embarazo.

Embarazo Mes a Mes

El embarazo, también llamado gestación, es el tiempo en que el embrión o feto se desarrolla dentro del útero materno (usualmente nueve meses del calendario o "nueve lunas"), desde la fecundación hasta el parto.

El embarazo humano es posible en la mujer a partir de la aparición del ciclo menstrual, hasta la menopausia, aunque se recomienda que las futuras madres no sean mujeres de muy corta edad (embarazo precoz), o mujeres mayores, pues en ambos casos, podría perjudicar a la formación adecuada del bebé.

En los primeros tres meses del embarazo, la mujer debe cuidarse especialmente, pues es más propensa a perderlo; esto se ve acentuado en las primerizas, es decir, las que serán madres por primera vez.

A lo largo del embarazo se desarrollan una serie de síntomas, entre ellos: desaparición del ciclo menstrual, cambios de humor, crecimiento de las glándulas mamarias por la aparición del calostro (líquido de gran valor nutricional, presente en el embarazo y en los días consecutivos al parto), gran sensibilidad en los pezones, vómitos, mareos, somnolencia, menor retención de líquidos, y antojos.

Embarazo mes a mes:

Durante el primer mes el embrión posee una cabeza proporcionalmente mayor al cuerpo, y mide aproximadamente un centímetro; el corazón muestra latidos, y los ojos están desarrollados.

A fines del segundo mes el embrión llega a los 3 centímetros de largo, y pesa un gramo; se empiezan a conformar los brazos y piernas, codos, rodillas, y hasta los dedos. Surgen los principales sistemas de órganos, que luego se irán perfeccionando. El corazón ya es parecido al de un ser humano adulto.

En el tercer mes el embrión se convierte en feto, pesa 15 gramos, y mide 9 centímetros; tiene apariencia humana. Se producen grandes cambios, el feto ya puede mover levemente sus extremidades, la cara del mismo adquiere expresión, y puede tragar y chupar.

El cuarto mes podemos ver a un feto cuyo esqueleto comienza a formarse; mide cerca de 15 centímetros, y pesa 113 gramos. El corazón del feto puede oírse por medio de un estetoscopio, aparecen reflejos como el de succión; el feto empieza a escuchar sonidos, y su cuerpo se cubre de un vello suave.

En el quinto mes el feto mide alrededor de unos 20 centímetros, y pesa 250 gramos; su organismo ya es capaz de producir la renovación de células.

En el trascurso del sexto mes el feto logra un peso de 680 gramos, y una medida de 30 centímetros.

En el séptimo mes el cuerpo del feto se reviste de una sustancia de color blanco denominada "vernix caseosa", que lo protege; el feto ya puede ser viable fuera del útero materno. El peso superior al Kilogramo, y la medida es de 40 centímetros.

En el octavo mes el feto alcanza los 43 centímetros, y pesa unos 2,400 Kilogramos. Si es un niño, los testículos descienden al escroto. Se deposita grasa subcutánea.

En el noveno y último mes, el feto pesa 3 kilogramos y mide 50 centímetros. Crece el número de neuronas, por medio de la placenta se transmiten anticuerpos, y se crean muchas vías nerviosas. El feto se coloca con la cabeza hacia abajo antes del nacimiento (generalmente).

Las Etapas del Embarazo y Su Definición

Definición de embarazo y los primeros sintomas, las etapas, los test y pruebas, sepa como calcular la fecha probable de parto, fotos del desarrollo uterino, informacion completa.

Se define al embarazo como la secuencia de eventos que ocurren normalmente durante la gestación de la mujer y generalmente incluyen la fertilización, la implantación, el crecimiento embrionario, el crecimiento fetal finalizando con el nacimiento luego de un período correspondiente a 280 dias o 40 semanas.

Para los seres humanos el termino embarazo hace referencia al hecho resultante de la fecundación de un ovulo (gameta femenina que contiene 23 cromosomas) con un espermatozoide (gameta masculina que contiene los restantes 23 cromosomas para llegar a 46 cromosomas, el cual es el numero normal de cromosomas en el ser humano). De la unión de estas dos células aportadas por los padre biológicos, se crea un embrión el cual se implanta dentro del útero con el fin de madurar durante unos 9 meses (a este periodo se denomina gestación) hasta el momento del nacimiento, que bien puede ser natural en caso del parto o mediante técnicas quirúrgicas como la operación cesárea.

Calculo de la fecha probable de parto

La edad embriológica de un embrión (luego de denominará feto) se calcula desde el momento de la concepción o de la fecundación del ovulo que es el momento mismo de la unión del ovulo con el espermatozoide. Sin embargo, es prácticamente imposible determinar el instante preciso de esta unión debido que se produce dentro del cuerpo de la mujer. Por consiguiente y por convención,se considera como fecha de concepción al primer día de la última menstruación de la mujer, conocida en el ámbito medico como FUM (reiteramos y nótese las iniciales de Fecha de Ultima Menstruación). Este es el concepto obstétrico del embarazo el cual es bien diferenciado, como se explico anteriormente, del concepto biológico.

En caso que un medico, obstetra o ecografista haga referencia a la edad gestacional esta haciendo referencia a esta fecha, que aunque sea imprecisa, es de utilidad en la medicina para controlar la evolución del embarazo.

Cabe aclarar que los primeros síntomas en el embarazo se manifiestan en el cuerpo de la mujer cuando el embarazo biológico posee un desarrollo de aproximadamente unos 30 a 45 días.

El cálculo de la fecha probable de parto o FPP se realiza: sumando 10 dias a la FUM y luego restando 3 meses.

Para calcular la fecha probable de parto (el significado de las siglas FPP es fecha probable de parto) se debe conocer la fecha de última menstruación o FUM.

Por ejemplo : Si su fecha de ultima menstruccion (1º dia de menstruación o del ciclo) fue el 10 de mayo de 2007, la fecha probable de parto (FPP) sera el 20 de febrero de 2008. Otro ejemplo, la FUM el 25 de junio de 2007, la FPP (fecha probable de parto) seria el 05 de abril de 2008.

Embarazo según la edad gestacional

La edad gestacional hace referencia al tiempo transcurrido desde la FUM o fecha de última menstruación al día del cálculo. Un embarazo normal tiene una duración de 280 días o 40 semanas o 9 meses o 10 meses lunares. El seguimiento del embarazo puede realizarse mediante el cálculo de la semana de gestación. Por ejemplo, una mujer que cursa la semana 9 de embarazo significa que pasaron 9 semanas a partir de la fecha de última menstruación o FUM. También podría decirse que se encuentra de 2 meses de embarazo pero esta forma de determinarlo es un poco más imprecisa porque abarca periodos de tiempo más largos. Si bien es sabido que el embrión o feto realiza muchos cambios en pocos días cada uno de los métodos de medición del embarazo posee ventajas y desventajas.

El embarazo semana a semana

Esta forma de controlar y seguir un embarazo es de máxima utilidad durante las etapas iniciales ya que el embrión realiza un crecimiento en forma exponencial, esto significa que el índice o tasa de crecimiento es muy alta, o sea, que se desarrolla en forma muy rápida. Es muy frecuente que un embrión tenga el doble de sus células de un día para otro (al inicio del embarazo) y luego que duplique su numero semana a semana (a mediado del embarazo). Por lo expuesto, sugerimos llevar la cuenta a través de este método en las etapas iniciales para lo cual incluimos una guía completa sobre el proceso de crecimiento, los síntomas de la madre y posibles complicaciones que se producen semana a semana.

El embarazo mes a mes

Si en lugar de semanas de embarazo hacemos referencia a los meses transcurridos observamos que se divide en 9 meses. Los principales cambios se producen durante los primeros meses, por este motivo el primer mes de embarazo se pueden apreciar algunos cambios significativos. Durante el segundo mes de embarazo estos cambios se hacen mas notorios, es la etapa del diagnostico y cuidado del embarazo. Durante eltercer mes de embarazo el bebe comienza a desarrollarse en forma vertiginosa y la madre percibe estos cambios en su cuerpo. De alli el embarazo normal sigue su curso hasta llegar a termino produciendose el nacimiento del niño.


El segundo trimestre esta comprendido entre el cuarto al sexto mes de embarazo, es un periodo de rapido crecimiento del embrion para transformarse en feto. La region cefalica (cabeza) presenta un crecimiento mayor (proporcionalmente) al resto del cuerpo, se desarrollan los ojos y la boca, las orejas y la nariz. De esta manera se puede observar un rostro bastante definido al final del cuarto mes. Durante el transcurso del quinto mes nos encontramos en la mitad de la gestacion, las madres perciben con mayor frecuencia las contracciones uterinas y en las ecografias pueden observarse movimientos fetales de brazos y piernas, incluso puede observarse el bebe mientras succiona sus dedos. El sexto mes es el final del segundo trimestre y se caracteriza por los continuos movimientos fetales que impactan sobre la pared del utero haciendolos perceptibles incluso a simple vista.

El ultimo trimestre del embarazo esta formado por el septimo, septimo, octavo y noveno mes en los cuales se completa el desarrollo y se prepara para enfrentar el mundo exterior. La maduración pulmonar es uno de los hechos mas importantes del fenomeno de la vida y se produce sobre el septimo mes. Los pulmones inmersos en liquido amniotico producen una sustancia denominada FACTOR SURFACTANTE el cual permite romper la tension superficial del agua y la difusion del oxigeno a la sangre fetal durante su primer respiracion de aire. En el octavo mes el bebe esta practicamente formado por completo y el utero se prepara para dar a luz. El final de la gestacion coincide con el noveno mes, si todo funciona correctamente. La forma de dar a luz, que es una alución a ver la luz por primera vez, puede ser de forma natural o por medio de operacion cesarea.

Embarazo a término según edad gestacional

Se llama embarazo a término al nacimiento que se produce entre la semana 37 y 42. En cambio se denomina parto post-termino cuando se produce el parto o cesárea mas allá de la semana 42 de gestación. Cuando posee menos de 37 semanas y más de 20 semanas se llama pre-termino. Se denomina aborto cuando por alguna razón, natural o artificial, se interrumpe el embarazo.

10 Hechos Sobre el Embarazo Que Debes Conocer

El embarazo viene acompañados de diferentes cambios para cada una de las mujeres… algunas no tienen muchas molestias… y otras demasiadas… pero estas son las 10 molestias más comunes… y si estás considerando quedar embarazada o estás en tus primeros meses… ¡es muy importante que conozcas estos hechos sobre el embarazo!

1. No tengo los síntomas habituales

Es normal que no sientas todos los síntomas de un embarazo, especialmente los más fuertes. Durante los 3 primeros meses, algunas mujeres presentan varios signos de embarazo como crecimiento y dolor en los pechos, náuseas y vómitos, muchas ganas de orinar, etc mientras que otras mujeres a penas presentan algún síntoma de embarazo.

Si es tu caso lo más probable es que haz dejado pasar por alto los síntomas más sutiles, como digestiones más complicadas, ganas de dormir con más frecuencia, una mayor sensibilidad frente a los olores. Pero hay un síntoma que es ineludible pues todas las mujeres embarazadas, sin excepción, tienen los pechos más hinchados y firmes. Así que si tus senos no han cambiado, consúltalo con un médico, ya que cabe la posibilidad de que sufras un aborto natural.

2. A veces sangro como si viniera la menstruación

Es normal, ya que cuando estás embarazada, se puede perder algo de sangre en la fecha en la que debería venir la menstruación, esto se debe a un descenso de los estrógenos. Generalmente, el sangrado suele ser ligero y no dura más de uno o dos días.

El 20 % de los embarazos normales presentan algún sangrado al principio, según los expertos.

Pero debes de tener cuidado si te sucede al principio del embarazo fuera de las fechas en las que deberías tener la menstruación, también puede ser un signo de alguna complicación, como por ejemplo un embarazo ectópico o una perdida, debes llamar de inmediato a tu médico.

3. Estoy estreñida

Es normal estar estreñida durante el embarazo, ya que las fibras musculares se relajan bajo la acción de las hormonas, y le restan tonicidad al intestino. Después, según avanzan los meses de gestacion, es el volumen del útero quien dificulta la digestión.

Para evitar las molestias del estreñimiento debes beber una botella grande de agua al día, caminar media hora por día y comer mucha fibra (ciruelas, higos, verduras etc.).

4. Me sangran las encías con frecuencia

Es normal sufrir gingivitis durante el embarazo. Les ocurre al 25% de las mujeres embarazadas. La gingivitis es causada por la fragilidad de la mucosa bucal y el brusco cambio hormonal.

Presta atención cuando te limpies los dientes, límpialos a conciencia tres veces al día, porque el desarrollo del sarro acentúa los sangrados, además es aconsejable visitar al dentista para evitar caries e infecciones.

5. Me han salido granitos en el rostro

Es normal, es el resultado de los desarreglos hormonales vinculados al embarazo. Algunas mujeres tienen una piel magnífica y una tez luminosa mientras otras ven cómo les salen pequeños granos tipo acné, signo de una piel grasa. Este acné se debe a que se eleva la tasa de progesterona. No te preocupes, el acné desaparecerá progresivamente después de dar a luz.

6. No siento que mi bebe se mueva

Es normal no sentir al bebé moverse antes de las 16 semanas de embarazo, si eres primeriza y antes de las 12 semanas para el segundo embarazo. Es importante saber que el bebé se mueve menos durante el último mes, porque tiene menos espacio en el útero.

Pero debes tener cuidado si notas que no se mueve en 8 a10 horas continuas, podría ser una señal de alarma. Acuéstate, respira, descansa y realiza pequeñas presiones con tus manos en el vientre para estimular al bebé. Si sigue sin moverse, no esperes más y acude inmediatamente a tu médico o a urgencias.

7. Me ha salido una línea marrón en el vientre

Es normal estar preocupada y sorprendida por la aparición de una línea de pigmentación oscura en el vientre, que va del ombligo al pubis. Aunque sea impresionante, no representa ningún tipo de gravedad. Desaparecerá luego el parto.

8. Estoy durmiendo mal

Es normal no dormir bien siempre. Los médicos se han dado cuenta de que las mujeres embarazadas tienen más ganas de dormir durante el día, y que les cuesta dormir más de noche, sin que todavía se conozca si la razón es hormonal o psicológica.

Las pesadillas son habituales a lo largo del embarazo. No son señal de un embarazo complicado ni mal llevado, sino simplemente revelan tus angustias y miedos naturales.

Recupérate de día con mini-siestas y cena ligero. Pero si cada vez el insomnio es mayor y no consigues dormir de día, consúltalo con tu médico, recuerda que necesitas el máximo de energía para después del parto y dar de lactar al bebé.

9. He subido poco de peso

Es normal subir poco de peso al principio del embarazo (durante el primer trimestre). Algunas mujeres llegan incluso a perder peso debido a las náuseas que cortan el apetito o a los vómitos.

Esto no tiene consecuencias en el feto, ya que puede continuar creciendo gracias a las reservas que tiene el cuerpo. Siempre es el bebé quien se alimenta primero.

Pero debes tener cuidado si a lo largo del embarazo continúas sin subir mucho de peso, corres el riesgo de sufrir alguna carencia por haber recurrido repetidamente a tus reservas. Debes alimentarte bien y de manera balanceada y variada. Sin embargo, si tu peso no ha variado a partir de la semana 16 de gestación, consúltalo con tu médico.

10. Estoy súper sensible y lloro con facilidad

Es normal encontrarte más sensible, sobre todo al principio del embarazo. El llanto como los ataques de risa o el perder los nervios forman parte del embarazo. Esto ocurre debido a los cambios hormonales, pero también debido a cambios psicológicos y de angustia vinculados a tu nuevo estado. Tu vida diaria y tu futuro están en juego.

Reproducción Asistida

Posición de la Iglesia Católica

La Iglesia católica se opone a cualquier tipo de tratamiento de reproducción asistida y los rechaza por antinatural. Para la Iglesia toda fecundación fuera del acto sexual comporta un modo no humano, no natural e incompatible con la dignidad del nuevo ser concebido.

Las enseñanzas de la Iglesia sobre la fecundación artificial dejan bien claro que el método técnico utilizado no puede sustituir al acto conyugal. La Iglesia la condena la fecundación heteróloga es el adulterio en probeta.

La Iglesia rechaza estas técnicas de fecundación por considerarlas contrarias a la moral ya que intervienen la masturbación y la fecundación artificial. El papa Pío XII fue uno de los primeros en condenarlas por inmorales.

Desde 1949 el Papa Pío XII condenó la inseminación artificial y en 1956 la fecundación in vitro. También la donación de esperma.

El matrimonio no confiere a los cónyuges el derecho a tener un hijo, sino solamente el derecho a realizar los actos naturales que de suyo se ordenan a la procreación. Es moralmente ilícita la fecundación de una mujer casada con el esperma de un donador distinto de su marido (durante el acto conyugal). La fecundación artificial heteróloga es contraria a la unidad del matrimonio, a la dignidad de los esposos, a la vocación propia de los padres y al derecho de los hijos a ser concebidos y traídos al mundo en el matrimonio y por el matrimonio. El recurso al esperma de una tercera persona constituye una violación del compromiso recíproco de los esposos y una falta grave contra aquella propiedad esencial del matrimonio que es la unidad pues priva a la fecundidad conyugal de su unidad y de su integridad. Constituye una ofensa a la vocación común de los esposos a la paternidad y a la maternidad. Pero la inseminación artificial homóloga (con semen del propio marido) dentro del matrimonio tampoco es admitida.

Vídeos Gratis
www.Santos-Catolicos.com
¡DVDs, Artículos y Libros Gratis!
FREE DVDS & VIDEOS
WATCH & DOWNLOAD ALL THE DVDS & VIDEOS FOR FREE!