Cortinas: Origen, Historia, Evolución y Concepto de Cortinas, Cómo Hacer, Para Sala, Modernas, Modelos, Para Cocina

Concepto de Cortina

Cortina etimológicamente proviene del latín "cortina" y significa velo. Las cortinas son por lo tanto, aquellas cosas que impiden ver, sentir o escuchar otras cosas o situaciones, ocultándolas total o parcialmente.

En los hogares, se usan las cortinas para cubrir puertas o ventanas, e impedir con ello el paso excesivo de la luz solar, manteniendo fresco el ambiente en verano y reteniendo la calidez en el invierno; o impidiendo la observación externa, preservando la intimidad de sus ocupantes, u obstaculizando el ingreso de insectos. Son de diversos diseños y texturas, generalmente de tela, siendo además, un elemento de ornamentación, que se combina en sus tonalidades con el resto del mobiliario, y con el color de las paredes.

Las cortinas de baño, se utilizan para que al bañarse el agua quede contenida dentro de la bañadera, o del cubículo destinado para contenerla.

También se habla de cortinas de humo, que pueden aludir realmente al efecto que produce el humo para no dejar ver a través de él, utilizado frecuentemente en las guerras para ocultarse del enemigo; o metafóricamente, para referirse a ciertos hechos que enmascaran situaciones reales, o las verdaderas intenciones de alguien.

Las cortinas musicales, son las que usan para establecer pausas en la lectura de textos, o en programas radiales o televisivos, como modo de separar acciones, o partes y dar un recreo al oyente.

Designa también el residuo que queda en las copas, luego de consumirse vino.

Historia de las Cortinas

Las personas siempre han buscado no sólo construir y protegerse del mundo exterior, sino también decorar su hogar y hacerlo diferente de los demás. Y sobre todo, se ha prestado atención al diseño de las aberturas de puertas y ventanas, que originalmente sirvió como defensa, y sólo más tarde se convirtió en un adorno. De hecho, es difícil imaginar una casa sin cortinas, estores, panel japonés, ya que puede hacer un único tipo de apartamento o casa, una gran habitación acogedora y ampliar visualmente los cuartos pequeños, crear un cierto estado de ánimo en cada habitación.

Decoración interior como diseño del ambiente, por primera vez, se extendió en la antigua Grecia. La tradición europea de la utilización de tejidos para decoración de las habitaciones es gran medida determinada por la orientación general del estilo artístico de cada época.

Cortinas y estores han adquirido gran importancia en la época de Renacimiento. Han ganado la popularidad los nuevos tejidos: seda, terciopelo, etc. En motivos ornamentales de telas se empiezan utilizarse imágenes de motivos vegetales y de animales junto con los dibujos geométricos.

En la época de Barroco, por primera vez se presta atención a la combinación de colores de cortinas y muebles tapizados, fabricados con material del mismo color, se veían muy lujosos.

En lugar del Barroco vino Rococó. Se predominan los colores pastel. Para hacer las cortinas se utilizan seda, cual está decorada con los diseños turcos o estilo chino. Aumento del tamaño de las ventanas (algunas llegaban hasta el suelo), resultó que las cortinas, persianas y estores han ocupado un lugar destacado en el diseño interior.

A principios del siglo XIII en Europa se extiende clasicismo: la simetría y la moderación. En el mobiliario, cortinas y persianas debería estar no sólo un color, pero deberían estar hechas del mismo material. Un elemento nuevo de la decoración son galerías, que atan las cortinas desde arriba.

Y en tiempos modernos la decoración interior juega un papel muy importante en la creación de la imagen de la casa. Se puede usar una amplia selección de materiales, de colores, texturas y cortes para crear diferentes estilos, que le da la libertad de la imaginación, porque hoy por hoy no hay necesidad de adherirse a un único estilo.

La adecuación de las cortinas, se debe guiar no sólo por el color de fondo de escritorio y muebles, pero por el tamaño de la habitación, el grado de iluminación, la visión desde la ventana y el estilo de la habitación. Al escoger los colores hay que recordar que el color se depende de la apariencia de las instalaciones y el ambiente del hogar. Por ejemplo, tonos de azul, gris, morado, violeta calman y crean una sensación de frescura, y el rojo, amarillo y naranja aportan energía. Y, sin embargo, las cortinas deben estar diferentes del color de las paredes: ser más claras o más oscuras para evitar la monotonía.

Hoy en día son populares cortinas verticales para oficinas, estores enrollables y plegables para hogar, estores de fibra de vidrio y fibras vegetales para crear ambientes del Oriente Medio y China.

Ahora es posible comprar cortinas y estores en las tiendas por Internet, donde tienen en cuenta todos los gustos del cliente, es seguro rapido y mas economico, ya que se eliminan gastos de intermediarios.

Origen, Historia y Evolución de la Cortina

Siempre me ha apasionado la historia, saber y conocer de dónde venimos nos ayuda a descubrir a dónde nos dirigimos. La historia de la cortina no supone un caso a parte de lo que os comento, descubrir los orígenes y la evolución de la cortina ha sido una investigación muy enriquecedora.

Como punto de partida me dirigí al Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española, definición de cortina:

(Del lat. cortīna)

  1. Tela que por lo común cuelga de puertas y ventanas como adorno o para aislar de la luz y de miradas ajenas.

  2. Aquello que encubre y oculta algo.

  3. En las tabernas, residuo de vino que dejan en las copas o vasos los bebedores.

  4. Lienzo de muralla que está entre dos baluartes.

Lo cierto es que esta definición no me aportó nada de lo que buscaba, así que me puse manos a la obra a investigar… y esto es lo que he recopilado, espero que os resulte interesante:

De forma embrionaria podemos hablar de la cortina como un signo de protección. Acompaña la evolución histórica de la Iglesia, es la presencia de Dios en medio de los hombres: la SHEKINAH. Existen diferentes referencias a la Shekinah o Shejiná donde se manifiesta la presencia y la gloria de Dios como sinónimos. Un claro ejemplo de ello es el siguiente pasaje del Exodo:

Y Jehová iba delante de ellos de día en una columna de nube, para guiarlos por el camino; y de noche en una columna de fuego para alumbrarles; a fin de que anduviesen de día y de noche. (Exodo 13:21).

Así, la Biblia la nombra como nube luminosa que acoge al pueblo nuevo, para dar espacio al hombre que retorna a Dios. Se presenta así, al menos en una forma embrionaria, como un signo de protección.

Durante la ÉPOCA MEDIEVAL (siglo V a XV) comenzamos a vislumbrar el primer atisbo de lo que será la primera cortina, entendida como un aislante del frío, el castillo no ofrecía grandes comodidades, las ventanas, sin vidrios eran pequeñas para poderlas tapar en el invierno. A principios del siglo XIII en Europa se extiende el clasicismo, en él primaba simetría y moderación. El mobiliario, cortinas y persianas se elaboraban en distinto color pero con un único material. Encontramos un elemento nuevo de la decoración, las galerías, gruesas y elaboradas en madera, sujetaban las cortinas. Con el nacimiento del siglo XIV empezaron a construirse chimeneas. Las camas estaban cubiertas por doseles con pesadas cortinas para protegerse contra el frío. En esta misma época surge el dosel ceremonial que protege el paso de los nobles, como un gran cubrecabezas para adornar y a cuyo paso inclinarse.

Con la llegada del RENACIMIENTO, la cortina se convierte en adorno real. Los nobles adquieren estos tejidos en Oriente y adornan los corredores de sus palacios. Ganan popularidad los nuevos tejidos: seda, terciopelo, drapeados, etc. Así mismo estos tejidos empiezan a incluir imágenes con motivos vegetales y animales así como dibujos geométricos. El Renacimiento aporta los cimientos que el Barroco desarrollará en todo su "esplendor".

BARROCO (año 1600 a 1750 aproximadamente), es aquí junto con el nacimiento de la escenografía y el amor por los drapeados, cuando nace el culto por el cortinaje entendido como elemento decorativo. Arquitectura y cortina siempre han ido de la mano, son elementos inseparables de ahí la importancia de la arquitectura cuando hablamos de cortina, los elementos constructivos no presentan ninguna novedad en el Barroco, ya que siguen los órdenes clásicos del Renacimiento. La diferencia es que en el Barroco se contraponen elementos arquitectónicos utilizándolos con cierta libertad e individualidad, por ejemplo las ventanas comienzan a construirse más grandes, algunas llegan incluso hasta el suelo.

En el Barroco se manufacturaron productos de calidad como el vidrio de Bohemia, las alfombras persas, las cerámicas u otros. La llegada al poder de Napoleón supone un mayor impulso para el tejido, favorecido por el aumento de las riquezas y necesidades de la corte. Había que esconderse de las miradas indiscretas, y el cuchicheo no debía difundirse en los pasillos. Esta es la razón por la que aparece el tejido relleno. Los muros, puertas y las ventanas, eran adornadas con suntuosísimos drapeados, guateados, pintados y enriquecidos con grecas, diseños, orlas de oro y lujosísimas pasamanerías.

Tenemos que destacar a los franceses en la segunda mitad del siglo XVII como los maestros del cortinaje. A principios del siglo XIX, los diseños se volvieron muy elaborados y pesados ya que se confeccionaban con abundante tela. La tendencia de los años posteriores iría inclinándose hacia modelos más sencillos.

Para comentar lo que sucede con la cortina durante los s.XX y XXI, tenemos que señalar la arquitectura como elemento imprescindible, los edificios se diseñan y construyen para ofrecer una mayor calidad de vida a las personas que los habitan. También en este punto de la historia he de hacer mención al relativamente reciente nacimiento de las tiendas que ofrecen sus productos online, para mayor comodidad de sus clientes.

A día de hoy las cortinas decoran las estancias en las que se desarrolla nuestra vida y son reflejo de nuestra personalidad. No restan importancia al resto de elementos decorativos sino que la tendencia cada vez más marcada en el diseño de interiores es crear una atmósfera integral en la que pensamos conjuntamente en muebles, cortinas, sofás, todos los elementos se fusionan para crear un estilo, todo esto sin olvidar los pilares de la decoración de interiores como son por ejemplo, la luz, la situación de las ventanas, las gamas de colores, etc.

Podemos encontrar estilos y tendencias de lo más variado en cortinas, desde el modo en que van a ser confeccionadas: cortinas clásicas, visillos, caidas, bandós, los modernos y populares paneles japones, estores enrollables, estores venecianos, etc; hasta el tipo de tejido que encontramos, sedas, organzas, algodón, tejido técnico. Es fantástico tener tanto dónde elegir, una regla básica es no escatimar en los tejidos.

Cómo Hacer Cortinas

¿Quieres cambiarle la cara a tus ventanas y te preguntas cómo hacer cortinas hechas a mano? Buena idea, porqué no hay nada más acertado que crear tus propios complementos de decoración para dar un toque personal a tu hogar. No tendrás que conformarte con las cortinas confeccionadas que encuentras en las tiendas, si no que podrás dar rienda suelta a tu fantasía y crear unas cortinas verdaderamente originales, solo tienes que elegir la tela que más te guste y combinar colores y texturas, será una forma económica de renovar los ambientes de tu casa y dar nueva vida a tu decoración.

Ideas Sobre Cómo Hacer Cortinas

Cuidas tu casa y le dedicas tiempo, por eso te encanta decorarla y dejarla lo más bonita posible, pero tienes ganas de algo especial y no te apetece ponerle a las ventanas las misma cortinillas "aburridas" de siempre. Solo necesitas saber cómo hacer cortinas para crear unos visillos espectaculares.

Si tienes una maquina de coser y tienes nociones de costura básicas será una labor bastante fácil: Ante todo tendrás que medir la longitud y la anchura de la ventana donde irán tus cortinas, a la hora de cortar la tela, tendrás en cuenta unos centímetros de más para hacer el dobladillo de los lados (de forma que la tela no se deshilache) y también tendrás en cuenta unos 10/15 centímetros en el lado superior de la tela, esto te servirá para hacer el doblado donde colocarás el palo de las cortinas. Si lo prefieres en lugar de una cortina única puedes hacer dos, una para cado lado de la ventana. En este caso el trabajo de costura de cómo hacer cortinas se multiplica por dos.

Hacer Cortinas Consultando la Red

¡No hay nada que dé tanta satisfacción como servir a Dios, para innovar y ser creativo! Para que este trabajo te resulte más fácil consulta fotos online y sigue los consejos que te proporcionan los vídeos sobre cómo hacer cortinas. Es una elaboración un poco más compleja pero de gran efecto decorativo.

Para confeccionar tus cortinas también te puede venir bien saber que puedes comprar online tela y todo el material necesario para coserlas, por ejemplo en Tienda Telas se ofrece una gran variedad de telas para el hogar, sencillas o con originales dibujos, los precios de la loneta estampada van desde 4 euros hasta 25 euros al metro, mientras que las lonetas lisas están en venta a 7-8 euros al metro. En Telas además de una variada selección de telas, tienes una interesante sección con telas a precios reducidos. Ya no tienes que preguntar a nadie más cómo hacer cortinas.

Vídeos Gratis
www.Santos-Catolicos.com
¡DVDs, Artículos y Libros Gratis!
FREE DVDS & VIDEOS
WATCH & DOWNLOAD ALL THE DVDS & VIDEOS FOR FREE!