Corazón: ¿Qué es el Corazón? Corazones, Imágenes, Partes, Cómo Funciona, Estructura, Definición

Corazón

La palabra corazón proviene del griego "kardia" aludiendo al corazón y al estómago, de allí se formó el vocablo latino "cordis", y fue considerado erróneamente en la antigüedad como el centro afectivo del cuerpo humano, y como origen de los nervios que de allí partían hacia el centro del cuerpo. Para Aristóteles el corazón era el órgano considerado como el motor de los sentimientos, las pasiones y las ideas. Si bien esto fue descartado continúa considerándose al corazón como el símbolo del amor.

Anatómicamente, el corazón es un músculo hueco, que bombea sangre al organismo, al contraerse, otorgando a las células oxígeno y nutrientes a través de las aurículas y ventrículos.

Está ubicado en la zona toráxica, y consta de una pared muscular llamada septo que divide al corazón a los largo en dos porciones: la derecha y la izquierda. Cada una de esas partes posee una válvula que a su vez la divide en dos, una cámara superior denominada aurícula y una inferior que recibe el nombre de ventrículo.

De los pulmones parte sangre oxigenada, que ingresa a la aurícula izquierda a través de las venas pulmonares, luego a través del ventrículo izquierdo, la arteria aorta la lleva al resto del cuerpo.

La vena cava transporta la sangre ya sin oxígeno, luego de su recorrida por el organismo, otra vez al corazón, e ingresa a la aurícula derecha, luego pasa al ventrículo derecho para dirigirse por la arteria pulmonar nuevamente a los pulmones, para recargarse de oxígeno. Lo que impide que la sangre retroceda, son las válvulas, especie de compuertas, que son las que al cerrarse dan origen a los sonidos de los latidos cardíacos que escuchamos.

El músculo cardíaco se contrae en reposo entre 60 y 80 veces por minuto, mientras que el stress o el ejercicio pueden elevar las contracciones hasta a 200 por minuto.

Definición de Corazón

Corazón: Órgano del sistema cardiovascular que actúa como bomba que impulsa la sangre por el sistema arterial y la aspira por el sistema venoso. Su interior tiene 4 cavidades: dos aurículas en la parte superior y dos ventrículos en la parte inferior. A la aurícula derecha llegan las venas cavas. Por el ventrículo derecho sale la arteria pulmonar y por el izquierdo sale la arteria aorta.

Arterias coronarias: El corazón tiene su propio sistema de irrigación sanguínea que le aporta el oxígeno necesario para su actividad incesante. Hay dos arterias coronarias, la derecha y la izquierda, que proceden de la aorta. Cuando por alguna enfermedad se obstruye parte de las arterias coronarias se produce una angina de pecho o un infarto de miocardio.

Definicion: A instancias de la anatomía, el corazón es el principal órgano del sistema circulatorio, de características físicas: muscular y hueco y que se ocupa primordialmente de hacer circular sangre tanto en los vertebrados y animales como en los seres humanos.

El corazón se encuentra alojado en la cavidad torácica y su funcionamiento es como el de una bomba, impulsando la sangre hacia todo el cuerpo.

De un tamaño un poco más grande que el del puño de un ser humano, el corazón se encuentra divido en cuatro cavidades: dos superiores llamadas atrios o aurículas, una derecha y otra izquierda y dos inferiores, denominadas ventrículos, también uno derecho y otro izquierdo.

Las aurículas trabajan como cámaras de recepción enviando la sangre que luego recibirán los ventrículos, que actúan como cámaras de expulsión.

La impulsión de la sangre se lleva a cabo a través de dos movimientos básicos que realiza el corazón, el de sístole (contracción del corazón para expulsar la sangre hacia los tejidos) y el de diástole (consiste en la relajación del órgano para así recibir la sangre que procede de los tejidos).

Entonces, un ciclo cardíaco estará conformado por una fase de relajación y por otra de llenado ventricular, así, cuando el médico nos ausculta el corazón mediante un estetoscopio se podrán distinguir en el dos ruidos: el primero será el de la contracción de los atrios cuando impulsan sangre a los ventrículos y el segundo corresponderá a la contracción de los ventrículos cuando expulsan la sangre del corazón.

Aunque el uso más recurrente del término corazón es para referirse al mencionado órgano que disponen tanto los animales como los seres humanos, también la palabra es empleada para referir otras cuestiones…

El lugar en el cual se suelen alojar los sentimientos internos, los deseos y las pasiones de las personas se denomina corazón. Seguí lo que corazón me dictó y por eso decidí regresar con Juan.

Asimismo, al centro o interior de una cosa se lo llama corazón. El corazón de una fruta es lo más rico.

Al tercer dedo de los cinco que componen la mano y que es el más largo se lo denomina popularmente como corazón.

Y muchísimas personas emplean la palabra como un apelativo afectuoso. Ven, aquí corazón.

Estructura del Corazón

En anatomía, el corazón es el órgano principal del aparato circulatorio. Es un músculo estriado hueco que actúa como una bomba aspirante e impelente, que aspira hacia las aurículas la sangre que circula por las venas, e la impulsa desde los ventrículos a las arterias.

  • Situación: El corazón está situado prácticamente en medio del tórax (mediastino), entre los dos pulmones, encima del diafragma, delante del raquis torácico separado de las vértebras por el esófago y la aorta, y detrás del esternón y de los cartílagos costales. El corazón se fija en esta situación por medio de los grandes vasos que salen y llegan a él, y por el pericardio.

  • Forma y orientación: El corazón tiene forma de pirámide triangular o cono, cuyo vértice se dirige hacia abajo, hacia la izquierda y hacia delante, y la base se dirige hacia la derecha, hacia arriba y un poco hacia atrás.

  • Volumen y peso: El volumen del corazón varía según el sexo y la edad. Tradicionalmente se ha comparado el volumen del corazón con el de un puño, pero cambia considerablemente dependiendo de si el corazón está en sístole o en diástole. El volumen total varía entre 500 a 800 mililitros, siendo más importante el volumen de eyección del ventrículo izquierdo. Su peso ronda los 275 gramos en el hombre y 250 gramos en la mujer.

  • Partes del corazón: El corazón se divide en dos mitades laterales, que son el corazón derecho, en la que circula la sangre venosa y el corazón izquierdo, en la que circula la sangre arterial. Cada una de estas dos mitades se subdivide en otras dos, situadas una encima de la otra que son: la cavidad superior llamada aurícula o atrio, y la cavidad inferior llamada ventrículo. Cada aurícula comunica con el ventrículo por medio de un orificio llamado orificio auriculoventricular, que contiene una válvula derecha llamada tricúspide y una válvula izquierda llamada mitral. Los dos corazones están separados en toda su altura, por medio de un tabique vertical que se llama tabique interauricular entre las dos aurículas y tabique interventricular entre los dos ventriculos. Por lo tanto:

    1. Corazón derecho: Está formado por la aurícula derecha y el ventrículo derecho, separados por la válvula tricúspide.

    2. Corazón izquierdo: Está formado por la aurícula izquierda y el ventrículo izquierdo, separados por la válvula mitral.

  • Estructura del corazón: Las capas del corazón son de dentro afuera: el endocardio, el miocardio y el pericardio. Entre las capas del corazón se encuentran fibras nerviosas constituyendo el plexo cardiaco.

  • Fisiología cardíaca.

¿Qué es el Corazón? ¿Cómo Funciona el Corazón?

El corazón es la máquina más perfecta del cuerpo humano. Tiene el tamaño aproximado de un puño, es hueco y tiene forma de pera. Este músculo cardíaco, situado en medio del tórax, funciona como una bomba. Recoge la sangre del organismo, pobre en oxígeno y la bombea hacia los pulmones, donde se oxigena y libera los desechos metabólicos (dióxido de carbono). Esta sangre rica en oxígeno será distribuida por el corazón hacia todos los órganos del organismo.

El corazón de la mujer suele ser más pequeño que el del hombre, por lo que late de 5 a 8 veces más por minuto.

Partes del Corazón

El corazón, cubierto por una membrana llamada pericardio, se divide en cuatro cavidades o cámaras: dos aurículas, en la parte superior, que reciben sangre de las venas, y la envían a dos ventrículos, situados en la parte inferior.

Los ventrículos bombean la sangre para ser distribuida por todo el cuerpo para el funcionamiento normal de células, tejidos y órganos mediante las arterias.

Las Aurículas y Los Ventrículos

Las aurículas y los ventrículos trabajan en equipo.

  • La sangre pobre en oxígeno entra a la aurícula derecha a través de las venas cavas superior e inferior procedente de los diferentes tejidos del cuerpo.

  • Cuando la aurícula derecha se llena, la válvula tricúspide se abre, y la sangre va hacia el ventrículo derecho, cuando este se llena, envía la sangre hacia los pulmones a través de la arteria pulmonar, para que la sangre se oxigene.

  • La sangre ya rica en oxígeno fluye por las venas pulmonares hacia la aurícula izquierda.

  • Cuando ésta se llena, la válvula mitral se abre y la sangre va hacia el ventrículo izquierdo, que bombea la sangre por la válvula aórtica para repartir la sangre oxigenada por todo el cuerpo.

El corazón tiene cuatro válvulas de una sola dirección: la mitral y la tricúspide (entre aurículas y ventrículos); la aórtica (situada entre el ventrículo izquierdo y la aorta); y la válvula pulmonar (entre el ventrículo derecho y la arteria pulmonar), que se abren para regular el flujo de sangre y se cierran para asegurar el sentido y la cantidad adecuada del flujo sanguíneo por el interior del corazón.

Tabique Cardíaco

La parte derecha del corazón, es decir, tanto aurícula como ventrículo, está separada de la parte izquierda por un tabique o pared muscular, que evita que se mezcle la sangre de los dos lados del corazón.

Cuando el tabique es demasiado grueso puede provocar complicaciones en el corazón. En algunas cardiopatías congénitas, esta comunicación está abierta como en el caso de la comunicación interauricular (CIA).

Arterias del Corazón

Este órgano necesita su propio suministro de energía. El músculo cardíaco recibe la sangre para que pueda contraerse con eficacia a través de las arterias coronarias derecha e izquierda, que salen de la arteria aorta.

Cada una tiene la función de nutrir una zona diferente del corazón. Cuando se obstruyen se produce un infarto o angina de pecho.

¿Cómo Funciona el Corazón?

El sistema circulatorio cardiovascular está formado por el corazón y los vasos sanguíneos por donde circula la sangre. La impulsa hacia todo el organismo por el sistema circulatorio a través de las arterias y la recibe por las venas. Distribuye el oxígeno que entra en los pulmones para repartirlo por todo el cuerpo, para que funcionen los diferentes órganos, incluido el corazón.

El músculo cardíaco se contrae y se expande de 70 a 80 veces por minuto (aproximadamente 100.000 veces al día) y bombea entre 4 y 6 litros por minutos en reposo y duplica, incluso triplica el volumen en situaciones de estrés o ejercicio intenso.

Sistema de Conducción Eléctrico

El corazón tiene un sistema eléctrico (en inglés) que produce contracciones rítmicas y coordinadas entre aurículas y ventrículos. El dispositivo natural que genera la señal eléctrica es el nodo sinusal. Este marcapasos natural, origina el ritmo normal del corazón (ritmo sinusal). Proporciona al corazón un ritmo regular y una contracción correcta. Se encuentra en la parte superior de la aurícula derecha. Provoca una señal eléctrica que se trasmite a través de un circuito primero a las aurículas y después a los ventrículos por el "nodo auriculoventricular" (nodo AV), ubicado entre las cámaras superiores e inferiores. La señal pasa al ventrículo derecho e izquierdo por las ramas de conducción eléctrica derecha e izquierda.

Cuando el corazón late, las aurículas se contraen y se llenan de sangre los ventrículos, que al contraerse empujan la sangre a todas la partes del cuerpo (circulación mayor o sistémica).

Hechos Fascinantes sobre el Corazón Humano

El corazón es el órgano musculoso encargado de bombear la sangre a todo el cuerpo. Suele tener un tamaño similar al de la mano en forma de puño y su importancia es tal, que si el corazón deja de latir, el oxígeno deja de llegar al resto de organismos de nuestro cuerpo, provocando la muerte.

Aquí listo varios hechos fascinantes sobre el corazón humano. Algunos conocidos por la gran mayoría y otros que muchas personas desconocen.

1. La gran potencia del corazón

En tan sólo un minuto el corazón es capaz de hacer llegar sangre oxigenada a todas las células del cuerpo humano. A lo largo de un día, una media de 100.000 latidos son capaces de bombear en torno a 8.000 litros de sangre que se desplazará por los 100.000 kilómetros de vasos sanguíneos que hacen llevar la sangre a todas las células de nuestro cuerpo. Para poder conseguir eso, la potencia del corazón es tal que de bombear sangre como una fuente conseguiría alcanzar los 10 metros de altura.

2. Corazones grandes

Algunas personas tienen el corazón más grande que otras, pero más allá de una buena señal, puede ser un síntoma de enfermedad cardiaca subyacente. La enfermedad más común de este tipo es la miocardiopatía dilatada, que es un trastorno en el que el corazón se dilata progresivamente causando debilidad hasta el punto de disminuir la capacidad de bombear sangre eficazmente, provocando que algunos órganos no reciban la suficiente sangre.

3. Escuchar la sangre bombeada por el corazón

Cuando nos ponemos una concha encontrada en la playa en la oreja para escuchar las olas del mar, lo que realmente terminamos escuchando es el eco de la sangre fluyendo por nuestro oído.

4. Un corazón ¿de izquierdas?

La mayoría de las personas cuando intentan sentir los latidos de su corazón sitúan su mano en el lado izquierdo del corazón. En realidad, el corazón está situado en la zona central, entre ambos pulmones, ligeramente ladeado hacia la izquierda, razón por la cual se sienten mejor los latidos en el lado izquierdo del pecho. Pero la excepción existe, ya que muchas de las personas con la malformación genética situs inversus, tendrán su corazón ladeado hacia el lado derecho.

5. Un corazón roto

La ruptura con una pareja o la muerte de un familiar, puede llevar a una ruptura del corazón más literal de lo imaginado, ya que se aumenta notablemente las posibilidades de un ataque al corazón, tal y como han mostrado algunos estudios. Este tipo de traumas pueden generar la liberación de hormonas en el flujo sanguíneo que pueden llegar a dejar “aturdido” al corazón. Los síntomas resultantes pueden generar dolor de pecho así como hiperventilación, aunque esto se puede arreglar con tan sólo unos días de descanso.

6. La conexión del corazón humano con el de un caballo

Recientemente se ha revelado que los caballos son animales con respuestas emocionales. Un caballo cuando es acariciado por una persona tiende a igualar sus pulsaciones por minuto a la de aquellos que les están tocando.

7. Corazones femeninos

Cuando pensamos en ataques al corazón y enfermedades cardiovasculares, siempre es el género masculino el que está en el punto de mira, pero esto está lejos de la realidad. Las enfermedades cardiovasculares son tan comunes en hombres como en mujeres, pero en general los ataques al corazón no son iguales en hombres que en mujeres. Las mujeres, en vez del fulminante ataque al corazón conocido por el fuerte dolor en el lado izquierdo, suelen sentir ardor en la zona superior del abdomen, acompañado de mareos, malestar y sudoración. Estos síntomas en muchos casos no son identificados como un ataque al corazón, lo que consigue agravar sus consecuencias.

EL CORAZÓN

El corazón: ideas rápidas sobre el corazón humano. Enfermedades del corazón: odio, materialismo, egoísmo. ¿Cómo mejorar el corazón?

  • A. Enfermedades del corazón.

  • B. Acciones que mejoran el corazón.

A. ENFERMEDADES DEL CORAZÓN

1. El odio.- Nuestro corazón ha sido creado para amar a Dios y a los demás. Cuando buscamos el bien del prójimo somos felices. En cambio, quien odia no perjudica al otro sino a su propio corazón.

2. El materialismo.- Este modo de pensar sólo tiene en cuenta los bienes materiales, y a ellos limita la capacidad de amar de su corazón. En algunos casos sólo se desea dinero para sí y para los demás, que se ven entonces poco queridos.

3. El egoísmo.- El egoísta sólo se ama a sí mismo. Y por tanto se ama equivocadamente, porque estropea y empequeñece su corazón que ha sido creado para amar a muchos. Muy ligados al egoísmo están:

  • El orgullo, que añade insensibilidad y desprecio a los demás, con dificultad para corregirse.

  • La tibieza.- Situación de quien desea amar sin esfuerzos, anteponiendo su comodidad al bien de los otros. No odia, pero tampoco ama.

  • El sexo desordenado.- Cuando el sexo se entiende como entrega mutua para dar origen a una nueva vida a la que amar, el corazón se engrandece. En cambio, cuando el sexo se usa buscando el propio placer, el egoísmo aumenta y estropea el corazón. (También se daña la inteligencia, atrapada por esos pensamientos).

  • El descontrol afectivo.- Dejarse llevar por las apetencias afectivas es otro modo de egoísmo. El corazón mejor es afectuoso, pero sabe cuándo, con quién y cómo manifestarse. La persona de corazón noble no busca el gusto personal, sino el servicio y bien de los demás.

  • Los placeres excesivos y la abundancia de comodidades alimentan el egoísmo y frenan la capacidad de sacrificarse por amor.

B. ACCIONES QUE MEJORAN EL CORAZÓN

¿Cómo mejorar el corazón? Ejercitando el amor a Dios, a uno mismo y a los demás.

4. ¿El amor a Dios mejora el corazón? El corazón mejora en la medida en que ama el bien. Se engrandece más cuanto mayor sea el bien amado y a más personas se lo desee. Como Dios es el Bien infinito, quien más le ama posee un corazón más noble. Para que el amor a Dios crezca se suele recomendar:

  • La meditación de los sufrimientos de Cristo.- Al considerar lo que Él padeció por nosotros, se palpa lo mucho que nos ama, y el corazón se dirige más fácilmente al amor de Dios, sin miedo al esfuerzo.

  • La piedad.- Fomentar el trato piadoso de hijos pequeños con Dios aproxima rápidamente el corazón al Señor y lo previene frente al orgullo. Igualmente el trato confiado y filial con Santa María hace gran bien a nuestro corazón.

5. ¿El amor propio no es egoísmo? Sólo si es excesivo o descaminado. Por ejemplo, una vida muy cómoda es perjudicial a uno mismo. El verdadero amor propio busca:

  • El ejercicio de las virtudes.- La adquisición de hábitos buenos es un gran beneficio personal, aunque cueste realizarlos. En concreto, la caridad y humildad, la castidad y desprendimiento contrarrestan directamente las enfermedades que hemos comentado.

  • Los sacrificios o mortificaciones.- Cualquier cosa que limite el exceso de comodidad y bienestar aligera el corazón de capas egoístas, y lo hace capaz de afrontar el esfuerzo necesario para hacer el bien a los demás. Así, curiosamente, los sufrimientos bien llevados mejoran el corazón humano.

6. ¿Cómo ejercitar el amor a los demás? Algunos ejemplos que pueden practicarse son: el servicio, la comprensión, el respeto, la correción amable, y sobre todo el apostolado donde uno se interesa por el alma de quienes le rodean.

Vídeos Gratis
www.Santos-Catolicos.com
¡DVDs, Artículos y Libros Gratis!
FREE DVDS & VIDEOS
WATCH & DOWNLOAD ALL THE DVDS & VIDEOS FOR FREE!