Cáncer de Prostata: Síntomas, Datos, Imágenes, Causas, Tratamiento

Cáncer de Prostata

Micrografía de próstata que muestra una biopsia de próstata adenocarcinoma, el tipo acinar, el tipo más común de cáncer de próstata.

Introducción

La próstata es una glándula masculina de las dimensiones de una nuez, que se encuentra bajo la vejiga y rodeando completamente los tramos iniciales de la uretra, y cuya función es producir líquido seminal. El cáncer de próstata consiste en un crecimiento desmesurado de las células prostáticas que conforman la próstata. Éste crecimiento desmesurado presiona la vejiga y la uretra, lo que repercute en una dificultad para la salida normal de la orina.

Datos

El cáncer de próstata es el cáncer más frecuente, si excluimos los carcinomas de piel en los norteamericanos y europeos. La Sociedad Estadounidense del Cáncer estimaba que para el año 2003 se diagnosticarían en Estados Unidos más de 220.900 casos nuevos de cáncer de próstata. A uno de cada seis hombres se le diagnosticará cáncer de próstata durante toda su vida, pero sólo un hombre de cada 32 morirá de esta enfermedad.

El cáncer de próstata es la segunda causa en importancia de muerte por cáncer en varones mayores de 55 años de los Estados Unidos, superada sólo por el cáncer de pulmón. La Sociedad Americana del Cáncer estima que en 2002 murieron 30.200 hombres en los Estados Unidos por cáncer de próstata y que supone el 11% de las muertes por cáncer en hombres.

En España tiene una incidencia de unos 30 casos nuevos/100.000 habitantes al año. Se estima que la incidencia y la mortalidad aumentará un 50% en los próximos 25 años. En nuestro medio también es el tumor más frecuente en hombres (13%) y la tercera causa de muerte por tumor en varones mayores de 50 años. La tasa de mortalidad en varones en España en 1997, ajustada a la población estándar europea, fue de 23,48 por cien mil para el cáncer de próstata, superada por el cáncer de pulmón (69,91) y el cáncer colorrectal (25,94).

De todos los varones diagnosticados de cáncer de próstata, el 97% están vivos a los 5 años del diagnóstico, el 79% a los 10 años, y el 57% a los 15 años. Estas cifras incluyen todos los estadios y grados del cáncer de próstata, pero no tiene en cuenta los hombres que mueren por otras causas.

Al menos el 70% de todos los cánceres de próstata se diagnostican cuando aún están localizados ó confinados dentro de la próstata, y al menos el 85% no se ha extendendido a los tejidos de alrededor de la próstata ni a los ganglios linfáticos. La tasa de supervivencia específica a los 5 años de todos estos varones está muy cerca del 100%.

Sólo un 6% de los hombres con cáncer de próstata tienen al diagnóstico, extensión a otras partes distantes del cuerpo y sólo el 34% está vivo a los cinco años.

Debido a que el cáncer de próstata ocurre normalmente en hombres mayores que a menudo tienen otros problemas de salud, la supervivencia específica es generalmente usada como método estándar para hablar del pronóstico.

Desafortunadamente, es imposible obtener completamente las cifras de supervivencia. Para obtener una medida realista de la supervivencia a los 10 años, es necesario recopilar pacientes diagnosticados hace 13 años. Se necesita más de 10 años de seguimiento para ofrecer datos aproximados.

La tasa de mortalidad por cáncer de próstata parece que ha disminuído en los Estados Unidos, porque los hombres han sido diagnosticados más precozmente. Esto significa que los pacientes diagnosticados en estadio precoz, tienen probablemente mejor pronóstico que los diagnosticados en estadio avanzado.

La incidencia del cáncer de próstata ha aumentado más de un 100% en los últimos 10 años. Entre los posibles factores que han provocado un aumento de la incidencia del cáncer de próstata destacan:

  • Envejecimiento de la población.

  • Disminución de otras causas de mortalidad.

  • La masturbación frecuente. En un estudio de BJU International, los investigadores encontraron que la masturbación frecuente en hombres jóvenes aumentó el riesgo de cáncer próstata. El coito sexual no afectó el riesgo de cáncer de próstata.

  • Mejoras en las técnicas diagnósticas, como la biopsia transrectal ecodirigida, la resonancia magnética nuclear y la determinación de los niveles del antígeno prostático específico en sangre.

  • Programas de detección precoz.

  • Mayor información en la población de riesgo.

  • Gran incremento de intervenciones quirúrgicas realizadas sobre enfermedades benignas de la próstata, como la hiperplasia prostática benigna y por lo tanto ha habido un aumento del diagnóstico incidental de cáncer en estadio precoz.

  • Sin embargo el constante aumento de las tasas de mortalidad indica que el incremento de la incidencia no es solamente atribuible al diagnostico casual o diagnóstico precoz, sino al cambio en los patrones de riesgo de desarrollar esta enfermedad.

Las estrategias para mejorar la mortalidad por cáncer de próstata son la prevención primaria, la mejoras en los tratamientos y el diagnóstico precoz.

En la Comunidad Europea el cáncer de próstata tiene una prevalencia en auptosias del 30%, una incidencia de detección casual o incidental del 12%, una incidencia clínica del 4% y una mortalidad específica del 2%.

Cáncer de Prostata: Síntomas, Causas, Tratamiento

Los principales síntomas del cáncer de próstata son: dificultad para orinar, volumen reducido de orina, poliuria (sobretodo en la noche), presencia de sangre en la orina, dolor en la eyaculación, y dolor en la zona superior de los muslos así como en la zona lumbar.

El diagnóstico del cáncer de próstata se lleva a cabo por la presencia del antígeno prostático en la sangre, o por el tacto rectal a través del análisis de la glándula prostática. Posteriormente, si los resultados indican que la persona posiblemente posea el cáncer de próstata, entonces se le saca una muestra de próstata al paciente para analizarla en el microscopio.

Las causas del cáncer de próstata aún se desconocen, sin embargo, se cree principalmente que pueden tener un origen genético. En efecto los hombres de raza negra son los que presentan una mayor incidencia en el cáncer de próstata, en tanto que los hombres de raza amarilla presentan una tasa considerablemente menor. Estadísticamente, el cáncer de próstata en Estados Unidos se presenta en un 70% más en los hombres negros que en los hombres blancos. Otras posibles causas son la masturbación frecuente, exposición prolongada al cadmio, y una dieta alta en grasas.

El tratamiento del cáncer de próstata varía según la etapa de la enfermedad, y la edad del paciente, ya que el cáncer de próstata crece muy lentamente. En efecto, si se desarrolla al final de la vida de la persona, lo más probable es que no incida directamente en la muerte de la persona. Sin embargo, debido a que las expectativas de vida están creciendo cada vez más, resulta conveniente tratarla a tiempo. Entre los tratamientos más recomendados para el cáncer de próstata se encuentran, la prostatectomia radical, que consiste en la extirpación de la próstata y de los tejidos circundantes. Otros tratamientos que cabe mencionar es la resección transuteral que consiste en la extirpación del cáncer de próstata mediante un instrumento que se introduce a través de la uretra; la criocirugía en el que el cáncer se destruye por congelamiento; la terapia hormonal que consiste en la administración de hormonas femeninas (estrógenos); y la quimioterapia para destruir el tejido canceroso. Aparte de los tratamientos mencionados, es posible disminuir las posibilidades de contraer el cáncer de próstata mediante la práctica de ejercicios en forma regular, y una dieta balanceada para evitar la obesidad. También se debe evitar masturbación y fumar, debido a que el tabaco y la masturbación estimula la producción de hormonas masculinas lo que podría incidir en un crecimiento del cáncer prostático. (El coito sexual no afecta el riesgo de cáncer de próstata.)

Génesis 5:2;1:28: “los creó varón y mujer, y les dio su bendición. El día en que fueron creados, Dios dijo: «Se llamarán hombres.» ... y les dio su bendición: «Tengan muchos, muchos hijos; llenen el mundo y gobiérnenlo; dominen a los peces y a las aves, y a todos los animales que se arrastran.»” Gálatas 5:19-21- “Bien manifiestas son las obras de la carne, las cuales son adulterio, fornicación, deshonestidad, lujuria, culto de ídolos, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, enojos, riñas, disensiones, herejías, envidias, homicidios, embriagueces, glotonerías y cosas semejantes, sobre las cuales os prevengo, como ya tengo dicho, que los que tales cosas hacen, no alcanzarán el reino de Dios.”

Diagnóstico del Cáncer de Próstata

Si algunos síntomas o los resultados de las pruebas de detección precoz plantean la posibilidad de un cáncer de próstata, es obligatorio realizar otras pruebas para decidir si la enfermedad está presente.

Signos y Síntomas

El cáncer de próstata precoz, normalmente no produce síntomas y se detecta por una elevación del PSA o realizando un tacto rectal. La presencia de síntomas es indicativo de que se halla en una fase avanzada.

Entre los síntomas se encuentran: disuria, tenesmo vesical, polaquiuria y nicturia, retención de orina, pérdida de fuerza del chorro de la orina, goteo y hematuria terminal. El inicio brusco y la progresión rápida de los síntomas obstructivos urinarios en hombres del grupo de edad adecuado, tiene muchas probabilidades de ser causado por un cáncer de próstata. En el paciente con metástasis a distancia, los síntomás iniciales más frecuentes son el dolor lumbar, en la pelvis o en los hombros o en diversas zonas óseas.

La biopsia de próstata

La biopsia de los nódulos de las áreas sospechosas y de zonas al azar permite detectar el cáncer en sólo la mitad de los pacientes que presentan la próstata indurada. La biopsia también ayuda a determinar si el cancer es o no multifocal. En más del 30% de los pacientes la biopsia con aguja no puede descubrir el cáncer, teniendo que recurrir a la repetición posterior de las biopsias.

Biopsia por punción con aguja hueca (core biopsia)

Es la técnica preferida (estándar) para diagnosticar un cáncer de próstata. Una biopsia es un procedimiento en el que se extrae una muestra de tejido y se examina al microscopio. La ecografía transrectal se utiliza para guiar e insertar una aguja fina y hueca a través de la pared del recto en algunas áreas de la glándula prostática. La aguja extrae un cilindro de tejido, normalmente de un centímetro de longitud y de 2 milímetros de ancho, que se envía a anatomía patológica para examinar si existe cáncer.

Aunque el procedimiento parezca doloroso, típicamente causa un pequeño malestar porque un pequeño instrumento en forma de pistola, inserta y extrae la aguja en una fracción de segundo. Además también se anestesia localmente el área a biopsiar. La biopsia se realiza en unos 15 minutos y se suele realizar ambulatoriamente.

Se toman varias muestras de biopsia en diferentes áreas de la próstata. Normalmente se necesitan entre 6 y 13 muestras (biopsia por sextantes) para tener una muestra representativa de la glándula que pueda mostrar la afectación de la próstata por el cáncer. Hasta 18 muestras se pueden tomar en algunos pacientes.

Algunos médicos obtienen la biopsia a través del periné, la piel que se encuentra entre el ano y el escroto. El médico introduce su dedo en el recto para tocar la próstata y entonces inserta la aguja de biopsia a través de una pequeña incisión en la piel del perineo. También se usa anestesia local en el área de biopsia. La biopsia prostática por vía transperineal presenta menos riesgos de contaminación bacteriana que la biopsia transrectal, pero es menos precisa en la toma de muestras que la biopsia transrectal.

Biopsia por aspiración con aguja fina

Es menos dolorosa y presenta menos morbilidad que la biopsia estándar con aguja gruesa y es el método de elección utilizado en muchos centros por anatomopatólogos expertos en su interpretación. La resección transuretral de próstata afectada de una hiperplasia benigna de próstata, es el método con el que más comúnmente se diagnostican los pacientes con cáncer de próstata en estadio A (T1a y T1b).

Las muestra de la biopsia se envían al laboratorio de anatomía patológica. El patólogo, un médico especialista en diagnosticar enfermedades en muestras de tejido, determinará si existe células cancerosas en la biopsia, examinándola al microscopio. Este análisis normalmente tarda de uno a tres días. Si existe cáncer, el patólogo también asigna un grado (puntuación Gleason).

La biopsia de la próstata es esencial para confirmar el diagnóstico y está indicada cuando se descubre alguna nodularidad al realizar el tacto rectal, al determinar una elevación del PSA sérico o alguna alteración en las pruebas de imagen, o bien cuando aparecen síntomas del tracto urinario inferior en un varón que no tiene causas conocidas de obstrucción.

Grados del cáncer de próstata

En una misma biopsia pueden encontrarse variaciones en el tamaño de las células, en la forma del núcleo y los nucléolos, en el grado de diferenciación glandular, en la cantidad de mucina y fosfatasa ácida, pero las zonas menos diferenciadas del tumor, es decir las de mayor malignidad histológica son las que al parecer determinan su comportamiento biológico.

La mayoría de los patólogos clasifican el grado del cáncer de próstata de acuerdo con el sistema Gleason. Este sistema asigna un grado Gleason del 1 al 5, de mayor a menor diferenciación, basado en el parecido de las células cancerosas al tejido normal prostático, a los tipos histológicos glandulares dominantes y secundarios.

Si el tejido canceroso presenta parecido al tejido normal prostático, se asigna un grado 1.

Si el cáncer carece de estas características y las células se parecen muy poco a las células normales prostáticas, se llama un grado 5.

Los grados 2 y 4 tienen características intermedias.

Debido a que los cánceres de próstata a menudo tienen áreas con diferentes grados, al grado se le asignan dos áreas que representan la mayoría del cáncer. Estos dos grados son sumados siempre para obtener la "puntuación Gleason" (Gleason score) entre 2 y 10. Si la puntuación Gleason es muy alto, lo más probale es que el cáncer crezca y se extienda muy rápidamente. Las puntuaciones de 2 a 4 son siempre clasificados como de bajo grado, el 5 y 6 son de grado intermedio, y las puntuaciones de 7 a 10 se consideran de alto grado. Esta clasificación por grados es reproducible y guarda correlación con la evolución de la enfermedad y la supervivencia del paciente.

Resultados "sospechosos"

Algunas veces, cuando el patólogo detecta células prostáticas al microscopio, algunas no parecen cancerosas, pero tampoco parecen normales. Estos resultados a menudo son llamados "sospechosos". Generalmente pertenecen a dos categorías: "atípias" o Neoplasia Intraepitelial Prostática (PIN).

La PIN se divide en bajo grado y alto grado. Muchos hombres desarrollan PIN de bajo grado siendo jóvenes y no necesariamente desarrollarán un cáncer de próstata. La importancia del PIN de bajo grado en relación con el cáncer de próstata aún no está clara.

Pero con hallazgos de atipias o PIN de alto grado, el cáncer puede estar presente a la vez en alguna localización de la glándula prostática. Entre el PIN de alto grado, existe un 30 a un 50% de probabilidad de encontrar un cáncer en una biopsia realizada más tarde. Por esta razón, se recomienda repetir la biopsia de próstata en estos casos.

Estadificación (estudio de extensión)

El estadio o etapa de un cáncer es el factor más importante para elegir la opción de tratamiento más adecuada y predecir el pronóstico del paciente. Si se confirma un cáncer, es necesario realizar más pruebas diagnósticas para saber la extensión del cáncer dentro de la próstata, fuera pero en la vecindad de la próstata o en otras partes del cuerpo (enfermedad a distancia, diseminada o metastásica). Este proceso, llamado estadificación, ofrece información acerca del cáncer con varias pruebas para determinar la extensión del cáncer.

Los datos obtenidos del tacto rectal, nivel de PSA y puntuación Gleason, permiten saber qué pruebas hacen falta para el estudio de extensión. Los hombres con tacto rectal normal, PSA bajo y puntuación Gleason baja, la mayoría de las veces no necesitan ninguna otra prueba más, porque la probabilidad de que el cáncer esté extendido fuera de la próstata es muy baja.

Vídeos Gratis
www.Santos-Catolicos.com
¡DVDs, Artículos y Libros Gratis!
FREE DVDS & VIDEOS
WATCH & DOWNLOAD ALL THE DVDS & VIDEOS FOR FREE!