Cáncer de Colon: Síntomas, Datos, Imágenes, Causas, Tratamiento

Cáncer Colorrectal

El cáncer colorrectal, también llamado cáncer de colon (a veces se confunde con el cáncer del ano), es la neoplasia maligna más frecuente del tubo digestivo y abarca los cánceres de colon y recto, en el intestino grueso. Ambos presentan características similares, aunque se diferencian en los síntomas y el tratamiento.

El colon es la parte del tubo digestivo existente entre el intestino delgado y el recto en la que se produce la absorción de líquidos del contenido intestinal y se forman las heces. El cáncer de colon es actualmente un importante problema de salud pública en los países desarrollados. Es el cuarto cáncer más frecuente en el mundo. En España, se registran unos 19.000 casos nuevos cada año.

Antes de la manifestación del «cáncer real», normalmente aparece un pólipo que, a través del tiempo, se desarrolla lentamente y puede transformarse en cáncer. Si éste se genera en los pólipos, crece hacia la luz del colon o del recto, y en las paredes de estos órganos. En ellas, las células cancerosas pueden desarrollarse hacia los vasos sanguíneos o los vasos linfáticos. A partir de esos vasos, las células cancerosas se pueden desprender y diseminarse a otras partes del cuerpo, donde pueden formar metástasis de estos tumores.

Algunas pruebas diagnósticas son más eficientes para detectar cáncer en la primera porción del colon o colon ascendente, mientras que otras lo son al examinar el lado izquierdo del colon (colon descendente) o en el recto.

¿Qué es el Cáncer de Colon y Recto?

El colon es la parte del aparato digestivo en donde se almacena el material de desecho. El recto es la parte final del colon adyacente al ano. Juntos, forman un tubo muscular largo denominado el intestino grueso (también conocido como el intestino grueso). Los tumores del colon y el recto son tumores derivados de la pared interior del intestino grueso. Los tumores benignos del intestino grueso se llaman pólipos. Los tumores malignos del intestino grueso se llaman cánceres. Los pólipos benignos no invaden los tejidos cercanos o se extienden a otras partes del cuerpo. Los pólipos benignos pueden ser fácilmente removidos durante la colonoscopia y no son potencialmente mortales. Si pólipos benignos no se eliminan desde el intestino grueso, pueden convertirse en maligno (canceroso) en el tiempo. La mayoría de los cánceres del intestino grueso se cree que se han desarrollado a partir de pólipos. El cáncer de colon y del recto (también denominado como el cáncer colorrectal) pueden invadir y dañar tejidos y órganos adyacentes. Las células cancerosas pueden también desprenderse y diseminarse a otras partes del cuerpo (como el hígado y los pulmones) donde formar nuevos tumores. La diseminación del cáncer de colon a órganos distantes se denomina metástasis del cáncer de colon. Una vez que se ha producido metástasis en el cáncer colorrectal, una curación completa del cáncer es poco probable.

Causas de Cáncer de Colon y Ano

El cáncer abarca un conjunto de enfermedades en las cuales las células normales del cuerpo pierden la capacidad de controlar su crecimiento por medio de una serie de cambios genéticos. A medida que avanzan, los cánceres invaden los tejidos que los rodean (invasión local). También pueden extenderse a otros lugares del cuerpo por medio de los vasos sanguíneos o canales linfáticos donde pueden implantarse y desarrollarse (metástasis).

El canal anal es un conducto que conecta el recto con el exterior del cuerpo. Está rodeado de músculos que lo mantienen cerrado excepto cuando se relajan durante la defecación. El cáncer de ano surge de las células de la piel que rodean la abertura del ano o en el canal anal dentro de dicha abertura. Los cánceres de ano surgen de las células de la piel y se denominan carcinomas espinocelulares. Las células que se están transformando en malignas pero que no han invadido la piel con profundidad se denominan “displasia de alto grado”, “carcinoma in situ” o “enfermedad de Bowen”.

El cáncer de colon, o colorrectal, es el que comienza en el intestino grueso (colon) o en el recto (parte final del colon). Otros tipos de cáncer pueden afectar el colon, como el linfoma, los tumores carcinoides, el melanoma y los sarcomas, los cuales son poco comunes.

Cáncer de Colon

De acuerdo con la Sociedad Estadounidense de Oncología (American Cancer Society), el cáncer colorrectal es una de las causas importantes de muerte relacionadas con cáncer en los Estados Unidos. Sin embargo, el diagnóstico oportuno con frecuencia puede llevar a una cura completa.

Casi todos los cánceres de colon empiezan en glándulas del revestimiento del colon y del recto. Cuando los médicos hablan acerca de cáncer colorrectal, generalmente es a esto a lo que se están refiriendo.

No hay una causa única para el cáncer de colon. Casi todos los cánceres de colon comienzan como pólipos no cancerosos (benignos), que lentamente se van convirtiendo en cáncer.

Usted tiene mayor riesgo de padecer cáncer de colon si:

  • Tiene sexo anal (el sexo anal también puede provocar el síndrome que se conoce como SIDA; la estructura de la membrana o mucosa intestinal o anal no es adecuada para la composición muy agresiva del esperma o semen).

  • Tiene más de 60 años.

  • Es de origen afroamericano y de Europa oriental.

  • Consume una alimentación rica en carnes rojas o procesadas.

  • Tiene cáncer en otro lugar del cuerpo.

  • Tiene pólipos colorrectales.

  • Tiene enfermedad intestinal inflamatoria (enfermedad de Crohn o colitis ulcerativa).

  • Tiene antecedentes familiares de cáncer de colon.

  • Tiene un antecedente personal de cáncer de mama.

Se trata de un cáncer cuya mortalidad e incidencia es más alta en los países industrializados. Aproximadamente el 80% de los casos son esporádicos, pero el 20% tiene una influencia genética, con mayor riesgo familiar en los que es necesario un mayor seguimiento y control.

La edad es un factor de riesgo fundamental, con un incremento brusco de la incidencia a partir de los 50 años. La presencia de un familiar de primer grado que lo haya padecido duplica el riesgo, y lo cuadriplica si el diagnóstico del cáncer se produjo antes de los 60 años de edad. El aumento de la incidencia está muy relacionado con el estilo de vida en los países industrializados.

Existen distintos factores de riesgo en relación al cáncer de colón: el consumo de grasas y de carnes rojas, sobre todo en conserva, embutidos o carnes preparadas; la obesidad, el tabaquismo y el consumo elevado de alcohol así como la diabetes asociada a la obesidad. Los pacientes con enfermedad de Crohn y Colitis ulcerosa tiene mayor riesgo con respecto a la población general, sobre todo, en la enfermedad de Crohn (riesgo 20 veces superior).

Ciertos síndromes genéticos también aumentan el riesgo de padecer cáncer de colon. Dos de los más comunes son:

  • Poliposis adenomatosa familiar.

  • Cáncer colorrectal hereditario sin poliposis (CCHSP), también conocido como síndrome de Lynch.

Lo que usted come puede jugar un papel en el riesgo de padecer este tipo de cáncer. El cáncer de colon puede estar asociado con dietas ricas en grasas, bajas en fibra y carnes rojas. Sin embargo, algunos estudios han encontrado que el riesgo no se reduce si usted se pasa a una dieta rica en fibra, así que este vínculo aún no está claro.

Fumar cigarrillo y beber alcohol son otros factores de riesgo para el cáncer colorrectal.

Hemorroides

Si el ano sangra, duele y escuece, algo que le ocurre a uno de cada dos españoles, es urgente acudir al especialista para evitar sufrimiento, pasar por el quirófano y, en última instancia, padecer un cáncer de colon, la segunda causa de muerte por tumores en España, según expertos del Centro Proctológico Europeo.

Estos especialistas hicieron público un informe en el que se recogen los estudios realizados en España sobre enfermedades de la región anal como las hemorroides, las fisuras, las fístulas, los quistes, los condilomas y los tumores.

Acudir al médico ante los primeros síntomas evitaría, según este estudio, el 80% de los casos de cáncer de colon y reduciría en un 20% las intervenciones quirúrgicas, al coger el problema a tiempo. Visitar al especialista a tiempo reduciría en un 20% las intervenciones quirúrgicas

El experto detalló que sufren de hemorroides la mitad de los españoles "que pasan 8 horas sentados en una silla, sintiendo como si les pasaran un cuchillo por la zona".

Los datos revelan que casi el cien por cien de la población tiene almorranas, causadas por un exceso de presión en el interior de las venas hemorroidales, aunque el 35% pueden llegar a sufrirlas de forma aguda. Son especialmente frecuentes en las mujeres de 28 a 43 años, debido a los embarazos, aunque generalmente se trata de un trastorno puntual que puede desaparecer tras el parto.

Las personas que practican sexo anal están "significativamente expuestas" a padecerlas, además de otras patologías como prolapso rectal, incontinencia, fisuras al tiempo que tienen "probabilidades elevadas" de infección, se asegura en el estudio.

Cáncer de Ano

El cáncer de ano es poco común. Representa del 1 al 2% aproximadamente de lo cánceres gastrointestinales. En los Estados Unidos, se diagnostican unos 4,000 casos nuevos de cáncer al año; cerca de la mitad, en mujeres. Unas 600 personas mueren debido a esta enfermedad cada año. Esto puede compararse con los 140,000 casos nuevos de cáncer colorrectal que ocasiona 50,000 muertes al año.

Por lo general, el cáncer de colon o ano se asocia con el virus del papiloma humano (VPH). Este virus produce verrugas dentro y alrededor del ano y en el cuello del útero. Se asocia con un riesgo mayor de cáncer cervical en las mujeres.

El factor de riesgo es lo que aumenta las probabilidades de que una persona contraiga una enfermedad. Además de la exposición al virus del papiloma humano, existen otros factores de riesgo:

  • Edad: la mayoría de las personas con cáncer de ano son mayores de 50 años.

  • Sexo anal: tienen un riesgo mayor las personas que practican sexo anal.

  • Tabaquismo: las sustancias químicas peligrosas del tabaco aumentan el riesgo de la mayoría de los cánceres, incluso el cáncer de ano.

  • Inmunodepresión: tienen un riesgo mayor las personas con sistemas inmunitarios débiles; tal es el caso de los pacientes de trasplantes que deben tomar fármacos para suprimir sus sistemas inmunitarios, y los pacientes infectados con VIH (virus de inmunodeficiencia humana).

  • Inflamación local crónica: tienen un riesgo ligeramente mayor las personas que durante largo tiempo tienen fístulas anales o heridas abiertas.

  • Radiación pélvica: tienen un riesgo mayor las personas que han recibido terapia de radiación pélvica para cáncer de recto, próstata, vejiga o cuello del útero.

Síntomas del Cáncer de Colon

El cáncer de colon tiene una larga evolución. Empieza con la formación de un pólipo (bulto que se forma junto a alguna membrana corporal) de carácter benigno. Las molestias más frecuentes aparecen en la fase avanzada de la enfermedad y pueden ser las siguientes:

  • Cambios en los ritmos intestinales.

  • Diarrea o sensación de tener el vientre lleno.

  • Estreñimiento.

  • Sangre en las heces.

  • Cambios en la consistencia de las heces.

  • Dolor o molestia abdominal.

  • Pérdida de peso sin causa aparente.

  • Pérdida del apetito.

  • Cansancio constante.

  • Vómitos.

Si tiene algunos de estos síntomas, acuda al médico.

Síntomas del Cáncer de Ano

Muchos casos de cáncer de ano pueden detectarse en etapa temprana. Los cánceres de ano se forman en una parte del conducto digestivo que el doctor puede ver y alcanzar con facilidad. Con frecuencia causan síntomas tales como:

  • Hemorragia del recto o del ano

  • Sensación de un bulto o masa en la abertura del ano

  • Dolor en la zona del ano

  • Comezón persistente o recurrente

  • Cambio en los hábitos de defecación (defecar con mayor o menor frecuencia) o mayor esfuerzo al defecar

  • Heces más angostas

  • Secreción (moco o pus) del ano

  • Ganglios linfáticos (glándulas) hinchadas en las zonas del ano y la ingle

Estos síntomas pueden deberse también a problemas menos graves como hemorroides, pero nunca debe suponerse esto. Si tiene algunos de estos síntomas, acuda al médico.

Tratamiento del Cáncer de Ano

Existen tratamientos muy eficaces para la mayoría de los casos de cáncer de ano. Se usan tres tipos básicos de tratamiento:

  • Cirugía: una operación para extirpar el cáncer;

  • Terapia de radiación: una dosis alta de rayos x para eliminar las células cancerosas; y

  • Quimioterapia: fármacos para eliminar células cancerosas.

Actualmente, se considera una terapia de combinación que incluye terapia de radiación y quimioterapia como el tratamiento estándar para la mayoría de los cánceres de ano. En ocasiones, un tumor muy pequeño o en etapa muy temprana se puede extirpar mediante cirugía (extirpación local), con un daño mínimo a los músculos del esfínter anal.

Los cánceres de ano son tumores poco comunes que surgen de la piel o revestimiento mucoso del canal anal. Como con la mayoría de los cánceres, se logra una supervivencia excelente con una detección temprana. La mayoría de los tumores se tratan bien con una combinación de quimioterapia y radiación. Por lo general, las recurrencias pueden tratarse con éxito. Siga las recomendaciones de exámenes de detección del cáncer de ano y colorrectal, y consulte al médico lo antes posible cuando se presente cualquier síntoma anorrectal.

Tratamiento del Cáncer de Colon

La cirugía es usualmente el primer tratamiento o el tratamiento primario para los cánceres de colon que no se han propagado a partes distantes. También se puede usar la terapia adyuvante (adicional). En la mayoría de los casos, la terapia adyuvante se administra por aproximadamente 6 meses.

Estadio 0 (carcinoma in situ)

El tratamiento del estadio 0 (carcinoma in situ) puede incluir los siguientes tipos de cirugía:

  • Escisión local o polipectomía simple.

  • Resección/anastomosis. Esto se lleva a cabo cuando el tumor es demasiado grande para extirparse por escisión local.

Consultar el Registro de Ensayos Clínicos sobre Cáncer del PDQ del NCI (NCI's PDQ Cancer Clinical Trials Registry) para acceder a los ensayos clínicos que se realizan en los Estados Unidos y que están aceptando pacientes. Para realizar la búsqueda, usar el término en inglés stage 0 colon cancer. Nota: Los resultados obtenidos solo estarán disponibles en inglés.

Cáncer del colon en estadio I

El tratamiento del cáncer del colon en el estadio I generalmente comprende resección/anastomosis.

Consultar el Registro de Ensayos Clínicos sobre Cáncer del PDQ del NCI (NCI's PDQ Cancer Clinical Trials Registry) para acceder a los ensayos clínicos que se realizan en los Estados Unidos y que están aceptando pacientes. Para realizar la búsqueda, usar el término en inglés stage I colon cancer. Nota: Los resultados obtenidos solo estarán disponibles en inglés.

Cáncer del colon en estadio II

El tratamiento del cáncer del colon en el estadio II generalmente comprende los siguientes procedimientos:

  • Resección/anastomosis.

  • Participación en un ensayo clínico de quimioterapia, radioterapia o terapia biológica, después de la cirugía.

Consultar el Registro de Ensayos Clínicos sobre Cáncer del PDQ del NCI (NCI's PDQ Cancer Clinical Trials Registry) para acceder a los ensayos clínicos que se realizan en los Estados Unidos y que están aceptando pacientes. Para realizar la búsqueda, usar el término en inglés stage II colon cancer. Nota: Los resultados obtenidos solo estarán disponibles en inglés.

Cáncer del colon en estadio III

El tratamiento del cáncer del colon en el estadio III puede incluir los siguientes procedimientos:

  • Resección/anastomosis con quimioterapia.

  • Participación en un ensayo clínico de quimioterapia, radioterapia o terapia biológica, después de la cirugía.

Consultar el Registro de Ensayos Clínicos sobre Cáncer del PDQ del NCI (NCI's PDQ Cancer Clinical Trials Registry) para acceder a los ensayos clínicos que se realizan en los Estados Unidos y que están aceptando pacientes. Para realizar la búsqueda, usar el término en inglés stage III colon cancer. Nota: Los resultados obtenidos solo estarán disponibles en inglés.

Cáncer del colon en estadio IV y recidivante

El tratamiento del cáncer del colon en estadio IV y recidivante puede incluir los siguientes procedimientos:

  • Resección/anastomosis (cirugía para extirpar el cáncer o derivar el tumor y unir los extremos cortados del colon).

  • Cirugía o quimioterapia para extirpar partes de otros órganos como el hígado, los pulmones y los ovarios a los que el cáncer se puede haber diseminado o vuelto.

  • Participación en un ensayo clínico de quimioterapia o terapia biológica.

  • Se puede ofrecer radioterapia a algunos pacientes como terapia paliativa para aliviar los síntomas.

El tratamiento para el cáncer recurrente del colon puede incluir la escisión local.

Los tratamientos especiales para el cáncer que se ha diseminado o regresado al hígado pueden incluir los siguientes procedimientos:

  • Quimioterapia seguida de resección.

  • Ablación por radiofrecuencia o criocirugía.

  • Participación en ensayos clínicos de quimioembolización hepática con radioterapia.

A los pacientes en los que el cáncer del colon se disemina o vuelve después del tratamiento inicial con quimioterapia, se les puede ofrecer quimioterapia adicional con un medicamento diferente o una combinación de medicamentos.

Consultar el Registro de Ensayos Clínicos sobre Cáncer del PDQ del NCI (NCI's PDQ Cancer Clinical Trials Registry) para acceder a los ensayos clínicos que se realizan en los Estados Unidos y que están aceptando pacientes. Para realizar la búsqueda, usar los términos en inglés stage IV colon cancer y recurrent colon cancer. Nota: Los resultados obtenidos solo estarán disponibles en inglés.

Vídeos Gratis
www.Santos-Catolicos.com
¡DVDs, Artículos y Libros Gratis!
FREE DVDS & VIDEOS
WATCH & DOWNLOAD ALL THE DVDS & VIDEOS FOR FREE!