Calculadora de Embarazo y Calculadora de Ovulación y Embarazo

Calculadora de Embarazo

Una de las dudas más típicas durante el embarazo es cuándo nacerá el bebé. Con la respuesta de la mujer la gente se hace una idea de cuántas semanas lleva embarazada y de cuántas semanas faltan para dar a luz, conociendo así el momento de la gestación en el que se encuentra.

Para ayudar un poco a la hora de hacer el cálculo de la fecha probable de parto y para tener realmente claro en qué momento del embarazo está una mujer os ofrecemos una calculadora de embarazo que, a partir de la fecha de la última regla, nos dice cuándo se estima que nazca el bebé, cuál fue la fecha probable de concepción, las semanas que lleva de gestación, así como cuántas semanas quedan. Todo ello son cálculos más o menos fáciles de realizar, aunque siempre puede ir bien tener a mano una calculadora de embarazo.

Cómo funciona la calculadora de embarazo

Como veis se trata de una simple aplicación online en la que debéis introducir cuál es la fecha del primer día de tu última menstruación. Una vez anotada, la calculadora de embarazo te ofrece las respuestas que hemos comentado, haciendo una estimación del embarazo, diciendo, más o menos, cuál fue la fecha de concepción de la criatura y cuál la fecha probable de parto.

La regla de Nagele

Un embarazo dura aproximadamente 280 días, que equivalen a 40 semanas de gestación. Conociendo estos datos puede hacerse una estimación realizando el cálculo con la llamada regla de Nagele, de la que ya hemos hablado en otras ocasiones en Bebés y más. Se trata de una fórmula que consiste en restar tres meses y sumar siete días a la fecha de la última menstruación (el primer día de la regla). Por ejemplo, si la fecha de la última regla fue el 1 de Febrero de 2011, restamos tres meses (1 de Noviembre de 2010) y añadimos 7 días para conocer la fecha probable de parto (FPP), que será el 8 de Noviembre. Muchas calculadoras de embarazo se basa en estos datos y por eso os ofrecerá el resultado que os daría si hicierais la fórmula.

En cualquier caso, la fecha probable de parto debería llamarse fecha improbable de parto, porque son muy pocas las mujeres que realmente dan a luz ese día y por ello los resultados de la calculadora de embarazo deberán tomarse siempre como una aproximación al día de tu nueva maternidad y no como un “contrato vinculante”.

¿Para qué sirve conocer la fecha probable de parto (FPP)?

Ayer mismo os mostramos un calendario para calcular rápidamente cuál será la fecha probable de parto según el momento en que se dio la última regla. Esa fecha es orientativa y poco concreta, ya que muy pocas mujeres acaban pariendo cuando “salen de cuentas”, por lo que quizás sería más correcto llamarla fecha improbable parto.

El caso es que las futuras madres suelen tener la fecha grabada en la mente y, de repente, en la primera ecografía, el ginecólogo reajusta dicha fecha en base al tamaño del niño. Esto se da porque el tamaño de los bebés en las primeras semanas de gestación es prácticamente idéntico, por lo que midiendo algunos parámetros (el tamaño del fémur, la circunferencia craneal,...) es posible saber con bastante exactitud en qué momento de la gestación se encuentra el bebé.

Sin embargo, a pesar de dicho reajuste, la mayoría de madres suelen incumplir la fecha probable de parto y por eso puede ser interesante preguntarnos: ¿Para qué sirve conocer la fecha probable de parto?

Cada bebé tiene su ritmo y cada madre también

Todos sabemos que hay bebés que tardan más en salir y otros que tardan menos, sin embargo ahora se sabe también que hay etnias que tienen embarazos más largos que otras y esto quiere decir que no sólo los bebés tienen su propio ritmo, sino que las madres también.

Por ejemplo, las mujeres caucásicas que son madres por primera vez suelen parir unos 5 días después que las mismas madres cuando van a parir a su segundo o tercer (o cuarto…) hijo. Las afroamericanas y las asiáticas, por su parte, tienden a tener gestaciones más cortas.

Entonces, sabiendo esto, qué más da que nos digan que el bebé tiene 12 semanas y 3 días si el tiempo que necesita para gestarse es indeterminado.

Se considera normal parir dos semanas antes o dos después

Otra de las cuestiones a tener en cuenta es que, en el momento de parir, se considera bebé a término el que nace a partir de las 38 semanas y el que nace antes de las 42 semanas. Es decir, que hay un periodo de nada menos que 28 días en que el bebé nace normalmente porque le toca nacer. Veintiocho días son muchos días y muchas probabilidades de que la fecha probable de parto no se de.

De todo esto se deduce que conocer la fecha de parto sirve, únicamente, para tener un control de dónde estamos y adónde vamos, que no es poco, pero que ocasiona muchas veces un sinfín de nervios y preguntas que pueden molestar mucho a algunas madres.

Que, ¿todavía no?

Cuando una mujer “sale de cuentas” su vida y la de su entorno empieza a girar alrededor de su parto. La gente empieza a llamar para preguntar, a decir lo bien que está el bebé dentro y que por eso no quiere salir, a preguntar si todavía no, a hablar de inducciones y cesáreas y la madre suele acabar poniéndose demasiado nerviosa o sintiendo que algo va mal, pues pasa la fecha probable de parto y piensa que no es capaz de parir a su bebé.

Es por eso que dicha fecha debe relativizarse mucho y solo empezar a darle importancia cuando se llega a la semana 42, cuando hay que empezar a valorar qué camino seguir ya que, a partir de ese momento, la placenta podría no aportar todo el oxígeno y los nutrientes que el bebé necesita.

Calculadora de Ovulación y Embarazo

Calcular la ovulación para buscar un embarazo

Cuando una pareja busca un embarazo, los expertos aconsejan que mantengan su actividad sexual habitual. Pero si se quieren programar las relaciones sexuales para tener un hijo, es importante saber cuándo se produce la ovulación.

El embarazo se consigue cuando se produce la ovulación y se tienen relaciones sexuales en el periodo preovulatorio.

Hay muchos procedimientos clínicos que la mujer puede utilizar para detectar la ovulación.

¿Cómo sé si ovulo con normalidad?

La ovulación suele ocurrir aproximadamente 14 días después del primer día de menstruación. Sin embargo, se puede ovular unos días antes o unos días después, y esto es perfectamente normal.

Toda mujer debe plantearse si ovula o no.

Si el intervalo de tiempo entre regla y regla oscila entre 25 y 35 días, lo más frecuente es que la mujer tenga ovulación.

Cuando los ciclos son más cortos o más largos de lo indicado anteriormente, es muy probable que la mujer no tenga ovulación y por tanto no se pueda quedar embarazada.

Calcular la ovulación y los días fértiles

De los procedimientos que existen para que una mujer pueda controlar si tiene o no ovulación, los más utilizados son:

1.-Los cambios en el flujo vaginal. Durante la ovulación, el flujo de la mujer aumenta y cambia su textura: es más viscoso. Este flujo proviene del moco cervical, que se prepara para que se pueda producir la fecundación.

2.- Algunas mujeres durante la ovulación notan malestar en la zona baja del vientre, incluso pueden tener sensación de pinchazo en una de las dos fosas ilíacas, dependiendo del ovario en el que se ha producido la ovulación. Esto es muy excepcional y son muy pocas las mujeres que pueden controlar cuando tienen la ovulación basándose en estos síntomas.

3.- El control de la temperatura basal. Cuando se registra la temperatura basal diariamente, se produce una elevación de 0,2º a 0,5ºC en el momento en que se produce la ovulación.

4.- Existen test basados en la detección de cambios hormonales que se adquieren en la farmacia. Básicamente se utilizan dos tipos: los test de LH y los test de estrógenos.

Los test de ovulación

- Test de ovulación de LH: Determina la brusca elevación de una hormona denominada LH, que es la responsable de que se produzca la ovulación, en la orina. El inconveniente de este test es que solo sirve para un mes y no siempre es fácil detectar el pico de LH.

- Test de ovulación de estrógenos: Este test se basa en la determinación de estrógenos (estradiol) en la saliva o en el flujo vaginal de la mujer. Mediante este test se puede detectar la ovulación tres o cuatro días antes de que se produzca.

En cualquier caso, en biología no hay nada que sea exacto y todas las pruebas tienen sus falsos positivos y sus falsos negativos. Los test para detectar la ovulación están sujetos a estas mismas circunstancias.

Cuándo acudir al especialista

Aunque la mujer tenga relaciones sexuales normales durante el periodo de la ovulación, solo existe un 25% de posibilidades de quedarse embarazada, por lo que si en cuatro meses no se ha conseguido el embarazo no ha motivos para ponerse nerviosa, ya que no siempre se logra el embarazo en los primeros ciclos.

Si la mujer es joven (menor de 35 años) y no tiene ninguna alteración que pueda justificar el que no se quede embarazada, lo más recomendable es que siga teniendo una actividad sexual normal y, si al cabo de un año no logra quedarse embarazada, acuda a consultar a su ginecólogo. Por encima de los 35 años, se recomienda acudir a esta consulta a partir de los seis meses.

Vídeos Gratis
www.Santos-Catolicos.com
¡DVDs, Artículos y Libros Gratis!
FREE DVDS & VIDEOS
WATCH & DOWNLOAD ALL THE DVDS & VIDEOS FOR FREE!