Martín Lutero Biografía, 95 Tesis, Historia, Reforma - ¿Quien Fue Martín Lutero?

Martín Lutero (en alemán Martin Luther o Luder)

Nacido: Eisleben, 10 de noviembre de 1483

Fallecido: Eisleben, 18 de febrero de 1546

El iniciador de la Reforma protestante fue educado con gran rigor en su casa y en la escuela. El propio Lutero ha narrado como su madre le azotó hasta hacerle sangrar por haber comido una nuez sin permiso. Miembro de una familia de agricultores, había nacido en la localidad sajona de Eisleben el 10 de noviembre de 1483. La familia -sus padres se llamaban Hans Luther y Margarita Ziegler- se trasladó a la región minera de Mansfeld donde, tras unos primeros años de grandes esfuerzos, consiguió prosperar. Hans pudo dar a su hijo primogénito una buena educación, estudiando en Magdeburgo y Eisenach antes de iniciar la carrera de leyes en Erfurt. En la universidad de Erfurt conoció el joven Martín a Erasmo y en el verano de 1505, impresionado por una tormenta que le sorprendió en pleno campo, decidió hacerse monje, lo que no gustó al padre.

Martín Lutero Biografía

Martin Lutero nacio el 10 de noviembre de 1483, en la ciudad de Eisleben, Alemania, pero fue criado en la ciudad de Mansfeld. Sus primeros estudios los hizo en las escuelas de Magdeburgo y Eisenach. Luego se incorporaria a la Universidad de Erfurt, donde obtuvo una licenciatura en artes (1502). Su padre, pertenecia a la clase media burguesa, queria que su hijo sea abogado. Al iniciar sus estudios de derecho, los dejo abruptamente para ingresar en la orden de los ermitaños agustinos en la ciudad de Erfurt. Este es un hecho extraño de su vida, segun sus biografos y algunos historiadores se dice que este hecho acontecio debido a un susto que tuvo cuando caminaba de Mansfeld hacia Erfurt. En medio de una tempestad, fue golpeado con un rayo y derribado al suelo, en su pavor gritaba "ayudame Santa Ana! voy a ser un monge!". Martin Lutero fue consagrado sacerdote el año 1507.

Martin lutero entre los años 1508 y 1512, impartio clases de filosofia en la Universidad de Wurtenberg, donde tambien enseño las Sagradas Escrituras especializandose en las Sentencias de Pedro Lombardo. En el año 1512 obtuvo e titulo de Doctor en Teologia.

El inicio de la Reforma Protestante se produjo cuando Martín Lutero publico en la puerta de la Iglesia de Wittenberg sus 95 tesis contra la venta de la indulgencia de los pecados en el año 1517, en estas denunciaba los "abusos" cometidos en la propagación de la doctrina católica, también criticaba las deformaciones de la vida eclesiástica y el mercantilismo en las Venta de Indulgencias para los pecados, esto iniciaría la ruptura con las autoridades de Roma.

Martín Lutero seria acusado de hereje, seria apoyado por sectores de la nobleza que vieron en estas reformas la forma de apropiarse de los bienes de la Iglesia Católica en Alemania. Lutero en esos años trabajaría al lado de su más famoso colaborador Felipe Melanchthon (1518). Melanchthon asistió como representante de Martín Lutero en la Dieta de Augsburgo, promovida por el príncipe Federico III de Sajonia, en esa reunión el representante de Martín Lutero se negó a retractarse y aceptar la autoridad divina del Papa. Luego de esta reunión entre los príncipes protestantes de la Liga de Esmalcalda y el emperador alemán Carlos a principios del siglo XVI, Lutero presentaría los celebres tratados que establecerían la base del luteranismo y el inicio de la Reforma Protestante (1520).

El emperador alemán Carlos V ( a la vez también Carlos I de España) en un intento de controlar la controversia y evitar las revueltas de los príncipes protestantes alemanes de su imperio, convoco a un reunión para que presentaran y defendieran sus ideas religiosas en la ciudad de Worms (Dieta de Worms), en esta nueva reunión donde estuvo Martín Lutero en persona, el emperador alemán Carlos V, príncipes protestantes y representantes de la Iglesia Católica, se pidió nuevamente la retracción de sus ideas, pero Martín Lutero reafirmo su posición ante el apoyo y presencia de los príncipes protestantes.

En la Dieta de Worms no se llego a ningún acuerdo satisfactorio entre las partes que diferían en razones religiosas y dogmáticas, nuevamente Martín Lutero fue excomulgado formalmente por el papa León X (declarado como hereje), se condenaba la lectura de sus escritos y se dispensaba penalmente a cualquier persona que lo matase (1521). Luego de terminada la Dieta de Worms el príncipe alemán Federico III el refugia secretamente a Martín Lutero en su castillo de Wartburg, este noble alemán trataba de liberarse del dominio político de la Iglesia Católica y del emperador alemán.

El apoyo de diferentes sectores de la nobleza y del campesinado hizo que el protestantismo se extendiera rápidamente en Alemania, provocando una serie de conflictos con los católicos y el emperador alemán Carlos V. Esa inestabilidad hizo surgir muchas sectas y grupos místicos, especialmente en Waldshut, Nuremberg, Suábia, Silésia, Leiden y Münster. Entre los movimientos rebeldes contra la autoridad papal y de los nobles que mas se destacaron fueron la de los caballeros, promovida por pequeños nobles que, codiciaban territorios y bienes pertenecientes a la Iglesia y nobleza alemana, trataron de apoderarse de esas tierras junto a los campesinos "Guerras de las Campesinos Alemanes". Martín Lutero para no perder el apoyo de los nobles, apoyaría las masacres de campesinos que dejo un saldo de más cien mil muertos. Martín Lutero apoyo la masacre de campesinos:

"Contra los asesinos y ladrones campesinos, en esto mojo mi pluma en sangre". , y "llamo a los príncipes a matar a los ofensivos campesinos como perros rabiosos, a apuñalarlos, a estrangularlos y destruirlos como mejor puedan y así recibirán los príncipes la promesa del cielo."

Martín Lutero antes de retirarse de la organización protestante para reasumir la cátedra en Wittenberg (1531-1545), paso la dirección del movimiento reformador a Melanchthon. Él concluyo la traducción completa de la biblia al alemán (1534), con sus colecciones himnos y salmos. Martín Lutero murió en su ciudad natal, Eisleben, el 18 de febrero del año 1546.

Lutero, El Gran Hereje

La tesis de que la decadencia moral de la Iglesia, bajo los Papas renacentistas, había llegado a un extremo intolerable, y que Lutero encabezó a los «protestantes» contra esta situación, exigiendo una «reforma», es falsa y ningún historiador actual es capaz de sostenerla.

Actualidad de Lutero.– El próximo 31 de octubre se cumplirá un nuevo aniversario de las 95 tesis clavadas en 1517 por Lutero en la puerta de la iglesia del palacio de Wittenberg. Son varias las publicaciones recientes sobre Lutero, en las que se le muestra como enamorado de la Biblia y difusor de la misma en el pueblo, reformador de una Iglesia romana corrompida en su tiempo, etc. Parece, pues, oportuno hacer algunas verificaciones.

No fue reformador de costumbres, sino de doctrinas.– La tesis de que la decadencia moral de la Iglesia, bajo los Papas renacentistas, había llegado a un extremo intolerable, y que Lutero encabezó a los «protestantes» contra esta situación, exigiendo una «reforma», es falsa y ningún historiador actual es capaz de sostenerla. Entre otras razones, porque el mismo Lutero desecha esa interpretación de su obra en numerosas declaraciones explícitas. «Yo no impugno las malas costumbres, sino las doctrinas impías». Y años después insiste en ello: «Yo no impugné las inmoralidades y los abusos, sino la sustancia y la doctrina del Papado». «Entre nosotros –confesaba abiertamente–, la vida es mala, como entre los papistas; pero no les acusamos de inmoralidad», sino de errores doctrinales. Efectivamente, «bellum est Luthero cum prava doctrina, cum impiis dogmatis» (Melanchton).

Reformador de la doctrina católica.– Lutero, efectivamente, combatió con todas sus fuerzas contra la doctrina de la Iglesia Católica. Para empezar, arrasó con la Biblia, ya que dejándola a merced de el libre examen, cambió la infalible y única Palabra divina por una variedad innumerable y contradictoria de falibles palabras humanas. Se llevó por delante la sucesión apostólica, el sacerdocio ministerial, los Obispos y sacerdotes, la doctrina de Padres y Concilios. Eliminó la Eucaristía, en cuanto sacrificio de la redención. Destruyó la devoción y el culto a la Santísima Virgen y a los santos, los votos y la vida religiosa, la función benéfica de la ley eclesiástica. Dejó en uno y medio los siete sacramentos. Afirmó, partiendo de la corrupción total del hombre por el pecado original, que «la razón es la grandísima puta del diablo, una puta comida por la sarna y la lepra» (etc., así cinco líneas más). Y por la misma causa, y con igual apasionamiento, negó la libertad del hombre (1525, De servo arbitrio), estimando que «lo más seguro y religioso» sería que el mismo término «libre arbitrio» desapareciera del lenguaje. Como lógica consecuencia, negó también la necesidad de las buenas obras para la salvación. En fin, destruyó prácticamente todo el Cristianismo.

Pensamiento esquizoide.– Una la Iglesia Católica razón y fe, entendiendo la teología como «ratio fide illustrata» (Vaticano I). Una la Biblia con la Tradición y el Magisterio apostólico. Una la gracia con la acción libre de la voluntad humana. Etc. etc.

El pensamiento de Lutero, por el contrario, es esquizoide: Considerando que “la razón es la grandísima puta del diablo”, concluye: sola fides. Convencido de que la mente y la conciencia del cristiano están por encima de Padres, Papas y Concilios, dictamina: sola Scriptura. Afirmando que el hombre no es libre, y que no son necesarias las buenas obras para la salvación, declara: sola gratia.

El mayor insultador del Reino.– Lutero escribe que “toda la Iglesia del papa es una Iglesia de putas y hermafroditas”, y que el mismo papa es “un loco furioso, un falsificador de la historia, un mentiroso, un blasfemo”, un cerdo, un burro, etc., y que todos los actos pontificios están “sellados con la mierda del diablo, y escritos con los pedos del asno-papa”. Podrían llenarse innumerables páginas con frases semejantes o peores.

Los teólogos católicos del tiempo de Lutero rechazaron sus tesis, ganándose de su parte los calificativos previsibles. La Facultad de París es “la sinagoga condenada del diablo, la más abominable ramera intelectual que ha vivido bajo el sol”. Y los teólogos de Lovaina, por su parte, son “asnos groseros, puercos malditos, panzas de blasfemias, cochinos epicúreos, herejes e idólatras, caldo maldito del infierno”. No es de extrañar que, pensando así, rechazara Lutero la proposición que le hizo Carlos V en Worms para que discutiera sus doctrinas con los más prestigiosos teólogos católicos.

Espantado de su propia obra.– Los resultados de la predicación de Lutero fueron devastadores en la moral del pueblo, y él mismo lo reconoce. «Desde que la tiranía del papa ha terminado para nosotros, todos desprecian la doctrina pura y saludable. No tenemos ya aspecto de hombres, sino de verdaderos brutos, una especie bestial». De sus seguidores afirmaba que «son siete veces peores que antes. Después de predicar nuestra doctrina, los hombres se entregaron al robo, a la impostura, a la crápula, a la embriaguez y a toda clase de vicios. Expulsamos un demonio [el papado] y vinieron siete peores».

A Zwinglio le escribe espantado: «Le asusta a uno ver cómo donde en un tiempo todo era tranquilidad e imperaba la paz, ahora hay dondequiera sectas y facciones: una abominación que inspira lástima [...] Me veo obligado a confesarlo: mi doctrina ha producido muchos escándalos. Sí; no lo puedo negar; estas cosas frecuentemente me aterran». Y aún preveía desastres mayores. Un día le confiaba a su amigo Melanchton: «¿Cuántos maestros distintos surgirán en el siglo próximo? La confusión llegará al colmo».

Las 95 tesis de Martín Lutero

Las causas que dieron lugar a la Reforma protestante se pueden resumir en 4 puntos que, si bien individualmente, no influyeron de manera decisiva en la ruptura del cristianismo, en su conjunto y a lo largo de los años crearon un caldo de cultivo que propició los pasos dados por Lutero y por los príncipes alemanes en cuanto un resentimiento contra Roma.

Estos elementos son:

  1. el cisma de Occidente,

  2. los conflictos entre Papas y emperadores,

  3. el auge de los nacionalismos eclesiásticos y, singularmente

  4. la peculiar realidad alemana, con el Imperio fragmentado en principados y ciudades

Martín Lutero era un fraile agustino alemán. Todos sus biógrafos coinciden en decir que en el fondo de la enseñazas de Lutero late un problema muy personal: su angustia por la idea de muerte y la salvación de su alma, a la que veía incapaz de vencer las tentaciones. Esto será el punto de partida de su reforma, que gradualmente le aleja cada vez más de la Iglesia Católica.

Las enseñanzas de Lutero se pueden resumir en cinco puntos que responden al modo de solucionar su angustia vital. Dicho con palabras poco académicas pero fácilmente entendibles: “muerto el perro se acabo la rabía”. Es decir, si para salvarme había de vencer las tentaciones y no se sentía capaz de hacerlo, pues afirmó que no se pueden vencer las tentaciones; para eso interpretó la Biblia a su gusto; negó que los sacramento concedan la gracia (esto es, la ayuda de Dios para luchar y vencer); y terminó afirmando que la salvación viene sólo y exclusivamente por la fe, al margen del actuar de las personas.

Dicho así puede parecer muy simple, pero Lutero lo paso muy mal en su vida personal. Finalmente, atacó a la Iglesia para justificarse a sí mismo.

¿Qué enseñaba Martín Lutero?

1.° La Sagrada Escritura es la única fuente de Revelación divina y cada cristiano ha de leer e interpretar la Biblia como le parezca oportuno. Es la doctrina del libre examen, por la que niega el Magisterio de la Iglesia y niega que el Primado del Papa sea dado por Jesucristo.

2.° El pecado original ha corrompido totalmente al hombre y niega que el ser humano pueda hacer el bien, porque el pecado original ha corrompido totalmente la naturaleza humana.

3.° Los Sacramentos solamente son símbolos de la gracia, niega que la producen y son solo dos: el Bautismo (niega que borre el pecado original) y la Eucaristía, pero niega que la Misa sea la renovación incruenta del Sacrifico de Jesús en la cruz.

4.° La salvación nos viene solo por la fe y niega que las obras buenas sean útiles para la salvación.

5.° Niega el culto a la Virgen y a los santos porque el único mediador entre Dios y los hombres es Jesucristo.

Estos principios “solucionan” su angustia y convierte la fe en algo subjetivo.

La sucesión de los hechos

Lutero comienza denunciando algunos "abusos" de la Iglesia. Estos abusos hacían referencia a la predicación de las indulgencias que los fieles podían ganar si entregaban una limosna para la construcción de la nueva basílica de San Pedro, en Roma.

- En 1517 publica 95 tesis que fijó en la puerta de la catedral de Wittemberg. Le apoyaron algunos príncipes alemanes resentidos contra Roma.

- Lutero es llamado a Roma varias veces para que explique sus enseñanzas, pero se niega a ir. Es más, rechazó la autoridad del Papa y se enfrentó a él de manera agresiva.

- En 1520, el papa León X condena, formal y públicamente, las tesis de Lutero. Entonces, este redacta e panfleto Contra la execrable bula del Anticristo. En 1521, es excomulgado por el Papa.

La difusión del protestantismo en Alemania

Alemania era campo abonado para la difusión de la herejía protestante por varias razones: la decadencia moral del clero y su falta de formación, el resentimiento contra Roma, y, sobre todo, la postura de los príncipes alemanes, que apoyarán a Lutero frente a la autoridad del nuevo emperador, Carlos V. Los principes vieron una oportunidad para rebelarse contra el poder del emperador.

Carlos V convocó la Dieta en Worm (1521), en la que Lutero se negó a retractarse. El emperador le condenó a las penas reservadas a los herejes; pero los principales luteranos, luego llamados protestantes, siguieron apoyándole enfrentados al emperador.

El luteranismo fue ganando con rapidez principados y ciudades, de manera que, cuando se convoca la Dieta en Augsburgo (1530), la Reforma había dejado de ser una cuestión religiosa para convertirse también en un problema político. El emperador quiso entonces atajar por las armas la desobediencia de los príncipes y, a la vez, la herejía de Lutero. Comenzaba así una larga serie de guerras llamadas de religión que ensangrentaron Europa durante el siglo XVI.

Los protestantes, unidos en la liga de Esmalcalda, fueron derrotados por Carlos V en Mühlberg, pero, poco después resultaban vencedores en Innsbruck. Finalmente se llegó a la paz con la segunda Dieta en Augsburgo (1555), que otorgaba igualdad de derechos a católicos y a luteranos, pero que subordinaba la religión a los intereses políticos, ya que la confesión de los súbditos debía ser del príncipe, según el principio cuius regio, eius religio.

Refutación de Sola Scriptura

1. Sola Scriptura no es una enseñanza de la Biblia

Ciertamente, la Escritura es un “modelo de verdad”, en esto estamos totalmente de acuerdo con los protestantes, incluso es un excelso modelo, pero no en el sentido que invalide las enseñanzas de la auténtica Tradición Apostólica y la Iglesia, la Biblia no enseña esto. Los católicos están de acuerdo con los protestantes en que la Escritura es materialmente suficiente, en otras palabras, todas las doctrinas pueden ser encontradas en la Biblia, ya sea explícita o implícitamente por deducción. Pero ningún pasaje de la Biblia enseña que ésta es la autoridad formal [única] o Regla de Fe para los Cristianos (suficiencia formal), y que no necesita de la Iglesia y de la Tradición Apostólica. Sola Scriptura ni siquiera puede ser deducida de los pasajes bíblicos [no está explícita ni implícitamente], sin embargo, los protestantes pretenden construir sobre este argumento, aunque en mi opinión, el esfuerzo está condenado al fracaso. Nunca he visto tal argumento y he discutido bastante sobre el tema con muchos protestantes durante los años desde mi conversión.

2. “La Palabra de Dios”

Palabra, en las Santas Escrituras, frecuentemente se refiere a lo ya proclamado, a la expresión oral inspirada de los profetas y los apóstoles. Los profetas predicaron la Palabra de Dios, no importando si posteriormente tal pronunciamiento fue registrado por escrito. Por ejemplo, leemos en Jeremías 25:3, 7-8:

3Desde el año trece de Josías… he recibido la palabra de Yavé, y os la he predicado pronto y reiteradamente… 7Pero no me escuchasteis -oráculo de Yavé-… 8Por eso, así dice Yavé de los ejércitos: Porque no habéis escuchado mis palabras,

Este es un ejemplo de la palabra de Dios o palabra del Señor, sin que sea primordial si estaba escrita o no, o posteriormente canonizada en Escritura. Tiene la misma autoridad estando escrita y como proclamación oral, sin menoscabo esta última por no estar en forma de texto. Esto también se aplica para la predicación apostólica. Cuando las frases, palabra de Dios o palabra del Señor, aparecen en Hechos y las Epístolas, siempre se refieren a la predicación oral y no a Escritura, por ejemplo:

1Tesalonicenses 2:13 …al oír la palabra de Dios que os predicamos, la acogisteis no como palabra de hombre, sino como palabra de Dios…

Si comparamos este pasaje con otro, escrito por la misma iglesia, Pablo se presenta considerando a la tradición y la palabra de Dios como sinónimos:

2Tesalonicenses 3:6 …os exhortamos a apartaros de todo hermano que viva desordenadamente y no según las tradiciones que de nosotros recibieron.

3. Tradición no es una palabra indigna

Los protestantes frecuentemente citan los versos de la Biblia en donde se condenan las tradiciones corruptas de los hombres (por ejemplo: Mateo 15:2-6; Marcos 7:8-13; Colosenses 2:8). Por supuesto, los católicos están de acuerdo con el sentido de estos versículos. Pero no está toda la verdad en la referencia que se hace de ellos. Es cierto, las tradiciones apostólicas están aprobadas positivamente, están en total armonía y consistencia con la Escritura, en este sentido, la Escritura es el “juez final” de la Tradición, pero nunca en el sentido de excluir a la Tradición y la autoridad de la Iglesia. He aquí algunos versículos relevantes:

1Corintios 11:2 Os alabo de que en todo os acordéis de mí y retengáis las tradiciones que yo os he transmitido.

2Tesalonicenses 2:15 …manteneos, pues, hermanos, firmes y guardad las tradiciones que recibisteis, ya de palabra, ya por nuestra carta.

2Timoteo 1:13Retén la forma de los sanos discursos que de mí oíste… 14Guarda el buen depósito por la virtud del Espíritu Santo, que mora en nosotros.

2Timoteo 2:2y lo que de mí oíste ante muchos testigos, encomiéndalo a hombres fieles capaces de enseñar a otros.

Judas 3 …combatir por la fe, que una vez para siempre ha sido dada a los santos.

(Comparar con Hechos 2: 42, en donde se mencionan las “enseñanzas de los apóstoles”.)

4. Jesús y Pablo aceptaron las tradiciones orales no contenidas en la Biblia

Los protestantes que defienden Sola Scriptura afirman que Jesús y Pablo aceptaron la autoridad del Antiguo Testamento. Esto es verdad, pero ellos también recurrieron a otra autoridad, fuera de la revelación escrita, por ejemplo:

a) Mateo 2:23: la referencia a “… que sería llamado Nazareno” no se encuentra en el Antiguo Testamento, y aún así, fue transmitido por “los profetas”. Así, una profecía considerada como la Palabra de Dios fue transmitida oralmente y no por escrito o en la Escritura.

b) Mateo 23:2-3: Jesús enseña a los escribas y Fariseos a tener una autoridad legítima y necesaria basada en la cátedra de Moisés, esta frase o idea no se encuentra en ninguna parte del Antiguo Testamento, sino que se encuentra en la Mishna, originalmente oral, en donde este ejemplo de “transferencia de la enseñanza” desde Moisés, ahí se enseña.

Dos ejemplos del Apóstol Pablo:

c) En 1Corintios 10:4, San Pablo refiere “una roca que seguía a los judíos” a través del desierto del Sinaí. El Antiguo Testamento no dice nada acerca de este movimiento milagroso en los pasajes relacionados con Moisés golpeando la piedra para que se produzca agua (Éxodo 17:1-7; Números 20:2-13) Pero la tradición rabínica [oral] sí lo menciona.

d) 2Timoteo 3:8: “Y a la manera que Jannes y Mambres se opusieron a Moisés…” Estos dos hombres no se encuentran en los pasajes relacionados del Antiguo Testamento (Éxodo 7:8ss), o en alguna otra parte del Antiguo Testamento.

5. El Concilio de Jerusalén

En el Concilio de Jerusalén (Hechos 15:6-30), observamos a Pedro y Santiago hablando con autoridad. Este Concilio realiza un pronunciamiento con autoridad (invocando al Espíritu Santo) el cual fue obligatorio para todos los cristianos:

Hechos 15:28-29: Porque ha parecido al Espíritu Santo y a nosotros no imponeros ninguna otra carga más que estas necesarias: que os abstengáis de las carnes inmoladas a los ídolos, de sangre y de lo ahogado y de la fornicación, de los cual haréis bien en guardaros. Salud.

En el siguiente capítulo, leemos que Pablo, Timoteo y Silas están viajando “por muchas ciudades” y la Escritura dice:

Hechos 16:4 …les comunicaba los decretos dados por los apóstoles y ancianos de Jerusalén, encargándoles que los guardasen.

Esta es la autoridad de la Iglesia. Ellos simplemente proclamaron el decreto como verdadero y necesario con la aprobación del Espíritu Santo mismo. Así, podemos observar en la Biblia, un ejemplo de la infalibilidad de la Iglesia Católica y que reclama para sí misma cuando se celebra un concilio (y aprobada por el Papa).

6. Fariseos, saduceos y las tradiciones orales extra-bíblicas

El cristianismo tomó muchas prácticas de la tradición farisaica del judaísmo. Los saduceos, por otro lado, enseñado a la herejía. Ellos rechazaban la futura resurrección, el alma, la vida después de la muerte, recompensas y retribuciones, demonios y ángeles y el predestinacionismo. Los saduceos eran los teólogos liberales de su tiempo. Los fariseos-cristianos son referidos en Hechos 15:5 y Filipenses 3:5, pero la Biblia jamás menciona a saduceos-cristianos. De esta manera, tampoco los judíos (ortodoxos) del Antiguo Testamento ni la Iglesia de los primeros años fueron guiados por el principio “Sola Scriptura”. Los fariseos, a pesar de sus corrupciones y excesos, representaban la corriente principal de la tradición judaica, y ambos, Jesús y Pablo, lo sabían.

7. Los judíos del Antiguo Testamento no practicaron Sola Scriptura. La necesidad de interpretación

Dos ejemplos del Antiguo Testamento:

a) Esdras 7:6,10, 25-26: (Esdras) Venía de Babilonia y era un escriba muy versado en la Ley de Moisés, dada por Yavé… porque Esdras había dispuesto su corazón para poner por obra la Ley de Yavé y enseñar en medio de Israel sus mandamientos y preceptos. Y tú, Esdras, según la sabiduría que de Dios tienes, establece jueces y magistrados que administren justicia a todo el pueblo del otro lado del río, a todos los que conocen la Ley de tu Dios, y enséñasela a los que no la conocen. Cualquiera que no guarde puntualmente la Ley de tu Dios y la ley del rey será condenado a muerte, a destierro, a multa o a prisión.

b) Nehemías 8:1-8: Esdras lee la Ley de Moisés a la gente en Jerusalén (8:3) En 8:7 encontramos trece Levitas que auxilian a Esdras y que ayudan a la gente a entender la Ley. Encontramos otros ejemplos anteriores en la escritura en donde los Levitas ejercitan la misma función (2Crónicas 17:8-9) En Nehemías 8:8, ellos leen del libro de la Ley de Dios, interpretan la lectura, le dan el sentido y así la gente lo entiende.

De esta manera la gente común comprendió la Ley (Nehemías 8:12), con asistencia en la interpretación y no únicamente de escuchar la lectura. De la misma manera, la Biblia no es del todo clara, sino que requiere de la ayuda de maestros que están familiarizados con el estilo bíblico, el idioma hebreo, los antecedentes, el contexto, la exégesis, las concordancias, los principios hermenéuticos, las lenguas originales, etc. El Antiguo Testamento, entonces, enseña sobre la necesidad de la Tradición y la necesidad de intérpretes autorizados, de la misma manera debe ser en el Nuevo Testamento.

c) Y contempló a un etíope eunuco… sentado en su carro de guerra, leía al profeta Isaías… Felipe se aproximó a él y lo escuchó leyendo a Isaías, el profeta, y preguntó, “¿Entiendes lo que estás leyendo?” y contestó, “¿Cómo podría, a menos que alguien me guíe?” (Hechos 8,27-28, 30-31)

d) 2Pedro 1:20Pues debéis ante todo saber que ninguna profecía de la Escritura es (objeto) de interpretación propia (personal),

e) 2Pedro 3:15y considerad la longanimidad de nuestro Señor como salvación, según nuestro amado hermano Pablo os escribió conforme a la sabiduría que a él le fue concedida. 16Es lo mismo que hablando de esto enseña en todas sus epístolas, en las cuales hay algunos puntos de difícil inteligencia, que hombres indoctos e inconstantes pervierten, no menos que las demás Escrituras, para su propia perdición.

f) Marcos 4:33Y con muchas parábolas como éstas les proponía la palabra, según podían entender, 34y no les hablaba sin parábolas; pero a sus discípulos se las explicaba todas aparte.

8. 2Timoteo 3:16-17. El Texto de la “demostración” protestante

16Pues toda Escritura es divinamente inspirada y útil para enseñar, para argüir, para corregir, para educar en la justicia, 17a fin de que el hombre de Dios sea perfecto y consumado en toda obra buena.

Este pasaje no enseña la suficiencia formal que excluya el rol de autoridad para la Tradición y la Iglesia. Los protestantes extrapolan sobre el texto lo que no existe ahí. Si miramos el contexto general de este pasaje, sólo en 2Timoteo, Pablo refiere la Tradición oral tres veces (1:13-14; 2:2; 3:14) y en forma similar, el texto de Efesios 4: 11-15 dice:

11y Él constituyó a unos apóstoles; a otros, profetas; a estos, evangelistas; a aquellos, pastores y doctores, 12para la perfección consumada de los santos, para la obra del ministerio, para la edificación del Cuerpo de Cristo, 13hasta que todos alcancemos la unidad de la fe y del conocimiento del hijo de Dios, cual varones perfectos, a la medida de la talla (que corresponde) a la plenitud de Cristo, 14para que ya no seamos niños, que fluctúan y se dejan llevar de todo viento de doctrina por el juego engañoso de los hombres, que para seducir emplean astutamente los artificios del error; 15sino que, al contrario, abrazados a la verdad, en todo crezcamos en caridad, llegándonos a aquel que es nuestra cabeza, Cristo,

Si 2Timoteo 3, prueba la sola suficiencia de la Escritura, entonces, en forma similar, Efesios 4 de la misma manera probaría la suficiencia de los pastores, maestros, etc., en la conquista de la perfección cristiana. En Efesios 4:11-15, el fiel cristiano es equipado, edificado, llamado a la unidad, a una humanidad madura, al conocimiento de Jesús, a la plenitud de Cristo e incluso, a cuidarse de la confusión doctrinal por medio de la función magisterial de la Iglesia. Esta es, por mucho, una mejor proclamación del perfeccionamiento de los santos que 2Timoteo 3:16-17, y aún así, no menciona para nada la Escritura.

Si todos los elementos no-bíblicos estuviesen excluidos en 2Timoteo, entonces, por analogía, la Escritura estaría lógicamente excluida en Efesios 4. Es mucho más razonable el reconocer que la ausencia de uno o más elementos en determinado pasaje no significa que lo excluya o no exista. La Iglesia y la Escritura [Biblia y Tradición] son igualmente necesarias e importantes para la enseñanza, y por supuesto, esta es la visión Católica de las cosas.

9. Implícitamente Pablo asume que la Tradición transmitida es infalible y obligatoria

Si Pablo no tuvo la intención de decir eso, hubiese estado mandando a los fieles a adherirse a una doctrina errónea. Él escribe, por ejemplo:

2Tesalonicenses 3:14Y si alguno no obedece a este mandato nuestro que por la epístola os damos, a ése señaladle y no os juntéis con él, para que se avergüence.

Romanos 16:17…estéis atentos a los que producen divisiones y escándalos al margen de la doctrina que habéis aprendido y que os apartéis de ellos,

Pablo no escribió:

…al margen de la gran verdad, aunque doctrina no infalible, que habéis aprendido…

10. Sola Scriptura es una posición radicalmente circular

Cuando todo está dicho y hecho, los protestantes que aceptan Sola Scriptura como su [única] Regla de Fe, recurren a la Biblia. Si son cuestionados acerca de la razón por la que uno debería creer en su particular enseñanza denominacional en lugar de otra, cada uno recurrirá a la “clara enseñanza Biblia” y algunas veces actuarán como si no existiese ninguna tradición que guíe su propia interpretación.

Esto es similar a la gente que se ve envuelta en un debate constitucional, diciendo, “nosotros actuamos conforme a la constitución, mientras que ustedes no”. La Constitución Política de los Estados Unidos, como la Biblia, no es suficiente en sí misma para resolver diferencias en la interpretación. Jueces y cortes son necesarias, y sus decretos son obligatorios. Las resoluciones de la Suprema Corte no pueden ser invalidadas excepto por la misma Suprema Corte o una enmienda constitucional. En cualquier caso, siempre habrá una decisión final que resuelva la cuestión.

Pero el protestantismo carece de esto, ya que recurre a un principio lógico endeble y a un libro (que debe ser siempre interpretado por seres humanos). Obviamente, dadas las divisiones en el protestantismo, la simpleza de “sólo la Biblia” nunca ha funcionado. Al final, cualquier persona desconfiará de la certeza del sistema protestante. Ellos sólo pueden “recurrir a la Biblia” interpretándola con sus pobres medios y de esta manera sumar una doctrina más [o denominación] a la ya larga lista. Cada uno cree que existe una sola verdad en cualquier disputa teológica, cualquiera que sea, o adoptan la posición relativista o indiferentista en donde las contradicciones no incomodan o cuando las doctrinas son tan “insignificantes” que las diferencias “no importan”.

Pero la Biblia no enseña sobre la existencia de doctrinas insignificantes y que los cristianos pueden libre y alegremente disentir de tal manera. El denominacionalismo y las divisiones están enérgicamente condenadas. La única conclusión a la que podemos llegar desde la Biblia es lo que llamamos “los tres puntales de la fe”: la Biblia, la Iglesia [magisterio] y la Tradición; todas necesarias para llegar a la verdad, si se quiebra alguno de estos puntales, todo colapsa.

La Biblia Prueba las Enseñanzas de la Iglesia Católica

Vídeos Gratis
www.Santos-Catolicos.com
¡DVDs, Artículos y Libros Gratis!
FREE DVDS & VIDEOS
WATCH & DOWNLOAD ALL THE DVDS & VIDEOS FOR FREE!