Té: Beneficios y Propiedades del Té, Tipos del Té, Té Chino, Té Blanco, Té Negro, Té de Manzanilla

Té (introducción)

es una bebida hecha a partir de hojas secas de la planta de té o pequeños árboles (camellia sinensis) de la familia de las Theaceae(s). Es consumida, ya sea como bebida caliente o fría, por aproximadamente la mitad de la población mundial, a pesar de ser segunda a la planta de café considerando su importancia comercial.

La planta del té

Carta de solicitudEl té (Camellia sinensis) es una planta que suele medir entre uno y siete metros de altura. Es un arbusto muy erguido que resiste muy bien el frío, y aparece recubierto de muchas ramas. Sus hojas, que se parecen a las de la camelia, se encuentran distribuidas de forma alterna por toda la planta; son de color verde oscuro, bastante carnosas y de forma más bien ovalada. Es originario de China, donde crece como arbusto silvestre de forma espontánea en los montes. En algunas ocasiones se cultiva en zonas adecuadas para su posterior comercialización. Esta planta no se encuentra en la Península Ibérica, recibiendo vulgarmente el nombre de "té" otras plantas con las que se hace infusiones. Pero recordemos: Té sólo es la infusión realizada con Camellia sinensis.

Carta de solicitudFlorece durante el invierno, extendiéndose la floración hasta el principio de la primavera en algunas zonas. Sus flores son blancas y tienen una corola bastante abierta formada normalmente por seis pétalos. Suelen encontrarse aisladas o en pequeños grupos de dos o tres como mucho. Nacen al lado de las hojas, son cabizbajas y desprenden un aroma muy agradable. El fruto forma una especie de cápsula y las semillas se encuentran aisladas y son ovaladas o circulares. La parte que se recolecta son las hojas, que después se emplean para realizar infusiones.

Té chino

El té es una bebida originaria de China. Según algunos estudiosos ciertos versos de su obra más antigua "El libro de los Cantos", compilado hacia el siglo VII a.C, ya se refieren al té. Durante muchos siglos el té se consideró una bebida medicinal, utilizada sobre todo para combatir el envenenamiento. No fue hasta la dinastía T'ang (618-907), cuando el poeta Lu Yu (733-804) recopiló el conocimiento de sus antepasados en el primer "Libro del Té" que su consumo se popularizó en China. Como en aquellos años China era un hervidero de viajeros y comerciantes, la cultura del té pronto se extendió por los países vecinos, como Japón o Corea. Y en la propia China su consumo no dejó de aumentar impregnando todos los aspectos de su cultura.

A principios del siglo XVII, la Compañía Holandesa de las Indias Orientales llevó el té por primera vez a Europa. Pero no fueron ellos sino los ingleses los que popularizaron el consumo del té por todo el mundo, y de hecho en el siglo siguiente el té se convertía en el pretexto para la rebelión que daría lugar a los Estados Unidos de América.

El té crece en el sur de China, especialmente en la cuenca del río Yangtze, las zonas montañosas no aptas para el arroz se han utilizado desde hace siglos para cultivar el té. La planta del té es un arbusto que crece bien en climas templados. Su vida media es de 100 años, aunque se les corta cada 25 años para que crezca con más vigor. Se recogen sus brotes tiernos, que tras ser tostados estarán listos para preparar la infusión. La recolección del té se realiza de forma continua a lo largo de todo el año, aunque la calidad varía con las estaciones.

En general se puede hablar de 3 tipos fundamentales de té:
  • Té verde: Son las hojas de té, tostadas. Es el más natural y saludable. Lo suelen tomar en el centro del país.

  • Té de jazmín: Es té verde al que se han añadido flores de jazmín. Muy aromático, es el preferido por los del Norte.

  • Té negro: Se produce fermentando y tostando las hojas de té. Es el que se consume en el Sur de China (donde le llaman té rojo) y en muchos países del mundo con el desayuno.

El té se prepara añadiendo agua hirviendo a las hojas de té. En China se consume té a todas horas. De la mañana a la noche muchos chinos van con sus frascos de té en la mano. En las oficinas cada chino tiene el suyo, al que va añadiendo agua hervida cada cierto tiempo, ya que las mismas hojas se utilizan varias veces. Con las comidas, para recibir a un amigo o agasajar a un invitado, el té se consume abundantemente. Para facilitar la concentración y acompañar la meditación se consume té. Dicen que el té caliente refresca en verano y calienta en invierno, sus mayores entusiastas aseguran que tiene 400 elementos favorables a la salud, y por su riqueza en oligoelementos y vitamina C lo recomiendan para prevenir las afecciones digestivas y hepáticas, reducir la hipertensión e incluso mejorar la vista y evitar la caída del cabello. De hecho cada vez se descubren nuevas propiedades terapéuticas de las distintas variedades de té.

El té es un factor determinante en la vida social china. Las casas de té han sido a lo largo de su historia el principal lugar de interacción social. Dicen que ante una taza de té se han desarrollado los momentos más bellos de la vida china, y sus tragedias más dolorosas.

Los tés más famosos de China son los siguientes:
  • Longjing o Pozo del Dragón. Se cultiva en los alrededores de Hangzhou. El más caro y apreciado. Antiguamente la cosecha de primavera, cuando los brotes son más tiernos, se pagaba como tributo para consumo exclusivo del emperador. Es un té verde de sabor suave. Se bebe en tazas grandes y se vierte agua caliente sobre las hojas de té por 3 veces. Dicen que la primera agua es un encuentro, la segunda un placer y la tercera una despedida.

  • Biluochun: se cultiva en las orillas del Lago Taihu.

  • Yinshi. De la isla Junshan en el Lago Dongting, de Hunan.

  • Oolong. Es un té verde semi-fermentado que se consume en las provincias de Fujian, Zhejiang y en Taiwan, aunque cada vez se está poniendo más de moda por todo el país. Se toma tras un complicado ritual en el que se dispone de dos teteras, una con las hojas de té y otra con agua hirviendo, con la que se hacen sucesivos pases por el té. Cada vez, en unos segundos, coge la esencia de la infusión. Se sirve en tazas pequeñas.

  • Mofeng o Maofeng de la Montaña Huangshan.

  • Puer: Un té negro que se cultiva en la provincia de Yunnan. En el hogar de las minorías.

Todo esto resulta un poco complejo para los consumidores occidentales, pero ayudará a entenderlo si se compara la cultura del té en China con la cultura del vino en España.

La ceremonia del té, un poco abandonada en los años pasados, está volviendo a ponerse de moda, en muchas ciudades se han abierto modernas casas de té, en las que no sólo se debe elegir el té que se desea beber, sino también el tipo de tetera, taza y otros complementos.

¿Qué es el Té? Historia, Beneficios, Propiedades y Tipos del Té

Carta de solicitudEl té es la segunda bebida más popular del mundo. Sólo el agua tiene un mayor consumo mundial que el té. Se estima que se beben diariamente en nuestro planeta entre 1,8 y 2 billones de tazas de té.

La palabra "té" proviene del chino "cha", que escrita está formada por los ideogramas correspondientes a "hierba", "hombre sobre la tierra" y "árbol". Si quieres saber más sobre su procedencia, consulta el cabecera "El nombre del té".

Es una bebida hecha de la hoja procesada de una planta cuyo nombre científico es Camellia sinensis. Algunas personas la llaman todavía por su nombre antiguo de Thea sinensis. Pero la diferencia en el nombre es poca; lo que importa es lo que sale de la tetera.

Ésta es una planta de hoja perenne que crece en forma de arbusto. Desde India y China pasó a Ceilán a mediados del siglo XIX. La mayor parte del té que se consume hoy día en el mundo viene de China, India, Indonesia, Sri Lanka (o Ceilán) y Japón.


Carta de solicitudTodos los tés (verdes, negros y semi-negros u Oolong) vienen de la misma planta. La diferencia está en la forma en que se preparan las hojas recogidas. El té verde, a diferencia del negro y el Oolong, no está oxidado, por lo que los constituyentes activos permanecen inalterados en la hoja.

Los aromas adicionales se le añaden a las hojas ya procesadas (té aromatizado). El té de rosas y el de jazmín podría estar en la categoría de los aromatizados aunque no se le añade el aroma sino las flores secas. La calidad del té depende mucho de la manera que se haga la recolección y en China los tés finos son recolectados con guantes para evitar que sus hojas se desmenucen. Los mejores tés son el flowery y el orange pekoe, este último de hojas jóvenes, muy delgadas y cultivadas lentamente. De calidad inferior son el pekoe y pekoe souchong, de hojas más viejas y de menor calidad.

Plantación de té en Malasia

En general, según su proceso de elaboración se obtiene:

  • Té negro: después de la recolección, las hojas se enrollan y se dejan oxidar. Después se secan y se trituran. Es la variedad que más conocemos.

  • Té verde (también llamado vulgarmente té chino): contiene menos teína pero es más amargo (si se deja el mismo tiempo en infusión que el té negro, lo cual no se debe hacer). La planta se seca y se somete a un proceso de torrefacción en recipientes de hierro.

  • Té semi-negro u Oolong: la oxidación es muy suave y queda a medio camino entre el té verde y el negro.

Según la parte de la planta que se utiliza, existen diversas variedades de té:

  • Te orange pekoe: se obtiene de los brotes tiernos y de las hojas interiores.

  • Té pekoe: se obtiene de la primera hoja.

  • Té souchong: se obtiene de la tercera hoja.


Carta de solicitudEl té es un estimulante muy suave, ya que contiene teína, excitante parecido a la cafeína. Tiene menos que el café, pero más que el cacao. Contiene pequeñas cantidades de componentes tánicos llamados técnicamente “polifenoles” (no confundir con el ácido tánico utilizado para oscurecer el cuero), vitaminas A, B2, C, D, K y P, además de una cantidad de minerales en pequeñas cantidades y aceites aromáticos. Los componentes taninos y los aceites esenciales son los principales responsables de su sabor, su color y su astringencia (sequedad), además de su delicioso aroma. Estas dos sustancias o compuestos se unen para producir las notas alta, media y básica que se notan en el té. Estos compuestos que se combinan para producir los delicados y perseguidos sabores del té no pueden determinarse químicamente por un análisis. Todos los análisis son básicamente iguales sin importar la variedad o la zona de cultivo. Es en el bien educado paladar de los devotos del té donde se puede tomar la decisión de si un té es bueno o no.

El té es, generalmente, saludable para los humanos; sin embargo, algunos individuos pueden hacer mal uso del té bebiéndolo demasiado o haciéndolo demasiado fuerte. Igual que muchas de las cosas que ingerimos, la moderación y el comedimiento son la clave.

Historia del té

En China se bebe té desde tiempos inmemoriales. Hay registros que datan del siglo X antes de Cristo, pero que mencionan que dieciocho siglos antes había chinos que vertían agua recién hervida sobre hojas secas de té y luego se la tomaban entre manifestaciones de gusto y de tibieza.

A principios del siglo IX se dice que pasa a Japón a través de los monjes Budistas paganos, quienes lo utilizaban como estimulante para estar alertas en sus horas de meditación, ya que para ellos tomar el té era una ceremonia ligada al espíritu.

El té llegó a Europa mucho después a través de los holandeses y los portugueses en el siglo XVII. En la década de 1650, Inglaterra se convirtió en la mayor potencia europea del té, gracias en parte a su especial relación con sus colonias en la India. Hacia 1657, Thomas Garraway ya expende cajas de té chino en su tienda de Londres y los ingleses lo monopolizaron a través de la East India Company. Exportaron su costumbre de beber té a Norteamérica, pero los en 1773 renunciaron a esta bebida ante los desorbitados impuestos ingleses.

El comercio del té era estrictamente reglamentado por los chinos, muy conscientes de la riqueza que suponía para ellos en su comercio con Occidente.

En Occidente hasta ahora se prefería el té negro por su sabor más suave ligeramente perfumado, de aroma delicado y menos amargo que el té verde. En el mundo Oriental, China, India, Tibet y Japón se consume mayoritariamente el té verde, probablemente el más puro, procedente de las hojas secas sin oxidar, que proveniente de la misma planta que el té negro. A quién le guste variar, dispone además de un término medio entre el verde y el negro: el té oolong que es semi-oxidado.

El nombre del té

La palabra castellana proviene del término t’e (pronunciado "tai") perteneciente al dialecto chino amoy.

La palabra pasó a Europa como resultado de los primeros contactos entre los comerciantes holandeses y los barcos chinos del puerto de Amoy, en la provincia china de Fujian. Dichos comerciantes adoptaron la palabra en la forma holandesa thee, que los alemanes transformaron en Tee, los españoles en , los italianos en , los daneses, noruegos y suecos en te (igual que los malayos), los húngaros e ingleses en tea, los franceses en thé, los finlandeses en tee y los lituanos en teja. Fuera de Europa, la palabra tampoco perdió su raíz original, convirtiéndose en ta en coreano, tey en tamil y thay en cingalés. El lenguaje científico mantuvo el término thea.

Pero también el chino mandarín tenía un término parecido para denominar a esta planta, que era c’a. Éste derivó a ch’a en cantonés y pasó como cha al portugués (ya que Portugal comerciaba en Macao, de habla cantonesa), al persa, al japonés y al hindi, y evolucionó a shai en árabe, ja en tibetano, chay en turco y chai en ruso. Del portugués se tomó una forma castellana, cha, empleada en el siglo XVII y en la Nueva España.

Variedades y Tipos de Te y sus Beneficios

Siempre se ha considerado al té un alimento que nos aporta grandes beneficios a nuestro organismo. Por ello, los beneficios que nos aporta es debido a que se trata de un producto 100% natural; sin conservantes ni colorantes.

Por norma general todos los tés tienen propiedades, como por ejemplo fluoruro, que protege el esmalte dental y actúa como defensa con las enfermedades de encías. Previene la formación de cáncer (pulmón, colon y piel). El té es un excelente antioxidante que también previene muchas enfermedades cardíacas; y ayuda a eliminar numerosas toxinas y desechos del cuerpo.

En cuanto a la preparación del té; aquí os damos unos sencillos pasos del modo más tradicional de preparar té:

  • Calentamos agua

  • Emplear té de hoja suelta; en una tetera apropiada; llenar un hervidor con agua fría y llevarlo a ebullición.

  • Cuando esté el agua hirviendo; añadir un poco a la tetera que contiene las hojas de té, la removemos bien por las paredes y la tiramos.

  • Verter el agua hirviendo sobre las hojas.

  • Tapar la tetera y dejar en infusión durante los minutos precisos según el tipo de hoja. Y se filtra.

  • Listo para servir en taza

Beneficios del té verde

El te verde es una de las bebidas más antiguas del todo el mundo y la más consumida además de muy sana y beneficiosa para el organismo. Es uno de los tés que mas esta ganando en popularidad en los últimos años debido a sus innumerables propiedades beneficiosas para la salud.

Se obtiene de la misma planta que el té negro. En cuando a las propiedades más características del Té Verde; podemos encontrar las siguientes:

  • Combate la migraña y el cansancio mental

  • Se trata de un broncodilatador

  • Es muy diurético y previene muchos problemas cardíacos

  • Previene numerosas enfermedades y problemas bucales, tales como las caries.

  • Peviene la formación de úlcera.

El té verde se obtiene secando las hojas al sol durante una o dos horas o mediante torrefacción. Estos procesos casi no alteran su composición química, lo que quiere decir que tiene niveles más altos de flavonoides (catequinas). Dos tazas de té verde tienen el mismo contenido de vitamina C que un vaso de zumo de naranja. Existen numerosas variedades de té verde, todas ellas muy populares en China y Japón.

Las más conocidas son:

  • El Lung Ching: es la variedad más famosa. Dulce y dorado, es una bebida habitual para los monjes, que lo llevan utilizando durante cientos de años para aclarar la mente y calmar los nervios.

  • El Bancha: se extrae del tallo de la planta del mismo nombre. Sabe ligeramente a heno.

  • El Gunpowder: se hierve con menta y azúcar y es popular en Marruecos, donde se enrolla en bolitas, que se abren con el agua caliente. Es agridulce.

  • El Sencha: muy popular en Japón, tiene color amarillo y sabe a verduras.

  • El Matcha: su poder refrescante es muy apreciado por los japoneses, que lo sirven espumoso en la ceremonia del té.

  • El Gyokuro: su sabor a hierba cortada lo ha hecho muy popular en Japón.

  • El Pi Lo Chun: tiene un curioso aroma a frutas. Las pequeñas espirales de sus hojas enrolladas a mano le otorgan el nombre, que significa caracol verde.

Utilización en la cosmética

El poder antioxidante del té verde lo convierte en una de las sustancias antienvejecimiento más apreciadas en cosmética. Su poder antioxidante previene la formación de radicales libres, interrumpe la reacción en cadena y repara los daños que puedan causar.

En perfumerías o establecimientos tan conocidos puedes encontrar líneas completas de cuidado de la piel hechas con té, excelentes sobre todo para quienes tienen problemas de exceso de grasa o acné. Cremas hidratantes, exfoliantes, limpiadoras faciales, desodorantes, esencias de aromaterapia. Además de beberlo, son numerosos los productos que puedes utilizar para potenciar los efectos del té desde fuera.

Preparación del Te verde:

A la hora de preparar Té verde habrá que tener en cuenta una serie de consejos que aquí le presentamos para que prepare un rico té verde en un momento.

Es muy importante tener en cuenta que la temperatura a la que el agua hierva no supere los 180º; el tiempo ideal para preparar la infusión debe rondar los 5 minutos. Y no se debe agregar azúcar.

Lo primero que tenemos que hacer es determinar cuantas tazas de té prepararemos; aproximadamente 5g de hojas de té verde por cada taza de agua. Después colocamos estas hojas de té en un filtro; Después hervimos abundante agua en una olla pequeña. Una vez que hierva reservamos. Colocamos el filtro con las hojas encima de una taza y vertemos el agua hirviendo; dejando que se empapen las hojas unos 2 o 3 minutos; dejamos enfríar y listo. Ya tenemos una sabrosa taza de Té Verde Tradicional.

Beneficios del té negro

Es otra variedad de la misma especie que se consigue mediante fermentación primero y secado con aire caliente después. Con el proceso adquiere una tonalidad oscura y se produce una transformación química de sus aminoácidos, ácidos grasos, polifenoles, etc.

Es el antioxidante mas potente de la naturaleza cien por cien mas eficaz en la lucha contra el envejecimiento y diversas enfermedades. Es mucho más potente que el té verde; debido a que supera en cantidad al té verde en polifenoles y catequinas. El te blanco protege nuestro corazón, ayuda a prevenir infartos y regula la presión sanguínea.

También es un gran combatiente contra el cáncer, sobre todo el de piel. Cabe señalar igualmente su gran poder adelgazante; favorece a la reducción del colesterol y a la grasa corporal.

Preparación:

Para elaborar una taza de este rico té; lo que tenemos que hacer es coger una cocharada de estas hojas de té, ponerlas en un filtro sobre una taza; hervimos agua y cuando esté lista la vertemos en el filtro dejando que se empapen las hojas unos 5 minutos; dejamos que enfríe un poco.

Y ya tenemos lista esta sabrosa taza de Té Negro.

Beneficios del té rojo

También conocido como Pu-erh, se ha popularizado en Occidente, sobre todo en EE.UU por sus propiedades adelgazantes (no demostradas aún) y digestivas. Puede utilizarse para limpiar y desintoxicar el organismo. Esta hierba hervida en infusión elimina toxinas ya que depura el flujo sanguíneo y purifica los flujos del cuerpo; todo ello repercute positivamente en el hígado; puesto que le permite trabajar menos y mejor.

El té rojo también previene las caries, hace bajar el colesterol malo, mejora el estreñimiento, alivia la depresión, y hasta hace desaparecer la resaca (no beber en exceso!). En realidad, se trata del té verde fermentado y envejecido con un color rojo fuerte y sabor a corteza de árbol, del Quingmao, una especie muy venerada en China porque se dice que fomenta la salud.

El proceso de fermentado dura cinco años, guardándose el té en barricas, como los vinos. Cuanto más tiempo se conserva, más preciado es. De hecho, hay Pu-erh gran reserva, de 60 años, más caro que el caviar. El Pu-erh es un té bajo en ácidos tánicos (portadores de la teína), por lo que no está contraindicado para nadie. Pueden tomarlo personas con el estómago delicado, embarazadas y lactantes.

Preparación:

Para elaborar una rica taza de té rojo; lo primero que tenemos que hacer es coger unos cinco gramos de hojas de té rojo; que podemos comprar en cualquier supermercado o herboristería.

Las ponemos en un filtro encima de una taza; hervimos agua y cuando esté lista la vertemos en el filtro. Dejamos que se empapen las hojas unos tres minutos aproximadamente; y ya tenemos lista esta sabrosa taza de Té Rojo.

Beneficios del té blanco

El té blanco ha sido descubierto recientemente como el antioxidante más potente de la naturaleza: contiene tres veces más polifenoles que el verde y es más eficaz que la vitamina C y la vitamina E juntas. Además, el té blanco es el que menos cafeína contiene, por lo que puedes convertirlo en un sustituto del café mucho más relajante. También es un gran combatiente contra el cáncer, sobre todo el de piel. Cabe señalar igualmente su gran poder adelgazante; favorece a la reducción del colesterol y a la grasa corporal.

El secreto de su alta concentración de polifenoles está en su proceso de elaboración: en vez de la hoja entera, en este tipo de té se recogen sólo los brotes, donde se concentra toda la energía de la planta. Estos brotes, sin abrir, están cubiertos de un vello blanco (de ahí su nombre: té blanco de agujas de plata). Y en vez de cortarse o enrollarse como se hace con el negro y el verde, se deja secar al aire, al sol natural sobre paños de seda. Los investigadores aseguran que este proceso tan simple es lo que mantiene al té en un estado puro, lleno de energía y con tres veces más antioxidante que el té verde.

Preparación:

Para elaborarar esta sabrosa receta de Té blanco; lo primero que tenemos que hacer es poner aproximadamente en un filtro 5 gramos de té blanco( por taza). Hervimos agua durante unos minutos; y cuando hierva la vertemos sobre el flitro encima de la taza que contiene las hojas de té blanco.

Dejamos que se empapen bien durante unos 3 minutos; dejamos que se enfríe un poco y listo. Ya está esta sabrosa y sana taza de Té blanco.

Beneficios del té azul

El té azul, también conocido como "té oolong", El te Oolong (también conocido como te azul o "Wu long", "Dragón negro" en Chino), uno de los tés más carismáticos y especiales del mundo es uno de los más reputados que existen en la actualidad. Es un té chino es como un té intermedio entre el rojo y el verde; ayuda a perder peso y a quemar grasas; al colesterol.

Protege de las infecciones , al igual que el té rojo, en el lejano oriente, este té ha servido de uso tradicional en la desintoxicación del cuerpo, antienvejecimiento y otras propiedades bacteriostáticas

Y por supuesto, destaca por su gran capacidad antioxidante. Su preparación es la misma que en las páginas anteriores.

Beneficios del té de manzanilla

La manzanilla o camomila es una hierba que suele crecer silvestre, y existen en su género tres variedades diferentes. Las especies de manzanilla común y romana se caracterizan por sus pequeñas flores blancas, a diferencia de la manzanilla hedionda. Las dos primeras tienen diversos usos en la medicina y la perfumería, mientras que la tercera se utiliza como componente de algunos venenos utilizados en fumigaciones. Se adapta fácilmente a casi cualquier condición, aunque es originaria de las regiones subtropicales de Europa y Asia. Sus flores, muy características, son semejantes a una margarita muy pequeña, de pétalos blancos muy pequeños y frágiles y tienen un centro amarillo predominante. Son en general flores muy aromáticas con cierto sabor acre, y suelen aparecer en primavera. Su tallo puede alcanzar el medio metro de altura, y es de porte herbáceo y erguido.

Ya desde el momento en el que se le concedió un nombre científico en el siglo XVIII, sus propiedades medicinales eran reconocidas y apreciadas. Su género lo debe al nombre latino de matriz, referido al útero. Ya desde antiguo se conocían sus cualidades como un tratamiento excelente para las enfermedades relacionadas con la mujer. Su aceite esencial es usado por numerosas industrias de cosméticos y perfumería, por su aroma y propiedades emolientes. Este mismo aceite se emplea en la medicina natural en preparaciones relacionadas con la aromaterapia. De ellas se extrae también una esencia empleada en perfumería, medicina y cosméticos para el cabello.

Uso medicinal

El té de manzanilla es uno de esos tés que son los más preferidos por muchas personas. Esto es debido a su aroma y sabor.

La manzanilla es una de esas hierbas que tienen fuerte olor agradable. Viene de una variedad de la flor de la margarita sus flor es muy similar a esta. El té de manzanilla es conocido por sus propiedades anti-bacterianas, anti-irritante y anti-inflamatorias entre otros atributos.

Flor de la manzanilla

Como una medicina a base de hierbas para adelgazar,la manzanilla, también se conoce para tratar enfermedades de la piel como la pitiriasis y el eczema. También puede tratar varicela, úlceras, erupciones en la piel, quemaduras, gripe estomacal, insomnio, ataques de ansiedad, entre otros. Esta hierba también ayuda a las mujeres a obtener alivio de los esos desagradables calambres menstruales. También es muy excelente en el tratamiento de resfriados y catarros.

La manzanilla contiene calcio y magnesio. Estos dos nutrientes esenciales son importantes en el cuerpo. También tiene un rico contenido de flavonoides que se ha demostrado que tienen propiedades antioxidantes y anticancerosas.

Muchos herbolarios creen que la manzanilla puede inducirte a la pérdida de peso, ya que tiene propiedades diuréticas y es una hierba para adelgazar que actuá como supresor del apetito. También tiene efecto catárticos, que significa que es capaz de desintoxicar y eliminar los residuos encontrados en el cuerpo. También actúa como un estimulante.

La manzanilla ayuda al cuerpo para una buena digestión. El tener una digestión saludable te ayuda a adelgazar y a perder peso. Esto es porque cuando tu sistema digestivo no puede digerir correctamente los alimentos que comía, es probable que te sientas débil, agotado, y con frecuencia sientas hambre. Además, la mala digestión puede afectar tu metabolismo. Para abordar este problema, el consumo de té de manzanilla tiene un estimulante amargo que ayuda a los órganos secretores a responder y lograr la máxima eficiencia en el proceso digestivo. Ademas reduce los efectos de engorde al comer carbohidratos y combate los signos del envejecimiento con antioxidantes .

Dado que esta hierba te quita tu apetito, te sentirás lleno y también dejaras de pensar en la comida. Esto te ayudará a evitar comer en exceso. Tu cuerpo es capaz de quemar más calorías ya que como se mencionó antes, el té es un estimulante en sí. Es Así como el té de manzanilla y la pérdida de peso se asocia por muchos doctores especialistas en hierbas para adelgazar de una manera rotunda,y en especial la manzanilla es ideal.

Para preparar una infusión correctamente:

Para lograr aprovechar al máximo las propiedades de esta planta se recomienda su consumo fresco. Se prepara en forma de té bien caliente, con 10 gramos de flores o ramas por cada litro de agua, procurando que la cocción de las hierbas no sea excesiva y tapando el recipiente donde se realice la preparación pues la evaporación puede restarle capacidad a sus propiedades. Se recomienda endulzarla con miel pues ambos sabores se complementan muy bien.

  • Dolores de estómago, cólicos menstruales: Beber una taza de té de manzanilla y poner emplastos de la misma planta sobre el vientre. Esta misma preparación funciona eficazmente para expulsar los gases intestinales.

  • Reumatismo, calambres y nerviosismo: Beber una taza de té de manzanilla. Es un ansiolítico maravilloso.

  • Fiebre: La acelga triturada junto con corteza de malva y manzanilla es de gran ayuda en los estados febriles del organismo.

  • Asma: En infusión, mezclar hierbabuena y manzanilla en iguales proporciones. Tomarla durante los accesos asmáticos.

  • Antiinflamatorio y cicatrizante: El cataplasma de manzanilla aplicado sobre las zonas afectadas es un remedio muy efectivo y relajante.

  • Gripe, catarros y bronquitis: Para despejar las vías aéreas las inhalaciones del vapor de la infusión de manzanilla son especialmente efectivas.

Vídeos Gratis
www.Santos-Catolicos.com
¡DVDs, Artículos y Libros Gratis!
FREE DVDS & VIDEOS
WATCH & DOWNLOAD ALL THE DVDS & VIDEOS FOR FREE!