Arroz, Como Preparar Arroz, Como Hacer Arroz, Recetas de Arroz

Como Preparar Arroz

Cómo hacer Arroz Blanco

Lo primero es lavar el arroz. En estas fotos podeis comprobar el antes y el después. Cambié el agua unas seis veces aproximadamente. Hasta que se empezó a ver los granos de arroz. Si no lo lavamos todo ese almidón que tienen los granos de arroz adheridos hubiese espesado en la cocción y hubiesen quedado pegajosos.

Paso paso para hacer arroz blanco

El siguiente paso es poner a hervir el agua con el laurel y la sal. Cuando empiece a hervir añadimos los granos de arroz. Removemos cuando los echemos y cuando rompa a hervir de nuevo para evitar que se peguen y se formen grumos. Dejamos cocer unos 15 minutos.

No necesita más tiempo porque con el lavado ya se ha reblandecido ligeramente el grano de arroz, siempre podemos probarlo para ver si está al dente y si no dejarlo un par de minutos más. Una vez pasado este tiempo, colamos y refrescamos con agua fría para evitar que siga cociendose con el calor residual.

En el momento de servir podemos calentarlo con un poco de mantequilla.

Los pasos para hacer arroz blanco son sencillos y si los seguimos conseguiremos un arroz blanco excelente, suelto y nada pegajoso.

Como preparar Arroz Integral

El Arroz Integral se prepara de una forma parecida al arroz blanco de grano largo, pero NO igual.

4 Tips para la Preparación del Arroz Integral:

La proporción de agua es 3 veces la cantidad de Arroz Integral. Lo puedes limpiar y lavar previamente.

Hay que dejar el Arroz en remojo de unas 2 a 4 horas, o incluso toda la noche para preparar al día siguiente. Yo lo dejé un par de horas y logré un buen resultado.

Ahora bien, para la textura al dente, que no se pegue o que no quede seco, integrar al agua aceite de oliva. Tambien le aporta brillo.

Durante la cocción, remover solo al principio cuando comienza el hervor, pero luego, puedes bajar el fuego y dejarlo tranquilo.
Como ves, no es dificil; te dejo esta propuesta, se trata de 
Arroz Integral con tomates secos y queso de cabra; lo hice de esta forma:

Previo remojo del Arroz unas 2 horas, colocar en olla no muy alta (usé un sarten) con el agua, sal, y los tomates secos rebanados que estaban hidratados en un poco de agua y el aceite de oliva; se agregan con este lìquido al Arroz.

Al comenzar el hervor, remover y bajar el fuego a fuego medio o bajo, y tapar pero no por completo.

Toma unos 20 minutos la cocción, sí se seca el líquido pero aun sientes que el grano esta duro, puedes agregar un poco mas de agua caliente.

Para terminar, puedes incorporar el orégano seco, pimienta y rectificar la sal. Listo.

Para servir, utilizando un aro o cintura, hice capas del tomate, arroz integral, pimienta, toque de aceite de oliva y orégano seco, y a un lado, el queso de cabra.

Muy sano y rico, incluso solo con sal y aceite de oliva. Buen provecho. !

El Arroz: Importante Alimento

Es el alimento principal de dos terceras partes de la población del planeta.

El arroz en un cereal sano y nutritivo y tiene cualidades que lo vuelven ideal en cualquier tipo de dieta o requerimiento nutricional.

  • Contiene sólo 103 calorías por media taza de arroz blanco y 108 calorías por media taza de arroz moreno

  • No contiene colesterol

  • No contiene grasa

  • No contiene sodio

  • Es un carbohidrato complejo

  • No contiene gluten y es no alergenico

  • Es sencillo de digerir

El Arroz Alimento Base

El arroz es el alimento básico de 17 países de Asia y del Pacífico, de ocho países de África, de siete países de América Latina y del Caribe y de uno del Cercano Oriente.

Puedes comer arroz a diario que no te supondrá ningún perjuicio para la salud. Todo lo contrario. El arroz es un alimento básico para gran parte de la humanidad . Seguramente todos los días comes pan y ninguna vez te has planteado que pueda ser algo malo.

En muchos países, el arroz hace las funciones de nuestro pan y lo toman a diario para acompañar las comidas. En Japón, cuando te sientas en la mesa de un restaurante lo primero que te sirven es un plato de arroz blanco. En cambio, no te sirven pan.

Por su bajísimo contenido en grasas, es un alimento excelente para mantener una buena salud cardiovascular siempre y cuando no se le incorporen grasas al cocinarlo.

El componente mayoritario del arroz es el almidón y por ello supone una buena fuente de energía. Aporta unas 350 calorías por cada 100 gramos. Aporta un 7 por ciento de proteínas y es rico en vitaminas del grupo B, si se consume integral.

Es pobre en minerales, especialmente en hierro, calcio y zinc y por ello resulta conveniente tomarlo en combinación con legumbres, verduras, carnes o pescados.

Hay que tener presente que el arroz blanco, debido al procesado al que ha sido sometido, se halla desprovisto de nutrientes que se encuentran en el pericarpio del grano, como es la fibra, vitaminas y minerales. He ahí la conveniencia de consumirlo integral.

El arroz debe estar presente varias veces por semana en una dieta equilibrada, sea como plato principal o como guarnición de carnes, pescado, huevos. También puede tomarse como postre.

Si tenemos en cuenta el conjunto de todos los países en vías de desarrollo, el arroz representa el 27% del consumo de energía y el 20% del consumo de proteínas alimenticias. No obstante, aunque el arroz representa una importante cantidad de la energía alimenticia, presenta un perfil aminoácido incompleto y contiene una escasa cantidad de micronutrientes esenciales. En la actualidad, más de 2.000 millones de personas sufren todavía una malnutrición de micronutrientes. La malnutrición disminuye la capacidad de los niños de aprender, reduce la productividad de los adultos y conlleva una muerte prematura, especialmente en mujeres y niños. Por consiguiente, las consideraciones nutricionales son fundamentales para el AIA y el concepto de que El arroz es vida.

Aunque es necesario disponer de una documentación más amplia sobre las propiedades nutricionales inherentes a las diferentes variedades de arroz, resulta bastante evidente que no todas las variedades tienen el mismo valor nutricional. El arroz es un cultivo con una genética muy variada; las especies Oryza sativa L. presentan miles de variedades pertenecientes a los subconjuntos del índica, japónica, japónica tropical, glutinoso y aromático.

En África Occidental, el O. Glaberrima Steud. se añade a la variedad de arroces. En el escaso número de variedades estudiado, el hierro y el zinc pueden estar comprendidos entre 1-6 mg y las proteínas entre 5-14 g por 100 g de arroz. Si se utilizaran mejor, las variedades con un mayor valor nutricional podrían contribuir a reducir el censo total de malnutrición.

Habitualmente, debido a la tradición y a las preferencias, se procede a moler el arroz dando lugar al arroz sin pulir. Aunque este proceso reduce el tiempo de cocción y aumenta su caducidad, también elimina un alto porcentaje de muchos nutrientes, entre ellas las proteínas, la fibra, la grasa, el hierro y las vitaminas B. En algunos países se vaporizan los granos de arroz para conservar los nutrientes que se encuentran de forma natural en ellos. Pueden utilizarse técnicas de fortificación para añadir vitaminas y minerales esenciales a los granos. Lamentablemente, esta práctica no está demasiado extendida en muchos países consumidores de arroz debido a la limitada infraestructura del procesamiento.

Composicion del Arroz

Carbohidratos Los carbohidratos simples y complejos son ambos importantes en la dieta. Son el combustible del cual nuestro cuerpo toma la mayor cantidad de energía. Al menos la mitad de las calorías consumidas durante el día deberían venir de carbohidratos, especialmente carbohidratos complejos tales como el arroz. El azúcar, el almidón y la fibra son tipos de carbohidratos. Los carbohidratos simples son azucares dentro de las cuales se encuentran la glucosa, fructosa, lactosa y sucrosa. Los carbohidratos complejos que son compuestos por cadenas de moléculas de glucosa consisten en principio de almidones y fibra. El almidón es la forma de almacenamiento del carbohidrato en plantas; en los humanos es el glucógeno.

El arroz contiene un gran porcentaje de carbohidratos (variando entre 23.3 y 25.5 gramos por 100 gramos de arroz cocido). De hecho, el 90% de las calorías en el arroz provienen de los carbohidratos. Este carbohidrato complejo ofrece más vitaminas y fibra que cualquier carbohidrato simple.

Fibra Los expertos recomiendan que consumamos por lo menos 25 gramos de fibra cada día para reducir el riesgo de enfermedades crónicas. Los alimentos ricos en fibra ayudan al funcionamiento del sistema digestivo y reducen el riesgo de desarrollo de desordenes intestinales. Media taza de arroz blanco proporciona 0.3 gramos de fibra. Media taza de arroz moreno proporciona 1.8 gramos de fibra.

Proteína Las proteínas proporcionan amino ácidos para construir y mantener el tejido, para formar enzimas, algunas hormonas y anticuerpos. Las proteínas hacen parte de algunos procesos de regulación del cuerpo y son una buena fuente de energía.

Las proteínas son únicas dentro de los nutrientes energéticos porque contienen nitrógeno y están compuestas por unidades de amino ácidos conectados por cadenas. Los amino ácidos esenciales no son producidos por el cuerpo; así que tienen que ser proporcionados por las proteínas. Los ocho amino ácidos deben estar presentes al mismo tiempo y en las cantidades necesarias para que las proteínas se sinteticen. En el arroz los amino ácidos están bien balanceadas pues se encuentran los ocho y en las cantidades necesarias. Es por esto que el arroz es único. A pesar de ser limitado el contenido de proteína en el arroz (entre 2.0 a 2.5 mg por media taza de arroz cocido) esta es considerada una de las proteínas de mejor calidad.

Grasa El arroz contiene únicamente una mínima cantidad de grasa (entre 0.2 gramos en media taza de arroz blanco cocido y 0.9 gramos en media taza de arroz moreno cocido).

La grasa es la fuente más concentrada de energía. Además de proporcionar energía, la grasa contribuye con la absorción de vitaminas que son solubles en esta. El ácido graso es la unidad básica en las grasas. Todos los ácidos grasos requeridos por el cuerpo pueden ser sintetizados de carbohidratos, grasa o proteínas a excepción de uno - el ácido linoleico. El ácido linoleico representa el 30% del total de los ácidos grasos que se encuentran en el arroz.

Debido a que el arroz es bajo en grasa, (menos de 1% de las calorías provienen de grasa) y no contiene colesterol es un excelente alimento para ser incluido en cualquier tipo de dieta.

Enriquecimiento Cerca del 70% del arroz consumido en los Estados Unidos es enriquecido. El arroz contiene tiamina, niacina y hierro. Sin embargo durante el proceso de molido las cantidades de estos nutrientes son reducidos. Para compensar esta perdida, el arroz es enriquecido con tiamina, niacina y hierro. Todo arroz enriquecido es adicionalmente fortificado con ácido fólico. El proceso de enriquecimiento se convirtió en ley en Enero de 1998. Los niveles de enriquecimiento de estos nutrientes que están especificados por el Departamento de Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) proporcionan un mínimo de 2 miligramos de tiamina, 13 miligramos de hierro, 16 miligramos de niacina y 0.7 miligramos de ácido fólico por libra de arroz puro.

Ácido Fólico El ácido fólico es una vitamina B recomendada para las mujeres durante su etapa de vida reproductiva como una alternativa para reducir defectos neuronales. El ácido fólico ha demostrado contribuir con la maduración de las células rojas y en la síntesis de ADN y ARN. El FDA recomienda el consumo de 400 miligramos de ácido fólico al día provenientes de una dieta variada. En las comidas que contienen ácido fólico se incluyen los granos secos, vegetales verdes, frutas y jugos de fruta. Media taza de arroz blanco fortificado contiene 8% del consumo diario requerido.

Tiamina La tiamina (vitamina B-1) funciona como parte de una coenzima que contribuye con el rompimiento de la glucosa para generar energía. El funcionamiento adecuado de la tiamina mantiene el cerebro y las células nerviosas sanas, el corazón en buen estado, el apetito normal y una adecuada agilidad mental. Como la tiamina no puede ser almacenada por el cuerpo, es importante incluir en la dieta diaria alimentos que contengan este nutriente. Incluir granos enteros, pan enriquecido y cereal en la dieta es la mejor forma de conseguir tiamina. Media taza de arroz moreno cocido proporciona 6% del consumo diario requerido. Y media taza de arroz blanco cocido proporciona 7% del consumo diario requerido.

Niacina La niacina también es requerida en el rompimiento de glucosa para la producción de energía. La niacina es esencial para la salud de la piel y el sistema nervioso. Media taza de arroz moreno cocido proporciona 8% del consumo diario requerido. Y media taza de arroz blanco cocido proporciona 6% del consumo diario requerido.

Hierro La mayor cantidad del hierro en el cuerpo humano esta presente en la hemoglobina, una proteína que consite de un compuesto metálico y que esta atada a una proteína llamada globina. La hemoglobina transporta el oxigeno necesario a los tejidos para que se lleve acabo el proceso de oxidación en las células. El hierro es un elemento importante de muchas enzimas que son requeridas para el rompimiento de la glucosa y los ácidos grasos en energía. Media taza de arroz moreno cocido proporciona 8% del consumo diario requerido. Y media taza de arroz blanco cocido proporciona 7% del consumo diario requerido.

Riboflavina El arroz contiene una pequeña cantidad de riboflavina (vitamina B-2), metabólicamente importante para la producción de energía y el mantenimiento de la piel y el tejido de los ojos. Media taza de arroz moreno cocido proporciona 1% del consumo diario requerido.

Vitamina E La vitamina E es una vitamina soluble en ácidos grasos y que protege a la vitamina A y a ciertos ácidos grasos de oxidarse en las células del cuerpo y evita el rompimiento de los tejidos. Media taza de arroz moreno cocido proporciona una mínima cantidad del consumo diario requerido.

Calcio Los niños requieren calcio para formar un esqueleto fuerte, pero su requerimiento no para allí. A través de la madurez, el calcio es requerido para mantener los huesos y evitar la osteoporosis; un decrecimiento en la densidad de hueso que puede llevar a fracturas e inhabilidades.

Fósforo El fósforo es muy importante en la construcción de huesos y dientes y juega un papel importante en el metabolismo. Media taza de arroz moreno cocido proporciona 8% del consumo diario requerido. Y media taza de arroz blanco cocido proporciona 3% del consumo diario requerido.

Potasio El potasio es esencial para la síntesis de proteínas, para el funcionamiento de las enzimas en las células y para el mantenimiento del balance de fluidos del cuerpo.

De acuerdo con la afirmación recientemente aprobada por la Administración de Comidas y Medicamentos (FDA), "las dietas que incluyen comidas que son buenas fuente de potasio y bajas en sodio pueden ayudar a reducir el riesgo de presión arterial alta e infarto". De acuerdo con el USDA, más de 80% de los americanos no consumen la dosis diaria requerida de potasio (3,500 mg). Media taza de arroz moreno cocido proporciona 1% del consumo diario requerido. Y media taza de arroz blanco cocido proporciona un mínimo del consumo diario requerido.

Sodio El sodio ayuda a mantener el balance de los fluidos del cuerpo y al funcionamiento de los nervios para una buena salud. La mayoría de los americanos consumen más sodio del requerido diariamente. Los cereales como el arroz contienen un bajo contenido de sodio por cada media taza. El contenido de sodio varía de acuerdo a los niveles de sal agregada durante el proceso de cocción. El arroz en la comida ideal para dietas bajas en sodio.

Tipos de Arroz

Arroz de grano largo y fino; es muy seco y el grano queda suelto luego de la cocción, lo que lo hace ideal para ensaladas.

Arroz glutinoso; tiene un gran contenido de almidón; tras la cocción los granos quedan pegados unos a otros. El grano es corto y es ideal para las recetas italianas, como el risotto con arroces de las variedades Arborio y Carnaroli. Otras variedades de grano corto son utilizadas en algunos platos asiáticos, como el sushi.

Arroz silvestre; no es un verdadero arroz, sino una planta acuática que crece en Canadá y Estados Unidos. Es más fino que el de grano largo y tiene un color oscuro. Tras la cocción se mantiene entero, y su interés radica más en su efecto decorativo que en sus cualidades gastronómicas. 

Arroz vaporizado; tiene el mismo valor nutritivo que el integral y su mismo color dorado que se vuelve blanco al cocerlo. Por llevar un proceso especial antes de su comercialización, no se pasa ni se pega, aunque tarda más en cocer y absorbe menos los sabores de los ingredientes que lo acompañan.

Arroz integral; conserva el salvado de la cáscara, lo que lo hace rico en fibras y vitaminas.

Arroz Basmati; su grano es largo y muy fino. Tras la cocción permanece entero y suelto, conservando un sabor característico. Procede de la India.

Arroz Tailandés; se destaca por su aroma a jazmín.

Existen más de 2000 variedades de arroz cultivadas en el mundo. El banco de genes del IRRI en las Filipinas conserva no obstante alrededor de 83 000 variedades. Las diferencias se refieren a la morfología de la planta y del grano, la calidad del grano, la resistencia al acampamiento, la precocidad, la ramificación, la resistencia y tolerancia a los factores bióticos (malezas, insectos y enfermedades) y abióticos (frío, sequía, acidez del suelo, carencias en elementos minerales primordiales, etc.) y la productividad física.

El mercado de arroz de calidad superior con una baja tasa de quebrados (menos de 10%) está dominado por la Tailandia, el Vietnam y los Estados Unidos, y responde principalmente a la demanda de los países industrializados. 

El mercado de arroz de calidad inferior (más de 10% de quebrados) está dominado por los países asiáticos (Tailandia, Vietnam e India) y responde principalmente a la demanda de los países en desarrollo de África, América latina, o de Asia. 
- Calidad media: 15/20 % de quebrados,
- calidad baja: 25/35 % de quebrados y hasta 100% de quebrados

Toda irregularidad (decoloración o afrecho residual) baja el grado de calidad

Tres tipos de granos

El arroz de grano largo es 3 veces más largo que ancho (superior a 6 mm). Es ligero, no pega y se separa fácilmente. Existen también los arroces glutinosos de grano largo en Laos y Tailandia.

El arroz de grano medio es entre 2 y 3 veces más largo que ancho (5-6 mm), más corto y más inflado que el arroz de grano largo.

El arroz de grano corto o redondo es casi tan largo como ancho (4-5 mm de largo y 2,5 mm de espesor)
• Arroz de grano largo: Basmati de India y Pakistán, arroz aromático de jazmín de Tailandia, Ferrini de Italia.
• Arroz de grano mediano y corto: Arborio, Carnaroli, Vialone, Nano

Cuatro variedades de arroz

El arroz integral o arroz completo es un arroz entero al cual se le ha quitado la cáscara externa fibrosa y no comestible llamado cascabillo, pero que conserva el germen (el embrión) y el cáscara que hacen que sea mas nutritivo que el arroz blanco. En Europa este arroz es comúnmente llamado "arroz cargo" que es la forma como se transporta por vía marítima. El arroz pardo contiene casi siempre granos verdes que no han todavía terminado de madurar en el momento de la cosecha. Esto es inevitable pues los granos no maduran todos al mismo ritmo a lo largo de la panícula, (y también a causa de mezclas de variedades en las semillas. Separarlos antes o después de la cosecha es difícil y costoso. Estos granos verdes se encuentran también en el arroz blanco, pero son menos visibles por el hecho de que el descascarillado es más profundo.

El arroz BLANCO es descascarillado y pulido. Ha perdido una gran parte de sus elementos nutritivos y contiene particularmente menos niacina, tiamina, magnesio, zinc, hierro y fibras que el arroz pardo. En algunos países, como en los Estados Unidos, el arroz blanco puede ser untado con silicato de magnesio o recubierto con una mezcla de glucosa y de talco ("arroz pulido", "arroz glaseado").

El arroz ROJO es un arroz con una capa de afrecho rojo. Puede ser butanés, himalayo o tai.

El arroz NEGRO se caracteriza por tener una delgada capa de afrecho negro bajo el cual hay un grano blanco. Puede ser balinés, chino o tailandés.

Otros

El arroz arborio es un arroz blanco y redondo que es considerado como uno de los arroces más finos, ya que puede absorber una gran cantidad de liquido de cocción sin ablandarse demasiado.

Por el gusto particular que los caracteriza, los arroces aromáticos (naturalmente perfumados) son mucho más sabrosos que las otras variedades. El arroz basmati (cultivado en India y Pakistán) es uno de los más conocidos y los más apreciados; indispensable para la comida hindú, tiene una textura y un sabor ligeros, secos y perfumados. El arroz con aroma de jazmín (cultivado en la meseta del Isarn al Noreste de Tailandia) es también muy estimado.

Recetas de Arroz

Arroz con Leche

Leche es uno de los postres más tradicionales y además es fácil de hacer aunque se tarde un buen rato.

Siempre digo que cada uno hace una receta como más le gusta  y el arroz con leche es una de esas recetas que además de tener muchas versiones distintas crean controversia en cuanto a la forma correcta de prepararlo.

Yo el arroz con leche lo preparo cociendo el arroz directamente en la leche, hay quien primero cuece el arroz en agua y después lo mezcla con la leche. Además me gusta lavar bien el arroz antes de cocerlo en la leche. Hay quien dice que al lavarlo el arroz pierde cremosidad, yo creo que lavando el arroz tienes más opciones de que NO se te pegue y os puedo asegurar quecon esta receta tendréis un arroz con leche muy muy cremoso.

Ingredientes para hacer Arroz con Leche (para 4 personas):

  • 1 litro de leche

  • 200 gramos de arroz de grano redondo (casi un vaso de tubo lleno)

  • 125 gramos de azúcar

  • 25 gramos de mantequilla

  • 2 ramas de canela (del tamaño del dedo índice más o menos)

  • La cáscara de un limón

  • Canela en polvo opcional

Receta para hacer Arroz con Leche (para cuatro personas):

  1. Pon en una cacerola el litro de leche a calentar con el azúcar, la cáscara del limón y las dos ramas de canela. Dejar a fuego medio hasta que hierva la leche.

  2. Mientras se calienta la leche vamos a lavar el arroz bajo el grifo. Pon en un colador el arroz y ponlo bajo el grifo. Debajo del colador pon un cacharro que vaya recogiendo el agua que escurre del arroz. En el cacharro podremos ver que el agua que va cayendo tiene un color blancuzco (el almidón del arroz). Cuando empiece a salir clara cierra el grifo y deja que escurra bien el arroz.

  3. Una vez que hierva la leche, añadimos el arroz bien escurrido y removemos bien. Ponemos el fuego a una temperatura medio baja y dejamos que se vaya haciendo el arroz durante 50-60 minutos. Hay que ir removiendo de vez en cuando, con más frecuencia a medida que el arroz se va hinchando con la leche, y vigilando atentamente durante los últimos minutos o se pegará y quemará el arroz del fondo.

  4. Cuando lleve 50 minutos prueba el arroz, si está hecho tienes que ver cuanta leche queda en la olla. Ten en cuenta que si apartamos el arroz todavía absorberá algo de leche, así que si queda demasiada leche deja los 10 minutos que quedan o un poco más y retira cuando a penas quede leche.

  5. Fuera del fuego, retira la cáscara del limón y las ramas de canela. Añade 25 gramos de mantequilla en cuadraditos al arroz con leche y remueve bien hasta que se funda y se integre con el arroz.

  6. Deja reposar durante cinco minutos y reparte en cuatro recipientes. Espolvorea con canela al gusto y decora, si quieres, con un poco de la cáscara de limón (ver foto).

A comer:

Este arroz con leche cunde para cuatro vasos medianos o para dos tazones granades. Desde luego es suficiente para cuatro personas pues ya se sabe que el arroz con leche tiende a empalagar si se abusa de él.

Tienes que tener en cuenta que una vez que retires el arroz del fuego seguirá absorbiendo leche así que no es conveniente dejarlo demasiado escaso de leche pues más tarde se quedará seco. Una buena referencia sería dejarlo como si fuese un arroz caldoso. Ahora bien, si te gusta el arroz con leche más suelto (menos seco) entonces tienes que apartarlo del fuego cuando aun quede suficiente leche pero antes de hacerlo debes comprobar que el arroz esté hecho. Si el arroz no está hecho y te estás quedando sin leche prueba a bajar el fuego, añade un poco de leche caliente (muy poca) y no dejes de remover.

Una última cosita, cuando le saques la cáscara al limón procura no cortar la parte blanca, ya que ésta es amarga. De todas formas no pasa nada si coges de esta parte blanca, pues apenas se notará en el sabor del arroz. Si al cortar la cáscara se te rompe en un par de trozos tampoco pasa nada pero no la cortes en muchos trozos pues después tendrás que buscarlos en el arroz con leche para retirarlos.

Espero que les guste esta receta de arroz con leche y que disfruten en la mesa con este plato.

Arroz con Pollo al Curry

La receta del día es unas combinación a caballo entre el arroz con pollo y el cuscus al curry. Esencialmente es como la receta de cuscus que vimos hace tiempo pero sustituyendo el cuscus por arroz y añadiendo pollo doradito, que le da sabor.

Es una receta fácil de preparar y si te falta algún ingrediente puedes sustituirlo por cualquier otro que te guste. Así que vamos a probar un poco de cocina internacional. A la cocina!!!!

Arroz con Pollo al Curry

Ingredientes para hacer Arroz con Pollo al Curry (para 2 personas):

  • 200 gramos de arroz de grano largo (100 por persona)

  • 150 gramos de pechuga de pollo

  • 150 gramos de champiñones

  • 1 zanahoria

  • 25 gramos de pasas

  • 50 gramos de almendras crudas

  • 2 dientes de ajo

  • Curry

  • Pimienta

  • Sal

  • Aceite de oliva

Receta para hacer Arroz con Pollo al Curry (para dos personas):

  1. Pon las pasas a remojar en un vaso con agua.

  2. En un cazo pon a hervir un litro de agua y echa la zanahoria pelada (sin picar). Cuece la zanahoria durante 5 minutos. Luego sácala y escúrrela. Apaga el fuego y no tires el agua, nos servirá para cocer el arroz.

  3. Pica el pollo en trozos pequeños y dora en una sartén con un poco de aceite de oliva. Salpimenta al gusto (es decir añade un poco de sal y pimienta a tu gusto).

  4. Mientras, en otra sartén sin aceite, tostamos las almendras. Cuidado que se queman si te distraes!!!

  5. Cuando estén las almendras apártalas. Corta los champiñones en láminas, pela los ajos y pícalos muy finos. En la misma sartén donde has hecho las almendras añade un chorrito de aceite (3 cucharadas).  Echa los ajos a la sartén y cuando empiecen a dorarse añade los champiñones y una pizca de sal (los champiñones estarán al fuego unos 10 minutos).

  6. Lleva el agua en que cocimos la zanahoria a ebullición. Cuando hierva añade el arroz y una cucharada grande de curry en polvo y media cuchara de postre con sal. Mueve bien y deja cocer el arroz durante 15 minutos.

  7. Cuando los champiñones estén listos añade el pollo que hemos dorado, las almendras tostadas,  las pasas bien escurridas y la zanahoria cortada a taquitos. ;Mezcla todo y deja a fuego muy lento para que conserve la calor.

  8. Pasados los 15 minutos prueba el arroz, si está entero deja el tiempo necesario hasta que esté a tu gusto. Normalmente con 18-20 minutos es más que suficiente, pero conviene vigilar el arroz desde el minuto 15 pues dependiendo de la variedad de arroz (y de tu gusto) puede que haya que apartar antes.

  9. Cuando esté el arroz en su punto escurre bien (con un colador o escurridor) y añade a la sartén con los demás ingredientes (pollo, champiñones, …). Y listo, fuera de la cocina y a comer!!!

A comer:

Si no tienes arroz de grano largo usa arroz basmati (también de grano largo) o un arroz corto, pero vigila los tiempos de cocción.

Si le añades a los champiñones media pastilla de caldo concentrado en vez de la sal, quedará el plato mucho más sabroso, pruébalo. Todas las recetas de pollo suelen ganar con un poco de concentrado de caldo de pollo.

Este arroz con pollo al curry se come en caliente, pero también puedes comerlo como una ensalada de arroz fría. Si optas por esta opción (como ensalada de arroz) lo mejor sería que una vez preparados los demás ingredientes los apartes del fuego y dejes que se enfríen antes de añadir el arroz (si no lo haces así se pasará el arroz y se abrirá). Cuando lo mezcles todo añade un chorrito extra de aceite para que no se pegue y la ensalada quede suelta.

Espero que les guste esta receta de arroz con pollo al curry y que disfruten en la mesa con este plato.

Pollo al Curry

Pollo al Curry. Hoy una receta bien sencilla pero muy sabrosa.  Se trata de un pollo al curry de inspiración india que lleva entre sus ingredientes leche de coco, curry, cebolla, almendras, cúrcuma, mantequilla, como ves toda una combinación de sabores algunos de los cuales ya probamos en nuestra receta de arroz con pollo al curry que aunque suene parecida es completamente diferente.

Si te gusta el picante añade la guindilla que viene en la receta, pero no añadas más curry del indicado en la receta (al menos la primera vez) hasta que le cojas el punto y lo dejes a tu gusto personal.

Por cierto, esta receta no necesita pan para mojar, pues el arroz que lleva como acompañamiento se mezcla perfectamente con la salsa dejando el plato limpio como una patena (o casi).  ¿Te animas con un pollo al curry? Pues a la cocina!!!

Pollo al Curry

Ingredientes para hacer Pollo al Curry (para 2 personas):

  • 500 gramos de pechuga de pollo (unas 2 pechugas medianas)

  • 250 gramos de champiñones frescos pequeños

  • 250 gramos de cebolla (una cebolla mediana)

  • 100 gramos de arroz Basmati (también vale arroz Thai y como última opción arroz de grano largo)

  • 25 gramos de mantequilla sin sal

  • 25 gramos de almendras crudas peladas (yo usé 20 almendras Marcona)

  • 250 ml de leche de coco (1 vaso de tubo)

  • 1 diente de ajo

  • Aceite de oliva (unas 8 cucharadas)

  • Sal y Hojas de Cilantro (opcional)

  • Especias: 1 guindilla (pimienta de cayena), 1 clavo de olor, 1 trozo pequeño de canela en rama, 1 gramo de curcuma, 1 gramo de jengibre molido y 2 gramos de curry

  • Además necesitarás: un molinillo eléctrico para picar las especias o un mortero y una buena maza ;)

Receta para hacer Pollo al Curry (para dos personas):

  1. Primero que nada prepararemos los champiñones. Límpialos y si son muy pequeños déjalos enteros (por supuesto sin la parte terrosa del tallo).  Si no son pequeñitos es mejor córtalos a cuartos. Resérvalos bien secos.

  2. Ahora prepara el pollo, tan solo tienes que retirar el exceso de grasa que pueda venir en las pechugas y cortarlas en cuadrados medianos (unos 2 centímetros de largo). No te preocupes si quedan unos trozos más grades que otros y resérvalos en un plato cubierto con papel de aluminio.

  3. Pela la cebolla y pícala en trozos pequeños. Pon en una cacerola (de unos 20 cm de diámetro) 5 cucharadas de aceite de oliva y los 25 gramos de mantequilla. Pon a fuego medio y cuando la mantequilla se haya derretido añade la cebolla y media cucharada pequeña de sal. Deja al fuego hasta que la cebolla se ponga traslucida (transparente).

  4. Coge 1 clavo de olor (es una especia muy aromática) y ahora coge la canela en rama y corta un trozo del tamaño del clavo de olor. Pon las dos especias en el molinillo y si te van las emociones fuertes añade 1 pimienta de cayena o guindilla pequeña (también más o menos del tamaño del clavo). Acciona el molinillo hasta que quede todo bien fino.

  5. Añade el jengibre, la curcuma y el curry y acciona el molinillo un par de segundos.

  6. Ahora vamos a añadirle a las especias el ajo. Pélalo, córtalo en tres o cuatro trozos y mételo en el molinillo con las especias. Acciona el molinillo hasta que se forme una pasta (nuestra pasta de curry).

  7. Cuando la cebolla esté en su punto (bien transparente) añade la pasta que acabamos de hacer y mezcla bien. Deja a fuego bajo mientras seguimos con la receta.

  8. Coge una sartén mediana (de unos 18 cm de diámetro) y ponla al fuego sin aceite. Cuando esté algo caliente echa las almendras y deja que se tuesten durante unos segundos (cuidado que no se te quemen). Saca las almendras de la sartén y resérvalas.

  9. En la misma sartén echa 3 cucharadas de aceite de oliva. Cuando el aceite esté bien caliente echa los champiñones y saltea durante un par de minutos para que se doren ligeramente. Después echa los champiñones en la cacerola con la cebolla y la pasta de curry que acabamos de preparar.

  10. En la misma sartén donde hemos salteado los champiñones y con el mismo aceite saltea a fuego fuerte el pollo con una pizca de sal. Luego echa el pollo en la cacerola con lo champiñones y añade 125 ml (medio vaso de tubo) de leche de coco. Mezcla bien y deja a fuego medio.

  11. Tenemos que usar de nuevo el molinillo para moler las almendras que hemos tostado antes.. Tienen que quedar muy molidas (casi como la harina de almendras). Después añade los 125 ml restantes de leche de coco y acciona de nuevo el molinillo (un par de segundos) para que la leche se mezcla bien con la almendra. Vierte el contenido del molinillo en la cacerola con el pollo y los champiñones, remueve bien y deja a fuego medio-alto para que se reduzca la salsa de curry.

  12. El pollo al curry ya está preparado pero resulta ideal acompañar este plato de un poco de arroz basmati cocido que nos refrescará el paladar mientras comemos el curry. Así que cuando veas que la salsa ha espesado bastante pon el fuego al mínimo para que el pollo al curry mantenga su calor mientras preparamos el arroz basmati.

  13. Pon a hervir agua (con 3/4 de litro bastarán). Cuando el agua hierva añade el arroz con una cucharada pequeña de sal. Deja cocer hasta que el arroz esté en su punto (fíjate en las instrucciones del paquete o prueba de vez en cuando).

  14. Cuando el arroz esté listo escurre bien y sírvelo recién hecho junto al pollo al curry en el mismo plato. Si quieres espolvorea con unas hojas de cilantro bien picadas. Fuera de la cocina y a comer!!!

A comer:

Si no tienes un molinillo eléctrico puedes usar un mortero y machacar muy bien el clavo. En este caso sustituye la canela en rama por medio gramo de canela en polvo (la puntita de un cuchillo).

Si para preparar la receta compraste una lata o bote de leche de coco y te sobró algo puedes  aprovecharlo añadiendo la leche de coco al agua de cocción del arroz, de esta forma saldrá un arroz bien blanco y algo de sabor agarrará. También puedes añadir al agua un par de clavos de olor y una hoja de laurel para aromatizar aun más el arroz basmati.

Realmente quedan mucho mejor los champiñones si los cortas a cuartos que si los dejas enteros. Déjalos enteros solo si son muy pequeñitos ;)

Espero que les guste la receta y que disfruten en la mesa con este plato. Pronto tendremos más recetas de cocina.

Vídeos Gratis
www.Santos-Catolicos.com
¡DVDs, Artículos y Libros Gratis!
FREE DVDS & VIDEOS
WATCH & DOWNLOAD ALL THE DVDS & VIDEOS FOR FREE!