Argentina: Mapa, Turismo, Capital, Clima, Historia, Bandera, Fotos

La República Argentina o simplemente Argentina es una república ubicada al sur del continente americano y ocupa una gran porción de este.

País de América del Sur situado entre los Andes y el océano Atlántico sur. En el país se pueden distinguir tres zonas claramente diferenciadas, la zona centro-norte de fértiles llanuras (las Pampas), la zona sur (Patagonia) y la Cordillera de los Andes al oeste, con su cota más elevada situada en el Aconcagua que, con 6.960 m de altitud, es la montaña más alta de América.

Limita al oeste con Chile, al norte con Bolivia, Paraguay y Brasil y al noreste con Uruguay, separado de este último por el Río de la Plata.

Debido a la amplitud longitudinal y latitudinal, la Argentina posee una gran variedad de climas. En general, el clima predominante es el templado aunque se extiende a un clima subtropical en el norte y un subpolar en el extremo sur. El norte del país se caracteriza por veranos muy calidos y húmedos con inviernos suaves y secos, estando sujeto a sequías periódicas. El centro del país tiene veranos calidos con lluvias, tormentas, truenos (produciéndose granizo en la zona occidental), e inviernos frescos. Las regiones meridionales tienen veranos calientes e inviernos fríos con grandes nevadas, especialmente en zonas montañosas. Las elevaciones más altas en todas las latitudes son las que experimentan condiciones más frías, con un clima árido y nival montano.



República Argentina


Bandera


Escudo


Capital
(y ciudad más poblada)

Buenos Aires

34°40′ S 58°24′ O

Idioma oficial

Español

Gentilicio

Argentino, -na

Forma de gobierno

República federaldemocrática

Presidenta
Vicepresidente

Cristina Fernández de Kirchner
Amado Boudou

Órgano legislativo

Congreso de la Nación Argentina

Independencia
De facto
Declarada

de España
25 de mayo de 1810
9 de julio de 1816

Superficie

Puesto 8.º

Total

2 780 400 km²

% agua

1,1%

Fronteras

9665 km

Población total

Puesto 32.º

Estimación

42 192 500 hab. (estimado 2012)

Censo

40 117 096 hab. (censo 2010)

Densidad (est.)

15,17 hab./km²

PIB (PPA)

Puesto 20.º

Total (2012)

USD 756.2264

PIB (nominal)

Puesto 25.º

Total (2012)

USD 474,812 millones

PIB per cápita

USD 11,5725

IDH (2012)

0,8116 (45.º) – Muy Alto

Moneda

Peso ($, ARS)

Huso horario

UTC-3

en verano

No aplica

Código ISO

032 / ARG / AR

Dominio Internet

.ar

Prefijo telefónico

+54

Prefijo radiofónico

AYA-AZZ, LOA-LWZ, L2A-L9Z

Siglas país para aviones

LQ, LV

Miembro de: ONU, OEA, MERCOSUR, UNASUR, CIN, OIEA, OMC, CAN, CAF, FMI, G-20, G24, G-77, GR, ALADI, UL, BID, CFI, UNCTAD, ONUDI, OLADE, INTERPOL, OMS, UNESCO, OEI, ABINIA, OMPI, OMT, OACI, OMI, UIT, UPU, OMM, CELAC.

Mapa de Argentina

Turismo en Argentina

El Embudo de Villa Carlos Paz

El Embudo de Villa Carlos Paz representa una magnífica obra de ingeniería convertida en símbolo y atractivo turístico de la ciudad de Villa Carlos Paz.

El Dique San Roque se ha arrogado desde su inauguración en 1890 la categorización de mayor del mundo debido a la capacidad de su embalse, el cual es capaz de albergar 250 millones de metros cúbicos de agua.



Conocido principalmente por su imponente Embudo, típica fotografía de las vacaciones en la Villa, es un atractivo que ningún visitante de Córdoba omite en su itinerario. Se llega a esta maravilla de la creación humana, luego de recorrer 11 Kilómetros por un fantástico camino zigzagueante llamado “De las Cien Curvas”. Otra opción es acceder a su contemplación tras un interesante paseo lacustre en lancha o anfibio.

Después de transitar el murallón, y empalmando a la izquierda con la Ruta E. 55, la opción consiste en recorrer la comuna San Roque y la bella Plaza Federal.

Los Bañados del Río Dulce y Laguna de Mar Chiquita

Córdoba no tiene salida al océano, pero si tiene mar propio. En el noreste de la provincia, se encuentra enclavada en medio de una llanura, la mayor cuenca cerrada de Latinoamérica. Un espejo de agua salada con una extensión de unos 6.000 km2 que es el hábitat del 25% de las especies de aves que existen en país.



La planicie sobre la que se asienta, cambia su morfología al paso de los desbordes de los ríos Dulce, Xanaes, Suquia y del avance de la laguna. Islotes, humedales, ambientes salinos, costas altas y bajas, extensiones de agua que se pierden en un horizonte.

Esta área, por su riqueza natural y la biodiversidad que alberga, ha sido declarada reserva natural de la provincia. Entre sus extensiones de monte chaqueño, arbustal salino, pastizales inundables, vegetación de ambientes acuáticos y aguas salobres, se pasea una multiplicidad de especies animales que moran en el lugar. Allí el puma, el gato montes, el zorro gris, los hurones, nutrias y pecaríes habitan en perfecta libertad y equilibrio bajo un cielo surcado por garzas, cigüeñas, águilas negras y los bellísimos cisnes cuello negro. La víbora de la cruz, la cascabel, ampalagua, rana criolla son otras de las especies que alberga este paraíso de quebrachos colorados, algarrobos y chañares.

Paseo Victoria de Tigre



Un hermoso paseo mientras se visita la ciudad de Buenos Aires es la zona de Tigre, en el delta que forman el Río de la Plata y el Río Paraná, la que está bordeada por un paseo muy agradable a sus orillas: el Paseo Victoria, de donde es posible cruzar a Uruguay en ferry. La excursión ofrece paseos en barco por el canal del río Paraná.

Piedra Parada



A orillas del río Chubut, en la Patagonia argentina nos encontramos con esta gran roca denominada Piedra Parada, un sitio poco visitado por el turismo, pero un verdadero paraíso para los amantes de la escalada en roca. En este lugar el valle del río Chubut se ensancha parta albergar la caldera de 25 kilómetros de diámetro de un gran volcán. Hay muchas rocas esparcidas en un radio de 30 kilómetros, una de ellas es esta famosa roca Piedra Parada, donde los más atrevidos se atreven a escalar.

Minas de Wanda



Viajar a Iguazú no implica únicamente visitar las famosas cataratas homónimas, sino que existen otros muchos enfoques que permiten obtener una visión global del entorno. Para los amantes de la geología, las Minas de Wanda son un yacimiento milenario de cuarzos, ágatas, amatistas y cristales de roca, es decir un yacimientos de piedras semipreciosas ubicadas a 40 kilómetros de Puerto Iguazú, los visitantes quedan sorprendidos con los distintos colores y formas, con formas tan variadas como hexagonales, bipiramidales y octaedros, entre otros.

Dique Cabra Corral



A 70 kilómetros de la ciudad de Salta, camino a los Valles Calchaquíes nos encontramos con este gran espejo de agua rodeado de cerros. Sus aguas se utilizan para regar más de 100.000 hectáreas de tierras fértiles en la provincia, y también para practicar deportes náuticos: navegación a vela, esquí acuático, kayaks, circuitos en motos de agua, toboganes de agua, paseos en catamarán y pesca deportiva.

Isla San Alfonso

En los Esteros del Iberá, entre yacarés, boas, monos aulladores, garzas y carpinchos, se ubica la pequeña isla de San Alfonso, antiguamente ocupada por una hacienda ganadera y que hoy ha sido transformada en un destino turístico de muy buen nivel. En la isla el visitante puede vivir la experiencia de la vida de hacienda en las tierras correntinas, ya sea realizando actividades campestres o realizar una incursión salvaje por la ciénaga.



La capital de la República Argentina

La Ciudad Autónoma de Buenos Aires es un distrito autónomo, capital de la República Argentina.

La Ciudad de Buenos Aires es la capital de la República Argentina. Ubicada en el hemisferio sur del continente americano, latitud 34º 36' y longitud 58º 26', se encuentra aproximadamente a 10 h de vuelo de Nueva York, Londres, París, Madrid y Roma. La Ciudad se extiende sobre un terreno llano de 19,4 km de norte a sur y 17,9 km de este a oeste. En su superficie de 202 km2 viven aproximadamente tres millones de habitantes. Sin embargo, junto con el área metropolitana, la población de Buenos Aires asciende a más de 10 millones de habitantes, lo que la convierte en uno de los diez centros urbanos más poblados del mundo.



Frente a sus costas, bañadas por el Río de la Plata, se encuentra Montevideo, la capital de Uruguay, a sólo 45 minutos de avión o dos horas y media de barco. Un poco más lejos, a 1720 km, 3 horas de avión, se llega a la otra ciudad global de América del Sur, Sao Paulo.

El Río de la Plata y el Riachuelo son los límites naturales de la Ciudad hacia el este y el sur. El resto del perímetro metropolitano está rodeado por la avenida de circunvalación General Paz, que bordea la ciudad de norte a oeste. Esta avenida enlaza de manera rápida la ciudad con el Gran Buenos Aires, una franja de alta concentración de habitantes y fuerte actividad comercial e industrial.

Fue fundada en 1536 por Pedro de Mendoza y abandonada posteriormente, debido a la hostilidad de los aborígenes que poblaban la región.

Proveniente desde Asunción del Paraguay, el 11 de Junio de 1580, Juan de Garay la funda por segunda vez, con el nombre de Ciudad de la Santísima Trinidad y Puerto de Santa María de los Buenos Ayres, siendo en un comienzo una simple población fortificada destinada a asegurar el dominio español en el río de la Plata. Pasa a ser luego la capital política y administrativa del Virreinato del Río de la Plata, convirtiéndose poco a poco en el centro de mayor gravitación en el país.

Es sede de las autoridades nacionales hasta que el 7 de Marzo de 1826 se aprueba la capitalización de Buenos Aires, condición que conserva hasta el 24 de Marzo de 1854, en que se dicta un decreto que designa como capital provisoria de la Confederación Argentina, a la ciudad de Paraná, capital de la provincia de Entre Ríos.

El 23 de Mayo de 1854 la provincia de Buenos Aires sanciona su propia Constitución que la erige en un Estado separado de la Confederación Argentina, con su propia capital y gobernantes.

Después de la batalla de Pavón, librada el 17 de Setiembre de 1861, las provincias designan a Mitre como Encargado del Ejecutivo Nacional, con facultades para convocar un Congreso, el que determinó que fuera la ciudad de Buenos Aires, residencia de las autoridades nacionales durante cinco años; con esta llamada “ley de compromiso”, se mantenía también el carácter de capital de la provincia de Buenos Aires a la ciudad homónima, situación que subsiste hasta 1880.

En 1867 al concluir la vigencia de la “ley de compromiso” el Congreso Nacional trata varios proyectos que intentan resolver la intrincada “cuestión capital”, declarándose capitales a las ciudad de Rosario y Villa María, en sucesivas leyes que fueron vetadas por el Poder Ejecutivo Nacional.

El 4 de Junio de 1880, el presidente Avellaneda decreta la designación del pueblo de Belgrano como residencia de autoridades de la Nación; comienzan las hostilidades y enfrentamientos hasta que el 20 de Setiembre de 1880 el Congreso Nacional aprueba por Ley 1.029 el proyecto por el cual se federaliza la totalidad de la ciudad de Buenos Aires, la que pasaba a ser capital federal de la República, y su territorio asiento de las autoridades provinciales, que cedieron la superficie del municipio por la ley promulgada por el presidente Roca el 6 de Diciembre de 1880.

Es finalmente el 15 de abril de 1884, cuando se traslada la sede del gobierno bonaerense a la ciudad de La Plata, construida con ese propósito, cuando la ciudad de Buenos Aires adquiere definitivamente el rango de capital de la República Argentina.

Con la Ley 23.512 aprobada por el Congreso Nacional en Mayo de 1987, se determina el nuevo emplazamiento de la Capital Federal en las áreas de Viedma y Guardia Mitre (Río Negro) y Carmen de Patagones (Buenos Aires). Este traslado quedó anulado por Decreto Nº 1256 del Poder Ejecutivo Nacional del 20 de Noviembre de 1989.

Historia de la Argentina

Conquista y Colonización

Tras los pasos descubridores de Colón, en 1492, se sucedieron nuevas expediciones. Una de ellas, llevada a cabo por Américo Vespucio, en 1502, fue la responsable del primer encuentro español con las tierras que más tarde se convertirían en territorio argentino. Y por aquel entonces, esta parte del sur estaba habitada por diferentes grupos de indígenas, en su mayoría nómades.



Poco tiempo después, en 1516, en un fallido intento por encontrar un paso que conectara el océano Atlántico con el Pacífico, Juan Díaz de Solís, tuvo que concluir su viaje en las costas del río de la Plata. Fue en estas tierras que Solís encontró la muerte a manos de los indígenas. Sebastián Gaboto lo sucedió, llegó a cargo de una nueva expedición enviada por el rey de España, Carlos V.

Gaboto realizó la primera fundación española, el fuerte Sancti Spiritu, en 1527.

En 1534 la conquista quedó en manos de Pedro de Mendoza gracias a un acuerdo firmado con Carlos V. Dos años después fundó Nuestra señora del Buen Ayre a orillas del río de la Plata.

Tras la muerte de Mendoza en España y el desmantelamiento de Nuestra Señora del Buen Ayre por los indígenas, la capital gubernamental española se trasladó, en 1541, a Asunción, en Paraguay.

Finalmente, la fundación definitiva de Buenos Aires fue realizada en 1580, por Juan de Garay, que a su vez colonizó gran parte del territorio argentino.

La gobernación se dividió en dos intendencias en 1617, la de Asunción y la de Buenos Aires. A partir de entonces se sucedieron distintos gobernadores y la actividad misionera cobró fuerza.

Mientras tanto, tras la fundación del Virreinato del Río de la Plata en 1776, estas costas empezaron a destacarse como unidad política y económica de importancia, hecho que no pasó desapercibido ante los ojos británicos. Sumado a esto, la decadencia del imperio español, derivó en los intentos de invasión llevados a cabo por Inglaterra en 1806 y 1807. Sin embargo, la abrupta irrupción inglesa terminó en fracaso gracias a la fuerte resistencia de los criollos, que ya empezaban a sentir estas tierras como propias.

Argentina antes de convertirse en Estado

Fue el interés que despertó el desarrollo del puerto de Buenos Aires a países como Portugal, (que hizo llegar su expansión colonizadora hasta el río de la Plata); Inglaterra y Francia, (que realizaron expediciones en la Patagonia y Malvinas); lo que hizo que España tomara conciencia de la importancia y autonomía de esta región.



Así se llegó a la creación del Virreinato del Río de la Plata en 1776. Y si bien al principio la población se repartía entre distintos puntos del interior, poco a poco, gracias a la riqueza ganadera litoraleña y las bondades del puerto de Buenos Aires, -desde donde se exportaban cuero, sebo y lana-, la actividad económica se centralizó en Buenos Aires.

Cuando en 1810 se produjo la revolución de mayo, el río de la Plata era un atractivo centro comercial que intentaba desligarse del monopolio español. 

Potencias europeas más recientes y fuertes que el desgastado imperio español, como Inglaterra, aceleraron el desmembramiento del Virreinato.



Finalmente, y como consecuencia de este proceso, se llegó a la estructuración del actual Territorio Argentino. Cuenta con: 

  • Una superficie de 2.791.810 km2, que corresponde a la porción americana emergida.

  • Una parte Antártica con 965.597 km2.

  • Está dividida en 23 provincias y la ciudad de Buenos Aires.



Formación del Estado Argentino

Tras la invasión napoleónica a España y el consecuente encarcelamiento de su rey, se desató una oleada revolucionaria en la colonia que aún gobernaba el Virreinato del Río de la Plata. Quizás influenciados por la concreción de recientes independencias en otros países, los criollos, finalmente, el 25 de mayo de 1810, se convirtieron en los hacedores de sus propias leyes y destinos.

El 9 de Julio de 1816, el Congreso de Tucumán proclamó la independencia de las Provincias Unidas de América del Sur. Pero lo cierto es que lejos de terminar, las dificultades recién habían comenzado.



La primera constitución, promulgada en 1819, creó el marco legal para un país unitario, es decir, el poder se centraría en la ciudad capital; como era de esperarse, las provincias se opusieron a mantener esta situación y propusieron un régimen federal, que les otorgara un margen de autonomía. Fue una lucha sangrienta la de unitarios y federales, y protagonizó la escena política durante los primeros y largos años del joven país.


La Casa donde sesionó el Congreso Constituyente.


Constitución de las Provincias Unidas en Sud América, 1819.

En 1825 la ley fundamental cambió el nombre de Provincias Unidas de América del Sur por el de Provincias Unidas del Río de la Plata; y por fin, la constitución de 1826 convirtió a las provincias unidas en la Nación Argentina. En ese mismo momento se producía el desmembramiento de los territorios que habían sido parte del Virreinato del Río de la Plata, este proceso se hizo evidente con la sublevación de la Banda Oriental y su posterior entrega a Brasil.

El federalismo logró en parte sus objetivos con la constitución de 1853 que, si bien instauró este sistema, no pudo terminar con los enfrentamientos entre Buenos Aires y las provincias.

Modernización del Estado Argentino

Finalizada la guerra del Paraguay (1865-1870), en la que Argentina intervino aliada a Uruguay y Brasil -lo que dio en llamarse la Triple Alianza-; el país entró en una etapa de crecimiento económico basado en la exportación de productos agropecuarios, esto fue acompañado por una esperada tranquilidad política, coronada además por un triunfo: la federalización de Buenos Aires en 1880.

El inicio de la modernidad en el país trajo consigo nuevos valores y problemas propios. Así, por ejemplo, el surgimiento de nuevos sectores sociales: la clase obrera, la burguesía industrial y las capas medias; a los que se sumaron grandes cantidades de inmigrantes europeos (en su mayoría italianos y españoles).

La democracia supervisaba todo este proceso aunque algunas veces, las circunstancias y los gobiernos poco tuvieran que ver con las políticas democráticas. El enfrentamiento entre conservadores y radicales marcó esta etapa, hasta que en el año 1930 el gobierno llegó a un abrupto fin a causa de un golpe de Estado encabezado por el general José Félix Uriburu. A partir de entonces la inestabilidad institucional y la alternancia de gobiernos civiles y militares, marcaron la situación política del país. En lo económico también repercutía la crisis y los enfrentamientos entre los sectores del agro y de la industria tomaron un papel protagónico en la desestabilización. 



En tales condiciones llegó a la presidencia del país, en el año 1946, Juan Domingo Perón; apoyado por una masa popular amplia. La implementación de nuevas políticas económicas y sociales caracterizaron los dos primeros mandatos consecutivos de Perón; sin embargo, en 1955, otra vez un golpe de Estado puso fin al gobierno peronista.

Entre 1976 y 1983, la Argentina vivió su etapa más desgarradora. Las dictaduras militares que se sucedieron en esos años fueron las más violentas y angustiantes.

Por fin, en 1983, el país recuperó la democracia que sigue vigente en la actualidad.



Vídeos Gratis
www.Santos-Catolicos.com
¡DVDs, Artículos y Libros Gratis!
FREE DVDS & VIDEOS
WATCH & DOWNLOAD ALL THE DVDS & VIDEOS FOR FREE!