Árboles de Navidad: Qué Significa, Historia, Origen, Decoracion, Imágenes, Dibujos, Fotos, Para Colorear

Árbol de Navidad

El Árbol de Navidad es un árbol decorativo, tradicionalmente se utiliza un pino de hoja perenne, puede ser natural o artificial de plástico y otros materiales sintéticos. Cada 8 de diciembre se comienza a decorar el arbolito de Navidad, se le suma por lo menos un adorno nuevo, por tradición. Es un ritual que aún continúa uniendo a las familias y que marca el inicio de la Navidad que acaba el 6 de enero del año siguiente, tras la llegada de los Reyes Magos, se desarma el arbolito.

El Árbol de Navidad es un símbolo de estas fechas que ha perdurado en el tiempo y las generaciones. Los hay de todos los tamaños, naturales, artificiales, con decoraciones sofisticadas y otros más humildes, pero todos simbolizan el espíritu navideño. Su origen y significado ha sido muy discutido, ya que hay varias versiones sobre el tema.

El Origen del Árbol de Navidad

El origen del Árbol de Navidad es muy antiguo y también algo confuso, ya que son varias las versiones que cuentan de él. Se habla de un origen germano, en donde se celebraba el nacimiento del Dios del Sol y de la fertilidad. Cuando los cristianos llegaron a Europa, tomaron esta tradición, para celebrar el nacimiento de Cristo, dándole así un significado totalmente diferente. También se habla que el Árbol de navidad es de origen alemán con San Bonifacio, que plantó un pino, como símbolo del amor perenne hacia Dios, y lo adornó con manzanas y velas.

En el cristianismo, el árbol de navidad, recuerda al árbol de paraíso, donde estaba el fruto que generó el polémico pecado original, y por consiguiente, recuerda que Jesús es el que ha venido al mundo para que nuestros pecados sean perdonados. También significa el árbol de la vida eterna, por ser de tipo perenne. En sus inicios era decorado con elementos naturales, actualmente para su decoración se utilizan una amplísima gama de adornos artificiales y luces.

El significado Cristiano del Árbol de Navidad Actualmente se acostumbra colocar globos de colores, que representan los dones de Dios a los hombres. Los colores típicos de la navidad también tienen un significado para los cristianos: Plata: agradecimiento; Oro: alabanza; Rojo: peticiones; y el Azul: las oraciones de reconciliación. Las luces, que en un principio eran velas, representan la luz de Cristo. Finalmente la estrella en la punta del pino simboliza la fe que debe guiar a todos los cristianos, recordando así la estrella de Belén.

Aunque poco se habla de estos orígenes, el espíritu navideño es lo que cuenta, y el árbol de navidad, es sinónimo con el Nacimiento del Salvador, de fiesta, alegría, momentos compartidos y amor familiar.

Los orígenes del árbol de Navidad son germánicos, a pesar de que su imagen la tengamos fuertemente asociada con los Estados Unidos, gracias a cine y la televisión.

La tradición de adornar un árbol de Navidad se inició en Alemania y los paises escandinavos, en los siglos XVI y XVII, pasando posteriormente a Inglaterra. Además del árbol tambien suele usarse otros vegetales como: muerdago o raigon.

Historia del Árbol de Navidad

El árbol de Navidad, tal y como hoy lo conocemos, tiene su nacimiento en Alemania. Todo sucedió un día de Navidad de la primera mitad del siglo VIII. San Bonifacio, un misionero británico, se encontraba predicando un sermón para convencer a los druidas alemanes de que el roble no era sagrado. En ese momento, un roble cayó destrozando todos los arbustos y árboles más pequeños que encontró a su paso. Del desastre consiguió salvarse un pequeño abeto: San Bonifacio lo consideró un milagro y le llamó 'el árbol del Niño Dios'. Así, en las sucesivas Navidades los cristianos celebraban la Festividad plantando abetos y, posteriormente, esta costumbre evolucionó hasta dar lugar a la actual decoración.

Leyendas del Árbol de Navidad

  • El árbol del Niño Jesús. Cuenta la leyenda que, en la primera mitad del siglo VIII, un roble que los paganos consideraban sagrado cayó sobre un abeto. Milagrosamente, éste quedó intacto, por lo que fue proclamado el árbol del niño Jesús. Su forma triangular se dijo que era representativa de la Santísima Trinidad, con el Dios Padre en la cúspide.

  • El abeto del cristianismo. Una historia muy similar a la anterior dice que, también en el siglo VIII, el monje inglés Winfrid taló en Nochebuena un roble que era utilizado en las festividades paganas para ofrecer vidas en sacrificio. En ese mismo lugar brotó, 'milagrosamente', un abeto, por lo que se decidió tomar este árbol como emblema del cristianismo.

  • El árbol luminoso. Otra leyenda nos lleva hasta el rey Arturo. Se dice que Persifal, uno de los caballeros de la Mesa Redonda, descubrió un árbol lleno de luces brillantes, que se movían como estrellas, mientras buscaba el Santo Grial o cáliz de la última cena de Jesús. También el escritor alemán Goethe, en su libro 'Werther', hizo mención a un frondoso arbusto lleno de caramelos y figuras religiosas.

  • El árbol de la vida eterna. Algunos cuentan que el origen del árbol hay que atribuírselo al monje inglés San Bonifacio. Se dice que, en uno de sus viajes, encontró a un grupo de paganos alrededor de un gran pino en el instante en el que iban a sacrificar a un niño en honor al dios Thor. Para evitar el sacrificio y salvar al pequeño, San Bonifacio derribó el árbol con un poderoso y potente golpe de puño. El santo dijo a los allí congregados que ese pino era el árbol de la vida eterna de Cristo.

Orígenes de la Tradición del Árbol de Navidad

La tradición del árbol de Navidad tiene unos orígenes muy confusos. Desde la antigua creencia germana de que un árbol gigantesco sostenía el mundo y que en sus ramas estaban sostenidas las estrellas. Cuando llegaron los primeros cristianos a Europa, se encontraron con que los habitantes locales celebraban el nacimiento de Frey, dios del Sol y la fertilidad, con la decoración de un árbol de hojas perennes en una fecha cercana a la Navidad cristiana. Esta planta simbolizaba el Universo, denominado Yggdrasil.

Como una más de las acciones de evangelización, los cristianos tomaron esta idea pero le cambiaron totalmente el significado. Según estiman los historiadores, fue San Bonifacio (680-754) quien en Alemania tomó un hacha, cortó uno de los árboles que representaba al Yggdrasil, y plantó en su lugar un pino. Como era perenne, simbolizó con él el amor de Dios, y lo adornó con manzanas (que representaban el pecado original y las tentaciones) y velas ("la luz de Jesucristo como luz del mundo").

Se cree que el primer árbol de Navidad, como lo conocemos en la actualidad, se armó en Alemania en 1605. Desde allí, se expandió al resto de Europa. A España llegó, según los historiadores, en 1870, de la mano de la rusa Sofía Troubetzkoy, ex cuñada de Napoleón Bonaparte y casada en segundas nupcias con un aristócrata español.

Los primeros documentos que nos hablan de la costumbre de colocar en Navidad árboles de abeto o de pino en las casas son del s. XVII y menciona a la región de Alsacia, tierra que se encuentra como Alemania y Francia. En los países nórdicos, en el siglo XVI, se empiezan a reunir las familias en torno a un árbol de Navidad. El día 24 los niños eran llevados a pasear o de día de campo, mientras los adultos colocaban y decoraban con dulces y juguetes el árbol; a su regreso los niños eran sorprendidos con el árbol y así daba inicio la celebración de la fiesta de Navidad. Esta costumbre cobra fuerza y se extiende como moda cuando la Reina Victoria de Inglaterra para celebrar la Navidad hace colocar un árbol en el palacio decorándolo con velitas que hacen relucir una serie de bellos y finos adornos.

Con el paso del tiempo se tomó la costumbre de adornar el árbol de Navidad con luces, ángeles, lazos, guirnaldas, etc. en las casas y el día 6 de enero la tradición de poner regalos para los niños bajo el árbol.

El Significado de los Adornos Navideños

¿Qué significado tienen las velas, campanas y estrellas de Navidad?

La Navidad llega cuando se empiezan a celebrar el nacimiento de Jesús, a adornar las casas, las calles de las ciudades, los comercios, las iglesias o los colegios. Campanas, velas, coronas de muérdago, flores de Pascua, estrellas o luces de colores son sólo algunos de los adornos que en estas fechas tan señaladas nos envuelven en un clima cálido, entrañable, familiar y festivo. Pero, ¿qué significado tienen todos estos adornos que con tanta ilusión colocamos por paredes, puertas y ventanas? En este sitio te lo contamos cuál es el significado de los adornos navideños.

Campanas navideñas

Las campanas que cuelgan de puertas y ventanas o de las ramas del abeto, representan la alegría del nacimiento del niño Jesús y de la llegada de la Navidad. Antiguamente se decía que eran usadas para ahuyentar a los malos espíritus, pero hoy su repicar navideño es motivo de alegría.

Velas de Navidad

La tradición de encender velas en Navidad dicen que se remonta a cuando la Virgen María trajo al mundo al Niño a la luz de una vela en el pesebre de Belén. Desde entonces simbolizan, precisamente eso, la luz. En los hogares se encienden velas de colores, cada una de las cuáles con un significado diferente: amarilla para el dinero y el trabajo; roja para el amor; azul para la tranquilidad; verde para la esperanza; o blanca para la paz y la tranquilidad.

Estrellas navideñas

Dicen que sus Majestades los Reyes de Oriente llegaron hasta Belén gracias a una estrella que les anunció la llegada del niño Jesús y les condujo hasta el pesebre. Es por ello por lo que las estrellas simbolizan la luz y la esperanza; y pueden tener formas y colores muy diversos, pero el significado no cambia. Se colocan en lo alto de árbol de Navidad, en el Belén y en muchas otras decoraciones navideñas, incluso en las galletas.

Coronas de Navidad

Las coronas navideñas, fabricadas a base de ramas y adornadas con velas, piñas, lazos o frutas, tienen su origen en Alemania. Tradicionalmente se colocan en la puerta de la entrada principal o como centro de mesa, y hacen alusión a la vida eterna.

Ángeles

El ángel fue el encargado de anunciar a María que iba a dar a luz al niño Jesús. Para otorgarle el lugar que le corresponde, suele colocarse en el Portal de Belén y en la cima del árbol de Navidad, simbolizando el amor y la bondad.

El Árbol de Navidad y Otras Plantas Típicas
.......................................................................................................................................................

El Árbol de Navidad y otras plantas tienen un papel importante en las fechas navideñas, tanto decorativo como simbólico. Son las siguientes:


• Árbol de Navidad (abeto)
• Flor de Pascua, Poinsetia o Estrella Federal
• Acebo
• Musgo
• Muérdago

Vamos a ver cada uno de ellas; qué tipo de árbol comprar y qué hacer con él una vez terminadas las Fiestas.


1. Árbol de Navidad o Abeto navideño


Existen viveros especializados en la producción de árboles para Navidad. Por ejemplo, en España se venden unos 2 millones de unidades al año, principalmente de Abies nordmanniana y Picea excelsa. La primera tiene una hoja más bonita y es más agradable al tacto, pero Picea excelsa crece más rápido y por tanto es una planta más económica.



Abies nordmanniana



Picea excelsa


Hay 4 posibilidades a la hora de comprar los árboles de Navidad, descartando absolutamente la de ir al campo y cortar árboles o ramas.

  1. Arbol extraído del suelo sin ninguna raíz o con muy pocas

  2. Arbol extraído con un cepellón de tierra

  3. Arbol cultivado en maceta

  4. Arbol artificial

1. Arbol extraído del suelo sin apenas raíces



Es lo más frecuente hoy en día. En el vivero se arranca el ejemplar con muy pocas raíces o talado a ras de suelo directamente (foto superior), por lo que tras las fiestas muere irremediablemente. Son árboles "de usar y tirar".

Algunos ayuntamientos disponen contenedores para su recogida y luego triturarlos y reciclar ese material como abono; siempre será mucho mejor que incinerarlos o tirarlos a un vertedero.

2. Arbol extraído con un cepellón de tierra


Con cepellón


Si se ha sacado con un buen "pegote" de tierra adherido a sus raíces, hay alguna posibilidad de que sobreviva tras permanecer en la casa. Se puede intentar su plantación posterior en el jardín o meterlo en una maceta, pero ciertamente el arraigo es muy difícil; se habla de porcentajes de supervivencia de 1 por cada 1.000, aunque no creo que sea tan bajo.

Ciertos ayuntamientos recogen los abetos y pinos o hay que llevarlos a un vivero municipal para intentar su recuperacióny posterior replantación en parques y jardines. Los que se secan se reciclan para abono.


3. Arbol cultivado en maceta



En contenedor


Lo mejor es comprar una planta cultivada en maceta y que tras el 6 de enero se la pueda mantener como Planta de Interior o plantarla fuera.

Comprueba si ha sido recientemente enmacetada o no. Se ve fácilmente. Tira de ella o saca la maceta y debe mantenerse el cepellón de tierra entero, sin deshacerse. Eso es señal de que la planta lleva ahí un tiempo y las raíces, por tanto, mantienen compacto dicho cepellón. A veces, se enmacetan apresuradamente y lo venden como planta enraizada, pero no lo está.

Tambien podrias comprar una Araucaria excelsaque aguanta mucho mejor las condiciones de interior que los abetos y viene en maceta. De hecho se cultiva frecuentemente como Planta de Interior.

La supervivencia de los abetos o pinos comprados con cepellón o con maceta tras su estancia en una casa es dificultosa porque se ven sometidos a altas temperaturas de la calefacción (incluso más de 25º) cuando deberían estar cerca de 0ºC, como en la Naturaleza. Esto les hace perder las acículas y no aguantan el trasplante posterior.



Araucaria excelsa


Aun así, sigue estos consejos de cultivo mientras esté el abeto en la casa:

  • Riega cada 3 días.

  • Mételo en un tiesto grande y agujero de drenaje en el fondo.

  • Aléjado de la calefacción de radiadores o estufas y del calor de las bombillas.

  • Humedece sus hojas con pulverizador.

  • Los pinos y los abetos tienen que ventilarse con aire del exterior, por eso, si puedes, saca el árbol al exterior durante unas horas, o bien deja las ventanas abiertas en la medida de lo posible.

4. Arbol artificial


Una buena alternativa, siempre que se guarde para el año siguiente, es el árbol artificial. Para comprar y tirar, es preferible un árbol natural que al menos es biodegradable.

Actualmente se están fabricando árboles de Navidad artificiales con materiales menos contaminantes.


2. Flor de pascua o Poinsetia

La Flor de Pascua se pueden conservar durante varios años, pero es frecuente que una vez terminada la floración se estropeen y se desechen.



3. Acebo

Este arbusto de hoja perenne es uno de los símbolos de la Navidad. Autóctono del Mediterráneo, es una especie protegida en España, por tanto está "prohibido" cortar sus ramas en el campo.

La corta de ramas con frutos para utilización ornamental en Navidad ha producido mucho daño al Acebo en su hábitat natural.

4. Musgo

Se emplea en los belenes y en la base de los Árboles de Navidad.

El musgo que crece sobre rocas, suelos y cortezas de árboles ayuda a retener el agua y contribuye a conservar el suelo. Su recolección está "prohibida" en muchas Comunidades Autónomas. Mejor, usa el musgo artificial u hojas secas.


5. Muérdago

El Muérdago (Viscum album) es una planta parásita de árboles como encinas, pinos, manzanos o robles. Es capaz de enraizar en las ramas de éstos y absorber su savia.



En España apenas existe esta tradición, pero las ramas de Muérdago son muy habituales como adorno navideño en puertas y ventanas, sobre todo en los países anglosajones. Parece ser que da "buena suerte."

DIBUJOS DE ÁRBOLES DE NAVIDAD

FOTOS DE ÁRBOLES DE NAVIDAD

IMÁGENES DE ÁRBOLES DE NAVIDAD


Vídeos Gratis
www.Santos-Catolicos.com
¡DVDs, Artículos y Libros Gratis!
FREE DVDS & VIDEOS
WATCH & DOWNLOAD ALL THE DVDS & VIDEOS FOR FREE!