Aparato Digestivo (Sistema Digestivo Humano) - ¿Qué Es, Partes, Enfermedades?

El aparato digestivo es uno de los varios aparatos con los que cuentan los animales y humanos en el interior de sus organismos encargados del proceso de la digestión, es decir, una de las capacidades de los seres vivos que tiene por objetivo la transformación y alteración de los alimentos (carne, verduras, lácteos, harinas) en diferentes tipos de nutrientes (proteínas, minerales, vitaminas, grasas) que son utilizados por el organismo para crecer y seguir viviendo.


La digestión es conocido como un catabolismo ya que se caracteriza por transformar los alimentos y productos consumidos en elementos más pequeños y separar sus partes hasta volverlas absorbibles por los diferentes tejidos y órganos del cuerpo. Podemos decir que la función principal del proceso digestivo es la obtención de energía.


La digestión varía de animal en animal pero en todos los casos es un proceso más bien complejo que implica a varios órganos y músculos.


El aparato digestivo del ser humano es uno de los más complejos debido a que incluye un sinfín de alimentos y productos artificialmente creados que normalmente el resto de los animales no consume.


El aparato digestivo del ser humano es aquel que se ubica principalmente en la zona del vientre aunque se emplaza también en la zona del cuello y comienza en la cavidad bucal o boca. El aparato digestivo cuenta con varias secciones que realizan diferentes procesos aunque todos ellos están encaminados a procesar y digerir los alimentos que se consumen. El proceso digestivo comienza justamente en la boca cuando una persona come un alimento. Inmediatamente, al masticar ese alimento, tanto la lengua como las glándulas salivales que se encuentran en la boca empiezan a realizar un trabajo de descomposición de los nutrientes y de pre-digestión.


El bolo alimentario producto de la acción de las glándulas ya mencionadas es entonces dirigido cuando se traga a través de la faringe (la misma que figura también en el proceso respiratorio) y luego por el esófago. Estos son dos músculos ubicados a la altura de la garganta y debajo. Cuando el esófago termina, comienza el estómago, el órgano principal del proceso digestivo ya que en el se procesan la mayor parte de los nutrientes, excepto por los carbohidratos. El estómago es un órgano flexible que puede crecer muchas veces su tamaño y albergar más cantidad de comida. En él se acciona el jugo gástrico que simplifica los nutrientes y los vuelve en productos asimilables por el organismo. Inmediatamente a continuación del estómago encontramos al intestino delgado y luego el intestino grueso, ambos responsables de asimilar lo que queda de la digestión y de desechar aquello que no sea nutritivo. El trayecto final del aparato digestivo está compuesto por el recto y el ano, ambas secciones albergan a los desechos que luego la persona evacuará. Otros órganos como el hígado y el páncreas también intervienen indirectamente en este proceso digestivo.


Definición de Digestión

Del latín digestĭo, digestión es la acción y efecto de digerir. Este verbo refiere a la actividad que realiza el aparato digestivo para convertir los alimentos en sustancias que sean asimilables por el organismo.


La digestión, por lo tanto, implica la transformación de los alimentos que han sido digeridos. Los alimentos, gracias a este proceso, se convierten en sustancias más sencillas que pueden ser absorbidas por el cuerpo. Los organismos heterótrofos (como los animales) apelan a la digestión para obtener energía de la materia orgánica que ingieren, ya que la comida se transforma en minerales y nutrientes necesarios para la subsistencia.


Es importante destacar que la digestión se desarrolla a diferentes niveles: subcelular, celular y multicelular. El aparato digestivo está compuesto por diversos órganos que participan de los procesos químicos y mecánicos de la digestión. La primera etapa es mecánica (se reduce el tamaño de los alimentos), mientras que las siguientes son químicas (para preparar los alimentos para su absorción).


El proceso de alimentación, por lo tanto, se inicia con la ingestión (introducir la comida en la boca), continúa con la digestión (mecánica y química para convertir las moléculas complejas en sustancias simples), alcanza la absorción (los nutrientes pasan a los capilares linfáticos y circulatorios mediante la ósmosis) y finaliza con la excreción (se desechan los materiales no digeridos a través de la defecación).


En un sentido simbólico, la digestión está vinculada a la meditación cuidadosa de algo para entenderlo o al sufrimiento que se lleva con paciencia: “Aún no logro digerir la noticia”, “Quedarme sin empleo fue un asunto de difícil digestión”.


Partes del Aparato Digestivo


Partes del aparato digestivo


1- BOCA
2- ESÓFAGO
3- GLÁNDULAS SALIVARES
4- ESTÓMAGO
5- INTESTINO DELGADO
6- PÁNCREAS
7- HÍGADO
8- BAZO
9- INTESTINO GRUESO


Diagrama del Aparato Digestivo



Diagrama del aparato digestivo

Función

  • Ingestión

  • Digestión

  • Absorción

  • Excreción

Estructuras
básicas

boca
faringe
esófago
estómago
intestino delgado
intestino grueso



Problemas y Enfermedades del Aparato Digestivo

Las enfermedades digestivas son trastornos del aparato digestivo, que también se denomina tracto gastrointestinal.


Signos que indican un problema en el aparato digestivo


Sangrado


Es la pérdida de sangre y puede ocurrir dentro del cuerpo (interna) o por fuera de éste (externa).


Distensión


Es una afección en la que el abdomen se siente lleno y apretado y puede estar visiblemente hinchado.


Estreñimiento


Es una afección que se define como la característica de tener una deposición menos de tres veces a la semana. Con frecuencia, está asociada con heces duras o difíciles de evacuar.


Los patrones normales de las deposiciones varían ampliamente de una persona a otra. Cuando las heces son infrecuentes o requieren de un esfuerzo considerable para su evacuación, uno tiene estreñimiento.


Diarrea


Es la presencia de heces acuosas, sueltas y frecuentes. Se considera crónica cuando se ha presentado este cuadro durante más de 4 semanas. En bebés y niños puede causar deshidratación peligrosa muy rápidamente. En cambio, la diarrea en los adultos suele ser leve y desaparece de manera rápida sin complicaciones. La causa más común es una gastroenteritis viral o una gastroenteritis vírica epidémica.


Acidez gástrica


Es una sensación de ardor que generalmente proviene del esófago.

Casi todos experimentamos acidez gástrica alguna vez, pero si es frecuente y continuo, quizá indique una enfermedad de reflujo gastroesofágico.

En la digestión, cuando el alimento entra al estómago, una banda de músculos del final del esófago, cierra esa parte. Si no se cierra bien, los contenidos del estómago se devuelven hacia el esófago, a esto se llama reflujo y causa mucha acidez.


Náuseas y vómitos


Náusea es la sensación de tener la urgencia de vomitar. Vomitar es forzar los contenidos del estómago a subir a través del esófago y ser expulsados hacia afuera de la boca.

Las causas que pueden desencadenar el vómito son numerosas y van desde una migraña hasta los cálculos renales, aunque generalmente se debe a una infección gastrointestinal viral.


Dolor en el abdomen


Es el dolor que se siente en el área entre el pecho y la ingle, en la región abdominal. Es común que todas las personas padezcan alguna vez este síntoma, y la mayoría de las veces, no es causado por un problema serio de salud.

El dolor se puede originar en el estómago, la parte final del esófago, el intestino grueso y delgado, el hígado, la vesícula, el páncreas, el apéndice, los riñones o el bazo.


Problemas para deglutir


Es la sensación de que el alimento se atora en la garganta o desde el cuello hacia abajo La deglución es un acto que involucra la boca, la garganta y el esófago, que lleva el alimento hasta el estómago. Los problemas en cualquiera de estos puntos, pueden provocar dificultad para deglutir.


¿Qué es una Enfermedad Digestiva?


Se denomina así a cualquier problema de salud que ocurre en el aparato digestivo. Las afecciones pueden ir de leves a serias y comprenden un largo listado. Algunos problemas y enfermedades más comunes son:


  • Estómago: gastritis, intolerancia a la lactosa, ulcera péptica, hernia de hiato, cáncer de estómago.

  • Bilis: cáncer biliar, cálculos biliares, colecistitis y colangitis.

  • Recto o ano: fisura anal, hemorroides, proctitis, prolapso rectal, cáncer colorrectal, pólipos en el colon, síndrome del colon irritable.

  • Esófago: enfermedad del reflujo gastroesofágico (ERGE), esofagitis, estenosis (o estrechamiento) y acalasia.

  • Hígado: cáncer de hígado, hepatitis A, hepatitis B, hepatitis C, cirrosis, enfermedad de Wilson, insuficiencia hepática, coma hepático, hepatitis alcohólica y autoinmunitaria.

  • Páncreas: cáncer de páncreas, pancreatitis y pseudoquiste pancreático.

  • Intestinos: oxiuros o parásitos, úlcera duodenal, hernia inginal, duodenitis, incontinencia fecal, tenesmo, divertículosis, diverticulitis, gases, síndrome del intestino irritable, infecciones (cólera, gastroenteritis, rotavirus, salmonella, escherichia coli, adenovirus, etc.) celiaquía, enfermedad de crohn, colitis (puede ser ulcerativa, infecciosa, isquémica, de radiación, entre otras) malabsorción, síndrome del intestino corto, isquemia intestinal, obstrucción intestinal, etc.


Los exámenes de diagnóstico y pruebas para diagnosticar los problemas digestivos comprenden un amplio listado de opciones.

Vídeos Gratis
www.Santos-Catolicos.com
¡DVDs, Artículos y Libros Gratis!
FREE DVDS & VIDEOS
WATCH & DOWNLOAD ALL THE DVDS & VIDEOS FOR FREE!